Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica de 'X' - El regreso de Ti West al terror por la puerta grande

Crítica de 'X' - El regreso de Ti West al terror por la puerta grande

Uno de los cineastas independientes del género, que hasta ahora estaba dirigiendo episodios de series de televisión, vuelve a sus raíces con 'X', un slasher cargado de sangre, sexo y momentos turbios.
Crítica de 'X' - El regreso de Ti West al terror por la puerta grande
·

Síguenos

'X' es uno de los slasher recientes más interesantes con los que nos hemos topado. El género está demasiado quemado a estas alturas como para enfrentarse de nuevo a un nuevo festival de muertes con el típico asesino en serie inmortal del que solamente se puede intentar escapar. Ti West, en ese panorama en el que Scream, Halloween o La matanza de Texas están triunfando (bueno, la película de Leatherface no) ha conseguido colar una idea original que posiciona como motor y eje central un par de conceptos que se ha explotado hasta la saciedad en este tipo de productos y que, a la vez, sirve como norma: el sexo y la pornografía. Un grupo de jóvenes cineastas marcha a una granja de Texas para rodar su película para adultos buscando el éxito y la fama, pero los caseros de ese lugar son un tanto peculiares. Solo con esto, sin necesidad de entrar en spoilers, ya os podéis hacer una idea de por dónde van los tiros.

Ti West es un cineasta más bien discreto en el género de terror, conocido sobre todo por aquellos que no se pierden ningún largometraje que sale de este ámbito, pero desconocido por la mayoría de espectadores que solamente acuden al horror para presenciar los filmes más destacados que gozan de un presupuesto más amplio para poder promocionarse. Eso o que disponen de una trayectoria generosa en el audiovisual y su reputación e impacto en la cultura popular los avala.

PUBLICIDAD

Presupuesto justo, atmosfera perfecta

Con los recursos justos y necesarios y una fiel representación de lo que fue el slasher de los setenta con La matanza de Texas de Tobe Hooper por bandera, 'X' es un conglomerado de referencias a todo tipo de productos del género que enriquecen el lenguaje de la película, haciendo que pueda permanecer atada a las raíces del mismo a la vez que intentar emprender su propio camino. La nueva película West en ese sentido es un ligero soplo de aire fresco que permite volver a ese terror puro de Hooper, donde unos personajes llegan a una localidad, siempre al sur al estilo American Gothic, y en ella se topan a personas que no están bien de la cabeza.

No son asesinos en serie per sé, pero no tienen ningún problema en canalizar sus frustraciones, sus miedos y sus fobias en violencia pura y bruta. 'X' es una obra salvaje, repleta de ejecuciones repletas de sangre y vísceras. Todo bañado con esa suciedad que desprendía la familia de Leatherface y que baña el largometraje entero. Transmitiendo constantemente una sensación de incomodidad al espectador. La atmosfera que logra construir West es sublime porque no requiere de jumpscares ni tampoco de trucos de montaje para que el espectador sienta miedo o amenaza. Tan solo con la posición correcta de los personajes en pantalla, la iluminación adecuada y la interpretación de Mia Goth es suficiente.

Mia Goth que, por cierto, está espectacular y se reafirma como una de las caras del terror imprescindibles en lo que va de siglo. En 'X' no solo da vida a una de las jóvenes que quiere convertirse en actriz porno, también a la aterradora anciana que vive junto a su marido en esa casa dejada de la mano de Dios que sirve como set de rodaje para estos novatos en la industria del cine y la pornografía. Goth regala a un personaje único y que parece mucho más mayor de lo que aparenta. Sus gestos, su mirada y su lenguaje corporal en general son oro y son lo que realmente hacen que la película de 'X' pueda codearse con otras grandes del género.

X

Sin intención de reinventar nada

Por supuesto, Jena Ortega, Kid Cudi o Stephen Uri también realizan unas buenas interpretaciones (puede que el resto sí que sean un poco más olvidables), pero Goth es el alma del largometraje y lo que verdaderamente da vida.

Aunque pueda parecer un simple slasher corriente y moliente que utiliza el porno como elemento principal para llamar la atención, Ti West va un poquito más allá a poner como telón de fondo a la maldición de la edad. La obsesión por la pérdida de la belleza, por sentirse deseado, por ya no atraer físicamente ni a la persona que tenemos al lado porque el tiempo va pasando y deteriora nuestro cuerpo. West usa ese dolor para motivar a sus antagonistas en contraposición lo que estos jóvenes están haciendo, que es precisamente disfrutar de esa juventud y del carpe diem. Es un mensaje que se siente de forma continúa con cada una de las acciones que lleva a cabo, dado que van precedidas de admiración y envidia a partes iguales.

En lo que sí cojea 'X', por supuesto, es en tener un guion muy sencillo con unos diálogos un tanto flojos. La trama es fácil y no se complica la existencia, aunque la verdad es que en ningún momento tampoco parece que quiera reinventar la rueda, simplemente tirar un poco más del hilo y presentar una nueva obra dentro del quemadísimo slasher.

Entonces... ¿merece la pena?

'X' se hace extremadamente ligera, posee una antagonista interpretada por una actriz brillante y además es un espectáculo para los que se lo pasan bien viendo unas cuantas tripas y cuchillazos a diestro y siniestro. Ti West ha dado en el clavo con su regreso al terror, desmarcándose de la obsesión actual por los asesinos en serie y los reboots y secuelas y aportando una idea original que usa ese elemento sexual como hilo conductor para ir un poco más allá en el planteamiento. Este es el slasher de 2022 que no te puedes perder.

ti west
x
PUBLICIDAD

Más sobre Cine

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir