Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

  1. Vandal
  2. Juegos Retro
  3. Castlevania The New Generation: Un segoviano contra Drácula
Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Castlevania The New Generation: Un segoviano contra Drácula

·
La única vez que sonó el látigo de los Belmont en Mega Drive.
Un héroe segoviano en la portada de un Castlevania. ¿No es para sentirse orgullosos?

Hace justo un año rendimos honores a los Castlevania de NES, y ahora llega el momento de recordar la única entrega de la saga que llegó a ver la luz en Mega Drive. Castlevania: The New Generation aterrizó en las tiendas europeas en la primavera de 1994 con una misión nada sencilla: mantener el enorme nivel de calidad qua habían alcanzado las anteriores entrega de la franquicia.

Super Castlevania IV (Super Nintendo; 1991) y Rondo of Blood (PC Engine Super CD-ROM, 1993) habían dejado el pabellón altísimo, por no hablar del no menos soberbio Akumajo Dracula/Castlevania para X68000 de 1993 (aunque pocos occidentales pudieron catarlo hasta que llegó el port a PlayStation en 2001). El desarrollo no fue nada sencillo, y más teniendo en cuenta que al mismo tiempo en Konami se estaba cocinando el explosivo Contra Hard Corps/Probotector para Mega Drive, que llegaría a las tiendas unos meses más tarde (otoño de 1994 en Europa).

La versión japonesa recurrió al mismo arte que la europea. Los americanos se desmarcaron con una suerte de Curro Jiménez 'ciclao'.

Puede que sus gráficos no fueran tan espectaculares como los del Contra de Nobuya Nakazato (quien venía de firmar el encantador Rocket Knight Adventure), pero Castlevania: The Generation deslumbró con unas cuantas virguerías gráficas (de las que hablaremos un poco más abajo) y se guardaba unos cuantos ases en la manga para sorprender a los jugadores.

Al principio de la partida debíamos elegir entre dos personajes: John y Eric.

El cartucho nos permitía elegir, al principio de la partida, entre dos personajes. John Morris era un lejano descendiente de los Belmont (de ahí que porte el legendario látigo de la familia, Vampire Killer), pero además ¡era el hijo de Quincy Morris!, uno de los personajes de la novela de Bram Stoker. En el manual PAL lo rebautizaron como Kincy Morris, posiblemente para evitarse líos legales.

La vampira Elizabeth prácticamente provocó la Primera Guerra Mundial para resucitar a Drácula. Podría haberse quedado quietecita.

El otro personaje seleccionable era aun más exótico. Eric Lecarde era un lancero ¡segoviano!, que en lugar del látigo de los Belmont utilizaba como arma una alabarda, bautizada como Alcarde Spear dentro del juego, aunque en el manual se la describe como "lanza de brujas".

El arranque del juego es puro Castlevania: su hall, sus zombis, sus murciélagos XXXL…

La elección de personaje tenía su importancia más allá del plano estético o nuestro patriotismo (¡Viva Segovia!). Tanto John como Eric tenían ataques y habilidades exclusivas que determinaban, en momentos puntuales del juego, la ruta a seguir.

Este péndulo apareció en el 99% de los análisis de las revistas de la época.

El látigo de John podía engancharse en los techos para alcanzar zonas a primera vista inaccesibles (balanceando al personaje a lo Indiana Jones), mientras que Eric utilizaba la lanza a modo de pértiga para llegar a zonas elevadas del escenario. Esto aportó a The New Generation una notable rejugabilidad, a la altura del Castlevania III de NES.

Hay zonas por las que no puede pasar Eric y que John puede sortear haciendo el Indiana Jones.

La trama era deliciosamente chiflada, y nos llevaba nada menos que a los albores de la Primera Guerra Mundial, un conflicto provocado por la vampira Elizabeth Bartley, un personaje inspirado (sin mucho disimulo) en Erzsébet Báthory, la "condensa sangrienta". Hasta llegar a ella el jugador debía superar seis niveles repartidos por el viejo continente: Rumanía (ruinas del castillo de Drácula), Grecia (el templo atlante), Italia (la Torre de Pisa), Alemania (factoría de municiones), Francia (el Palacio de Versalles) y por último Inglaterra, con el Castillo Proserpina como escenario del duelo final contra Bartley y, claro está, el mismísimo Conde Drácula (el bueno de Vlad no iba a perderse la fiesta).

En esta preciosa fuente de Versalles el agua se tornará sangre antes nuestros ojos.

La época en la que transcurre el juego da cancha a algunas "modernidades", sobre todo en el nivel ubicado en Alemania, que incluye esqueletos armados con cascos prusianos, un tour dentro de los pistones de un gigantesco motor o un jefazo construido a base de engranajes que perfectamente podría haber formado parte del repertorio de enemigos de Gunstar Heroes.

Eric puede usar la lanza a modo de pértiga para alcanzar zonas superiores. También sirve como ataque contra enemigos aéreos.

Zombis, cuervos, momias, tritones, murciélagos gigantes, las siempre cansinas cabezas de Medusa, esqueletos…el bestiario de The New Generation recuperaba enemigos clásicos de la saga, incluyendo jefazos emblemáticos como el Monstruo de Frankenstein, Medusa, el Gólem o la mismísima Parca, la cual nos retaba a decidir nuestro destino a través de las cartas del Tarot.

Medusa, el Monstruo de Frankestein, la Parca… no podían faltar a la fiesta.

Aunque los sprites de los protagonistas eran bastante pequeños (en comparación a lo que se había visto en Super Nintendo o PC Engine) y el colorido era un poco chirriante, Konami dotó al juego de algunos efectos gráficos realmente meritorios, desde rotaciones (la cabeza gigante de la estatua, la Torre de Pisa) hasta el hermoso reflejo del agua en el escenario de Grecia.

Aunque no llegó al despiporre técnico del 'Contra' de MD, este 'Castlevania' nos regaló algunas rutinas gráficas bastante meritorias.

Algunos de estos efectos incluso afectaban a la propia mecánica. En un momento del juego la pantalla llega a fragmentarse, obligándonos a calcular el salto de nuestro personaje, en una sucesión de auténticos saltos de fe no aptos para jugadores impacientes.

La dificultad se disparaba aun más cuando la pantalla se fragmentaba o teníamos que jugar 'boca abajo'.

La música siempre ha cumplido un papel crucial en los Castlevania, y la entrega Mega Drive no fue una excepción. De hecho la banda sonora del juego vino firmada nada por la genial Michiru Yamane, quien años más tarde firmaría la música de Symphony of the Night. El cartucho desplegaba algunos temas magistrales que han acabado formando parte de los recopilatorios musicales de la saga, pero curiosamente el popular "Theme of Simon" no suena en el juego hasta que derrotamos a Bartley y nos dirigidos al duelo final contra Drácula.

Si quieres escuchar 'Bloody Tears' durante el juego, más te vale introducir este truco…

En su momento la ausencia de más melodías clásicas nos desconcertó a muchos usuarios. De manera inexplicable, tres de ellas se ocultan dentro del código del cartucho. Para poder deleitarnos con "Vampire Killer", "Bloody Tears" y "Beginning" es necesario recurrir a un truco. En la pantalla de opciones hay que seleccionar la BGM 05 y el SE 073. A a hora de jugar, cada vez que logremos potenciar el arma de nuestro personaje al máximo podremos escuchar (de manera aleatoria) uno de estos tres clásicos musicales de Castlevania, aunque dejarán sonar en cuanto recibamos un impacto de los enemigos. ¿Por qué Konami no activó esto desde el principio?

Una polilla gigante en el Palacio de Versalles. Esto pasa por no echar las cortinas cuando llega el verano.

Tampoco podemos obviar la aparición de la censura, que afectó incluso al título del cartucho. De sobra es conocido el peso que tenía la central europea de Konami, situada en Alemania. Mientras que en Japón el juego fue bautizado como Vampire Killer, en EE.UU. se llamó Castlevania: Bloodlines. Las referencias a la sangre dentro del título no gustaron a los alemanes, por lo que la entrega PAL fue finalmente distribuida bajo el título que todos conocemos: Castlevania: The New Generation.

El juego tenía algunos efectos realmente hermosos, como la luz filtrándose por este pasillo.

Ojalá la censura se hubiera acabado ahí. La pantalla inicial cambió el rojo sangre por un azul pocho, se alteró el color de los zombis y, como colofón, eliminaron en Europa la secuencia en la que la lanza se clava en el cadáver de Eric cada vez que el segoviano pierde toda la barra de vida. Tampoco nos rasguemos las vestiduras: Nintendo América también metió mucha mano a los Castlevania de NES y SNES, y no por ello dejamos de adorarlos.

En Europa nos quedamos sin ver cómo la lanza atravesaba el cadáver de Eric.

Con censura o sin ella, conseguir una copia física del Castlevania de Mega Drive no es sencillo, a menos de que estés dispuesto a pagar una buena cantidad dentro del mercado coleccionista. Aunque no es nada comparado a lo que se pide por el cartucho con la beta del juego. Al parecer está en manos de algunos coleccionistas, e incluye elementos que se desecharon en el juego final, como un dirigible teutón o una fase plataformesca con un suelo de lava.

Por supuesto, el cartucho incluía el clásico duelo contra Drácula.

Drácula se despidió de Mega Drive con una única entrega, aunque la historia podría haber sido muy distinta si no se hubiera cancelado el desarrollo del Castlevania para 32X liderado por Koji Igarashi. Este proyecto, conocido entre los fans de la saga como Castlevania Bloodletting, acabaría siendo el germen del magistral Symphony of the Night.

A la derecha el anuncio USA, a la izquierda el español. Su carátula era infame pero el anuncio les quedó mucho mejor.

¿Cuál de los dos personajes de The New Generation era vuestro favorito? ¿Llegasteis a descubrir en su día el truco para escuchar los tres temas clásicos de la saga) ¿A qué esperan en Segovia para erigirle una estatua a Eric Lecarde? Como siempre esperamos vuestros comentarios y anécdotas. Y si sois fans de la familia Belmont, servidor os recomienda el magistral libro que Hardcore Gaming 101 dedicó a la saga Castlevania, editado en castellano por Game Press. Y no lo digo porque el prólogo sea mío. De hecho os lo podéis saltar, porque es una castaña comparado con el resto del libro.

ANTERIORES
Retro
16:49 16/3/2018
SNK y NAZCA hicieron del tiroteo un arte.
Retro
16:43 23/3/2018
El debut de Sonic en los salones recreativos.
SIGUIENTE
Retro
14:15 6/4/2018
Recordamos el clásico de Master System.
En forosComentar en nuestros foros

sebas66 · 29/06/2018 19:12
Mi castlevania favorito,arriba eric y john!

Scarr · 02/04/2018 10:46
[quote]Respecto a Vampire's Kiss... Recuerdo comprármelo con toda la ilusión el mundo en su día, por mi 14 cumpleaños. Y fue ver la brusquedad del scroll cuando subí las primeras escaleras, y caérseme el alma a los pies. No es mal juego, pero se encuentra a años luz tanto de su predecesor como de la entrega de Mega Drive, y por supuesto de Rondo of Blood.[/quote]

Vampire´s Kiss a pesar de ser un descafeinado de Rondo Of Blood, no está tan mal, lo que pasa es que aún así, su peor enemigo fue, hablando de la consola en la que salió, Super Castlevania IV, que dejó el listón muy alto,y la crítica se volcó con el.

Yo tuve el "handicap" de jugar primero Rondo Of Blood que Vampire´s Kiss, de hecho me compré en el 95 mi amada Pc-Engine Duo, sólo por este juego, y me encantó, es uno de mis 5 juegos favoritos de siempre, y mi Castlevania favorito, el caso es que en el 96, cuando salió en España Vampire´s Kiss, rebajaron de precio la versión japonesa dónde compraba yo los juegos importados, y decidí darle una oportunidad, como amante de la saga y habiendome gustado Rondo Of Blood, me dije: "Puede estar bien"

La verdad es que las sensaciones iniciales fueron bastante pobres, tenía muy reciente Rondo Of Blood y para mi gusto, este no le llegaba a la suela de los zapatos...

Aún conservo los dos, y auque Rondo Of Blood sigue siendo para mi el mejor Castlevania, he de decir, que al igual que me pasó con Bloodlines, conel tiempo, ya tras varias rejugadas, he conseguido saber apreciarlo mejor, es un buen juego, pero le pesa ser la astilla de un gran palo...

Un saludo

The Namec · 02/04/2018 10:23
A mi lo que me alucina es la necesidad de desmerecer a un juego para ensalzar a otro. Partiendo de que [b]Super Castlevania IV[/b] es mi juego favorito de todos los tiempos, hay que ser ciego para no ver las virtudes de [b]Bloodlines[/b], es un estilo distinto pero muy atractivo, y es totalmente comprensible que mucha gente lo prefiera.

Respecto a Vampire's Kiss... Recuerdo comprármelo con toda la ilusión el mundo en su día, por mi 14 cumpleaños. Y fue ver la brusquedad del scroll cuando subí las primeras escaleras, y caérseme el alma a los pies. No es mal juego, pero se encuentra a años luz tanto de su predecesor como de la entrega de Mega Drive, y por supuesto de Rondo of Blood.

Kurt_maverick · 01/04/2018 22:50
Suculento artículo! Ojalá vuelvan los castlevania así, sin mucho menos desmerecer el reciente trabajo del estudio español que me encantó!

valken03 · 01/04/2018 20:24
Uno de mis titulos favoritos para Megadrive que por suerte aun poseo ( aunque sea la version pal,!maldita censura! ).El poder elegir a dos personajes le daba mucha vidilla al titulo, y la banda sonora es de lo mas bestia que he escuchado.Me he quedado alucinado con el truco para escuchar los tres temas musicales escondidos ( toca probarlo hoy mismo ).Felicidades a Bruno un reportaje trabajado e interesante como siempre.

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir