Vandal

Hijos de Blade Runner: Los juegos ciberpunk imprescindibles

Un viaje futurista por algunos de los juegos más destacables con esta atractiva ambientación.
Hijos de Blade Runner: Los juegos ciberpunk imprescindibles
·

En un mundo donde las máquinas cada vez tienen más importancia en nuestro día a día, el paso definitivo para la interacción con robots está cada vez más próximo. La ciencia ficción lleva años ofreciéndonos visiones sobre cómo será la sociedad del futuro en lo cibernético y Blade Runner 2049 ha llegado a los cines de todo el mundo con el arriesgado objetivo de ser una secuela del film de culto de 1982, que marcó un antes y un después en el imaginario ciberpunk.

La industria del ocio digital lleva años experimentando con la ciencia ficción y los mundos ciberpunk, y contamos con juegos de gran calado, obras de calidad incuestionable cien por cien recomendadas para los amantes del género, que queremos recopilar en esta selección, desde títulos de culto a juegos más recientes.

Blade Runner (1985)

El éxito de la primera película de Blade Runner trajo consigo la creación de un fenómeno que tuvo impacto en el sector de los videojuegos. En 1985 se lanzó Blade Runner, propuesta de CRL para máquinas como Commodore 64 y ZX Spectrum que no consiguió contar con la licencia oficial de la película, así que tomó como inspiración su banda sonora. Eran otros tiempos y este tipo de situaciones se toleraban en cierta medida.

PUBLICIDAD

Blade Runner (1997)

Una década más tarde, en 1997, Virgin Interactive y Westwood Studios produjeron una aventura gráfica del mismo nombre para ordenador que fue un auténtico festín para los amantes de la película. Blade Runner no estaba basado directamente en los hechos del film, sino que narraba una historia original que sucedía en paralelo a la obra de Ridley Scott. Un juego con mucho encantó y varios finales que con el paso del tiempo se convirtió en título de culto.

Snatcher (1988)

Hideo Kojima siempre ha demostrado ser un gran apasionado del cine, y con esta interesante aventura rozó el plagio inspirándose en Blade Runner, aunque como siempre le aportó su peculiar toque personal, en un juego con un encanto enorme y lleno de referencias, que no ha vuelto a ser reeditado desde la última versión de 1996 para PlayStation y Sega Saturn.

Neuromancer (1988)

A finales de los ochenta Interplay Productions sintió curiosidad por la novela Neuromancer de William Gibson, y se tiró a la piscina con una aventura ambientada a caballo entre el mundo real y el del ciberespacio. El juego nos adentra en la conspiración que rodea desapariciones reales de personajes por sus viajes por el futuro de la red.

Syndicate (1993)

El toque táctico dentro del universo ciberpunk en los videojuegos lo puso en 1993 la desarrolladora Bullfrog con Syndicate. Gracias a su vista isométrica, a sus misiones, a la jugabilidad y al universo futurista opresor que refleja, la licencia se volvió muy popular contando con una expansión y una secuela, Syndicate Wars, que además de a PC llegó a PlayStation. Su reinicio en forma de juego de acción en 2012 no terminó de despegar, y fue un pequeño fracaso.

Shadowrun (1993)

El universo de Shadowrun derivado de los juegos de mesa roleros también ha tenido reflejo en el mundo de los videojuegos. El primero llegó en 1993 con Beam Software a la cabeza y destacó por su adaptación al género RPG. Con el paso de los años se han lanzado varias entregas inspiradas en la serie, pero no fue hasta 2013 con Shadowrun Returns cuando se volvió a dar con la tecla.

Beneath a Steel Sky (1994)

Una aventura gráfica de Revolution Software, los creadores de la saga Broken Sword, que como tantos juegos con la atractiva ambientación ciberpunk aunque no fue un éxito de ventas en su momento, con el paso del tiempo se fue convirtiendo en un juego de culto. Dave Gibbons, el conocido dibujante de Watchmen, estuvo muy implicado en su desarrollo, tanto a la hora de escribir su historia como en el propio diseño del juego, que fue una de las aventuras gráficas más ambiciosas de la época.

System Shock (1994)

Para muchos System Shock es uno de los videojuegos futuristas más queridos de los años noventa. Llegó en 1994 por obra de Looking Glass Studios y ha sido el precursor prácticamente de un género, de aventuras como Deus Ex, Bioshock o Dishonored. El diseñador Warren Spector nos hizo viajar hasta una estación espacial que órbita en torno a Júpiter, para frenar las intenciones de una inteligencia artificial desbocada. En estos momentos se está preparando un remake, que llegará el año que viene.

Omikron: The Nomad Souls (1999)

Antes de saltar a la fama por juegos como Farenheit o Heavy Rain, la desarrolladora francesa Quantic Dream se metió en el universo futurista y ciberpunk con Omikron: The Nomad Soul, una aventura editada por Eidos a finales de los noventa que se lanzó para PC y Dreamcast, y que mezclaba varios géneros para adentrarnos en una sociedad que se enfrenta a su propia extinción. Por si fuera poco este juego tan peculiar contó con la colaboración del fallecido David Bowie.

Messiah (2000)

Viajamos a un futuro lejano para adentrarnos en el mundo de Messiah, obra de Shiny Entertainment y David Perry (Earthworm Jim, Aladdin de Mega Drive), este juego fue capaz de atraparnos por su tono cómico controlando a Bob, una suerte de ángel caído con forma de bebé enviado a la Tierra y olvidado por su dios que es capaz de controlar a quienes le rodean. Una propuesta diferente y realmente original, al que le jugó una mala pasada la enorme expectación con la que llegó al mercado, siendo un sonoro fracaso.

Deus Ex (2000)

Una de las sagas que mejor expone la temática ciberpunk en esto de los videojuegos es Deus Ex. El primer juego fue lanzado por Ion Storm y EIDOS Interactive en el año 2000, y es una rotunda obra maestra, que demostró que en en los juegos en primera persona también había espacio para el rol, contar buenas historias y ofrecer mucha libertad al jugador. La saga ha seguido viva hasta nuestros días, y en manos Eidos Montréal hemos podido disfrutar de dos grandes juegos en los últimos años, Deus Ex: Human Revolution y Deus Ex: Mankind Divided.

Fear Effect (2000)

Eidos Interactive y Kronos Digital fueron de la mano en 1999 para el lanzamiento de un juego políticamente incorrecto en algunos aspectos. Hablamos de Fear Effect, una aventura cinematográfica ciberpunk ambientada en una versión alternativa de Hong Kong, con un apartado visual cel shading con cámaras fijas a lo Resident Evil, y momentos de acción y puzles. Una mezcla tan explosiva como sus protagonistas, que vamos a volver a disfrutar el año que viene gracias a una remasterización.

Remember Me (2013)

Dontnod Entertainment se ha consagrado internacionalmente con Life is Strange, pero antes de dar el salto a la fama el estudio trabajó junto a Capcom en Remember Me, una aventura de acción con foco en el cuerpo a cuerpo que jugaba con el concepto del robo de recuerdos, para trasladarlos a una visión futurista de París en el año 2084 en busca de nuestro pasado.

PUBLICIDAD

Transistor (2014)

Supergiant Games tiene en su haber grandes propuestas independientes de los últimos años y una de las imprescindibles es Transistor, un juego de corte futurista donde tenemos que enfrentarnos a una fuerza opresora que quiere acabar con nuestra protagonista. Para evitarlo, contamos con la espada que da nombre al juego. Su apartado artístico y su banda sonora son excepcionales.

Ruiner (2017)

En los últimos días hemos recibido un nuevo título que pertenece a esta corriente de juegos ciberpunk. Se trata de Ruiner, que nos ofrece disparos y acción a raudales adentrándonos en un universo donde controlando a un sociópata debemos derrotar al sistema que controla y manipula a la sociedad. Un indie futurista, con estilo, mucha diversión y una banda sonora excelentes.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir