Análisis AMD Radeon RX 6650 XT, ¿merece la pena?

Analizamos una de las últimas gráficas de AMD destinadas a la gama media, apostando por una GPU que nos permite jugar de forma bastante solvente a 1080p e incluso a 1440p.
Análisis AMD Radeon RX 6650 XT, ¿merece la pena?
·

AMD ha dado un salto de calidad más que notable en sus productos durante los últimos años sobre todo a raíz del lanzamiento de los procesadores Ryzen con sus distintas arquitecturas Zen y también ha avanzado de forma notable en el mercado de las gráficas gracias a las arquitecturas RDNA y RDNA 2.

Mientras esperamos las nuevas Radeon 7000 con arquitectura RDNA 3 que deberían llegar este mismo año (y de las que ya hemos visto una primera imagen) AMD ha ido actualizando algunos de sus modelos de esta generación como, por ejemplo, con la Radeon RX 6650 XT que llegó el pasado mes de mayo y que en Vandal hemos podido probar (concretamente el modelo Sapphire Nitro+ AMD Radeon RX 6650 XT Gaming OC) para contaros cómo rinde una gráfica que, claramente, está destinada a jugar con pantallas 1080p o, en menor medida, 1440p.

Especificaciones técnicas

Arquitectura: RDNA 2

  • Stream Processors: 2048
  • Unidades de computación: 32
  • Ray Accelerators: 32
  • Infinity Cache: 32MB
  • Frecuencia en modo Boost: 2694 MHz
  • Memoria: 8 GB GDDR6
  • Reloj de memoria: 17,5 Gbps
  • Bus de memoria: 128-bit
  • Ancho de banda: 280 GB/s
  • TDP: 180W
  • Precio recomendado: 459,90 €

Una gráfica solvente a 1080p

Esta gráfica con arquitectura RDNA 2 nos ha ofrecido en nuestras pruebas un rendimiento bastante sólido en todo tipo de juegos siempre y cuando no tengamos el ray tracing de por medio ya que con esta tecnología el rendimiento cae de forma bastante abrumadora con esta nueva gráfica que, directamente, no debería usarse con este tipo de tecnología, algo que no nos preocupa a corto plazo pero que sí podría hacerlo con la vista puesta en el futuro, sobre todo si tenemos en cuenta el coste del producto.

Por ejemplo, en CS:GO hemos jugado a 1080p sin ningún problema con una configuración gráfica media/alta alcanzando sin problemas 250 o 300 fps, por lo que no vais a tener inconveniente alguno en jugar al shooter de Valve o a títulos relacionados con los esports aprovechando al máximo la capacidad de vuestro monitor (ya sea de 60 Hz, 144 Hz o 240 Hz), también hemos superado con creces los 144 fps disfrutando de World of Warcraft The Burning Crusade Classic, preparándonos para la llegada de Wrath of the Lich King junto a la gráfica de AMD sin inconveniente alguno.

Evidentemente se tratan dos juegos que no exigen demasiado a nivel gráfico pero que siguen siendo algunos de los títulos más jugados en ordenadores, por lo que siempre nos gusta probar la gráfica también con estos títulos antes de meterla en nuestro banco de pruebas en el que ha obtenido unos buenos resultados tal y como vais a ver a continuación. Eso sí, tened en cuenta que en Wolfenstein: YoungBlood no estaba disponible el trazado de rayos en tiempo real para esta gráfica, de ahí que el resultado de 1080p pueda parecer un poco extraño con respecto al resto de la comparativa.

PUBLICIDAD

Nota: Las pruebas se han hecho con un ordenador equipado con un procesador Intel Core i9-11900K, placa base NZXT Z590 White, 64 GB de memoria RAM Corsair Vengeance RGB Pro White 3200 MHz (PC4-25600) CL16, SSD NVMe y Windows 11 actualizado a su última versión.

Un buen sistema de refrigeración y las bondades de FSR

A nivel de refrigeración y de sonido volvemos a no tener quejas con una gráfica de AMD, algo que era un problema en el pasado y que han solucionado sobre todo en esta última generación de GPU en el que al menos con los modelos que hemos probado, han corregido estos fallos del pasado.

En el caso del modelo de Sapphire, nos encontramos con una gráfica de un tamaño bastante compacto que nos permite usarla en cajas no tan grandes como las actuales, por lo que en este sentido puede ser interesante si queréis actualizar la GPU de un PC algo antiguo, mientras que a nivel de refrigeración, sus radiadores y sus dos ventiladores de buen tamaño que ocupan casi toda la parte superior de la gráfica (de 100 mm cada uno) han hecho que su temperatura esté alrededor de los 65º mientras realizamos los test, todo ello manteniendo unos niveles de ruido más que aceptables.

A nivel de software AMD también ha crecido bastante durante la pasada y esta generación, arreglando también muchos de los problemas de controladores que tenían hace años e incorporando distintas tecnologías entre las que destaca AMD FSR, su sistema de reescalado y suavizado de texturas que nos permite dar un empujón extra al rendimiento de los juegos compatibles, aunque en este caso no va a salvar a la RX 6650 XT si queremos usarla con Ray Tracing que, como decimos, no es una opción con esta GPU. Se trata de una tecnología muy interesante aunque no necesitar un hardware dedicado y al no contar con el mismo en las gráficas de AMD puede hacer que se le vean las costuras a largo plazo con los modelos más humildes de Radeon, como creemos que será este caso.

PUBLICIDAD

Conclusiones

Si miramos solo a nivel de rendimiento, la RX 6650 XT de AMD es una buena opción para jugar a 1080p e incluso a 1440p a corto y medio plazo, ofreciéndonos unos resultados muy solventes en todos los test que hemos realizado con ella y no teniendo queja alguna en este sentido de esta nueva gráfica de la marca roja.

Sin embargo, poniéndola un poco en contexto, se trata de una GPU de gama de entrada/media que ha salido a la venta a un precio recomendado elevado de unos 459,90 euros (sin entrar a valorar que actualmente en las tiendas que hemos consultado este modelo es más caro) pudiendo palidecer precisamente contra las gráficas de la competencia con las que quiere competir que cuentan con algo de ventaja en ciertos apartados como la memoria, el rendimiento en Ray Tracing o la tecnología DLSS que, al menos por ahora, es superior a FSR.

De todas formas, en el momento en el que escribimos este análisis se masca una más que probable bajada de precios de tarjetas gráficas y con ella puede llegar un momento ideal para esta gráfica de AMD aunque, a nivel particular del que os escribe, si queréis apostar por la marca roja para mí sería mejor (aunque sean más caras) ir a por la RX 6700 XT o la RX 6750 XT que ya analizamos en esta casa y que nos parecía una gráfica muy buena, más completa y redonda sobre todo para perdurar a largo plazo.

*Hemos realizado este análisis gracias a una gráfica cedida por AMD.

Saúl González
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir