Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Sega Rally

En el año 1995 llegó el juego de rallys que lo cambió todo. Recordamos cómo este arcade marcó a los demás el camino a seguir en el barro.
Sega Rally
·
Actualizado: 12:23 25/11/2019

Ya está aquí. No hay vuelta atrás. Parece que en la generación que acaba de llegar, la línea que separa la ficción de un videojuego de coches y la realidad que podemos ver en una carrera real, será cada vez más y más delgada.

El videojuego financiado por el estudio Slightly Mad Studios y su comunidad de jugadores e inversores se basa, cómo ya sabemos, en el desarrollo en comunidad. Este videojuego llamado Project C.A.R.S se cimenta en saltarse la parte "comercial" en la que el editor presiona para que el juego tome una dirección u otra y recuerde la fecha límite en la que debe estar listo, y se lance al mercado, sea aún con bugs y errores.

El resultado de este proyecto esta redundando en un videojuego que está alcanzando unas cotas de realismo y de mimo por el detalle que, literalmente, cortan la respiración.

El videojuego del que empezamos a hablar, guarda cierta relación con el título que hablamos hoy. Si Project C.A.R.S está resultando en un juego basado en lo que los jugadores demandan, el estudio de SEGA AM5 encabezado por Tetsuya Mizuguchi hizo lo mismo en el año 1995.

Este grupo interno de Sega fueron los encargados de ver claramente cómo existía un vacío en el que los juegos de rally realistas no tenían un juego que trasladase toda la emoción de un rallye en un videojuego.

 1

Daytona USA y Sega Rally en Model 1

Sega Rally fue lanzado para las poderosas placas arcades Sega Model 2, en el año 1995, pero la nota curiosa empieza cuando se conoce cómo tanto este juego, cómo Daytona USA, estaban pensados en un principio para la placa Sega Model 1, pero cómo los proyectos se dilataron en el tiempo la tecnología obligó a cambiar de circuitería.

 2

El estudio de Sega tenía como prioridad el realismo a la hora de contar todo lo que sucede en la conducción de un rally. El hardware de Sega hacía espectacular todos y cada uno de los videojuegos que tocaba, a pesar de ser luego no tan dotado jugablemente, pero lo cierto es que el músculo que mostraba esta bestia tecnológica hizo que Sega Rally Championship fueran amado hasta por jugadores que no estaban interesados en un principio en ensuciarse con un juego de rallys.

 3

¡Corre hacia el siguiente nivel!

Con esta frase aparecida en uno de los propios "flyers" que publicitaban el juego, podemos ver cómo aún queda algo de la agresiva publicidad que Sega nos tuvo acostumbrado durante gran parte de los noventa. Pero faltaríamos a la verdad si no contásemos, cómo aquel agresivo, y hasta casi hiriente eslogan que SEGA abrazó durante años, fue verdad con Sega Rally.

Espectáculo bajo el barro

Sega Rally Championship (más conocido cómo Sega Rally sin más) fue un arcade que llevó la temática de los videojuegos de rallye a un verdadero nuevo nivel: gráficamente se aprovechó de un hardware espectacular para representarlos icónicos Toyota Célica GT, el Lancia Delta HF Integrale y el invitado a la fiesta Lancia Stratos de velocidad impactante y control imposible.

Sega Rally fue un espectáculo visual en 1995. Y decimos bien que lo fue en aquel entonces porque podemos decir que quizás a envejecido no tan bien como hubieran deseado nuestros recuerdos, que se ven sobrecogidos por la realidad. El videojuego era un espectáculo entonces, pero hoy día hay quienes sólo puedan ver su baja resolución, su desconcertante popping y muchas grietas entre los polígonos que conformaban el escenario.

Pero a pesar de que no ha envejecido de la mejor manera, a mitad de la década de los noventa sí era un juego sobresaliente. El sonido ensordecedor del barro saltando era potenciado por unos modelos poligonales que hacían de los derrapes una de las mayores experiencias para los que en los años anteriores habíamos vivido las victorias de Carlos Sainz y necesitábamos sentir de algún modo la emoción de conducir coches preparados para este tipo de competiciones.

Three, Two, One, GO!

Esta particular cuenta atrás que también se convirtió en icónica para la saga, nos hizo olvidar que al salir de la meta debíamos adelantar a oponentes que ya iban por delante nuestro y deberíamos arañar en cada curva, en cada giro unas décimas que nos harían adelantar los suficientes checkpoints para acceder a el siguiente tramo.

Muchos ni tan siquiera caímos en el que los rallys no son ni por asomo así, ya que son tramos controlados cada ciertos segmentos en los cuales uno sabe qué tramo hace en menos tiempo y por lo tanto, gana la etapa. Pero daba igual, AM5 hizo que adelantar en una curva o meterse entre un coche y una curva cerrada se convirtiera en un juego de maestros.

Mi hermano menor, habitual jugador de Sega Rally me advirtió de cómo a pesar de jugar tantas partidas seguidas sin yo entender el motivo, en cada carrera aprendía como arañar unos segundos para pasar a el siguiente tramo, ni que decir tiene que lo que aprendí es que no es necesario un sinfín de circuitos arropados de cientos de coches para hacer uno de los mejores juegos de conducción de todos los tiempos.

Sega Rally llegó para llenar un vacío en el momento exacto. Sus programadores juntaron todas sus fuerzas para hacer un juego arcade en el que sus partidas a dobles con dos muebles conectados resultaron épicas, que pudimos repetir en conversiones domésticas, destacando la versión de Sega Saturn, mejorada con más velocidad y con una factura técnica que no se volvió a dar en la propia consola hasta su muerte.

La genial música acompañó al juego en todos sus tramos, tanto en los menús como en los propios circuitos destaca su banda sonora por su calidad y emoción.

En el circuito final nos esperaba el coche más potente, el que más se iba en las curvas -el Lancia Stratos-, en un escenario totalmente nevado, con la pista helada…Three, Two, One, GO!!

 4

Alberto González
ANTERIORES
Retro The Legend of Zelda: Link’s Awakening
Retro
19:04 6/12/2013
El primer Zelda portátil, recordamos el cartucho que demostró que Link podía ser grande en la pequeña consola.
Retro Samurai Shodown
Retro
17:54 13/12/2013
En los noventa se contaban por decenas los grandes juegos de lucha en los salones arcade. Entonces llegó Samurai Shodown.
SIGUIENTE
Retro Joe & Mac: Caveman Ninja
Retro
19:14 27/12/2013
Con el videojuego de hoy volvemos a la prehistoria. Sin remontarnos tanto y deteniéndonos en el año 1991 podremos contemplar un poco de la gloria de Data East.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir