Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Westwood & Klepacki. Las marchas del infierno

·
Repasamos la obra de los compositores de Westwood Studios, baluarte americano de rol y estrategia.

Siguiendo con la arqueología musical de grandes equipos de desarrollo de videojuegos de otro tiempo, en la columna de esta semana entra un yacimiento del territorio de Nevada, donde se gestaron grandes títulos de PC que revolucionaron sus respectivos estilos, en especial la estrategia. Acompañando a esos disquetes y cartuchos iban por supuesto unos repertorios de temas que hicieron las delicias de los fieles jugadores.

Westwood Studios fue en su día un terrorífico ejército de creadores de RPG y RTS con una formación de músicos envidiable en la que se encontraban Paul S. Mudra, Dwight Kenichi Okahara y en especial la sonada mano maestra de Frank Klepacki, que se dio a conocer sobre todo a través de la serie Command & Conquer. Hoy repasaremos los juegos a los que pusieron música en la compañía y su legado posterior.

La contienda en 16 bits

Westwood puso la primera piedra en 1985, momento en el que comenzaría a crear juegos para Apple II, MS-DOS y Commodore 64, principalmente. Paul Mudra sería el primero de los compositores de Westwood Associates, debutando en Questron II y BattleTech: The Crescent Hawk's Inception, basado en la serie de juegos de guerra BattleTech. Un año más tarde, en 1989, sería el turno de Hillsfar, la primera de las muchas adaptaciones que harían de Dungeons & Dragons.

En 1990, Paul Mudra y Dwight Okahara compusieron la banda sonora de BattleTech: The Crescent Hawks' Revenge en MS-DOS, que al contrario que el anterior no se trataba de un RPG, sino que da un giro hacia un sistema de juego estratégico, sentando las bases del que sería el género estrella en Westwood. También ese mismo año salieron Circuit’s Edge y DragonStrike, este haciendo entrada en el universo de DragonLance.

Eye of the Beholder fue el primer gran éxito de la compañía, un juego de rol que volvía a los dados del mundo creado por Gygax y Ameson. Mudra compuso la edición original de Commodore Amiga, pero también es popular especialmente la versión de Mega CD, que contó nada menos que con Yuzo Koshiro y Motohiro Kawashima para una nueva banda sonora. Aquel mismo 1991 saldría la secuela Eye of the Beholder II: The Legend of Darkmoon, el primer título en el que pondría música Frank Klepacki. La fantástica introducción del juego dejaba ver el gran fichaje que acababa de hacer Westwood, pero todavía no era nada comparado con todo lo que tendría que llegar más adelante.

Su siguiente juego fue Dungeons & Dragons: Order of the Griffon, un título exclusivo de TurboGrafx-16 que el propio Klepacki recuerda como el más duro de su carrera debido a las limitaciones del hardware de sonido de la consola. Mudra, Klepacki y Okahara se juntaron por primera vez en 1992 para dejar una de las grandes bandas sonoras de Mega Drive, la de Dungeons & Dragons: Warriors of the Eternal Sun, un magnífico RPG de 16 bits vestido por auténtico heavy metal en FM, como anuncia su "Title Theme".

1992 fue también el año en que Dune II: The Building of Dynasty revolucionó el género de la estrategia en tiempo real, y lo hizo de nuevo con el tridente Mudra-Klepacki-Okahara encargado del audio. El juego suponía la segunda adaptación de la licencia bajo encargo de Virgin Games, que había adquirido Westwood y pasaría a llamarse Westwood Studios a partir de ese momento. La banda sonora, compuesta originalmente para el módulo Roland MT-32, era una excelente muestra del potencial del General MIDI.

Frank Klepacki inició entonces la saga de aventuras gráficas The Legend of Kyrandia, participando en las tres entregas que produjeron. También en 1993 dejó el genial Lands of Lore: The Throne of Chaos junto a Mudra y Okahara, otro importante RPG de Westwood. De las secuelas que recibió más tarde —ya con Frank Klepacki y David Arkenstone— solamente la segunda recibió la música en CD con The Music of Lands of Lore: Guardians of Destiny. Klepacki participó además en la conversión musical del entrañanble The Lion King de 16 bits, concretamente en su edición de Super Nintendo.

Dirigir y conquistar

Hacia 1995 se producen un par de giros importantes. Frank Klepacki debutó en la licencia que le lanzó a la fama, aquel inicial Command & Conquer que abre con el tema "Act on Instinct" e introduce lo que él viene a llamar «rocktrónica», mezcla de rock y electrónica. Un año más tarde saldría la banda sonora completa en el CD The Music of Command & Conquer del Commemorative Pack. Por otro lado, empezaría una aventura de manera paralela como batería del grupo de rock alternativo y progresivo I AM, con los que sacó el álbum There’s a Home (1995). El sueño de Klepacki siempre fue tocar en un grupo de éxito y girar por el mundo.

Command & Conquer: Red Alert llegó en 1996, y en él Klepacki presenta la famosa "Hell March", la cual se convertiría en tema principal de la serie Red Alert. Esta banda sonora, que es probablemente la más conocida de toda su carrera, fue editada en el album The Music of Command & Conquer: Red Alert.

Más tarde vendrían Command & Conquer: Tiberian Sun —con una versión del "Two Tribes" de Frankie Goes to Hollywood como tema central— y Command & Conquer: Red Alert 2, que expandieron la colección de pistas inspiradas en Minisity o Nine Inch Nails. Por supuesto también recibieron la música en CD, ambas editadas en las ediciones coleccionistas que publicaba la propia Westwood.

En 1997 compone para la aventura de point and click Blade Runner, la más notable licencia de la obra de culto de Ridley Scott. Klepacki se hizo cargo de la música a la par que adaptaba los temas de Vangelis de la película. También compondría Dune 2000 y Emperor: Battle for Dune, que serían algunos de los últimos juegos de Westwood antes de ser absorbida por Electronic Arts y desmantelada finalmente. En esa diáspora, Klepacki se consiguió colocar en Petroglyph Games junto a otros compañeros y ha seguido haciendo videojuegos, entre ellos Command & Conquer: Red Alert 3 y su estelar "Soviet March".

ANTERIORES
Vandal Game Music
16:46 16/5/2018
Hablamos con Alberto ‘McAlby’, el compositor español más prolífico de los 90 en videojuegos.
Vandal Game Music
14:12 30/5/2018
Repasamos los aportes que ha dejado el reputado compositor Kenji Kawai en los videojuegos.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
14:35 20/6/2018
Hablamos acerca de la música en las presentaciones de videojuegos de la Electronic Expo.
En forosComentar en nuestros foros

Noticias Vandal · hace un momento
Repasamos la obra de los compositores de Westwood Studios, baluarte americano de rol y estrategia.

[link]https://vandal.elespanol.com/vandalgamemusic/westwood-klepacki-las-marchas-del-infierno[/link]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir