Probamos Nintendo Labo

Probamos Nintendo Labo, la nueva línea de periféricos interactivos para Switch.
Probamos Nintendo Labo
·

Para conocer en detalle todo lo que ofrece Nintendo Labo visita nuestra reportaje Nintendo Labo TODA la información: fecha de lanzamiento, precio y detalles

Como ya sucediera hace ya bastante tiempo con las figuras amiibo, Nintendo pretende introducir una nueva línea de productos ligados a una de sus consolas (Switch en este caso). El 27 de abril se pondrá en liza Nintendo Labo, una propuesta que combinará las manualidades en cartón con software compatible con la consola para crear nuevas experiencias de juego muy familiares.

Ya hemos podido probar a fondo los dos sets que llegarán dicho día 27 de abril, el Kit de Robot y el Kit Variado, si bien por razones de tiempo únicamente montamos un par de los Toy-Con que formarán parte del citado Kit Variado: el llamado Antenauta y la caña de pescar. Y la sensación que nos ha dejado esta toma de contacto de unas cuatro horas de duración ha sido plenamente satisfactoria, hasta el punto que pensamos que esta nueva línea Nintendo Labo va a convertirse en un éxito tremendo y va a ser el epicentro de una gran comunidad de usuarios.

Montando, creando, programando…

Nintendo Labo va más allá de la mera instauración de nuevas formas de exprimir Switch a partir de periféricos creados con cartón. Una tarea por cierto mucho más gratificante de lo esperado y que quedará perfectamente explicada en el tutorial que vendrá integrado en el software que acompañará a cada uno de los sets. Unos tutoriales que estarán divididos en varios pasos o procesos principales y que, reiteramos, nos han parecido perfectamente funcionales y prácticos, pudiendo además avanzar rápido o retroceder siempre que queramos para visualizar de nuevo las explicaciones pertinentes.

En función de cada pieza que deseemos montar o construir se tardará entre 15 minutos (como el Antenauta) y varias horas (como es el caso del Robot) en conformar cada Toy-Con. Una actividad que si bien en algunos casos podrá parecer algo "intimidante" de inicio, luego acabará resultando más placentera y satisfactoria de lo que cabría esperar.

PUBLICIDAD
Una caña de pescar es uno de los muchos artilugios que podrán construirse con Labo.
Una caña de pescar es uno de los muchos artilugios que podrán construirse con Labo.

El proceso de construcción y montaje nos ha parecido muy bien pensado y ejecutado. Las razones son varias, comenzando por ejemplo por lo bien diferenciadas que están cada una de las piezas de cartón que forman parte de cada plancha, piezas que además encajan unas con otras perfectamente y sin problema alguno, aspecto que nos parece fundamental. Tampoco queremos dejar de mencionar lo resistentes que nos han parecido cada uno de los componentes de los Toy-Con, mucho más de lo que esperábamos al tratarse, al fin y al cabo, de figuras hechas en su mayoría con piezas de cartón.

Una vez montado el artilugio de turno, luego nos tocará disfrutar de él. Y para ello entrará en juego la versatilidad de los Joy-Con, mandos cuyas funciones únicas van a ser explotadas hasta límites extremos en cada uno de los "juguetes". De esta forma el acelerómetro, giroscopio, la cámara infrarroja y la vibración HD nos permitirán efectuar acciones de todo tipo y que estarán ligadas a cada uno de los Toy-Con. La experiencia que disfrutaremos en cada uno de estos dispositivos será única, pudiendo desde convertirnos en un robot gigante con plena capacidad de desplazamiento y destrucción a disfrutar de un piano en miniatura dotado de muchas posibilidades, como por ejemplo cambiar los sonidos de las notas o crear melodías usando como base determinados ritmos y demás.

La sensación que nos ha dejado es que los Toy-Con poseen mucha más miga de lo que pudiera parecer, y con un poco de imaginación es posible sacar más jugo a cada uno de ellos. Por ejemplo, nosotros disfrutamos de una curiosa competición entre Antenautas que consistía en usar la cámara infrarroja para, en un espacio cerrado y completamente a oscuras, encontrar diversas figura amiibo en concreto. Estamos convencidos de que muchos usuarios sabrán explotar de maneras muy creativas el potencial que arrojan estas nuevas formas de jugar con Switch.

El piano nos permitirá incluso componer nuestras propias canciones y usar muchas notas distintas.
El piano nos permitirá incluso componer nuestras propias canciones y usar muchas notas distintas.

Siguiendo con esto, también será posible b>combinar ciertas funciones de los Toy-Con para disfrutar y expandir las posibilidades de todos ellos de varias formas distintas. Por poner un ejemplo, el piano nos permitirá escanear formas a partir de siluetas de cartón (o cartulina, papel, etc.), como por ejemplo las de un pez, diseños que más tarde podremos trasladar al juego de pesca como por arte de magia. Uno de los miles de ejemplos que se podrán dar en Nintendo Labo y, más concretamente, con el Kit Variado, que ya sabéis que incluirá tanto el piano y el juego de pesca como el Antenauta, la casa y la moto.

Sin embargo lo que más nos gustó, con diferencia, de esta nueva toma de contacto con Nintendo Labo fue su modo de juego llamado Taller. Como si de un juego tipo "do it yourself" se tratara, gracias a esta función podremos programar nuevos minijuegos o actividades de una forma mucho más sencilla de lo que parece. ¿Y cómo? Pues utilizando las denominadas cajas de entrada y de salida (también conocidas como nódulos) que vendrán a ser, respectivamente, acciones (pulsar un determinado botón, girar un Joy-Con, etc.) y respuestas (accionar la función de vibración de un mando determinado, activar la cámara de infrarrojos, etc.) que podremos confeccionar a nuestro gusto. Empleando la pantalla táctil de Switch y pudiendo llegar a utilizar hasta ocho Joy-Con simultáneamente (cifra más que respetable), tendremos que enlazar nodos para disfrutar de diferentes funciones y propuestas.

Los Joy-Con serán las piezas más importantes de Nintendo Labo. Todo girará en torno a sus funciones especiales.
Los Joy-Con serán las piezas más importantes de Nintendo Labo. Todo girará en torno a sus funciones especiales.

Para expresarlo de una forma más clara, nos serviremos de varios ejemplos muy sencillos. Podremos programar y establecer que mediante la pulsación de la pantalla táctil de la consola un Joy-Con colocado en el robot Antenauta vibre y, por lo tanto, se mueva. O incluso será posible controlar la moto incluida en el Kit Variado mediante la pulsación de las teclas del piano también incluido en dicho Kit. Ejemplos muy sencillos que, estamos seguros, quedarán eclipsados por las ideas que pondrán en práctica algunos de los futuros usuarios de Nintendo Labo. Desgraciadamente no pudimos manipular nosotros mismos esta función Taller, pero estamos deseando hacerlo para ver qué se nos va ocurriendo…

Las posibilidades de personalización de los Toy-Con será realmente llamativa.
Las posibilidades de personalización de los Toy-Con será realmente llamativa.

Tampoco queremos dejar de comentar las elevadas posibilidades de personalización y customización que tendrán los Toy-Con. Ya sea empleando nuestras propias pinturas, pegatinas, elementos decorativos y demás o las que también se pondrán a la venta el mismo día (los llamados Nintendo Labo Customisation Set), será posible maquear nuestros juguetes de mil formas distintas: hemos visto varios ejemplos realmente formidables en este sentido.

Por todo esto, no nos cabe duda es que esta nueva propuesta de Nintendo va a dar mucho de qué hablar a partir del 27 de abril. Nintendo Labo puede convertirse en un nuevo fenómeno para Switch.

Hemos realizado este avance asistiendo a una presentación realizada por Nintendo en Madrid.

Sergio Martín
Colaborador
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir