Análisis de Master of Orion (PC)

Tras varios años en el limbo y un exitoso acceso anticipado, la saga Master of Orion vuelve a los compatibles ofreciéndonos grandes y entretenidas dosis de estrategia y gestión más allá de las estrellas.
Master of Orion
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
7
SONIDO
9
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.

En el mundo del PC, pocas sagas pueden presumir de tener tamaño e ilustre linaje como el de Master of Orion. Con el permiso de Civilization, la otra gran franquicia de los títulos de estrategia -que pronto llegará con una sexta entrega-, Master of Orion, cuya primera entrega data de 1993, se ha ganado a pulso considerarse como uno de los referentes del género en PC, demostrando que en los títulos 4X -acrónimo proveniente del inglés que resume los cuatro ingredientes básicos, explore, expand, exploit y exterminate-, no hay otro rey posible.

Varios años después de su fallida tercera parte -que probó suerte intentando revitalizar un género extinto con más pena que gloria en 2003-, Wargaming y NGD Studios vuelven a intentarlo con una secuela fundacional que pretende establecer las bases para el futuro de la licencia y servir como punto de partida para una audiencia masiva.

Del pasado a la última frontera

Master of Orion, en 1993, lo cambió todo. Supuso un soplo de aire fresco, incorporó nuevas reglas, caminos jugables y opciones dentro del panorama de la estrategia, que parecía encaminada a un reiterado abuso de los mismas mecánicas de siempre. Sus secuelas, Master of Orion 2 y Master of Orion 3 tuvieron distinta suerte, y si bien la segunda parte intentó aportar un nuevo cariz a la jugabilidad, la última entrega, de 2003, llegó demasiado tarde en un género que por aquel entonces ya agonizaba.

PUBLICIDAD
La conquista del universo, y del sistema Orion, una vez más será el objetivo de todo.
La conquista del universo, y del sistema Orion, una vez más será el objetivo de todo.

Los tiempos cambian. Master of Orion , tras una breve temporada en Early Access en Steam -en la que se ha granjeado bastante éxito y ha despertado el interés de la comunidad-, vuelve a nosotros con una difícil papeleta. Por una parte, busca ser algo más que un simple remake del venerado título original, y por otra, funcionar como un relanzamiento de la saga manteniendo casi todos los elementos jugables que triunfaron en su época. De hecho, es casi como viajar al pasado más remoto y ver que tanto la estructura como las razas, el argumento o la mitología que encerraba el vetusto título de PC, siguen ahí.

En el nuevo videojuego de Wargaming y NGD Studios se nos volverán a presentar las diez razas clásicas del título original. Diez facciones diferentes, con su propia idiosincracia que van desde los altivos hombres-pájaro alkari a los brutos y recios bulrathi, pasando por los humanos, los insectos del imperio klackon, o los tecnológicos meklar, los reptilianos sakkra o los felinos marrshan entre otros. La principal novedad es la inclusión de una facción disidente humana, los terrans, más belicosos y aguerridos. Como suele habitual -y aquí no os descubrimos nada nuevo-, cada facción tiene sus propias características, incorporando beneficios únicos y desventajas, que modificarán enormemente las vicisitudes y el desarrollo de la partida. En cualquier caso, y si en vistas del amplio catálogo de especies ninguna termina de gustarnos, siempre podemos jugárnosla a crear una desde cero, modificando determinados aspectos y parámetros en una compleja red de opciones que poco o nada tienen que envidiar a la de la creación de un personaje en un juego de rol de papel y lápiz, y en la que repartiremos y restaremos puntos al gusto.

La variedad de razas es loable, ofreciendo algunos diseños clásicos muy bien adaptados a los nuevos tiempos.
La variedad de razas es loable, ofreciendo algunos diseños clásicos muy bien adaptados a los nuevos tiempos.

Una vez tenemos nuestra raza definida, Master of Orion desvela ante el jugador su principal esquema jugable. Los inicios son difíciles, y tras salir de nuestro planeta natal, deberemos ir conquistando planetas, sistemas y puestos de avanzada poco a poco, mientras buscamos el equilibrio político, social y económico en los numerosos lugares en los que atracamos. Es normal sentirse un poco abrumado en estos momentos, pero gracias a una ayuda activa y a una serie de tutoriales que podemos probar por nuestra cuenta, la curva de dificultad se hace menos severa que en otros juegos similares -como Stellaris-.

No hay que dejarse engañar por lo enorme del concepto: Master of Orion es un título que basa gran parte de su base estratégica en la correcta gestión de recursos en función de los elementos de cada planeta. ¿Apostamos por ir convirtiendo los planetas que visitamos en pequeñas fuentes de alimento? ¿Y si nos dedicamos a la industria más salvaje para cimentar así la construcción y favorecer nuestra expansión? Las opciones, al igual que en otros videojuegos del género, son muchas. Y creednos: un error de cálculo o una acción por impulso pueden hacernos perder tiempo y dinero, alejándonos de la victoria en la conquista espacial.

El combate en ‘Master of Orion’ funciona bastante bien, y presenta una alternativa llena de acción a la diplomacia o la gestión.
El combate en ‘Master of Orion’ funciona bastante bien, y presenta una alternativa llena de acción a la diplomacia o la gestión.

Pero no todo es cuestión de recursos. En Master of Orion, siguiendo los dictámenes del género, también podemos enfocar la partida hacia la victoria por superioridad tecnológica, militar o económica, tejiendo redes que favorezcan el escenario que hemos planeado para la supremacía de nuestra raza. Una vez más, tenemos distintas opciones sobre el papel, que reflejarán nuestro estilo de juego. ¿Preferimos anexionar sistemas a golpe de flota estelar y aniquilación? ¿Y si establecemos una compleja red diplomática de alianzas y uniones comerciales antes de entrar en conflicto?

No hay una regla básica o estándar, y tampoco existe un camino rápido, y todas las opciones o condiciones de victoria, de una forma u otra requieren de tiempo y paciencia -como pasa en Civilization-. En estas lindes cabe cada jugador presentará una gestión económica o tecnológica distinta, y claro está, los resultados variarán según la raza que hayamos escogido, por lo que repetimos, es vital escoger una facción que se amolde a nuestro estilo de juego y no dejarnos guiar únicamente por el aspecto físico o su estética. Desgraciadamente, en ocasiones, acaba por resultar más anárquico y simple de lo que aparenta ser. Las situaciones pueden hacerse repetitivas, y las soluciones diplomáticas, por culpa de una inteligencia artificial un tanto obcecada y belicosa, acaban invitándonos a desencadenar la enésima guerra pese a nuestros esfuerzos de entendimiento.

Por suerte, cuando toca sacar la flota para hacer frente al enemigo, el título de Wargaming se comporta bien, y pese a que el control puede parecer poco exacto en un primer momento, en batallas especiales, Master of Orion ofrece intercambios de golpes y cañonazos entre naves, escuadras de cazas y fragatas como si un título de RTS se tratase. Y teniendo en cuenta que hablamos de un videojuego que presenta muchísimas horas de texto, menús y situaciones que se resuelven a golpe de interfaz, se agradece. En cualquier caso, cabe también destacar que el título presenta una resolución automática de batallas por si no queremos perder el tiempo y centrarnos en lo que verdaderamente importa.

Un reparto de voces y un estilo artístico acertado

Master of Orion es un videojuego que cumple con todos los parámetros habituales de los videojuegos de estrategia ambientados en el espacio. Tendremos una interfaz sobria, casi elegante, de tonos fríos y muy agradable a la vista. Un universo sencillo, quizás un poco monótono, pero funcional. Pero de todo, quizás lo más destacable, sea la acertada decisión de ser muy respetuoso con el estilo visual y el diseño de las criaturas de las primeras entregas, guardando ese aspecto extraño, casi inocente, que en su día nos mostraron en el clásico de PC. No exige demasiado a nivel técnico -el juego puede funcionar de manera correcta en la mayoría de los equipos, incluso presentando gráficos en tres dimensiones-.

 1

En lo que sí creemos que destaca sobremanera, es en el apartado sonoro. La banda sonora del videojuego de Wargaming y NGD Studios es superior, casi perfecta, con una serie de piezas orquestadas por el compositor de la banda sonora original. Es tan buena, que una vez terminemos nuestra partida, nos sorprenderemos a nosotros mismos tarareando algún que otro corte. En el mismo ámbito rayan las estupendas voces del doblaje original. Master of Orion cuenta con un elenco de actores muy conocidos en el ámbito del videojuego, como Nolan North o Troy Baker, al que se le suman personalidades como Alan Tudyk o incluso el mismísimo Mark Hamill. El juego, está traducido al castellano.

Conclusiones finales

Master of Orion es un notable y completo intento dentro del género 4X. Una sólida vuelta a las raíces de un clásico, que además, intenta parecer fresco y actual con una serie de ajustes que lo pueden llegar a hacer muy atractivo de cara a las nuevas audiencias. De esta forma, tanto veteranos como neófitos, se sentirán muy cómodos con su propuesta de estrategia y gestión, accesible y profunda al mismo tiempo. Sí, quizás no ofrezca nada nuevo, y puede que existan alternativas mejores -Stellaris-, pero Master of Orion es un videojuego completo, entretenido, que nos devuelve el eco, lejano y brillante, de una época pasada que parece volver a nosotros.

Hemos analizado Master of Orion para PC gracias a un código digital descargable a través de Steam facilitado por Wargaming.

Alberto González
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

The Wonderful 101: Remastered - Análisis
Análisis
2020-05-26 12:41:53
Una de las grandes joyas de PlatinumGames recibe su merecida segunda oportunidad con una remasterización que podría haber estado mucho más trabajada, pero que mantiene toda su diversión y épica intactas.
A Fold Apart - Análisis
Análisis
2020-05-26 08:55:00
Puzles bastante originales en un título muy peculiar que narra las vivencias de una relación a distancia.
Golf With Your Friends - Análisis
Análisis
2020-05-25 13:40:00
Lánzate a los circuitos más locos y compite contra amigos y extraños en este divertido título que también falla en algunas cosas muy básicas.
Neversong - Análisis
Análisis
2020-05-24 17:35:00
Una peculiar aventura 2D con pequeñas dosis de plataformas, puzles y acción que destaca por el ambiente y su historia.
Minecraft Dungeons - Análisis
Análisis
2020-05-23 13:45:00
Mojang falla al intentar llevar el universo de Minecraft al género del rol de acción: ni conserva el espíritu del primero ni los atractivos sistemas del segundo.
Maneater - Análisis
Análisis
2020-05-22 12:12:00
Conviértete en un tiburón ansioso de sangre y mutado genéticamente para sembrar el pánico tanto dentro como fuera del agua.
PEGI +7
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Master of Orion para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir