1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica El Proyecto Adam - De viajes en el tiempo con Ryan Reynolds y Netflix

Crítica El Proyecto Adam - De viajes en el tiempo con Ryan Reynolds y Netflix

Netflix estrena 'El Proyecto Adam', un filme familiar que narra una divertida aunque poco sólida historia de viajes en el tiempo con Ryan Reynolds. Os contamos todo en nuestra crítica sin spoilers.
Crítica El Proyecto Adam - De viajes en el tiempo con Ryan Reynolds y Netflix
·
el proyecto adam
shawn levy

Shawn Levy, director de El Proyecto Adam, es también uno de los padres de Stranger Things, el monumental éxito de Netflix que pronto contará con su cuarta temporada en el servicio de streaming. Levy, cineasta afianzado en el cine familiar y en las comedias, ha sabido navegar entre el humor autocomplaciente, los personajes con diálogos desternillantes y las aventuras para todos los públicos.

El Proyecto Adam, que se estrena el 11 de marzo en la plataforma, es una oda al cine de los ochenta, aquel que inspiró a toda una generación de directores y realizadores. Sin embargo, y pese a contar con un punto de partida interesante y un reparto espectacular, El Proyecto Adam se pierde en sí misma y no llega a culminar su trama de viajes en el tiempo. En Vandal Random la hemos visto y os contamos qué nos ha parecido una crítica sin spoilers.

El Proyecto Adam: Viajes en el tiempo, referencias al cine de los ochenta y muchos chascarillos

Levy ha acariciado las mieles del éxito con Free Guy, un hit en la taquilla mundial que nos narra cómo un NPC (non playable character) de un mundo virtual acaba convirtiéndose en el héroe de la función y cambiando para siempre el destino de su realidad. El responsable de Noche en el museo sabe muy bien qué teclas tocar en eso del cine familiar, otorgándole a cada espectador su propio espacio, sin renunciar a las grandes secuencias de acción, los chistes o los romances. Su carrera está llena de películas que denotan cierta predilección por el cine de los años ochenta, con decenas de referencias estéticas y argumentales que se han convertido en una seña de identidad y autoría. Para lo bueno y para lo malo.

El Proyecto Adam Netflix

El Proyecto Adam (The Adam Project en su título original) es una historia de ciencia ficción al uso, que bien podría haber sido firmada por Steven Spielberg -aunque el resultado habría sido distinto- y en la que se hace hincapié en el destino, la familia y el peso de las decisiones que se toman a lo largo de una vida. El punto de partida es muy simple: un piloto que retrocede en el tiempo llamado Adam colabora con su yo más joven y su difunto padre para reconciliarse con su pasado mientras intenta salvar el futuro. Tal cual.

Con Ryan Reynolds como principal protagonista, ya sabéis cómo acaba la cosa. Levy y Reynolds tienen cierta química, eso se nota, y la cinta gana muchos enteros cuando el peso de la secuencia la lleva el actor de Deadpool. Ha hecho suya una forma de actuar única y le ha salido bien, como demuestran los éxitos recientes de Alerta Roja -un auténtico pelotazo- o la citada producción de Marvel.

Ryan Reynolds El Proyecto Netflix

Sus responsables han afirmado, una y otra vez, que El Proyecto Adam fue creciendo como historia al incorporar muchos elementos familiares y personales de sus protagonistas, intentando encajar todos esos traumas propios en la construcción de un relato que aborda, de manera más o menos acertada, la idea de reencontrarse con el pasado, cambiarlo e intentar ver el futuro con otros ojos. Si ponemos al filme bajo el microscopio, e intentamos meter el dedo en su estructura, observaremos que se trata de un blockbuster tradicional, con una división muy previsible, que no sabe sorprender en sus secuencias de acción y que acaba siendo un poco estomagante en su tramo final. Si pensáis en cualquier película de ciencia ficción familiar o en una gran producción de estudio de los últimos años, seguramente sepáis qué va a ocurrir. Paso por paso. Como si nosotros mismos fuésemos el viajero del tiempo que viene a observar un hecho que ya ha sucedido.

El Proyecto Adam es una película entretenida pero muy previsible que no termina de sacar partido a su premisa

A veces, y en momentos concretos de su trama, se trata de una película muy simpática. No oculta su naturaleza ni su alma de película nostálgica, jugando con la referencia forzada y evidente a cintas con las que comparte temática como Regreso al futuro o Terminator, pero afianzándose en el concepto de E.T, el extraterrestre, haciendo acopio de esa fantasía tan infantil de tener un amigo especial capaz de hacer cosas increíbles. Ese espíritu inocente y naif es de lo más destacable de El Proyecto Adam. Walker Scobell, que encarna al joven Adam, es un actor capaz de todo, y sorprendentemente, es un auténtico fan de Reynolds en la vida real. Este intangible, esa química verdadera con la estrella de Hollywood, se nota. Por eso decimos que la película es más natural cuando muestra su punto de partida -el de un padre y dos hijos que se reencuentran a través del tiempo y el espacio- que cuando intenta ser una cinta de acción al uso.

Mark Ruffalo Proyecto Adam

Catherine Kenner, la villana de la obra, y Zoe Saldaña, que encarna a la mujer de Adam en el futuro, acaban siendo engullidas por una trama que comienza a coger velocidad en su segunda hora. Pronto, la historia de Mark Ruffalo y Jennifer Garner, actriz y actor que dan vida a los padres de Adam en la cinta, toma la relevancia necesaria en el cómputo global del metraje y, sin previo aviso, nos encontramos con un clímax forzado, lleno de explosiones, efectos digitales, frases rimbombantes y muchos chascarrillos made in Reynolds. Lo que estaba bien logrado y asentado, y el sentimiento de pérdida y reencuentro de la historia se difumina como los soldados de la corporación Sorian que sirven como villanos y antagonistas sin rostro para los protagonistas.

Zoe Saldaña Ryan Reynolds Netflix

De ponernos exquisitos y echando la vista atrás, podríamos decir que incluso J.J. Abrams cometió muchos de estos errores en su notable Super 8, un filme más apegado al estilo Spielberg que este. Al contrario que Levy, el cineasta de Perdidos y Alias supo plasmar mejor el sentimiento de pérdida y superación, el de pasar página de cara al mañana. Ambas producciones juegan en la misma liga, pero una de ellas está en los puestos de cabeza y la otra en mitad de la tabla, luchando por no entrar en los puestos de descenso. El Proyecto Adam es una entretenida película familiar, ideal para una noche de cine en grupo o incluso para una tarde de domingo. Desgraciadamente no pasará a la historia, y pese a que tiene momentos de relativa brillantez, no será capaz de permanecer en nuestro recuerdo demasiado tiempo.

Hemos visto El Proyecto Adam en acceso anticipado y antes de su estreno gracias a la cortesía de Equipo Singular y Netflix España

Vandal Random es el vertical especializado en cine, series, anime, manga, cómics y entretenimiento en general de Vandal. En estas páginas también encontrarás artículos sobre cultura, ciencia e historia orientados a la divulgación. ¡No olvides decirnos lo que te parece este artículo o darnos tu opinión sobre el tema participando en los comentarios!

Más sobre Cine

RANDOM
Flecha subir