Vandal

Análisis de Tyranny (PC)

Obsidian sigue demostrando su veteranía y buen hacer con el rol tradicional gracias a una nueva y absorbente aventura en la que el mal prevalece sobre el bien.
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.

¿Cuántas veces habremos salvado ya al mundo de la destrucción y de la tiranía de un gran villano que atemorizaba a toda la humanidad? Probablemente hayan sido tantas que nos resulte imposible llevar la cuenta. Sin embargo, son muchos menos los juegos que nos han permitido hacer justo lo contrario, unirnos al bando de los malos para ayudar a expandir el terror.

Esta es precisamente la premisa de Tyranny, un nuevo juego de rol de corte clásico desarrollado por Obsidian, todos unos veteranos en estas lides que el año pasado nos deleitaron y sorprendieron con el sobresaliente Pillars of Eternity, recuperando con él el estilo clásico de obras maestras como Baldur's Gate para revivir una forma de entender el género que muchos añorábamos y dábamos ya por perdida. ¿El resultado? Una compra recomendadísima para los amantes del rol más tradicional.

Decidiendo el destino del mundo

Como decimos, en Tyranny no encarnaremos al héroe de la función. Al contrario, nuestro personaje será un forjadestino del ejército del Señor Supremo Kyros, quien se las ha apañado para conquistar el mundo y someterlo bajo su yugo. A pesar de ello, una pequeña región al sur conocida como las Cotas todavía resiste, llevándonos a una cruenta guerra entre ambos bandos que tendremos que resolver.

PUBLICIDAD
El ejército de Kyros cuenta con dos facciones, aunque no son el único bando del juego. Lo que unos pueden considerar como un innecesario acto de crueldad y tiranía, otros podrían verlo como una acertada muestra de poder.
El ejército de Kyros cuenta con dos facciones, aunque no son el único bando del juego. Lo que unos pueden considerar como un innecesario acto de crueldad y tiranía, otros podrían verlo como una acertada muestra de poder.

Esta sería una sinopsis extremadamente superficial, ya que no queremos contar más de lo necesario para evitaros posibles spoilers, ya que la narrativa es uno de los puntos fuertes de esta nueva aventura. A partir de este punto, viviremos una aventura en la que nuestras decisiones y elecciones realmente importan incluso desde la propia creación de nuestro avatar.

Y no nos referimos solo a su apariencia, habilidades, estilos de juego y trasfondo (algo que cambiará considerablemente la forma en la que otros personajes se dirigirán hacia nosotros), sino también a nuestro posicionamiento y valoración dentro de las distintas facciones del ejército de Kyros y al propio estado del mundo.

Todo esto se lleva a cabo gracias al acertadísimo modo Campaña que encontraremos al final del editor de personajes, donde nos llevarán a vivir en forma de texto los tres primeros años de la conquista de las Cotas. Al más puro estilo "escoge tu propia aventura", tendremos que tomar multitud de importantísimas decisiones que modificarán considerablemente el desarrollo de nuestra partida, cambiando la situación y la historia de múltiples regiones según lo que hagamos y nuestras afiliaciones, lo que nos abrirá unos caminos y nos cerrará otros a lo largo de nuestro periplo.

Nuestras decisiones durante la campaña tendrán grandes efectos en cada una de las regiones, pudiendo cambiar por completo su aspecto y situación política.
Nuestras decisiones durante la campaña tendrán grandes efectos en cada una de las regiones, pudiendo cambiar por completo su aspecto y situación política.

Solo con esto, Obsidian ha conseguido darle a Tyranny un enorme valor rejugable, apostando claramente por ofrecer un título que relativamente corto para los estándares del género (unas 30 horas aproximadamente) pero que nos invite a pasárnoslo varias veces para descubrir todas sus ramificaciones y las formas en las que nuestras elecciones impactan en el universo del juego.

Evidentemente, estas decisiones no quedan relegadas únicamente a la creación de nuestro personaje, ya que estas serán una constante a lo largo de toda esta odisea y sus consecuencias suelen ser muy notables, por lo que la sensación que nos dejan es la de que realmente importan.

Tal y como hemos dicho hace unos pocos párrafos, la historia y la narrativa son uno de los puntos fuertes de esta aventura, ofreciéndonos todo tipo de momentos dramáticos, situaciones épicas, giros de guion y revelaciones que nos impedirán despegarnos del monitor (mucho ojo a la segunda mitad). Además, todo está genialmente escrito, dando como resultado unas conversaciones que son todo un gustazo de leer y unos personajes tan atípicos como carismáticos.

Si tuviésemos que quejarnos de algo, hemos echado de menos algo más desarrollo en el trasfondo y las personalidades de nuestros compañeros, quienes pedían a gritos una mayor implicación en la trama y sus propias misiones. Algo parecido nos ha ocurrido con el final, quedándose totalmente abierto y sin resolver casi nada en el momento más inoportuno posible.

Entrando ya en lo puramente jugable, decir que estamos ante un juego de rol de perspectiva aérea donde casi todo lo controlaremos a base de clics con el ratón y que sigue de cerca las enseñanzas de Pillars of Eternity, aunque con unas reglas mucho más simples, sencillas y directas, algo que acaba por pasarle factura a la hora de batallar, tal y como iremos viendo.

Esto es un juego de rol con todas las letras, así que preparaos para leer una ingente cantidad de textos.
Esto es un juego de rol con todas las letras, así que preparaos para leer una ingente cantidad de textos.

El sistema de combate es en "tiempo real", aunque los ataques básicos se realizan de forma automática, por lo que dependiendo del arma que empuñemos y nuestros atributos pasará más o menos tiempo entre cada golpe que ejecutemos. Como era de esperar, podremos pausar la acción siempre que queramos para dar órdenes concretas a nuestros personajes con total tranquilidad y valorando cuidadosamente la situación, algo que nos será más necesario de la cuenta por culpa de una deficiente inteligencia artificial aliada que no para de tomar decisiones inútiles y contraproducentes como se nos ocurra darle algo de libertad.

Los problemas con los combates llegan cuando nos damos cuenta de las pocas posibilidades estratégicas que ofrecen, lo que acaba por convertirlos en una experiencia tan aburrida como repetitiva. Esto se debe a varios factores, entre ellos el hecho de que se haya eliminado el fuego amigo, lo que deriva en que el posicionamiento de los personajes no importe demasiado y solo nos tengamos que preocupar de separarlos lo suficiente como para que no reciban ataques de área.

El hecho de que solo tengamos cuatro personajes en vez de seis, como suele ser habitual, tampoco ayuda demasiado y el sistema de habilidades y hechizos basados en tiempos de recarga (no hay ningún medidor de energía o maná que nos obligue a gestionar nuestros recursos) se nos ha quedado muy corto, ya que al final nos limitaremos a ejecutar nuestras técnicas conforme las vayamos recargando, por lo que no hay tanta estrategia como en un principio podría parecer.

Además de escoger la dificultad, podremos optar por un modo de muerte permanente para nuestros personajes caídos y otro en el que solo tendremos un archivo de guardado.
Además de escoger la dificultad, podremos optar por un modo de muerte permanente para nuestros personajes caídos y otro en el que solo tendremos un archivo de guardado.

Si a esto le sumamos que la variedad de enemigos es casi nula, repitiéndose los mismos tipos de combates una y otra vez, y que la IA de estos no es especialmente brillante ni sabe reaccionar adecuadamente a nuestras ofensivas, acabamos por tener un juego muy limitado y que podría haber dado mucho más de sí en este aspecto, ya que las batallas acaban por sentirse como un trámite molesto en nuestro avance y no en algo divertido y estimulante.

Por suerte, el sistema de progresión de nuestro personaje es mucho más satisfactorio, ya que aquí iremos aprendiendo habilidades y técnicas en función de nuestras decisiones y del uso que le demos a ciertas armas. De este modo, llegar a un determinado nivel de reputación con una de las facciones del juego nos recompensará con nuevas técnicas, y dependiendo de los niveles de temor o lealtad que inspiremos en nuestros compañeros también podremos desarrollar junto a ellos movimientos conjuntos que suelen ser muy devastadores.

Tampoco podemos olvidarnos de su fantástico sistema de creación de hechizos, sorprendentemente complejo y repleto de posibilidades. Para ello tendremos que conseguir unas insignias que descubriremos explorando el mundo, y partiendo de una base elemental podremos cambiar y modificar el patrón de la magia para adaptar el hechizo resultante a nuestras necesidades, desde sus efectos hasta sus propiedades, ofreciéndonos total control sobre ellos.

A medida que recibamos daño iremos sufriendo heridas que afectarán negativamente a nuestros atributos, por lo que conviene tratarlas cuanto antes.
A medida que recibamos daño iremos sufriendo heridas que afectarán negativamente a nuestros atributos, por lo que conviene tratarlas cuanto antes.

Además, cuando no estamos combatiendo, la exploración del mundo es un auténtico gustazo, ya que el universo que ha creado Obsidian para la ocasión es tan atractivo como absorbente, algo que nos animará a hablar con todos los personajes con los que nos encontremos, a leer hasta el último documento que veamos, introducirnos en cualquier sitio que nos llame la atención para ver qué secretos oculta y a descubrir todo tipo de tramas secundarias sorprendentemente bien hiladas con la principal. Y todo ello mientras seguimos una gran historia.

A nivel gráfico tenemos un título muy bien resuelto y extremadamente similar a lo visto en Pillars of Eternity (a fin de cuentas, usan el mismo motor), aunque los modelados de los personajes están algo más detallados y el estilo artístico es muy diferente, ya que aquí recorreremos un mundo oscuro y devastado por la guerra, lo que nos deja para el recuerdo algunos escenarios con diseños muy peculiares y a los que no les vendría mal algo más de detalle y animación para dotarles de algo de vida. Las animaciones tampoco son el punto fuerte del juego, aunque los diferentes efectos sí que nos han conseguido convencer tanto por su variedad como por su espectacularidad, especialmente los relacionados con los hechizos que podemos desencadenar.

El diseño artístico es realmente bueno.
El diseño artístico es realmente bueno.

Finalmente, en lo que respecta al sonido tenemos una banda sonora bastante buena y de corte épico que sabe ambientar a la perfección todas y cada una de nuestras aventuras, adaptándose de forma dinámica y con mucho acierto a los diferentes tipos de situaciones que viviremos, aunque puede llegar a resultar un tanto genérica. Los efectos también tienen un buen nivel y son variados, mientras que el doblaje, en inglés (tranquilos, los textos están genialmente traducidos al español), cuenta con interpretaciones muy profesionales, aunque por motivos obvios dada la extensión de los textos, solo escucharemos unas pocas líneas de diálogo.

Conclusiones

Tyranny es un juego de rol que cualquier amante de su vertiente más clásica debería probar. Si bien sus combates llegan a convertirse en algo demasiado aburrido y repetitivo con suma facilidad, su historia, su mundo, sus personajes, la exploración de su universo, sus altos valores rejugables y la importancia real de nuestras decisiones acaban por sobreponerse a sus defectos para dejarnos con una aventura muy recomendable y con momentos tremendamente memorables. Si todavía tenéis ganas de más rol occidental tradicional, no lo dudéis: el viaje merecerá la pena.

Hemos realizado este artículo con una copia digital que nos ha facilitado Meridiem Games.

Carlos Leiva
Colaborador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Life is Strange 2 - Análisis
Análisis
2019-12-08 16:08:00
Dontnod arriesga, alejándose del primer juego y dando un paso más al lanzar un mensaje social, en un título que emociona pero que tiene aspectos mejorables.
Halo Reach - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:17:00
Uno de los Halo con más valores de superproducción se remasteriza en Xbox One y llega por primera vez a PC con una versión que se siente más actual de lo previsible.
Darksiders: Genesis - Análisis
Análisis
2019-12-04 17:00:00
Lucha y Guerra protagonizan una divertidísima aventura repleta de acción, puzles y plataformas en su intento por detener los malvados planes de Lucifer.
Bug Fables - Análisis
Análisis
2019-12-04 10:28:00
Un simpático y sorprendente juego de rol protagonizado por insectos inspirado en Paper Mario.
Arise: A Simple Story - Análisis
Análisis
2019-12-02 15:37:00
Plataformas y puzles se dan la mano en una emotiva aventura sobre los altibajos de toda una vida.
Gylt - Análisis
Análisis
2019-11-29 10:08:00
El estudio español se estrena en Stadia con un gran homenaje al 'survival horror', sencillo pero encantador.
Género/s: RPG Occidental / Rol
PEGI +16
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
8
Producción: Paradox Interactive
Distribución: Meridiem Games
Precio: 41,99 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.09

PUNTÚA
Tyranny para Ordenador

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir