Análisis de Solatorobo: Red the Hunter (NDS)

Surca los cielos, vive una gran aventura, y salva este mundo bucólico con el intrépido Red Savarin y su robot Dahak.
Solatorobo: Red the Hunter
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión NDS.

Lo cierto es que es muy probable que Solatorobo: Red the Hunter pase desapercibido entre el gran público, porque su nombre puede ser un poco raro, pero sería una pena porque se esconde la que se ha considerado como la continuación espiritual del mítico Tail Concerto, un juego de aventuras que se lanzó en 1998 en Japón para la consola PlayStation y que rápidamente se hizo un hueco en múltiples colecciones de importadores. En 1999 Bandai se decidió a distribuirlo en Europa. Representó uno de los primeros juegos del estudio CyberConnect2 (conocido entonces todavía sin ese número en su nombre), quienes han firmado también la saga .hack, y una buena cantidad de juegos de Naruto, incluyendo el venidero Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Generation.

Este título que ahora nos ocupa tiene ciertos puntos en común con ese Tail Concerto, como la presencia de mechas, es decir, robots pilotados, o que los personajes protagonistas sean perros y gatos antropomórficos. Dicho de otra manera, sus personajes pueden recordarnos a una línea estética clásica de los dibujos que puede despertar muchas nostalgias. Y es que es fácil que nos recuerde a las series de Sherlock Holmes o D'Artacan y los tres mosqueperros, ambas de la época en la que productoras europeas y japonesas realizaban estas adaptaciones conjuntas. Sus autores y dibujantes son diferentes, pero es toda una línea estética que, con variaciones, sigue todavía vigente hoy en día, pero está claro que toda una generación de jugadores puede tener esos referentes muy presentes a la hora de acercarse a Solatorobo.

PUBLICIDAD

Así pues, nos encontramos con una aventura de rol que nos llega con bastante retraso con respecto a su lanzamiento japonés, pero que de la mano de Nintendo se presenta en español, lo que garantiza su accesibilidad para todo el público. En este juego controlaremos a Red Savarin, un cazador de la raza caninu (los perros antropomorfos) y piloto de un imponente robot, el Dahak, que se verá atrapado en una sorprendente historia. No estará solo, porque conoceremos también a Chocolat Gelato, otra caninu, también piloto, pero en esta ocasión de la nave Asmodeus, y Elh Melizée, una felineko (gato antropomorfo) a la que Red rescata muy temprano en la aventura. Hay muchos otros personajes, incluyendo el muy habilidoso Béluga Damiens, un felineko que es un gran piloto de robots, y que domina con su Salamander los ataques a distancia.

 1

Toda la aventura comienza casi por accidente, cuando Red recibe la misión de infiltrarse en un carguero, el Hindenburg para encontrar unos archivos. Sin embargo, decide llevarse un recuerdo, un medallón, que será el detonante de una serie de hechos que empiezan con algo increíble, cuando una gigante estatua surca los cielos e impacta contra el carguero. Es en su huida cuando se cruza con Elh y la salva, una decisión que le llevará a tener un papel capital en una misión por impedir la destrucción total del mundo a manos de un ser llamado Lares.

La estructura del juego es menos abierta que en otros títulos de rol en la medida en que apuesta por presentar las tramas en forma de capítulos. Esto implica que su desarrollo puede percibirse como más pautado e incluso lineal en algunos momentos, pero, por otro, permite manejar muy bien los tiempos de la narración con la intensidad propia de los capítulos de un libro o de una serie de televisión.

 2

Así pues, superar el juego en sí mismo puede llevarnos algo más de una veintena de horas, una duración normal para un juego de rol, e incluso un poco corta, pero es que la cantidad de misiones adicionales es enorme, ampliando la duración hasta tal punto que el jugador puede dedicarle el triple de tiempo si decide afrontarlas todas, algo muy recomendable porque son divertidas, intensas y ayudan a desdibujar la linealidad de la aventura principal.

La historia principal fluye a través de las acciones y diálogos de los personajes, recorriendo entornos de una belleza impresionante incluso para la pequeña pantalla de la portátil. Los dibujos de los personajes, en cambio, no siempre logran reflejar el soberbio diseño de las ilustraciones, pero resultan también de gran calidad. Debemos explorar muchos entornos, conseguir pistas, hablar con los personajes no jugables, y también superar retos llenos de acción (recordemos que Red es el piloto de un robot) o de habilidad, como algunas secciones de plataformeo. Todo se combina muy bien y el ritmo del juego es tan bueno como el de la narración, logrando un tempo intenso, poco habitual en muchas producciones de rol. Si tenemos en cuenta que se recupera también la costumbre de que se pueda salvar en localizaciones concretas en vez de en cualquier momento (algo que siempre es molesto en una portátil, todo sea dicho), los puntos de salvado también ayudan a definir el ritmo de juego. Funciona, mientras tengas batería o un enchufe cerca.

En cambio, las misiones optativas nos llevan a recorrer muchas veces zonas ya conocidas, y tienen un carácter en ocasiones más sobrio y clásico dentro de los cánones del rol de acción japonés. Junto a la integración de minijuegos en forma de carreras y combates, sobre todo, son el principal punto de variación del ritmo de juego. Todo ello mientras nos movemos por un mundo maravilloso, muy elocuentemente llamado País Bucólico, formado por un conjunto de islas flotantes que sirven para introducir diferentes estilos en las localizaciones.

 3

Casi todo se estructura, en definitiva, por misiones, pero siempre sabremos cuáles son las misiones especiales, es decir, las que hacen que la historia progrese, lo que es importante porque eso significa que si en un momento determinado no queremos que la historia siga avanzando podemos hacer otra cosa e imponer cambios en el ritmo según lo consideremos necesario. Es posible que esta estructura de misiones tan explícita no guste a quienes prefieren tener más sensación de libertad o bien que todo sea -o aparente ser- más abierto, pero lo cierto es que funciona muy bien.

Para afrontar las misiones tendremos que cumplir algunos requisitos previos, en particular el rango necesario para acceder a las mismas. Es una manera de hacernos progresar y regular el avance a través de las diferentes misiones que componen el juego. La mayoría de las misiones son únicas, como es habitual en el género, pero unas pocas las podemos rejugar tantas veces como queramos, funcionando, en este sentido, como minijuegos a los que podemos volver si nos han gustado. Todo este sistema de misiones tiene sentido en la medida en que Red es un piloto mercenario y asume misiones que le piden diferentes clientes, algo que es un elemento muy recurrente en su estructura.

 4

Los enfrentamientos con los enemigos, por supuesto, nos ayudan a subir de nivel. Pero no basta con mejorar las habilidades de Red subiendo de nivel, pues el robot tiene ranuras de personalización que podemos ampliar según progresamos, lo que nos da grandes opciones para mejorar nuestros resultados. Añadir piezas al robot es una estrategia esencial, así que debemos conseguirlas en combate y asumiendo misiones diferentes para luego integrarlas. Además, como decíamos, es importante conseguir cristales P para abrir las ranuras cerradas y aumentar nuestras posibilidades de configuración.

Con las diferentes piezas podemos mejorar su ataque, defensa, potencia, movilidad y también la reanimación, es decir, su capacidad para regenerar su energía en función de las piezas instaladas de este tipo. También es importante decidir dónde las colocamos en el cuadrante mecánico, pues debe encajar entre todas las demás, pudiendo rotarlas como si fueran fichas de Tetris. De esta manera, obtenemos resultados muy diferentes, y debemos conseguir tanto mejores piezas como una mejor colocación de las mismas.

Nuestra base se operaciones es la nave Asmodeus, desde la que accedemos a la personalización del robot, el salvado, las misiones… y también al camarote, que no es sino otro menú dentro del juego desde el que podemos (cuando lo hayamos desbloqueado) escuchar los sonidos del juego, los vídeos y fotos, e incluso diferentes documentos que nos ayudarán a conocer más cosas sobre el mundo en el que se desarrolla Solatorobo.

 5

Durante la mayor parte del juego Red se mueve con su Dahak, lo que es importante para los combates, la movilidad, y refleja la relevancia que tendrá conseguir buenas partes y realizar una correcta personalización del robot. El sistema de combates es en tiempo real, y demanda una buena combinación de habilidad y estrategia por nuestra parte a la hora de interpretar los ataques de los enemigos. Red también va sin esta inestimable ayuda en diversas ocasiones y, aunque pierde contundencia física, va a ser necesario que se separen en ocasiones para poder avanzar.

Solatorobo cuenta con una gran producción, algo que se aprecia en sus vídeos, muy especialmente, pero también en la calidad de los diseños. Han sido firmados por Nobuteru Yuki, al que algunos recordarán por sus trabajos en videojuegos como Chrono Chross o series tan aclamadas como Captain Harlock. La combinación de secuencias de vídeo, ilustraciones y entornos dibujados componen un mundo de una belleza inusitada en la portátil que, sin embargo, en algunas ocasiones se resiente por la baja resolución de la pantalla. Pero los diseños de personajes, la combinación de polígonos, gráficos bidimensionales, ilustraciones, etc., conforman un apartado visual técnicamente muy bueno, pero artísticamente delicioso.

 6

En cuanto a las melodías, son alegres cuando toque, acompañando el estilo general del juego, pero saben virar hacia lo intenso y lo dramático, adaptándose muy bien a todo lo que sucede en pantalla. Además, como dato curioso, aunque los diálogos no están doblados, los personajes si tienen algunas vocecillas que son en francés (así eran en la versión original japonesa).

El título apuesta por el contenido descargable, totalmente gratuito, en forma de descarga de misiones adicionales que se puede realizar desde la pantalla del menú, por lo que cuando el jugador ya haya superado todos los capítulos y misiones del juego podrá seguir disfrutando cuando se sumen estos contenidos extra. Todavía no están disponibles, pero suponemos que irán llegando poco a poco.

Si todo eso no te convence está también la opción del modo GP Robot Aéreo, que es un minijuego de carreras muy bien construido con las diferentes naves y permitiendo multijugador a cuatro bandas (cada uno con una copia del juego), pudiendo usar objetos tanto ofensivos como defensivos para ser los grandes triunfadores de estas carreras. Son solo 5 circuitos diferentes, pero como un añadido resulta mucho más que interesante.

Algo más limitado es su uso de las funciones de Nintendo DSi o 3DS, pues lo que hace es permitirnos sacar una foto que nos identifique, y otra a nuestro entorno (vamos, la habitación en la que estemos). Estas fotos podemos repetirlas cuando queramos y no es que tengan mucho trascendencia en el juego.

 7

Conclusiones

Solatorobo: Red the Hunter es una aventura de rol con grandes dosis de acción, una buena historia muy bien llevada por su estructura en episodios, y un montonazo de misiones diferentes que nos garantizan muchísimas horas de juego. No es el típico juego destinado a satisfacer las necesidades de los puristas, pero sí una aventura magnífica que nos tendrá enganchados a la portátil gracias a su buen hacer, interesante trama, y divertida jugabilidad.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Género/s: Action-RPG
PEGI +7
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 1/7/2011
  • Desarrollo: CyberConnect2
  • Producción: Namco Bandai
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 40,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
COMUNIDAD
7.91

PUNTÚA
Solatorobo: Red the Hunter para Nintendo DS

40 votos
Flecha subir