Análisis de Hospital Tycoon (PC)

Trata de sanar al mayor número de enfermos posibles mientras consigues que los empleados de tu divertido hospital no se maten entre sí.
Hospital Tycoon
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PC.

Convertirnos en los gerentes de un alocado hospital con el que enriquecernos mientras hacemos felices a nuestros pacientes sanando diligentemente sus afecciones es algo que no todos los días se ve en el mundo del videojuego. Tras el lanzamiento del clásico título de gestión de hospitales, Theme Hospital, pocas veces hemos visto un juego de este estilo que combine de forma tan acertada el humor con los ingredientes clásicos de la estrategia. En el caso de esta creación de Codemasters, nos encontraremos ante un juego de corte similar al citado clásico de Bullfrog en el que se relegará a un segundo plano todo lo referente a la estrategia y gestión para centrarse más en las relaciones entre nuestros empleados como si de un nuevo Los Sims se tratara. El problema, como veremos a continuación, es que el resultado final no es tan satisfactorio como cabría esperar.

Poca estrategia
Nuestro objetivo en Hospital Tycoon consiste lógicamente en crear las infraestructuras necesarias para dar cabida a la gran cantidad de pacientes que llegarán a nuestro centro para después sanarles mediante novedosos métodos curativos. Para tal efecto, tendremos el control total a la hora de comprar el mobiliario y las distintas salas de las que se compondrá el juego, aunque ya en este punto nos encontraremos con uno de sus principales fallos. Las opciones que se nos darán no resultan lo suficientemente variadas como para dar la sensación de que nosotros somos los que dirigimos el hospital, impidiéndonos incluso que seamos nosotros los que decidamos el tamaño de cada una de nuestras salas hospitalarias.

Así pues, si queremos una farmacia nos tendremos que conformar con las dimensiones básicas de dicha sala que ya el juego ha establecido, como también ocurrirá lo mismo con las consultas, servicios, sala de descanso, o centro de investigaciones. Este hecho, aunque en principio pueda parecer un fallo nimio, resta un gran atractivo al juego puesto que no podremos diseñar el hospital como a nosotros nos apetezca, sino que tendremos que adaptarnos a las dimensiones del recinto para emparejar las distintas salas "prefabricadas" de la mejor forma posible. En títulos como el citado Theme Hospital, por ejemplo, nosotros podíamos crear una sala pequeña con diverso instrumental médico, y luego crear otra más grande del mismo tipo con más equipamiento para tratar los males más graves.

PUBLICIDAD

En este sentido, la mayoría de elementos relacionados con la gestión han desaparecido a costa de potenciar las relaciones personales entre nuestros empleados, lo que nos deja con un título muy poco estratégico: no manejamos ningún aspecto relacionado con las finanzas, no controlamos los movimientos de nuestros empleados, ni podemos tan siquiera escoger el tipo de enfermedades a investigar en los laboratorios. Simplemente nos dedicaremos a comprar el mobiliario y las salas en las que lo situaremos, ya que cada elemento debe ir en la sala correcta, obteniendo el dinero tras curar las distintas enfermedades que el juego nos presenta (otra forma sería mediante la venta de cafés o refrescos en las máquinas expendedoras).

Con respecto a este último punto, como decíamos, nosotros no tendremos el control sobre ninguno de nuestros empleados, lo que hará que toda la acción se nos presente como una película algo interactiva: los pacientes llegarán a nuestro centro, pasarán por recepción, se sentarán y entrarán en la consulta. Si la enfermedad que padecen ha sido investigada y tenemos los elementos necesarios para tratarla, se dirigirán a dichas zonas y serán sanados previo pago; si no disponemos de los recursos necesarios, o ni tan siquiera somos capaces de averiguar la dolencia que padecen, los pacientes se dirigirán a otro tipo de salas, como el centro de investigación, donde se nos mostrará el tipo de enfermedad y las opciones que tenemos para tratarla. A partir de ese punto, deberemos actuar en consonancia comprando lo necesario para poder seguir tratando a los pacientes que padezcan estas enfermedades.

Hasta aquí nos encontramos con los pocos elementos que pueden considerarse estratégicos. En este caso, como resaltábamos con anterioridad, en Hospital Tycoon se han potenciado más las relaciones personales entre nuestros empleados, dando la sensación de estar ante un nuevo Los Sims pero ambientado en un centro sanitario. Como siempre, nos encontraremos con una serie de individuos que deberemos contratar teniendo en cuenta aspectos como su experiencia o lo activos que resultan. Dependiendo de estas decisiones, nos encontraremos con médicos que resolverán con suma facilidad cualquier tipo de caso a costa en ocasiones de cansarse excesivamente rápido, con otros que pese a no ser muy experimentados se mostrarán insistentes a la hora de desempeñar sus funciones, lo que hará que se cansen muchísimo menos que otros empleados.

Aparte, entre nuestros empleados puede surgir el amor, lazos de amistad, o lógicamente también la enemistad. Nosotros tendremos que velar por que las relaciones en nuestro centro sean óptimas para que todos nuestros empleados realicen sus funciones de forma correcta, ya que el odio y las peleas pueden derivarse en un descontrol total en nuestro hospital, dejándose de lado nuestra tarea principal que por supuesto es la de atender a los enfermos. En ese sentido, como suele ser habitual, el mantener contentos y descansados a nuestros empleados, que tendrán su propia personalidad, será vital, por lo que nunca pueden faltar las salas de recreo en nuestro hospital.

En lo referente al control de este tipo de situaciones, de nuevo nos encontraremos con algo similar a lo visto en el clásico de Maxis. Tras seleccionar a uno de nuestros empleados, al pinchar sobre el personaje con el que queremos interactuar nos saldrá un sencillo y claro menú con varias acciones como charlar, gastar bromas, etc. Dependiendo de la personalidad de cada individuo, y también del trato ya mantenido con el personaje con el que interactúa, las reacciones variarán notablemente, por lo que podemos disfrutar de una interesante charla médica, o ver como terminan enzarzados en una intensa pelea. Del mismo modo, esta claridad en la interfaz de usuario en relación con este tipo de acciones se mantiene intacta en cuanto a la gestión de nuestro centro hospitalario ya que el contratar al personal, o el comprar y distribuir todo el mobiliario, son acciones que llevaremos a cabo con suma facilidad, algo muy de agradecer en este tipo de juegos.

Otro aspecto que destaca en el juego es el alto grado de humor con el que se nos presentará toda la acción. Así pues, como si de una telenovela barata se tratara, en el modo de juego principal se nos irán presentando una serie de misiones con unos objetivos claros que deberemos completar para pasar de nivel. En este caso, nuestros progresos en el hospital no quedarán registrados entre misión y misión, por lo que todos los avances realizados o las salas creadas no se mantendrán en sucesivas misiones. Si decidimos que queremos diseñar y mantener un hospital con todo lo que ello conlleva, podremos disfrutar del juego personalizado.

Pero siguiendo con la vertiente de juego individual, como decíamos todo se nos presentará como si fuera una serie de televisión, con médicos mujeriegos, imponentes enfermeras, y recepcionistas con muy malas pulgas. Entre misión y misión se nos mostrarán simpáticas secuencias, acompañadas de una música también muy del estilo televisivo, en las que tendremos la oportunidad de reírnos con el diseño de todos los personajes del juego y sus formas de actuar mientras se nos narran los objetivos a superar. Como decíamos, nosotros tendremos que mantener la paz en nuestro centro mientras perfeccionamos las instalaciones con todo tipo de maquinaria sanitaria, y hacemos más cómoda y bonita la estancia de los pacientes con diversos elementos decorativos.

En líneas generales, Hospital Tycoon muestra un buen acabado gráfico, con un escenario bien detallado y colorista en el que nos encontraremos a toda una serie de personajes variopintos sufriendo también unas no menos extrañas enfermedades. De este modo, no será nada raro ver a gente con la cabeza a punto de estallar, enfermos con terribles catarros, u otros bajo el mal de la licantropía. Nuestros médicos y personal sanitario desempeñarán con gracia su oficio usando todo tipo de extraños artilugios para curar a los enfermos, aunque en este caso en ocasiones nos encontraremos con una excesiva repetición de rutinas de trabajo, lo que unido a un acompañamiento musical también muy pesado, hacen que se combinen elementos bastante interesantes y divertidos como el diseño artístico, con otros que sin duda llegarán incluso a ponernos de los nervios como los gritos que emitirán los pacientes incesantemente durante su estancia en nuestro hospital.

En definitiva, como vemos estamos ante un buen título de relaciones personales que toma como base la mecánica de Los Sims para presentarnos una serie de situaciones bastante cómicas en un gran centro sanitario. El problema es que como juego de estrategia y gestión, que es lo que muchos esperan encontrar, resulta bastante pobre en todos los sentidos. Como hemos comentado a lo largo de este análisis, nadie debe esperar encontrarse con un título complejo a nivel de opciones puesto que toda la parte estratégica se ha reducido considerablemente para enfocar toda la acción en las relaciones entre nuestros empleados, lo que tampoco llega a llenar tanto ya que al final también serán situaciones algo aburridas y un tanto simples. Además, el hecho de no poder controlar todas las tareas o gestiones en el hospital hacen que todo el buen trabajo llevado a cabo a nivel técnico se eche por tierra, ya que al final nadie tendrá la sensación de estar controlando un hospital, que sería lo esperado en un título de este estilo, sino que se quedará con la sensación de haber visto una telenovela interactiva que toma como escenario principal un idílico centro hospitalario.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
PEGI +3
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6.5
  • Fecha de lanzamiento: 20/6/2007
  • Desarrollo: Deep Red Games
  • Producción: Codemasters
  • Precio: 44,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: PC DVD
  • Textos: Español
  • Voces: ---
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Hospital Tycoon para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir