Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Croc: Legend of the Gobbos

Con la llegada de nuevos juegos de plataformas recordamos la aventura del pequeño cocodrilo en los noventa.
Croc: Legend of the Gobbos
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

En el año 1996, Super Mario 64 demostró que los juegos de plataformas podían ser divertidos y profundos llevándolos a un mundo en 3D, a un "nuevo nivel", que muchas compañías también explotaron. Muchos estudios presentaron a sus "mascotas" en entornos 3D, y mientras algunos se dieron un buen batacazo -como Bubsy 3D-, otros, sin llegar al nivel de excelencia del juego de Nintendo, dejaron un gran sabor de boca.

Los británicos Argonaut Software fueron los responsables de muchos juegos de 8 y 16 bits en las consolas de Nintendo, y colaboraron con la compañía nipona en la creación del chip Super FX, que permitía a Super Nintendo mover gráficos poligonales. De estar manera nacerían juegos como Stunt Race FX, y el mucho más recordado, Star Fox, una saga que ha llegado hasta nuestros días.

Después de estos proyectos, enseñaron una versión prematura de un plataformas en 3D con Yoshi como protagonista, pero Nintendo desechó la idea, lo que hizo que las colaboraciones entre las dos compañías terminaran. Star Fox 64 fue programado enteramente por Nintendo EAD, y el plataformas que presentaron fue reconvertido en Croc: Legend of the Gobbos.

La compañía británica decidió terminar el videojuego de plataformas y para ello inventaron un personaje, el cocodrilo Croc, que es descubierto por el rey de los Gobbos en un río, metido en una cesta. Los pequeños e indefensos Gobbos lo crían como su fuera uno de los suyos, pero pronto pega el estirón para sorpresa de todos por su inmenso tamaño.

Pero de pronto aparece el malvado Barón Dante, y secuestra a los adorables Gobbos y los encierra en seis mundos -si contamos la isla secreta-, dejando al rey encerrado en la última isla, en la que nos enfrentaremos al mismísimo Barón.

Licencia para tiritar

El juego fue lanzado en 1997 para PlayStation y Sega Saturn, con pequeñas diferencias gráficas entre las versiones, pero con una jugabilidad y diseño idénticos. Los gráficos eran coloridos, y las seis islas se basaban en diferentes tipos de parajes, como un desierto, una isla volcánica, un glaciar o un mundo de cristal.

Todas las fases estaban construidas con buen gusto y se desarrollaban de manera no lineal, ya que la premisa era llegar hasta el gong para llegar al siguiente nivel. Pero en cada fase hay escondidos seis Gobbos, y debíamos recoger las gemas de diferentes colores para obtener el último de estos pequeños.

Los controles respondían con precisión, con unos saltos y ataques esenciales para llegar a las plataformas más difíciles, y salir así con vida de los diferentes retos que nos encontrábamos a lo largo de esta aventura. Había que recoger a todos los Gobbos posibles, y en más de una ocasión debíamos darnos la vuelta para salvar al último de ellos, o simplemente continuar hacia el gong de fin de nivel.

Quizás uno de los problemas que muchos encontraron fue la cámara, un problema recurrente en estos primeros plataformas en 3D, ya que no siempre seguía bien la acción, y en muchas ocasiones nos podíamos "quedar vendidos", si la visión se perdía al ver una pared o una textura y no donde estaba nuestro protagonista.

Pero aun así, Croc se dejaba manejar a las mil maravillas, con un botón para darnos la vuelta, heredado claramente de Tomb Raider, y de otros elementos como las gemas que debíamos recoger para no perder la vida, y que al contacto con un enemigo, saltaban por los aires, de la misma manera que en Sonic The Hedgehog.

Además nos teníamos que enfrentar a unos jefes de final de fase antológicos, sobre todo, por el humor que derrochaban todos ellos, con errores de golpeo o "unos andares" realmente desternillantes, mención especial a la mariquita boxeadora.

La banda sonora es otro de los descubrimientos del juego, ya que las composiciones rallaban a un gran nivel, con músicas pegadizas, simpáticas y que acompañaban perfectamente al extenso mundo y a cada una de sus situaciones.

Quienes tuvieron el juego por aquel entonces, también recordarán un libro de instrucciones, como ya no suelen hacerse, con un sentido del humor sólo comparable a los nombres de las fases como la mencionada "licencia para tiritar" o "la vida es una playa".

Croc fue un notable videojuego, que a pesar de tener casi veinte años ha envejecido de gran manera, ya que sigue teniendo un diseño de niveles realmente bueno y desafiante, unos jefes desternillantes pero con una dificultad justa, y es largo si queremos completarlo todo.

ANTERIORES
Retro Sonic Blast
Retro
18:41 5/8/2016
Rememoramos otro juego del erizo azul, con uno de sus experimentos de finales de los noventa. ¿Con qué resultados?
Retro Anarchy
Retro
18:56 12/8/2016
En la época en la que los videojuegos se copiaban entre sí, Anarchy destacó por ofrecer mucho por muy poco.
SIGUIENTE
Retro Target Earth
Retro
18:57 2/9/2016
Recordamos el juego original en el que se basa el reciente Assault Suit Leynos. ¿Tan bueno fue hace 26 años?
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir