Vandal
Avances
Foro

Análisis de Oh My Goat (Android, iPhone)

Tan adictiva como Angry Birds, y tan entretenida y enrevesada como Cut The Rope. Así es Oh My Goat, una desafiante app que hace suyas muchas ideas ya vistas, ofreciéndolas bajo un conjunto jugable y visual más que notable y divertido.
·
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones Android y iPhone.

Oh My Goat -aplicación con sabor español, sus responsables, Crema Games, están afincados en Madrid- nos ha regalado algunos de los momentos más divertidos -y exasperantes por culpa de su gran dificultad- de los últimos tiempos en iOS y Android. El juego, que mezcla y engarza con soltura algunas de las ideas de más éxito vistas en la App Store o la tienda de apps de Google, puede que no sea la definitiva panacea jugable del género, pero sí ofrece horas de entretenimiento para los más versados jugadores. Ese es el principal ingrediente de Oh My Goat: una mecánica de juego tan desafiante y difícil como entretenida, tan adictiva como imposible en algunos momentos.

El duro camino de la cabra

Oh My Goat empieza como lo hacen otras tantas historias: con el rapto y secuestro de algunos de nuestros amigos del bosque. Un malvado cazador ha hecho su particular agosto cazando y atrapando a todas las criaturas salvajes que seamos capaces de imaginar, convirtiéndolas en cubos para ser transportadas así con mayor comodidad. Pero, en el último momento, nuestra protagonista, Patrick la cabra, consigue escapar con la ayuda de un misterioso e imberbe Chamán. Ambos deciden así partir hacia la aventura, intentando buscar y rescatar a los animales capturados, para finalmente, devolverlos a su forma y estado original. El problema para nosotros vendrá… ¡Cuándo nos damos cuenta de que seguimos siendo un animal con forma de cubo!

PUBLICIDAD

La app así nos muestra la excusa perfecta para mostrarnos la marcada mecánica del juego, que nos obliga a calcular los saltos y los movimientos más milimétricos posibles, a través de los más retorcidos niveles y mundos. Nuestra cabra tiene un rango de saltos y desplazamientos algo limitado -realmente, nos movemos por los escenarios de forma automática, controlando exclusivamente los saltos-, teniendo que tocar la pantalla justo en el momento oportuno y de la manera correcta. En Oh My Goat cada fase está planteada como un pequeño puzle a solventar, donde tendremos que ayudar a la pequeña -y cúbica- cabra protagonista a salir del entuerto. Por el camino, nos encontraremos con los más variados obstáculos, que irán desde enormes y profundos precipicios, a troncos, tocones, vetustas y gigantescas ruedas de camiones, algún que otro géiser congelado, trampas para osos o peligrosos animales salvajes -como buitres-, por citar algunos ejemplos.

 1

Lo que en un principio serán saltos simples, fáciles de calcular e imaginar, pronto se tornarán en peligrosas y acrobáticas maniobras y carreras. No hay que olvidar que un simple toque con uno de estos obstáculos, y acabaremos mordiendo el polvo. Habrá veces que nos costará bastante ver la solución clara a los diferentes rompecabezas que se irán mostrando ante nuestros ojos, llevándonos a mortíferas y equívocas respuestas por el camino. Además, cada mundo incluye una variante de la mecánica principal. En esto nos recuerda algo a Cut The Rope, con posibilidades más reducidas eso sí, de tener que adaptarnos fase a fase -o mundo a mundo- en cuanto a soluciones y puzles diferentes, pero en Oh My Goat se suma un ingrediente: el género que se vislumbra como el verdadero leitmotiv jugable -nos pasaremos saltando casi el cien por cien de la app-, que no es otro que el plataformas. Para intentar hacer más variado el desarrollo del juego, Oh My Goat nos ofrece varios power-ups y poderes especiales, que iremos obteniendo de los animales que vayamos rescatando, permitiéndonos mayor velocidad, la posibilidad de ver en la oscuridad o flotar en el aire… Y son ayudas muy bien recibidas, porque sin lugar a dudas, Oh My Goat es una app difícil.

Alberto González
Colaborador en Vandal desde hace más de una década, Alberto se cayó nada más nacer en una insondable marmita de cultura pop. Amante del cine, los dinosaurios y Star Wars, venera a Hideo Kojima y considera a Taylor Swift como el faro de Occidente.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Análisis
2019-10-17 14:20:00
Nintendo vuelve al exergaming apostando por un videojuego que se controla a base de fuerza muscular y de correr, y que convierte al jugador en un mando.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-15 09:46:00
Un tercer episodio de la genial saga de rol de Falcom que nos acerca al final de la aventura, con un sistema de combate más pulido que nunca.
Análisis
2019-10-14 17:00:00
Una de las obras cumbres de la generación se estrena en Nintendo Switch con una inesperada y milagrosa conversión.
Análisis
2019-10-14 13:04:00
Un juego de puzles distinto y bastante ameno que resulta tan curioso como disfrutable.
Plataformas:
Android iPhone
Ficha técnica de la versión Android
ANÁLISIS
8.5
Desarrollo: CremaGames
Producción: CremaGames
Distribución: Google Play
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Oh My Goat para Android

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión iPhone
ANÁLISIS
8.5
Desarrollo: CremaGames
Producción: CremaGames
Distribución: App Store
Precio: Gratis
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Oh My Goat para iPhone

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir