Vandal

Análisis de NBA Courtside 2002 (GameCube)

David Domingo G. ·
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión GameCube.
Kobe y el "Three Pheat"
Recién terminado el curso baloncestístico 2001-2002 en la NBA con el tercer anillo consecutivo de Los Angeles Lakers y el espectacular debut de Pau Gasol en los Grizzlies de Memphis, los amantes del baloncesto más espectacular del planeta tendrán ahora la oportunidad de rememorar los mejores momentos de la temporada gracias a este título que aterriza en Gamecube con unas expectativas bastante elevadas. Y es que NBA Courtside es un título que aparece en un momento de absoluto dominio del género por parte de la saga NBA2k de Sega Sports, su máximo rival en la cancha del videojuego, un difícil equipo a batir conformado por una jugabilidad exquisita y un realismo sin precedentes hasta la fecha.

Conseguir plasmar en una pantalla todas y cada una de las emociones y sensaciones que transmite un encuentro de la NBA implica reflejar la polifacética gama de elementos tales como las tácticas, los dribblings, la velocidad, saltos, mates, público y un largo etcétera que convierten a los títulos de este género en juegos de culto para los amantes del mejor baloncesto del mundo. ¿Está realmente NBA Courtside a la altura de las circunstancias?

Un "rookie" en GameCube
Lo primero que nos llama la atención de este título de baloncesto desarrollado por Left Field para Gamecube, es la enorme calidad gráfica sobre la cual se sustenta el título, un argumento que para muchos usuarios podría resultar suficiente para hacerse con el juego. A los enormes parecidos físicos de los jugadores con sus homónimos reales, hemos de sumar un elevado grado de detalles tales como los brillos y reflejos en la pista, las gradas y estructuras de los pabellones, los efectos de luz o las animaciones de los jugadores, aspectos que contribuyen en gran medida a dotar al título de una sensación de realismo bastante elevada y a mostrarnos la capacidad de la nueva consola de Nintendo para generar espacios cada vez más perfeccionados y cercanos a la realidad que conformamos.

Los rostros y animaciones faciales de los jugadores son, probablemente, los más logrados hasta el momento en cualquier juego de baloncesto. Resulta impactante observar a Vince Carter sonreír como un autentico jugón o a Shaquille O’ Neall machacar el aro rival con toda la potencia reflejada en su expresión.

Asimismo, los pabellones donde se disputan los encuentros resultan el escenario ideal para librar grandes choques en medio de una expectación y una recreación del entorno francamente elaborada. La cancha ruge, los equipos se preparan, todos los jugadores sonríen igual... Iverson y Bryant se miran desafiantes, sus tatuajes brillan y el sudor hace acto de presencia... Es hora de jugar el encuentro.

PUBLICIDAD
Jugabilidad ambivalente
Aprender a jugar a NBA Courtside es algo para lo que prácticamente cualquier jugador está capacitado. Su mecánica de juego es lineal, inequívoca y sencilla, lo que convierte a este apartado en algo positivo y negativo a la vez, ya que dominar la gran mayoría de movimientos nos llevará muy pocos partidos, lo cual, a largo plazo, se convierte en una sucesión de movimientos monótonos. Bastará con controlar el clásico tridente pase-lanzamiento-salto para poder realizar numerosas jugadas de manera bastante sencilla. Tampoco ayuda en exceso el bajo nivel de IA de los equipos adversarios ni las tácticas a seleccionar, pocas y preestablecidas, sin ofrecernos la oportunidad de trazar un estilo propio de juego. Todos estos factores desembocan en un control global del juego sencillo y adecuado a las elevadas posibilidades del pad de GC, aunque por desgracia implica una excesiva sencillez de movimientos exenta de motivaciones extras tales como poder desarrollar movimientos realmente complicados o aprender a realizar jugadas imposibles. Destaca la presencia de una barra de adrenalina que nos permitirá realizar jugadas más espectaculares en función de su medida o aspectos secundarios como la posibilidad de exaltar al público para que anime con más fuerza.

Aunque en un principio el título se presenta como un simulador, a medida que comenzamos a lanzar a canasta y a ensayar jugadas inverosímiles pronto advertimos que el título está más cercano al género arcade. Las defensas suelen brillar por su ausencia y el arsenal ofensivo suele ser excesivo en la mayoría de ocasiones, hecho que resta realismo a la disputa de los encuentros. De esta manera, es bastante frecuente acabar el encuentro con una cantidad de puntos desproporcionada, materializados a través de mates, alley hoops y mucho acierto ofensivo y escasa aportación defensiva.

El ritmo de juego suele ser alto, si bien, ocasionalmente se observan pequeñas ralentizaciones a la hora de sacar de fondo o al ensayar lanzamientos a canasta en determinadas posiciones, pequeños detalles que suelen ser criticados por los más puristas del género y que por fortuna no suelen repetirse en exceso a lo largo de los encuentros. Respecto al catálogo de movimientos, encontramos gran variedad de mates, dribblings y en líneas generales aptitudes ofensivas que restan excesivo protagonismo a los aspectos defensivos a los que se ha dejado en un segundo plano bastante evidente.

"Air" Bryant y ratatatata. Los otros modos de juego
En NBA Courtside existen, además de los clásicos modos "Quick play" y "Skill play" (Práctica) el modo Liga de 82 partidos o disputar directamente la ronda de playoffs. También un modo arcade tres contra tres de lo más espectacular y sobrehumano. En este modo la simulación deja paso ya por completo a un estilo de juego basado en un encuentro callejero de tres contra tres donde podremos ver a Kobe Bryant realizar mates estratosféricos volando por encima de la canasta, anotar triples con O´Neal o Mutombo desde el medio campo, o realizar alley hoops que dejan a las leyes de la gravedad sin fundamento ninguno. Es un modo de juego desestresante, ideal para pasar un buen rato y echar unas risas ejecutando jugadas imposibles y buscando el espectáculo por que sí, sin más motivos.

Otro de los modos de juego que debemos mencionar es el concurso de triples, muy al estilo de los clásicos concursos de triples incluidos en versiones anteriores de la saga de EA Sports NBA Live. En este modo, coger la dinámica de lanzamiento es bastante sencillo y siendo sincero, es un modo que quizás podían haberse ahorrado dada la escasa competitividad que genera y la facilidad para anotarlo todo o casi todo.

Respecto al editor de jugadores, se trata de uno de los más completos y trabajados que hemos visto hasta la fecha, no solo por el número de parámetros que ofrece, sino por la posibilidad de modificar parámetros preestablecidos en un jugador en función de sus números durante la temporada. Así que crearnos a nosotros mismos y "draftearnos" a nuestro gusto será tan factible como conseguir hacer a Gasol campeón de la NBA su primer año posible.

Valoración final
NBA Courtside es un juego entretenido, ideal para jugar a modo multiplayer o para jugar partidos sueltos, pero es un título excesivamente sencillo y arcade para disputar una liga completa de 82 partidos y los playoffs. Sus virtudes gráficas, que son muchas y muy espectaculares, quedan en un segundo plano si sumamos sus defectos de jugabilidad y su prácticamente nula dificultad. La IA de los rivales debería ser mucho más elevada y quizás se tendría que haber puesto más hincapié en cuidar los pequeños detalles que hacen de un simulador un título imprescindible, tales como la jugabilidad ajustada a la realidad en parámetros de ataque y defensa, la posibilidad de escoger un estilo de juego propio donde poder realizar defensas más agresivas o jugadas puntuales, etc. Por todo esto, es un título recomendado para todos aquellos "jugones" que no buscan complicaciones, solo encestar, encestar y encestar, o para jugar contra un amigo y ver como el partido acaba cerca de los 200 puntos por equipo. Aquellos jugadores que buscan una sensación de realismo más ajustada, tendrán que esperar a la llegada del gigante del género, NBA2k de Sega, juego que técnicamente será difícil de superar incluso en un futuro dada su perfecta recreación de lo que significa un partido de la NBA. En cualquier caso, disfrutemos de NBA Courtside, del rookie del año Pau Gasol y de los jugones; porque todos los jugones sonríen igual...
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-07-19 01:01:00
Analizamos Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order, un entretenidísimo juego de acción que, a pesar de sus defectos, nos hará pasar un buen rato en compañía de nuestros héroes favoritos.
Análisis
2019-07-18 16:00:00
Un entretenido juego que nos hará pensar, muy atractivo en lo visual y con algunas ideas muy interesantes.
Análisis
2019-07-17 16:30:00
Los productores del aclamado Dusk regresan ahora con Amid Evil, otro FPS de corte retro que, en esta ocasión, rinden homenaje a juegos de disparos de fantasía como Heretic o Witchaven.
Análisis
2019-07-17 10:50:00
Un título muy, muy adictivo, que se ve lastrado por un apartado gráfico algo mejorable, pero que consigue sorprendernos y hacer que nos sintamos unos auténticos ninjas.
Análisis
2019-07-16 10:00:00
Una genial aventura de puzles y exploración que desborda ingenio y frescura y que se convierte en una de las sorpresas más agradables en lo que llevamos de año.
Análisis
2019-07-14 16:20:00
Nos vamos al planeta rojo para sembrar el caos en un juego que sigue siendo muy entretenido.
Género/s: Baloncesto / Deportes
Plataformas:
GameCube
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
Desarrollo: Left Field Studios
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 1 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
Opción 60Hz: Sí
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
NBA Courtside 2002 para GameCube

Flecha subir