Vandal

Análisis de Bloody Roar 3 (PS2)

Pablo Grandío ·
GRÁFICOS
7
SONIDO
6.5
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión PS2.
La saga se estrena en PS2
Tras una versión arcade corriendo en la placa System 246 que salió hace bastantes meses, llega al fin a nuestro país la tercera entrega de la peculiar y particular saga de lucha de Hudson Soft: Bloody Roar 3. La saga Bloody Roar comenzó hace unos años en recreativa con conversiones siempre para Playstation, y se ha caracterizado en sus tres entregas por un elemento que diferencia a este juego de los demás: Los luchadores pueden transformarse en bestias. A primera vista, Bloody Roar 3 no parece una gran opción ni un gran juego ante sus competidores y lo que nos vendrá después en el género de la lucha. Aunque sus entregas en Playstation no fueron malas, no alcanzaron las cotas de éxito y fama que alcanzó y sigue alcanzando la saga Tekken, ni gozan de la merecida fama de la saga Dead or Alive. De esta forma, Bloody Roar 3 parece no tener ninguna opción ante los dos grandes de la lucha de PS2 en la actualidad. Sin embargo, y pese a no ser una conversión PAL demasiado buena –luce unos pequeños pero aún así molestos bordes y va a 50HZ-, a medida que juguemos con Bloody Roar 3 nos daremos cuanta de que no todo es Tekken y que este juego de la compañía recientemente adquirida por Konami está lleno de acción y diversión. Empecemos pues...
Peleas bestiales
Para los que no conozcan la saga de lucha Bloody Roar, se puede resumir en apenas dos frases: Peleas en tres dimensiones entre luchadores que pueden transformarse en bestias –aumentando así en poder- a lo largo del combate. Así transcurre la lucha en Bloody Roar 3. Según nuestro luchador o el contrario vaya propinando o recibiendo golpes, una barra de energía en la parte inferior de la pantalla irá aumentando, hasta poder transformarnos en bestia. Una vez llegado al umbral “bestia” la barra podrá seguir aumentando para poder tener más poder como bestia, o para llegar al nivel de “Super Bestia”, un estado en el que nuestro personaje se transforma en bestia durante 10 segundos pero con una fuerza el doble de lo habitual, transformación tras la cual el luchador no volverá a utilizar la barra de energía en el combate, ya que desaparecerá. Cuando estemos transformados en bestia, podremos realizar un super ataque especial que consumirá toda la energía que tengamos en la barra antes mencionada, y será de mayor o menor potencia dependiendo de la cantidad de energía. Ha sido una gran idea por parte de Hudson el hacer que los luchadores comiencen el primer asalto con la posibilidad directa de transformarse en bestia: hace al juego mucho más espectacular. En cuanto al plantel de luchadores disponible, doce serán los combatientes y en una bestia diferente se transforma cada uno. Las transformaciones van acordes con la personalidad y el aspecto de cada uno de los luchadores, y en ocasiones, como la de la media bestia o el murciélago, los luchadores no variarán mucho. En otras solo conservarán las ropas, pues su cuerpo será totalmente diferente.
Estilo rápido y espectacular
El estilo de lucha de Bloody Roar es bastante rápido, con combos que pueden alargarse varios segundos y con ataques especiales espectaculares pero no “mágicos”. Los movimientos de cada luchador son bastante limitados, pues se realizan con tres botones (puñetazo, patada y llave) y el botón direccional, pero obviamente se multiplican por dos en la versión “bestia”. Los counter attack están a la orden del día, y de esa manera se consigue un estilo de lucha fluido, lleno de acción y espectacular. Además, los escenarios serán totalmente interactivos y una pared puede ayudar a propinar una buena paliza a un enemigo, si lo acorralamos contra ella. Los elementos del escenario también se verán afectados por nuestras acciones, de forma que incluso en algunos podremos abrir nuevas zonas para combatir. El modo de juego principal de Bloody Roar 3 es el modo Arcade, en el que seleccionaremos uno de los personajes, cada uno de los cuales tiene su propia historia de fondo, y combatiremos con el resto como es habitual hasta llegar al final. Tras esto está el modo Survival y el Versus, que tampoco necesitan explicación. El juego cuenta, pues, con los modos de juego típicos en un título de lucha, pero se echa en falta alguno más que alargue la vida del juego.
Buen aspecto gráfico
Gráficamente, Bloody Roar 3 no es una obra maestra pero tampoco una mediocridad. Tiene unos gráficos buenos sin más, con sus puntos fuertes y débiles. Lo que más destaca es la animación de los personajes, que es muy buena, pero luego los escenarios, pese a estar en 3D, no impresionan, y tiene algunos fallos en las texturas, y bastantes jaggies en los elementos de los escenarios. Lo mejor, los personajes, bastante bien diseñados y muy bien animados. Una crítica es la mala conversión PAL, con bandas laterales aunque pequeñas, y a 50 Hz.
Sonido con altibajos
En primer lugar, hay que destacar que algunas de las voces del juego han cambiado respecto a su versión japonesa, traduciéndolos al inglés. La música se hace notar en algunos momentos, y consta sobre todo de temas de rock, que a algunos gustarán pero a otros no. Los efectos de sonido tienen también sus más y sus menos. Algunos destacan por su calidad, otros no.
Jugabilidad sencilla pero con sus peculiaridades
Como ya dijimos antes, Bloody Roar 3 resulta fácil de controlar, ya que básicamente se utilizan 3 botones más los direccionales, y el botón para cubrirse. Sin embargo, a medida que uno avanza se hace más complicada la lucha con los rivales, tendremos que empezar a pensar un poco más nuestros movimientos y dominar las técnicas especiales para utilizarlas cuando más lo necesitemos. Tal vez el mayor defecto de este aspecto sea el número limitado de movimientos, pero al ser la acción muy rápida no se nota demasiado.
Un buen juego, mejorable
Bloody Roar 3, pese a que le hagan sombra los grandes, resulta finalmente un buen juego de lucha: Rápido, espectacular y muy divertido. Sin embargo, tiene pocos personajes, pocos movimientos y pocos modos de juego. En definitiva. Con unas mejoras aquí y allá Bloody Roar 3 podría convertirse en una muy buena opción para los amantes de la lucha. Aún así, como ya he dicho, es un buen juego recomendado para los aficionados al género.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-05-17 15:00:00
La mascota de Sega vuelve con un título entretenido, pero que queda a la sombra de su predecesor.
Análisis
2019-05-16 16:29:00
Una nueva ambientación, el brillante modo Romance y un espectacular aspecto dan un aire más elegante a la serie de estrategia y una jugabilidad todavía más profunda, compleja y completa.
Análisis
2019-05-14 08:00:00
Nos sumergimos en una interesante aventura de puzles e infiltración en la Francia medieval que hace lo que cada vez menos juegos hacen.
Análisis
2019-05-13 16:35:00
El divertido Sniper Elite V2 vuelve a plataformas actuales, remasterizado y con todo el contenido.
Análisis
2019-05-13 14:01:00
id Software y Avalanche nos traen un juego de disparos en primera persona muy divertido aunque sin el carisma suficiente como para competir con los actuales referentes del género.
Análisis
2019-05-12 10:47:00
Nos adentramos en este divertido y completo juego de rol táctico por turnos que nos ofrece, además de una mecánica absorbente, una compleja jugabilidad idea para los aficionados al género.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
Plataformas:
PS2
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Desarrollo: Hudson Soft
Producción: Hudson Soft
Distribución: Virgin
Precio: 9990
Jugadores: 1-2
Formato: 1 CD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Bloody Roar 3 para PlayStation 2

Flecha subir