Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Kenji Eno, el músico que soñó con crear

Dedicamos este artículo a la memoria del creativo de WARP, fallecido hace siete años.
Kenji Eno, el músico que soñó con crear
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020

Los videojuegos son un medio relativamente joven, todavía queda un largo recorrido para que se puedan equiparar con otras artes que han madurado en el tiempo. Y a pesar de todo, el bagaje hasta la fecha ha dejado grandes figuras que lo han marcado y moldeado, nombres que serán recordados por su contribución en estas primeras décadas. De entre esos nombres hay uno que conviene especialmente no olvidar, un creativo único y visionario que trabajó junto a los mejores y estuvo entre los más influyentes desarrolladores que dieron los años noventa.

Hablamos por supuesto de Kenji Eno, el músico y game designer japonés que fundó WARP, trágicamente fallecido años atrás. Aunque su labor de director es la que le dio la fama en Occidente, lo cierto es que su verdadera dedicación —si es que tuvo una, porque tocó todos los palos posibles— fue siempre la música, e incluso en Japón era más conocido por ello. Hoy hablaremos de su carrera pero poniendo una atención especial a sus trabajos musicales, que son la cara oculta. Si algo es seguro es que Eno debe permanecer en el recuerdo colectivo, no se trata solo de los que están, sino también de lo que ya no están.

Come back, Laura

Kenji Eno nació en 1970 en el distrito de Arakawa, Tokio. Su infancia marcaría bien temprano su pasión por la música y los videojuegos, llevándole a experimentar con la grabación y la programación. Su padre le compró un ordenador con el que hizo su primer videojuego cuando todavía estaba en la escuela elemental, un juego títulado Towadoko Murder Case que presentó a concurso y ganó. Su amor por la música nació de la fascinación por Yellow Magic Orchestra, ya en la adolescencia comenzó a tocar el teclado en una banda, dejó los estudios a los 17 y falló en un intento de trabajar en Canon.

En 1988 entraría en la industria uniéndose a Interlink, donde realizaría tareas de composición, diseño de sonido, planificación y supervisión en Ultraman Club 2: Kaettekita Ultraman Club, en el SD Hero Soukessen: Taose! Aku no Gundam y la conversión a Famicom de Altered Beast, el arcade de SEGA. Descontento de su trabajo en la empresa, abandonó Interlink, cogió sus ahorros y fundó EIM, donde esperaba tener más control sobre sus propias creaciones. Allí siguió trabajando en juegos de Famicom / NES como Parallel Worlds, Time Zone, Panic Restaurant o la secuela de póker Casino Kid 2, en estos dos últimos manteniendo su rol de compositor tal como había sido en un principio.

El interés por la industria del videojuego se vio mermado hasta que viaja a la feria Macworld 1994 y le vuelven a surgir las ideas. Ese mismo año forma WARP junto a Fumito Ueda, Ichiro Itano —animador de Macross y Space Runaway Ideony Takeshi Nozue, que años más tarde dirigiría Final Fantasy VII: Advent Children y Kingslaive: Final Fantasy XV, entre otros. Este nuevo estudio se iba a centrar en el desarrollo para la novedosa 3DO en colaboración con el departamento de Panasonic, en la que se estrenarían con Totsugeki Kikan (Karakuri) Megadasu!! y Flupon: Space Biology ese año.

 1

En 1995 darían la sorpresa con el survival horror cinemático D para 3DO, PlayStation y Sega Saturn, inspirado en los juegos FMV que habían aparecido en PC y Mega CD. Kenji Eno fue el director y guionista además de compositor de los temas principales: «Opening Theme», el rockero tema vocal «Staff Roll Theme» y el «Ending Theme». Ese año saldrían en el mini CD titulado D's Diner -The Director's Cut- Audio CD publicado por WARP, que contenía los tres temas y 99 pistas, todas las restantes en silencio hasta la última, que era la música del tráiler de la que sería la segunda parte unos años después.

Siguieron desarrollando juegos para 3DO que no salían de Japón, y su siguiente éxito llegarían con Enemy Zero para Sega Saturn, un juego para el que Eno se reunió con el músico Michael Nyman y le ofreció hacer la banda sonora, algo nunca antes visto. Lo mismo hizo con Keiichi Suzuki —el músico de Moonriders que participó en la saga Mother— para Real Sound: Kaze no Regret, una aventura sonora para Saturn y Dreamcast. En 1998 incluso colaboró con los músicos de SEGA en la banda sonora de Sega Rally 2, algo que empezaba a demostrar su buena presencia en la industria.

En 1999 saldría la secuela D2 para Dreamcast, un nuevo survival horror para el que volvió a hacerse cargo de la dirección, el guion y la banda sonora. En este caso tomó el mismo camino que la música de Nyman y utilizó un cuarteto de cuerda real, así como un piano, un arpa y algunos vientos. Un año antes de publicar el juego editó el álbum D2 Sketches a través del sello First Smile con los bocetos de los temas «Main Theme», «Snow Theme», «Love Theme» y «Morning Theme» y «Fear Theme», entre otros, una bella y magnífica colección de piezas minimalistas en acústico. D2 Original Soundtrack y el resto de discos de bocetos y remixes fueron publicados también por First Smile el mismo año de lanzamiento.

Aquel sería el último juego de WARP y el último gran juego de Kenji Eno. En los años siguientes siguió bajo el nombre de Superwarp pero no llegó a lanzar ningún juego. From Yellow to Orange fue el último nombre de su estudio de desarrollo y solo llegaría a hacer un juego en 2009, el título de puzles You, Me and the Cubes para Wii. En ese tiempo participó con The Cinematic Orchestra en el álbum Remixes 1998-2000 con «The Fear Theme» y colaboró poniendo música al Newtronica de Fieldsystem para móviles. Eno además había ejercido en muchos otros proyectos: en sesiones de DJ, en la revista BUZZ y hasta en un programa de radio con músicos invitados como Susumu Hirasawa.

El 20 de febrero de 2013, Eno fallecía de un ataque al corazón debido a su hipertensión. Solo tenía 42 años, pero su paso por la industria de videojuegos fue tremendamente influyente. Su visión siempre fue la de un artista independiente que plasmaba lo que quería con total libertad, mucho antes siquiera de que existiera una escena indie. Fue muy cercano y marcó a contemporáneos como Hideo Kojima, Yu Suzuki y Fumito Ueda, así como a los músicos antes mencionados. Dejamos este texto de VGM a la memoria de su música y su obra, para que siga siendo recordado como aquel creativo singular.

 2

Edgar S. Fuentes
Colaborador
ANTERIORES
Vandal Game Music El noble arte de arreglar BSO
El noble arte de arreglar BSO
Vandal Game Music
15:27 8/4/2020
Desmenuzamos el proceso de adaptar una banda sonora existente a un nuevo desarrollo.
Vandal Game Music Contra. Una ráfaga de riffs y frenesí
Contra. Una ráfaga de riffs y frenesí
Vandal Game Music
17:47 15/4/2020
Recordamos la música de la saga de Konami otrora conocida como Gryzor / Probotector.
SIGUIENTE
Vandal Game Music El sonido de SEGA Master System
El sonido de SEGA Master System
Vandal Game Music
15:41 29/4/2020
Realizamos un repaso a los hitos musicales de la mítica consola 8 bits de SEGA.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir