Análisis de Codename Panzers: Cold War (PC)

El tiempo de las conspiraciones y oscuras tramas políticas ha terminado. El telón de acero ha caído dando paso a una devastadora guerra entre la URSS y la OTAN.
Codename Panzers: Cold War
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.7
SONIDO
7.8
NOTA
7.6
DIVERSIÓN
7.6
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PC.

Con más retraso del esperado inicialmente, por fin llega a las tiendas el nuevo juego de estrategia de Stormregion para compatibles. Continuación directa de las dos entregas de la saga Codename Panzers aparecidas hasta la fecha, en esta ocasión los desarrolladores han abandonado la Segunda Guerra Mundial para sumergirnos en plena Guerra Fría; o al menos lo era hasta que un incidente entre las fuerzas Soviéticas y la OTAN en el aeropuerto de Tempelhoff, en Berlín, desencadena un conflicto armado que, huelga remarcar, nunca llegó a producirse (no al menos de forma directa, ya que ambos bando sí lucharon indirectamente en diversos frentes).

Nuevo conflicto, misma jugabilidad

Pese al cambio de ambientación, como ya os contamos en las primeras impresiones del juego, poco varía en este Cold War la fórmula jugable establecida por Stormregion años atrás. Esto significa que de nuevo vamos a encontrarnos con un título de estrategia en tiempo real basado en los combates entre pequeños contingentes de unidades en el que, lógicamente, deberemos aprovechar al máximo las habilidades y características propias de las mismas para salir victoriosos de los enfrentamientos en los que nos veremos inmersos. En este sentido, como otros tantos títulos de estrategia, aquí se abandona casi por completo la gestión de recursos y la construcción de centros de operaciones puesto que como decimos, todo girará en torno a los combates.

Así pues, al inicio de cada misión se nos ofrecerá a una serie de tropas de combate predefinidas a las que podremos sumar otras que habremos pagado con los recursos obtenidos en misiones anteriores. Al respecto, hay que resaltar que estas tropas adicionales estarán compuestas por todas nuestras unidades que hayan sobrevivido con anterioridad, manteniendo el nivel de experiencia adquirido en el campo de batalla. Y éste es un detalle importante puesto que su efectividad mejorará sustancialmente, facilitándonos mucho las cosas en algunos de los momentos más extremos del juego cuando por ejemplo debamos sobrevivir durante un tiempo concreto a una terrible ofensiva enemiga, o tengamos que tomar una posición fuertemente defensiva con escasos efectivos.

PUBLICIDAD

Por otro lado, aunque como decíamos anteriormente el juego estará muy centrado en los combates, también tendremos ocasión de adquirir nuevas unidades en el transcurso de las partidas. En este caso, muchos de los escenarios por los que nos moveremos presentarán diversos puntos de interés que deberemos conquistar para obtener beneficios como un mayor número de puntos de prestigio (se nos irán otorgando periódicamente y por cumplir objetivos), la posibilidad de tener una visión global del campo de batalla gracias a los radares; opción a lanzar ataques de artillería desde zonas estratégicas y, como decíamos antes, solicitar la llegada de refuerzos (previo pago de puntos de prestigio), siempre teniendo claro que nuestro ejército no crecerá de forma notable; básicamente tendremos esta opción para recuperar a las tropas perdidas en combate.

La inclusión de estas zonas de interés dota al juego de un interesante componente estratégico ya que en muchos casos la toma de las mismas será una decisión personal de nosotros y no un imperativo de la misión en sí. Aunque lógicamente hacernos con estas zonas, que en muchos casos estarán fuertemente protegidas, nos ofrecerá otro tipo de ventajas como, por ejemplo, evitar que los enemigos puedan solicitar refuerzos (cortamos sus comunicaciones con su base de operaciones). En este sentido, el desarrollo de las misiones resulta de lo más atractivo ya que disfrutaremos de batallas en las que únicamente usaremos a las unidades de infantería y de forma marginal a algún que otro blindado, para luego adentrarnos en conflictos más devastadores en los que los carros de combate protagonizarán la mayoría de enfrentamientos. Además, como decimos, en muchos casos habrá diferentes formas de afrontar las misiones, algo que nos da la sensación de mayor libertad a la hora de comandar a las tropas.

El mayor problema, sin embargo, radica en que al final, la mayoría de contiendas se superarán creando un importante contingente de carros de combate, quedando relegadas a un segundo plano las tropas de infantería, que aún así poseen un papel importante en el desarrollo de las batallas. No por nada, podremos usar diferentes elementos del entorno como las trincheras, barreras, muros y edificios para guarecerlas del fuego enemigo, convirtiéndose así en molestos obstáculos para los blindados enemigos. Del mismo modo, en determinadas misiones, las habilidades de tropas como los ingenieros, con la capacidad de plantar barreras para obstaculizar a la infantería enemiga o poner minas; los médicos, que sanarán a otras unidades, o los propios ingenieros, que podrán crear un puesto de reparaciones para reabastecer de munición a los vehículos y repararlos dan una buena muestra del empeño por parte de los desarrolladores de no dejar caer en el olvido a la infantería.

 1

No por nada, como decíamos anteriormente, habrá misiones protagonizadas exclusivamente por nuestras unidades de infantería; misiones en las que dependiendo del entorno por el que nos movamos –zonas urbanas, grandes espacios abiertos, etc.- deberemos adaptarnos a las circunstancias del combate. De este modo, en ciudades y pueblos nuestras tropas tendrán que andar constantemente protegiéndose en el interior de los edificios para evitar caer a las primeras de cambio bajo el fuego de los tanques enemigos o los francotiradores, que por supuesto estarán ocultos en los edificios; mientras que en zonas abiertas el empleo de las unidades de infiltración, con los francotiradores a la cabeza, se torna vital para evitar caer en emboscadas.

Pero aún con todo esto, al final, el peso de la acción se lo llevarán los carros de combate ya que conformar un buen grupo de estos nos asegura una victoria aplastante sobre los enemigos. Eso sí, al menos, los desarrolladores han sido inteligentes a la hora de diseñar muchas de las misiones del juego ya que, por mucho que queramos, no siempre podremos crear este tipo de caravanas de blindados, ya sea porque no hay opción de pedir refuerzos, o porque para acceder a determinadas zonas del entorno (puede haber zonas rodeadas por agua) antes tendremos que haber realizado diversas tareas sin el apoyo de los blindados.

Y ya que hablamos de los blindados, hay que destacar el empleo de las diversas habilidades especiales con las que contarán nuestras tropas (algo que ya comentábamos antes relacionado con la infantería), ya que gracias a las mismas el desarrollo de los combates puede variar considerablemente, permitiéndonos alzarnos con la victoria si jugamos bien nuestras cartas. De este modo, por ejemplo, nuestros blindados podrán adaptarse a las condiciones de la contienda en tiempo real aplicando sobre los mismos diversas mejoras como un mayor blindaje, que como contrapartida reduce su potencia de ataque, o viceversa; mejorar su ataque a costa de perder eficacia en su defensa. También podremos mejorar su índice de camuflaje, para que los enemigos lo tengan más difíciles a la hora de detectarles, o instalar lanzallamas para que combatan contra la infantería de una forma más eficiente. Por otro lado, también contaremos con apoyo aéreo (podemos atacar objetivos marcados o explorar zonas del escenario), y la posibilidad de realizar envíos de tropas a través de algunas de las instalaciones que conquistaremos en el campo de batalla (podemos ordenar el despliegue de un tanque o paracaidistas tras las líneas enemigas, por ejemplo).

 2

Esto nos deja con un título de estrategia de lo más intenso ya que desde el primer instante nos veremos envueltos en constantes escaramuzas, algo que se potencia en algunas de las misiones que presenta la campaña de Cold War en las que tendremos que acumular más puntos que el ejército contrario conquistando puntos de interés y masacrando a los enemigos. Y aunque antes indicábamos que el poseer un gran contingente de tanques ya nos daba una gran ventaja sobre los enemigos, no es menos cierto que en los niveles de dificultad más elevados, y a través de las partidas en línea, el usar con cabeza a todas las tropas resulta vital para salir con vida de las batallas. Por eso, aunque se le puede achacar que al final la mayoría de acciones se resolverán de forma similar, no dándonos esa libertad que ofrecen otros títulos de estrategia de corte similar, y puede ser algo repetitivo a la larga, el resultado final no deja de ser tremendamente divertido y desafiante (la curva de dificultad está muy bien planteada).

También ayuda mucho la buena inteligencia artificial que presentan nuestros enemigos y aliados, que responderán de forma eficiente al desarrollo de los combates y a nuestras órdenes, aunque en algunas ocasiones nos encontraremos con alguna que otra situación que no estará bien resulta por la inteligencia artificial. Valgan como ejemplo esos enemigos que nos atacarán si nos acercamos a los mismos pero que, en caso de salir huyendo porque nos están machacando, se replegarán hasta volver a su posición anterior (lo lógico sería que nos siguieran hasta poner fin a nuestra vida).

 3

En cuanto al apartado técnico, Codename Panzers: Cold War muestra un acabado francamente bueno, con unos escenarios de grandes dimensiones y notablemente detallados que destacarán por el altísimo grado de interacción que presentarán. En este caso, para que os hagáis una idea, podemos derribar a bombazos cualquier edificio o estructura que encontremos a nuestro paso, viendo como además estos elementos reaccionan de forma realista (una gran grúa puede caer sobre un bloque de edificios y derribarlos, o un helicóptero en caída libre causar graves daños sobre una vivienda). Igualmente, nuestros tanques aplastarán cualquier elemento del entorno que se cruce en su camino, con detalles tan destacables como las chispas que saltarán cuando los postes del tendido eléctrico caigan frente a nosotros.

Los efectos de luces y partículas también rayan a un nivel altísimo, destacando éstos por su realismo y espectacularidad. Así, efectos como las explosiones, que lanzarán un fogonazo de luz que salpicará a todo el entorno para seguidamente dejar una gran e intensa columna de humo sobre la zona, resultan increíbles, del mismo modo que los efectos climatológicos como las lluvias torrenciales o las intensas nevadas que reducirán considerablemente la visibilidad en el campo de batalla. Todos estos elementos muestran el gran potencial que ofrece el motor gráfico Gepard 3 desarrollado por Stormregion que, tal vez, peca de una falta de detalle en las unidades de combate, aunque éstas siguen estando a un muy buen nivel. También el juego resulta exigente en sus requisitos, sobre todo si queremos disfrutar de la acción con el máximo nivel de detalle. De todos modos, los usuarios con equipos de gama media disfrutarán del juego sin mayores problemas con un buen nivel de detalle.

A nivel sonoro, el juego ofrece un resultado más irregular. Por un lado, la contundencia de las explosiones, los disparos, y el rugir de los tanques resulta fantástica, pero aquí se echa de menos un mejor acompañamiento musical, algo discreto en líneas generales, aunque cuenta con melodías bastante acertadas, y la falta de voces durante el transcurso de las partidas (los diálogos entre soldados y nuestros objetivos se presentan a través de diálogos escritos). Los textos, eso sí, han sido traducidos al castellano.

 4

En definitiva, Codename Panzers: Cold War se trata de un muy buen juego de estrategia en tiempo real que no muestra deficiencias en ninguno de sus apartados pero que tampoco ofrece nada que no hayamos visto antes. Por eso, aunque disfrutar de la intensa acción que ofrece el juego resulta de lo más gratificante, en todo momento no dejaremos de pensar que ese tipo de situaciones ya las hemos vivido con anterioridad, algo que pesará sobre todo en los más veteranos en el género. Aún así, al precio al que ha sido distribuido en nuestro país (19,95 euros) se trata de una compra más que recomendable tanto para aficionados a la estrategia como para todos aquellos que quieran dar el primer paso al género.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Rainbow Six Extraction - Análisis
Rainbow Six Extraction - Análisis
Análisis
2022-01-24 19:18:00
En la fiebre del género, Ubisoft nos trae su propia propuesta en la que coge elementos de Rainbow Six Siege dándonos una fórmula divertida pero que no destaca en nada.
Blackwind - Análisis
Blackwind - Análisis
Análisis
2022-01-24 09:47:00
Acción y aventura en un shooter arcade que no tiene miedo a introducir pequeños puzles y exploración.
Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Género/s: Estrategia
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.6
  • Fecha de lanzamiento: 13/3/2009
  • Desarrollo: Stormregion
  • Producción: Atari
  • Distribución: Atari
  • Precio: 19,95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: 1 PC DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Competitivo
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Codename Panzers: Cold War para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir