Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Mark Morgan, una estrella del rol

·
Revivimos cómo en los 90 el ex teclista de Starship llegó a componer Fallout y Planescape: Torment.

Aunque Bethesda ha extendido el RPG occidental como nunca se había visto, los veteranos jugadores de PC seguro que recuerdan con nostalgia los años dorados del rol en 2D. Era la buena época de Interplay y Black Isle Studios, la era de los CD-ROM y el MIDI. Esta semana viajaremos a los años 90 para recordar la música de algunas de esas importantes joyas, que aún podemos disfrutar a través de GOG y Steam.

Mark Morgan es uno de los más importantes músicos de PC, aquel que sentó las bases de la saga Fallout. Su trayectoria ha sido tan curiosa como cambiante, y repasaremos desde sus inicios como estrella del rock hasta convertirse en estrella del rol. En este tiempo ha trabajado también para televisión y desde hace algunos años vuelve a estar activo en videojuegos colaborando con InXile Entertainment.

Del rock melódico a los juegos de PC

La etapa musical de Mark Morgan despertó bien pronto. El interés le llegó principalmente a través de su madre, Betty Morgan, que tenía estudios clásicos de piano. Aprendió a tocar el instrumento y se mudó a Boston para cursar en el reputado Berklee College of Music, donde además recibió clases de composición y se introdujo en la música electrónica. Aquello cambió su vida, y tras un tiempo tocando en clubes, un tour con Chaka Khan y varias colaboraciones de estudio pasó a ser teclista de Starship en 1988.

Sus primeros pasos en la famosa banda de AOR fueron con la canción "Wild Again" para la película Cocktail (1988) protagonizada por Tom Cruise, que más tarde pasaría al álbum Love Among the Cannibals (1989). En aquel LP participó en la composición de temas como "Send a Message", "Dream Sequence" / "We Dream in Color" o la pista homónima junto al vocalista Mickey Thomas. Apareció en videoclips como el del single "It’s Not Enough" e hizo gira con el grupo hasta 1990, momento que coincide con los problemas internos que anunciaban la separación. Morgan deseaba emprender nuevos proyectos.

Dejó la Bay Area de San Francisco, por donde se había movido todo ese tiempo, y marchó a Los Ángeles a trabajar como programador de sintes. Estaba preparando un programa para SyFy cuando le ofrecieron componer para un videojuego. Morgan no había visto ni jugado nunca a uno, por lo que la curva de aprendizaje sería dura al principio. El título que le cautivó por su apartado visual y le hizo entrar en la industria fue Dark Seed II, la aventura gráfica de terror diseñada por H. R. Giger que continuaba el clásico de Cyerdreams. Ese primer trabajo de 1995 mostró excelentes resultados sonoros, Morgan conocía bien el MIDI e introdujo pianos y sintetizadores creando una gran atmósfera de misterio.

Casi a la par firmó otros juegos como Zork Nemesis, Descent II o el Shattered Steel de BioWare, estos dos últimos como primera toma de contacto con la distribuidora Interplay Productions, que guiaría los siguientes años de su carrera. En 1997 repite con Zork: Grand Inquisitor y el RTS NetStorm: Islands at War.

Sin embargo el éxito de su trayectoria llegaría ese mismo año con el salto al género RPG –que marcaría toda su obra y le haría fiel colaborador de Brian Fargo– con la banda sonora de Fallout. El inicio de la saga post-apocalíptica de Black Isle Studios es un absoluto referente del dark ambient en videojuegos, en el que encontraremos piezas tan envolventes como "Metallic Monks", "Radiation Storm", "Vats of Goo", "City of the Dead", "Acolytes of the New God" o "Khans of New California", entre otras. Salió en CD junto al juego con el rótulo Fallout The Soundtrack y va como extra digital en la edición de GOG.

Fallout 2 no se hizo esperar, contribuyendo a hacer más grande la leyenda. En la secuela se reutilizaron algunas piezas, pero dejó otras impresionantes como "Dream Town", "All-Clear Signal", "My Chrysalis Highwayman" o "Biggest Little City in the World", que tiraban por una vertiente más electrónica, tribal e instrumental. También tuvo su CD en 1998; en 2010 lanzó el álbum digital Vault Archives totalmente gratuito y se puede conseguir a través de The Internet Archive.

Diciembre de 1999 fue la fecha para completar su tríptico maestro con Planescape: Torment, quizás la obra culmen de Black Isle y uno de los más grandes RPG. Enmarcada también dentro del tribal ambient pero con dejes más étnicos y melódicos, presentaba temas magníficos como "Deionarra Theme", "Annah Theme", "Forest of Regrets" o el "Main Title". Dos de las pistas fueron aportes de Richard Brand, como se ve en la Planescape: Torment The Soundtrack que tuvo la edición polaca de CD Projekt.

Partida y regreso

Tras dejar Civilization: Call to Power y el Giants: Citizen Kabuto –con los hermanos Soule– llegó el cambio de manos de Interplay y la salida de Brian Fargo, distanciando la carrera de Mark Morgan de los videojuegos. Durante nueve largos años estuvo trabajando para la televisión en series como One Three Hill (2003-2012), Kojak (2005), Killer Instinct (2005) o Shark (2006-2008). Su regreso sería en el año 2009 con Need for Speed: Shift junto a Mick Gordon y Stephan Baysted. Varios años después vendrían Stasis y Wasteland 2, que fue su vuelta al dark ambient –después de todo el primer Wasteland de 1988 fue el precursor de los Fallout– y la nueva compañía de Fargo, inXile Entertainment.

Su ultimo gran trabajo ha sido Torment: Tides of Numenera –también estuvo involucrado en el Prey 2 cancelado– que le ha devuelto a la otra gran obra que inició. Todas las versiones Day One Edition del juego venían ya con el CD de la banda sonora, lo cual es de agradecer. Y que sepamos, en el horizonte tiene el anunciado Wasteland 3, pero esperemos que siga durante muchos años en tan buena forma.

ANTERIORES
Vandal Game Music
16:15 21/2/2018
Hablamos de la labor de Ishiwatari como compositor y artista polifacético en Guilty Gear y BlazBlue.
Vandal Game Music
17:30 28/2/2018
Sintonizamos las emisoras de Grand Theft Auto: Vice City recordando sus grandes clásicos en el ‘86.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
17:42 14/3/2018
Repasamos la música de las entregas a partir de Metal Gear Solid 2 con la entrada en la fórmula de cine.
En forosComentar en nuestros foros

loky · hace un minuto
[respuesta:2]Em esos tiempos era algo normal, mira DooM por ejemplo o el propio MGS cuyo tema de alarma era tambien muy parecido al de Speed  :P[/respuesta]

tonk · 07/03/2018 20:56
[respuesta:2]Ese tema es como un 1/3 Speed y 1/3 Predator  :jaja: No se cortaron un pelo ahí.[/respuesta]

NixonKane · 07/03/2018 19:56
Aún guardo los cds originales de los primeros Fallout, con sus cajas enormes y manuales de casi 100 páginas. Si los vendo, me forro, pero los guardo con un cariño que no es normal. La música de Mark Morgan me marcó desde el minuto uno. Cuando llegabas a Ciudad Vertedero por primera vez (nunca Junktown. NUNCA) y escuchabas "Industrial Junk"... eso no me lo quitaré nunca de la cabeza.

Gordon Freeman · 07/03/2018 19:52
El tema de Planescape Torment es prácticamente una copia descarada, por no decir plagio, del tema principal de la película Speed, cuando me di cuenta me quedé a cuadros...

Noticias Vandal · 07/03/2018 18:09
Revivimos cómo en los 90 el ex teclista de Starship llegó a componer Fallout y Planescape: Torment.

[link]https://vandal.elespanol.com/vandalgamemusic/mark-morgan-una-estrella-del-rol[/link]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir