Vandal

Análisis de Hard to be a God (PC)

El rol y la literatura se dan la mano en este nuevo título de Akella basado en la novela ‘Qué difícil es ser Dios’.
·
GRÁFICOS
6.6
SONIDO
6
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
6.8
Análisis de versión PC.


A todo esto debemos sumar también el equipamiento defensivo que podremos usar, y que de nuevo modificará en cierto modo nuestra forma de afrontar las batallas siempre dependiendo de las características de cada objeto. Pero sin duda, uno de los elementos más interesantes y originales del juego lo encontraremos en los disfraces. Y es que nada más iniciar la partida y adentrarnos por primera vez en el inventario de nuestro héroe, nos daremos cuenta de la importancia que se le ha dado al vestuario. Esto es así porque dependiendo de las personas con las que vayamos a tratar, nuestro vestuario influirá de forma considerable en el trato que muestren hacia nosotros. De este modo, si tenemos que adentrarnos en un campamento bandido y no queremos combatir contra varios rivales por cada paso que demos, podemos perfectamente optar por vestirnos como nuestros rivales y pasar así desapercibidos. Por lo tanto, ésta se trata de una de las opciones jugables más interesantes del título no sólo por el hecho de modificar el desarrollo de determinadas misiones, sino también por cómo influirán este tipo de decisiones en los diálogos o el trato con otros personajes.

En relación a la interacción con el resto de habitantes de Arkanar, Hard to be a God destaca por permitirnos hablar con la mayoría de personajes del juego, y contar en determinadas ocasiones, aunque no demasiadas, con la posibilidad de modificar el devenir de la historia escogiendo diversos caminos en los diálogos. Por supuesto, aparte de la misión principal, en el juego nos encontraremos con diversas tareas secundarias que nos permitirán vivir aventuras en muchos casos francamente buenas. Además, son este tipo de misiones las que nos permitirán explorar con más detalle el mundo de Arkanar y conocer a sus peculiares habitantes. Sin embargo, todos estos elementos no son capaces de dotar al juego de un desarrollo de la acción lo suficientemente atractivo como para mantenernos pegados al juego durante muchas horas seguidas.



Principalmente por la poca gama de opciones de personalización de nuestro avatar, como ya comentábamos anteriormente, y sobre todo por el sistema de combates del juego, que pese a no ser malo, tampoco supondrá un reto excesivamente complejo para los más avezados en el género. Sí, dependiendo del arma escogida y de las habilidades desarrolladas nuestros ataques variarán; pero al final prácticamente todas las batallas se convertirán en un simple juego de machacar botones. Para colmo, el juego no resulta fácil, y en más de una ocasión deberemos pasar un buen rato eliminando a enemigos menores para lograr el nivel necesario para superar los desafíos más difíciles.



En busca de la libertad

Otro de los elementos más llamativos en Hard to be a God lo encontramos en las grandes dimensiones de Arkanar y la posibilidad de recorrer este reino con un notable grado de libertad. En este caso, el mundo se encuentra dividido en zonas de lo más variadas como bosques, ciudades, entornos agrícolas, etc., que podremos visitar conforme el devenir de la historia nos permita acceder a dichos territorios. Para recorrer las largas distancias existentes entre todos estos entornos podemos optar por la vía rápida, que es usar los viajes directos mediante el mapa, o montar sobre un caballo y avanzar a trote por estos, en ocasiones, bonitos escenarios. En este último caso, además, tenemos que tener en cuenta que podremos asestar golpes a los enemigos mientras nos encontramos a lomos del caballo, aunque bien es cierto que corremos el peligro de que maten a nuestra montura, resultando muy caro reparar el daño.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Análisis
2019-08-14 11:59:04
Un entretenido y simpático juego tipo party con múltiples minijuegos y tableros, muy recomendable para disfrutar con la familia y los amigos.
Género/s: Rol
PEGI +12
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
Fecha de lanzamiento: Febrero 2008
Desarrollo: Burut
Producción: Akella
Distribución: Nobilis Ibérica
Jugadores: 1
Formato: PC DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA
Hard to be a God para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir