Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Las 20 MEJORES películas de SUSPENSE, INTRIGA y MISTERIO de la historia (Actualizado 2020)

Las 20 MEJORES películas de SUSPENSE, INTRIGA y MISTERIO de la historia (Actualizado 2020)

Seleccionamos las 20 mejores cintas para los amantes del cine de intriga. Una lista actualizada a lo último que te ayudará a comprender y amar los thrillers como género cinematográfico.
Las 20 MEJORES películas de SUSPENSE, INTRIGA y MISTERIO de la historia (Actualizado 2020)
·

Síguenos

Hay pocos géneros que sean capaces de mantenernos pegados a la pantalla como el suspense o el thriller. En Vandal Random hemos elaborado una lista variada y muy completa, visitando clásicos, films modernos y estrenos recientes, todos ellos confeccionados en un top que os permitirá conocer de primera mano un género cinematográfico plagado de obras maestras, joyas y cintas a reivindicar. Acomodaos en vuestro sillón o sofá preferido, encended la televisión, el proyector o vuestro ordenador y disfrutad.

¿Qué es el ‘suspense’? Una lección del maestro

PUBLICIDAD

El consagrado y célebre director de cine Alfred Hitchcock, lo definió a la perfección en una entrevista con François Truffaut recogida en uno de los libros que más recomendamos desde Vandal Random, El cine según Hitchcock: "La diferencia entre el suspense y la sorpresa es muy simple. Imagina que estamos hablando, y que hay una bomba debajo de esta mesa y nuestra conversación se torna muy anodina, no sucede nada especial y de repente: bum, explosión. "Sin embargo, pensemos ahora este asunto en clave de suspense. La bomba está debajo de la mesa y el público lo sabe, probablemente porque ha visto que el personaje, en este caso digamos que un anarquista, la ponía. El público sabe que la bomba estallará a la una y sabe que es la una menos cuarto, porque hay un reloj en el decorado; la misma conversación anodina se vuelve de repente muy interesante porque el público participa en la escena."

"En el primer caso, se han ofrecido al público quince segundos de sorpresa en el momento de la explosión. En el segundo caso, le hemos ofrecido quince minutos de suspense", concluía. Estas sensaciones y diferencias en el lenguaje cinematográfico, cuajan un género por sí solo, ofreciéndonos la posibilidad de disfrutar de recursos estéticos y estructurales que nos harán mantenernos pegados al sillón durante lo que dure la cinta. Por eso, seleccionamos las 20 mejores cintas de suspense y misterio, una selección que está llena de películas clásicas y actuales y que hemos elaborado en Vandal Random para la ocasión.

Searching (2018)

Aneesh Chaganty, responsable de films y documentales especiales como como Google Glass: Seeds y la reciente Mamá te quiere, firmó en 2018 una de las películas de suspense o intriga más notables de los últimos tiempos. Searching nos narra la historia de la desaparición de la hija de 16 años de David Kim, abriéndose una investigación policial para su posterior búsqueda. Sin embargo, ante la inapetencia del departamento de policías, y la falta de pistas reales, Kim decide comenzar a bucear en los secretos de su hija al encender su portátil e investigar por sí solo las redes sociales y archivos, buscando a través de la pantalla. Con un planteamiento valiente, este retrato de los tiempos que vivimos, consigue ofrecer una potente historia al espectador sin grandes alardes técnicos -es cine independiente- y con los los ojos del propio John Cho, que protagoniza el film.

Un lugar tranquilo (2018)

John Krasinski debutó por la puerta grande con su primer film tras las cámaras ejerciendo de director. Siguiendo una historia de Bryan Woods y Scott Beck, el célebre actor de televisión se rodeó de un buen reparto y construyó una historia de intriga y terror con grandes dosis de originalidad. Un lugar tranquilo nos cuenta las desventuras de una familia que vive en una casa aislada por completo de todo. Ajenos a la civilización tras la llegada de unas criaturas que escuchan el más mínimo ruido y cazan a sus presas por el sonido, sobreviven cultivando sus propias plantas y comunicándose con el fuego con otros vecinos de la zona. Mezclando la tensión visual y narrativa con un uso muy inteligente del sonido, Un lugar tranquilo presenta una fórmula que engancha tanto como ansiedad consigue despertar en el espectador.

Mystic River (2003)

Pocas palabras pueden definir qué significa o supuso este drama moderno y referencia absoluta dentro de la intriga cinematográfica. Dirigida por Clint Eastwood, y basándose en la novela de Dennis Lehane, Mystic River ahonda en una dura y arraigada tragedia que marca para siempre la infancia de los personajes interpretados por Sean Penn, Tim Robbins y Kevin Bacon en el film. Por tristes azares del destino, un doloroso hecho los vuelve a reunir, despertándose con él nuevos y viejos miedos, dudas y rencores. Seremos honestos: el relato de Eastwood se hace grande por momentos conforme avanza el minutero, presentándonos un refinamiento exquisito en su narración gracias al soberbio guion firmado por Brian Helgeland. Galardonada con 2 premios Oscar y 2 Globos de Oro (mejor actor para Penn y mejor actor secundario para Robbins), una cinta que debería presentarse como ejemplo perfecto de lo que el cine puede dar de sí.

No respires (2016)

¿Cómo se le puede dar la vuelta a una película de intriga? Pues añadiéndole un poco de terror. En 2016, Fede Álvarez, que ya había dirigido el remake de Posesión infernal y varios episodios de Abierto hasta el amanecer, se alió con su amigo Sam Raimi y la productora Sony, para presentarnos la historia de un grupo de jóvenes ladrones que deciden robar a un ciego (Stephen Lang) una valiosa cuantía monetaria que, en teoría, está oculta entre las paredes de su casa. Sin embargo, lo que parecía un plan perfecto y un dinero fácil, acabará en un terrible error que pagarán. Usando una atmósfera opresora a través del silencio y la casi total carencia de ruidos o diálogos, los ladrones deberán luchar y sobrevivir contra un psicópata que los intentará cazar uno a uno en un terreno que conoce mejor que ellos.

Noche de lobos (2018)

Netflix lleva varios años produciendo grandes películas e ideas que consigan nutrir su cada vez más variado y distintivo catálogo. Contando con Jeremy Saulnier -director de entre otras, Green Room, Blue Ruin y varios episodios de True Detective en su tercera temporada- como gran artífice y una novela como la de William Giraldi de base, dieron luz verde a Noche de lobos, un film que usa la naturaleza como escenario para su narración de intriga. Nos cuenta la particular aventura y viaje a Alaska de Rusell Core (Jeffrey Wright) un experto en lobos que debe ayudar a una madre a cazar a los animales que se llevaron a su hijo pequeño. Sin desvelar más, debemos advertir que se trata de una película muy intensa, asfixiante, que convierte lo real en algo desesperadamente brutal, mezclando ideas, conceptos y trucos cinematográficos para ofrecernos un film completamente nuevo.

Diamantes en bruto (2019)

A veces, aunque sea pocas en comparación al volumen de películas o series que produce y crea, Netflix da en el clavo. Y a exponentes como Roma, El irlandés o Historias de un matrimonio nos referimos, auténticas joyas que llegan al espectador y marcan un antes y un después en el género en el que se afianzan y enmarcan. Diamantes en bruto, firmada por Ben y Joshua Safdie, nos narra la truculenta y atribulada la historia de un atrevido, deslenguado y chulesco joyero de Nueva York. En su afán por salir adelante, aunque eso le cueste la vida, buscará arriesgarlo todo con la idea sobrevivir en un entorno complejo y lleno de personas que intentarán matarte por un porcentaje. Protagonizada por un excelente Adam Sandler, en Diamantes en bruto cada secuencia consigue encandilar más al espectador, que acabará rendido y completamente entregado a las piruetas de un Sandler que intentará salir adelante con las más impensables tretas. Un thriller psicológico atípico por el que bien merece la pena pagar la suscripción a Netflix.

Zodiac (2007)

David Fincher es uno de los mejores directores de la historia. Sin paliativos. Basándose en los libros de Robert Graysmith, en 2007 cuajó un maravilloso y complejo thriller sobre la figura del ‘asesino del zodiaco’, un asesino en serie que, entre 1966 y 1978, mató a decenas de personas en la región de San Francisco. Aficionado a la atención mediática, este criminal enviaba notas y pistas a la policía y los medios de comunicación, un hecho que lleva en el film a dos detectives a organizar su particular búsqueda. Con un casting en el que destacan actores como Jake Gyllenhaal, Robert Downey Jr. o Mark Ruffalo -entre muchos otros-, Zodiac es algo más que una película de intriga con crímenes por doquier. Reinventa el género por sí sola gracias a una inteligente narración que descoloca al espectador a las primeras de cambio, y que consigue hacernos sentir parte del curioso y retorcido juego del asesino que aparece en la película.

Puñales por la espalda (2019)

De acuerdo. Muchos odian a Rian Johnson por, supuestamente, cargarse Star Wars. Pero el director de Looper y es un gran cineasta y realizador, así como un inteligente guionista. Contando con Daniel Craig, Ana de Armas, Chris Evans y Jamie Lee Curtis -entre muchos otros-, nos presenta una historia de misterio al estilo de las narrativas y arquitecturas de Agatha Christie pero añadiendo un formato más moderno y divertido, estableciendo nuevos giros y elementos en el librero y ayudando a construir su propio universo de sospechosos y personajes carismáticos alrededor del supuesto asesinato del novelista de misterio Harlan Thrombey (Christopher Plummer) que da pie al desarrollo del film.

El truco final (2006)

Una buena historia de intriga o misterio debe conseguir engañarnos por completo a las primeras de cambio, volver a hacerlo a mitad de su narración y llevarnos de la mano hacia un final que no seamos capaces de discernir en un primer momento pero que tenga sentido. Y en esto, la presente cinta no tiene rival. El truco final nos la dura y encarnizada rivalidad entre dos magos que, obsesionados por realizar los mejores trucos, acaban siendo engullidos por su propia ambición. Dirigida por Christopher Nolan, The Prestige es una redonda adaptación de una excelente novela de Christopher Priest que había triunfado entre los lectores, pero que, más allá de presentarla de forma fiel, la consigue llevar a su terreno contando de nuevo con sus habituales Christian Bale y Michael Caine, pero añadiéndole la participación de actores y actrices de la talla de Hugh Jackman, Scarlett Johansson o incluso David Bowie.

No es país para viejos (2007)

Amamos a Cormac McCarthy. El escritor es el autor de algunas de las mejores novelas de los últimos tiempos, como La carretera o Hijo de Dios. En No es país para viejos se nos cuenta un suceso truculento ocurrido en 1980, en la frontera de Texas, cerca de río Grande. Allí, Llewelyn Moss (Josh Brolin), un veterano cazador, descubre a unos hombres acribillados a balazos. Lo que sería un suceso normal, dada la zona, se convierte en algo más grande y complejo cuando se encuentra con un cargamento de heroína y dos millones de dólares. Con un reparto estelar encabezado por el citado Josh Brolin, Tommy Lee Jones, Javier Bardem y Woody Harrelson, la oscarizada No es país para viejos mezcla la intriga del género thriller con toques de asesinos en serie, dramas y road movies. Los hermanos Coen constatan su maestría en una cinta crepuscular, llena de matices y dobles lecturas que adapta a la perfección el material original.

El nombre de la rosa (1986)

La novela de Umberto Eco fue clasificada, durante años, como inadaptable por su temática. Hasta que llegó el francés Jean-Jaques Annaud y decidió darle empaque y lanzarla a las pantallas de todo el mundo. La cinta nos cuenta la historia de Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), un monje franciscano chapado a la antigua y fiel seguidor de la Inquisición así como de su joven e inseparable discípulo, Adso de Melk (Christian Slater), dos personajes que intentará resolver un misterioso asesinato en una distante abadía. Plagada de acertijos, secuencias icónicas y algún que otro momento soberbio, Annaud logra adaptar con perfección casi milimétrica el best seller de Eco, y aunque se eliminan los elementos teológicos y la discusión formal de la novela, sí se enfatizan las páginas de suspense, los misterios y los enigmas que todo lo plagan.

Shutter Island (2010)

Martin Scorsese decidió adaptar la novela de Dennis Lehane con Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo o Emily Mortirmer, narrándonos las investigaciones de dos agentes judiciales en 1954 en una remota isla del puerto de Boston. Intentando descubrir qué ocurrió en aquel centro psiquiátrico, pronto se encontrarán con oscuros intereses encarnados por el siniestro director del hospital. Aunque podría considerarse algo tramposa y excesiva, la atmósfera que impregna el film a su historia y narrativa funciona como pocas. Con una retorcida puesta en escena, y provocadora en su desenlace, Shutter Island es un film sólido, paranoico y muy entretenido.

Los otros (2001)

En 2001, muchos se quedaron boquiabiertos al comprobar la deslumbrante maestría de Alejandro Amenábar como director y guionista. El éxito de Los otros, una cinta que contaba con Nicole Kidman como principal atractivo, presentó al director español de forma internacional. El film nos cuenta los extraños sucesos vistos en un enorme caserón en la Isla de Jersey en 1945, justo tras el final de la Segunda Guerra Mundial, en el que la vida continúa pese a que el marido de Grece (Nicole Kidman) no regresa de la lucha. Envueltos en la niebla y la penumbra, evitando cualquier contacto con la luz, pues los niños sufren una extraña enfermedad por la que no pueden recibir directamente la luz del día, se desarrolla un relato oscuro y tenebroso que nos mantendrá completamente agarrados a la película hasta su término. Olvidad las comparaciones con una conocida película norteamericana: Los otros es un film muy recomendable, muy sólido y que recibió reconocimiento patrio e internacional.

Argo (2012)

Ben Affleck dio el todo por el todo en 2012. Contando con un guion de Chris Terrio basado en un hecho real ocurrido en 1979 en la embajada de Estados Unidos en Teherán (Irán), nos narra cómo el personal diplomático allí afincado intenta defenderse de los seguidores del Ayatolá Jomeini buscando refugio en la casa del embajador de Canadá. Internándonos en las entrañas de la CIA, veremos cómo los gobiernos estadounidense y canadiense cooperan para organizar una operación de rescate del país sin que las autoridades iraníes lo sospechen. ¿Cómo lo hacen? Inventándose el rodaje de un film de ciencia ficción en Irán. Hablamos de un thriller muy eficaz, inteligente y directo, que añade ciertos toques de comedia y que aporta una nueva dimensión al ya conocido talento de Affleck en la dirección.

El faro (2019)

Sí, estamos de acuerdo. Es una película muy particular. A mitad de camino entre el terror, el misterio y el drama psicológico, el film de Robert Eggers nos cuenta lo sucedido en una remota y extraña isla de Nueva Inglaterra en la década del 1890. Allí, el farero Thomas Wake (Willem Dafoe) y su ayudante Ephraim Winslow (Robert Pattinson) tendrán que convivir durante al menos cuatro semanas mientras esperan el relevo que les mande de nuevo a la tierra firme. Sin embargo, pronto aparecerán las diferencias, los roces y sucederán extraños conflictos que arrojarán luz sobre las circunstancias que rodean a la isla. Asfixiante y evocadora en su telúrica idea, El faro es una auténtica obra maestra, una lección cinematográfica en la que la realidad se solapa con la imaginación y en la que será difícil discernir que está sucediendo en todo momento.

La ola (2008)

Todd Strasser decidió poner en evidencia cómo los regímenes totalitarios son capaces de calar en las mentes de los seres humanos con gran facilidad con una novela que se convirtió en todo un éxito en Alemania y que se basaba en un experimento realizado en 1967 en California sobre el mismo tema. En 2008 se nos presentó su adaptación cinematográfica a cargo de Dennis Gansel, y con gran acierto, se constató como otro pelotazo. El film consigue atrapar al espectador con una narrativa de suspense sin igual, demostrándonos por el camino una lúcida alegoría política que bien describe los tiempos que corren. Pronto, lo que parecía una prueba inocua basada en la disciplina y el sentimiento de comunidad, irá derivando a un experimento peligroso y retorcido, que convertirá a los estudiantes en verdaderos fanáticos.

Prisoners (2013)

Si David Fincher maneja como nadie los elementos de un thriller, Denis Villeneuve le va a la zaga. Prisoners o Prisioneros nos cuenta el dramático descenso a los infiernos de Keller Dover (Hugh Jackman) un preparacionista obsesionado con la seguridad. Sin embargo, un día deberá enfrentarse a la peor de sus pesadillas: Anna, su hija de seis años, ha desaparecido con su amiga. Pronto verá cómo el pánico lo va dominando, aterrorizándolo y haciéndole cometer uno de los peores actos imaginables con tal de descubrir la verdad. El cineasta canadiense impregna con su fórmula narrativa y su propia visión del mundo, oscura y sobrecogedora. Con unos grandes Jake Gyllenhaal y Jackman, el film está trufado de buenos momentos, de situaciones brutales, personajes complejos y de momentos muy incómodos. Un film mayúsculo.

El bosque (2004)

¿Una película de M. Night Shyamalan? Sí. Más poética que de costumbre, la realización del cineasta nos lleva a una historia ambientada en una distante y pequeña población rural de Pennsylvania completamente atemorizada por unos extraños seres que habitan en el bosque y no los dejan traspasar sus límites. Cumpliendo una serie de reglas, estas criaturas perfilan los comportamientos de la comunidad hasta que algo sucede. Extraña y atractiva, y con los habituales giros que caracterizan la filmografía del director, hablamos de una joya atemporal que fue vapuleada por el desconocimiento de los espectadores y que incluye a actores y actrices como Joaquín Phoenix, Bryce Dallas Howard, William Hurt o Adrian Brody en algunos de sus mejores y respectivos papeles. Mención especial a la banda sonora de James Newton Howard y la fotografía de Roger Deakins.

El dilema (1999)

El dilema es una de las grandes películas de intriga y drama de los últimos veinte años. Construida en base a un suceso real en el que un científico y directivo de una gran tabacalera descubre las sustancias que se añaden a los cigarrillos para hacer adictos a los fumadores, Michael Mann se rodeó de actores como Al Pacino, Russell Crowe y Christopher Plummer para enarbolar un complejo drama judicial en el que distintas partes, medios de comunicación, autoridades políticas y ciudadanos, intentan descubrir la verdad que se oculta detrás de uno de los negocios más lucrativos del mundo. Una obra maestra basada en el artículo The Man Who Knew Too Much de Vanity Fair, surgido a finales de los años noventa.

Parásitos (2019)

La oscarizada Parásitos de Bong Joon-ho es una película de intriga con tintes de comedia retorcida, muy al estilo de otras piezas de la filmografía de su director. Sirviendo como metáfora social y reflejo de una realidad global, aunque específicamente centrada en Corea del Sur, nos permite disfrutar de una narración que nos mantendrá en vilo durante sus generosos 132 minutos. Contándonos la historia de dos familias, una de humildes trabajadores de un barrio pobre y la de una familia de la alta sociedad, Parásitos es una fina cinta capaz de mostrarnos lo mejor de cineastas del pasado -Bong Joon-ho es un erudito del cine- bajo una nueva coraza y propuesta.

Alberto González
alfred hitchcock
asesinato en el orient express
el sexto sentido
el silencio de los corderos
la ventana de enfrente
memento
vértigo
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 9
RANDOM
Flecha subir