Análisis de Pro Evolution Soccer 6 (NDS)

Pro Evolution Soccer llega por primera vez a Nintendo DS intentando convertirse en el referente de fútbol en la consola.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
5
NOTA
7
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión NDS.
Otros análisis: Xbox 360 y PS2

Con bastante retraso respecto a las versiones domésticas y de PSP llega por fin a España Pro Evolution Soccer 6, con la clara intención de convertirse en el referente de un género muy poco laureado en la superventas táctil. Tras su lanzamiento en Japón hace ya varios meses, el juego es centro de diversos debates sobre su calidad, pero pese a todo, seguimos estando enfrente de un PES y eso son palabras mayores para los aficionados al deporte rey.

Pro Evolution Soccer 6 (PES6 a partir de ahora) para Nintendo DS es una versión bastante limitada de las que vienen apareciendo en PS2 y Xbox/X360. La primera entrega para PSP también tenía ciertas carencias, pero podía mirar de tú a tú a las versiones grandes, y de hecho PES6 para PSP es una conversión excelente. Esta adaptación a NDS resulta más similar a las primeras entregas de la saga, las aparecidas en PSX, ya que su simulación es mucho menos profunda y las opciones de juego mucho más reducidas.

PUBLICIDAD

Así, PES6 es un simulador de fútbol, el mejor de Nintendo DS, que basa su filosofía en una recreación lo más realista posible del balompié. La elaboración de las jugadas, el toque y el control del juego son aspectos fundamentales a la hora de encarar un partido. Debemos cuidar por igual el ataque, el centro del campo y la defensa, así como saber emplear todas las líneas bien para crear ocasiones de gol y mantener nuestra portería a cero. Nada que ver con el habitual "pase al hueco y gol" de los juegos más arcade. Desgraciadamente, en la conversión a Nintendo DS, el juego ha perdido bastante profundidad y el simulador hace aguas en casi todos los niveles de dificultad. Hay dos videojuegos dentro de PES6: el nivel difícil y el resto de niveles. El difícil es el único que supone un reto para el jugador, ya que en fácil la máquina cuenta con una inteligencia artificial bastante pobre y existen algunas "jugadas truco" que siempre acaban en gol (como realizar una pared con los dos delanteros).

En el nivel normal la máquina juega con cierta coherencia, defiende mejor y crea alguna ocasión, pero muestra un comportamiento demasiado sistemático y sigue siendo sencillo ganar con un par de trucos que aprendemos enseguida. En el nivel difícil ya encontramos los apuros habituales de la saga para anotar un gol, ya que la máquina se defiende bien y aunque en ataque no sea excesivamente creativa sabe aprovechar bien nuestros errores. Por otra parte, hay que destacar la poca (o nula) habilidad de los guardametas, tal vez ajustada para nivelar las pocas ocasiones de gol. En contadas ocasiones son capaces de atrapar disparos desde dentro del área, siendo un mano a mano sinónimo de gol. Desde fuera del área es más complicado que el portero la pare, pero aún así la proporción de goles marcados por disparos realizados es demasiado alta. La dificultad de PES6 reside en conseguir tirar desde una buena posición, ya que siempre estamos incomodados por algún defensor o no hay tiempo para armar el disparo sin que nos roben la pelota.

A la hora de jugar, PES6 utiliza todos los botones de la portátil y cuenta con un sistema de control bastante intuitivo que con el tiempo acaba dando excelentes resultados. Los botones principales se utilizan para efectuar los distintos tipos de pases (corto, por alto y en profundidad), para tirar y para recuperar la pelota (metiendo el pie o haciendo un barrido), mientras que los gatillos se usan para correr, cambiar de jugador y hacer paredes o bicicletas. La pantalla táctil pasa a un claro segundo plano, ya que únicamente la utilizamos para realizar alguna instrucción táctica que comentaremos más adelante.

Conviene indicar que el juego cuenta con algunas imprecisiones en su jugabilidad, sobre todo en el sistema de pases, que deja bastante que desear en comparación con las versiones grandes. Los pases cortos carecen de problemas, pero los que van a media-larga distancia no suelen completarse de forma satisfactoria, principalmente porque no vemos en pantalla al receptor del envío (y el radar no ayuda demasiado por su minúsculo tamaño) y porque hay una extraña tendencia a que los pases sean algo adelantados, y por lo tanto fácilmente cortados por los rivales. Esto, unido a los clásicos (y desesperantes) ‘carriles’ de los que un jugador no puede salir cuando va en busca de un balón, hace que muchas jugadas se echen a perder sin que podamos evitarlo, a la vez que limita mucho las posibilidades. Igualmente da la sensación de que existe un pequeño retraso entre que damos una orden y ésta se ejecuta, aunque no es algo significativo ni importante.

Entre las señas de identidad de PES se encuentra el excelente gestor de alineaciones y tácticas. En Nintendo DS también podemos configurar nuestro once como más nos guste, colocando a cada jugador en el sitio que nos interese y dándole instrucciones individuales. Los menús son intuitivos y navegar por ellos carece de complicaciones. Además, durante el partido podemos ir corrigiendo en directo la actitud de nuestro equipo gracias a la pantalla táctil. Pulsando dos botones de la parte inferior de la pantalla podemos decir al equipo que sea más ofensivo o que se encierre a defender (hay cinco niveles, incluido uno neutral). Lamentablemente esto parece más un añadido para figurar, ya que apenas se perciben cambios en el juego.

El resto de la pantalla inferior está ocupado por un mapa del terreno del juego, que muestra o bien el estado físico de nuestros futbolistas y su posición inicial en el campo, o bien el mapa del radar, a elección del jugador. Si elegimos el estado físico entonces el radar se situará en pequeñito en la pantalla superior, entre los nombres de los jugadores, como en las entregas clásicas. Si elegimos ver abajo el radar a gran tamaño, ganaremos ese espacio en la pantalla superior.

Pero PES6 se lleva otro punto negativo al hablar de los modos de juego, ya que en esto también está bastante limitado. Podemos jugar partidos de exhibición, tandas de penaltis, una Copa Konami (único torneo disponible, no hay ligas ni otras copas) y una Gira Mundial, que es el modo principal para un jugador. Este consiste en ir venciendo partidos para ascender de categoría. Inicialmente empezamos con un equipo original (con jugadores desconocidos y la equipación y el nombre personalizables) en el último grupo, junto a otras selecciones nacionales de nivel paupérrimo. Cuando las derrotamos a todas –unas cinco o seis-, avanzamos a un grupo superior con selecciones de más categoría, y vuelta a empezar. El modo sería realmente simplón si no fuera porque incorpora un curioso método de contratar jugadores. Por cada victoria que logramos nos otorgan una moneda de plata (se pueden conseguir monedas de oro con logros especiales, como 10 victorias y cosas así) que podemos canjear en una especie de máquina tragaperras para ‘robar’ un jugador de las selecciones a las que nos hemos enfrentado. Para conseguir a los mejores jugadores es casi imprescindible el uso de las monedas de oro, aunque se puede conseguir un gran equipo con las de plata (sobre todo comparándolo con el equipo original, que es lamentable).

Para desgracia de los usuarios de Nintendo DS, PES6 cuenta con unas licencias FIFA bastante pobretonas. El juego está basado en selecciones, ya que cuenta con las más importantes (aunque algunas como Alemania siguen sin tener los jugadores reales, como en las versiones mayores), pero resulta un despropósito en cuanto a la presencia de clubes, ya que únicamente cuenta con unos ocho equipos, ninguno de ellos español (Inter, Milán, Arsenal y Manchester son los más atractivos), resultando muy decepcionante en este aspecto.

Por otra parte cuenta con varias opciones multijugador, destacando entre todas el juego online mediante la NWC (Nintendo Wi-Fi Connection). PES6 ofrece la disputa de partidos simples (nada de torneos) contra gente de nuestra lista de amigos, de un nivel similar al nuestro o de cualquier parte de Europa (tres opciones de búsqueda de rivales). Tristemente el resultado no es demasiado grato, ya que aunque el sistema no se demora mucho en encontrar un rival, el partido en sí se ve afectado por un retardo (lag) que puede llegar a hacerlo injugable. Cada partido es un mundo, hay algunos que van a la perfección y otros que la pantalla se queda congelada cada dos segundos. Así, aunque agradecemos a Konami la introducción del modo online, le pediríamos por favor que para futuras versiones intenten mejorar este aspecto, ya que pocas partidas tendrán una experiencia de juego óptima.

Cambiando de tema, hay que comentar que el apartado técnico deja bastante que desear. Gráficamente el juego llega al aprobado por los pelos, ya que cuenta con una baja cantidad de polígonos, unas pobres texturas y unos movimientos ortopédicos. Los jugadores están muy poco definidos y resulta imposible identificar a alguno en particular, ya que las únicas diferencias entre ellos son el color del pelo y de la piel y la altura. El estadio (porque solo hay uno), cuando se ve, es espantoso, y no hay variaciones meteorológicas. Pero sin duda alguna lo peor viene cuando los jugadores empiezan a moverse, y es que aunque la velocidad es notable en condiciones normales, el número de cuadros por segundo tiende a caer de forma alarmante en cuanto se acumulan muchos jugadores en pantalla. En los saques de esquina o los lanzamientos de falta parece que asistimos a una presentación de diapositivas de los tirones que da el juego.

El apartado sonoro no es mucho mejor, ya que en los menús del juego la melodía es bastante repetitiva y el ambiente de estadio muy escaso. Además, el juego carece de comentarios durante los partidos. Únicamente escuchamos a Juan Carlos Rivero cuando marcamos un gol, aunque su repertorio de frases para cantar el gol no excede de tres o cuatro. Aún así se agradece el doblaje del juego, más vale poco que nada.

Por lo tanto, Pro Evolution Soccer 6 es un buen simulador de fútbol, aunque arrastra unos notables defectos que empobrecen el resultado final. El horrible apartado técnico, la baja inteligencia artificial en todos los niveles excepto el difícil, la irregular experiencia online o la escasez de licencias contrastan con una excelente pero algo limitada jugabilidad. A pesar de todo, sigue siendo el mejor simulador existente para Nintendo DS y una buena opción para los aficionados de la saga o del deporte rey.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Género/s: Deportes / Fútbol
Plataformas:
NDS PS2 Xbox 360
PC PSP

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
5.78

PUNTÚA
Pro Evolution Soccer 6 para Nintendo DS

26 votos

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
8.52

PUNTÚA
Pro Evolution Soccer 6 para PlayStation 2

108 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7.6
  • Fecha de lanzamiento: 26/10/2006
  • Desarrollo: Konami
  • Producción: Konami
  • Distribución: Konami
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-4 / Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Online 2 jugadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
6.9

PUNTÚA
Pro Evolution Soccer 6 para Xbox 360

67 votos

Ficha técnica de la versión PC

COMUNIDAD
8.2

PUNTÚA
Pro Evolution Soccer 6 para Ordenador

27 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.

Ficha técnica de la versión PSP

COMUNIDAD
8.43

PUNTÚA
Pro Evolution Soccer 6 para PSP

15 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.
Flecha subir