10 años de Yakuza

Este martes 8 de diciembre la serie Yakuza celebra su décimo aniversario lanzando en Occidente la quinta entrega de la saga, lo que aprovechamos para repasar sus diez años de historia.
10 años de Yakuza
·

Corría el año 2005, y en plena cresta de la popularidad de la segunda PlayStation, desde SEGA deciden correr el riesgo de invertir 21 millones de dólares en hacer un juego especialmente orientado al público nipón. Para ello eligen que la cabeza visible del proyecto sea el experto Toshihiro Nagoshi, originalmente una persona con estudios en producción cinematográfica que hasta entonces había trabajado en juegos tan potentes y conocidos como Virtua Racing, Daytona USA, Planet Harriers, F-Zero GX, Super Monkey Ball y sobre todo SpikeOut.

SpikeOut (1998), el germen de la saga Yakuza.
SpikeOut (1998), el germen de la saga Yakuza.

Y decimos sobre todo porque la base de SpikeOut, un beat 'em up que viene a ser una continuación de los clásicos Streets of Rage o similares, es la que se toma de referencia a la hora de crear el sistema de combate del nuevo título. Un juego que se llamó al principio Project J, que en el país nipón tuvo el complejo nombre de Ryu Ga Gotoku (cuya traducción literal es "como un dragón") , pero cuando apareció aquí, 9 meses después, ya lo hizo con el nombre de la organización alrededor de la que gira la trama: la yakuza.

Que la trama gire alrededor del crimen organizado japonés (donde el honor es algo importante, pero eso no quita que siga siendo una organización fuera de la ley) es importante para entender el porqué de su densidad narrativa. Se cuenta para el guión con un experto en la escritura de libros de yakuzas como es Hase Seishū (nombre ficticio que viene de su afición a las películas de Stephen Chow), el cual lleva escribiendo sobre el tema desde 1996, y sus guiones se han convertido en películas un par de veces vía Takashi Miike, y que como curiosidad en 2010 escribió un libro sobre Euskadi.

El prolífico director de cine Takashi Miike dirigió en 2007 una película basada en el primer juego: 'Like a dragon'.
El prolífico director de cine Takashi Miike dirigió en 2007 una película basada en el primer juego: 'Like a dragon'.

En el momento en que le contaron a Hase Seishū de qué iba a versar el juego no pudo sino ponerse manos a la obra a pesar de tener mucho trabajo, encargándose de la trama principal, y arreglando algunos problemas que había en la primera versión del guión, donde las edades de dos personajes importantes como Kazuma Kiryu o el detective Date no correspondían con lo lejos que habían llegado en sus carreras.

El primer Yakuza (2005)

Esta historia nos pone en la piel de Kazuma Kiryu después de salir de la cárcel, diez años después de que su jefe fuese asesinado por su mejor amigo (Akira Nishiki) mientras intentaba abusar de su amiga de la infancia (Yumi), siendo los tres protagonistas huérfanos y "hermanos de orfanato". Expulsado del clan Tojo, una vez fuera busca a Yumi, quien está conectada a una gran cantidad de dinero perdida por la yakuza. En su búsqueda es ayudado por el detective Makoto Date, y encuentra a otra huérfana, Haruka, la cual parece ser la clave para dar con todo. Como anécdota, el equipo desarrollador tuvo que documentarse en primera persona, teniendo que acudir a bares de alterne en diferentes zonas de Tokio, como Roppongi o Kabukicho, la cual por cierto se ve muy fielmente reflejada en Kamurocho, el distrito ficticio creado como escenario de este juego.

Yakuza (2005).
Yakuza (2005).

Para desarrollar la historia el juego usa un sistema que mezcla varios géneros ya vistos anteriormente: el beat 'em up más puro para los combates, usando la base ya vista anteriormente en SpikeOut, las posibilidades de personalización de un juego de rol, con un personaje principal que sube niveles, mejora habilidades, usa todo tipo de armas y objetos, e incluso puede emplear "pociones" para recuperar energía durante las batallas, y un mundo abierto (sin coches) a la hora de ir de una misión a otra, con la posibilidad de ser sorprendido por misiones secundarias, o por encuentros al más puro estilo juego de rol japonés, resueltos por los combates que hemos visto anteriormente. Todo ello aderezado con una cantidad muy notable de minijuegos, y una cantidad aún mayor de marcas conocidas de todo tipo, desde tiendas hasta cafeterías o bebidas de whisky.

El primer Yakuza tuvo un gran éxito en Japón, con más de un millón de unidades vendidas sólo allí, de manera que pensaron que con algo de marketing y localización, podría funcionar correctamente en Occidente. Sin llegar al nivel de excelencia de la campaña japonesa, donde contrataron los servicios del director Takashi Miike, lo cierto es que en Estados Unidos se intentaron hacer las cosas bien, con un doblaje de campanillas comandado por Darryl Kurylo y secundado por grandes nombres como Michael Madsen, Eliza Dushku y el sempiterno Mark Hamill.

En Japón tanto PS3 como Wii U han recibido 'Yakuza 1&2 HD Edition', dos remasterizaciones de las primeras entregas de la saga.
En Japón tanto PS3 como Wii U han recibido 'Yakuza 1&2 HD Edition', dos remasterizaciones de las primeras entregas de la saga.

Con todo, por un lado los fans cargaron tintas contra la ausencia de las voces originales en japonés, y por otro lado el juego vendió realmente poco en USA, no llegando siquiera a situarse entre los 20 más vendidos de la plataforma ese mes. Y eso que hasta se podía ver una película prólogo del juego dirigida, cómo no, por Takashi Miike. Posteriormente se rodó una película, Like a dragon, con el mismo director al frente.

PUBLICIDAD

De todas las entregas de Yakuza la primera es la menos pulida. Es un buen juego, con una historia magníficamente escrita, un desarrollo de personajes muy denso y muchas sorpresas, pero sus tiempos de carga lastran la experiencia en PlayStation 2 (hay un par de versiones mejoradas en Japón para PlayStation 3 y Wii U), su sistema de combate falla en alguna ocasión, e incluso podemos tener algún problema con las cámaras.

Yakuza 2 (2006)

Todos estos problemas se solucionaron con la secuela, la cual aparece en Japón poco después del lanzamiento en Europa del juego, pero que en nuestro continente inicia ya la tradición de los retrasos apareciendo casi 2 años después, con PlayStation 3 en la calle y sufriendo un destino similar a otro juego de gran calidad como es Persona 4.

El motivo básico de este retraso es la diferencia en la recepción entre la edición japonesa y la occidental de la primera parte. SEGA decide lanzar la secuela en Occidente para satisfacer a un pequeño pero entusiasta grupo de fans de la primera parte, pero realiza una localización mucho menos costosa: menos cambios respecto al japonés, y nada de un doblaje nuevo. Curiosamente los aficionados encajaron positivamente estas decisiones, y de hecho el juego es bastante mejor que la primera parte, siendo la conversión de Oriente a Occidente más fiel hasta la fecha de un juego de esta saga.

Una imagen de 'Yakuza 2' (2006), que demuestra cómo esta saga nunca ha escatimado con la violencia.
Una imagen de 'Yakuza 2' (2006), que demuestra cómo esta saga nunca ha escatimado con la violencia.

La historia también alcanza nuevos hitos en esta secuela, incluyendo una historia de amor como pocos veces se ha podido ver hasta la fecha en videojuegos, la aparición de la mafia coreana, y muchas intrincadas relaciones entre familias de la Yakuza, con un nivel de complicación y maquiavelismo más propio de otro medio. La acción tiene lugar no sólo en Kamurocho, sino también en Osaka, donde Kazuma encuentra la horma de su zapato en el dragón de Kansai.

La recepción de esta secuela fue similar en Japón a la que tuvo la primera parte, mientras que en Occidente se reafirmó como juego de culto, y así mientras unos admirábamos la profundidad de la historia o la posibilidad de jugar a Shogi mientras deshacíamos entuertos, nos encontrábamos que el juego se vendía a precio irrisorio en gasolineras o quioscos.

Yakuza: Kenzan! (2008)

Un año más tarde de lo que tuvimos que esperar para ver la segunda parte aparece, sólo en Asia, un spin-off que marca el devenir del juego en la nueva (por entonces) consola de Sony. La primera aparición de Kazuma Kiryu en PlayStation 3 lo convierte en Miyamoto Musashi, uno (por no decir el más) de los más conocidos espadachines del periodo Edo de la historia japonesa. Sí, a la hora de ofrecer su particular visión sobre la Yakuza decidieron remontarse unos cuantos siglos en el pasado para estrenar su saga en PlayStation 3 con Yakuza: Kenzan!

Yakuza: Kenzan! (2008), una entrega de la saga que nunca ha llegado a Occidente.
Yakuza: Kenzan! (2008), una entrega de la saga que nunca ha llegado a Occidente.

Este estreno no es baladí, pues la saga estrena motor gráfico, y para ello cuenta con un presupuesto aún más elevado que en las entregas anteriores. El juego apareció primero en Japón, y posteriormente en Corea del Sur. En Occidente dudamos que llegue a aparecer alguna vez, teniendo en cuenta que ya han pasado 6 años desde su comercialización.

Yakuza 3 (2009)

Por suerte, aunque vuelva a ser con un año de diferencia, la tercera entrega de las desventuras de Kazuma Kiryu sí aparece por estas tierras, y Yakuza 3 llega en 2010 a Occidente. Posiblemente el Yakuza más equilibrado de todos (y eso incluye unos desequilibrios de tono impresionantes), que en esta ocasión nos ponía en la piel de un Kazuma retirado que ha montado un orfanato en Okinawa, con tal mala suerte que la zona donde está el orfanato son unos terrenos deseados para construir (ya sea un resort, ya sea una base de misiles) por parte de los dos candidatos principales a primer ministro. Así que Kazuma tiene que dejar de atender las necesidades más inmediatas de los chavales del orfanato, como enseñarles a vestir o animarles a ligar con las chicas, para conseguir que puedan seguir estando en paz en él.

Yakuza 3 (2009) daba un gran salto gráfico dentro de la serie.
Yakuza 3 (2009) daba un gran salto gráfico dentro de la serie.

Yakuza 3 presenta un gran avance gráfico respecto a lo que vimos en PlayStation 2, tanto a nivel de motor como a nivel de modelado de escenarios, personajes y cámaras. Si obviamos la animación de correr (la cual estaremos viendo en todo momento) podemos hablar sin duda de uno de los mejores juegos a nivel gráfico de PlayStation 3, y para ello usaron un escáner 3D para poder realizar unas caras tan realistas. La historia corre a cargo de Masayoshi Yokoyama, el cual ya había trabajado anteriormente en otros juegos como la saga Jet Set Radio, y tal vez por eso el guión está más desatado que nunca hasta entonces, con Kazuma aprendiendo movimientos a base de escribir un blog con su móvil (de concha) de situaciones extrañas que se encuentra durante el juego. A la hora de apostar por seguir dándole valor al proyecto, desde SEGA se contrató a varios actores japoneses de cierta importancia. Gente que había trabajado anteriormente en películas como Battle Royale, Cartas desde Iwo Jima, Tokyo Drifter o Brother.

Uno de los elementos más polémicos de Yakuza 3 fue el 'reclutamiento' de mujeres, que fue eliminado en la versión occidental.
Uno de los elementos más polémicos de Yakuza 3 fue el 'reclutamiento' de mujeres, que fue eliminado en la versión occidental.

SEGA, tal vez animada porque era una plataforma nueva, y porque el juego había recibido en Famitsu un sobresaliente 38/40, además de otros premios como juego del año o segundo juego más vendido de PlayStation 3, se atrevió a volver a localizar el juego para el mercado occidental, eso sí, respetando las voces originales. Entre los cambios más notables del juego nos podemos encontrar que Kazuma, en el original, puede ir reclutando chicas para sus locales, y en cambio aquí puede salir con ellas en heladerías, pizzerías y otros lugares más comunes. Lo cierto es que el juego principal es básicamente el mismo, pero a nivel de objetivos secundarios cambia un montón, teniendo algunos cambios mucha lógica como algunas misiones referidas con el aprendizaje del inglés.

Yakuza en PSP (2010)

Curiosamente poco después del lanzamiento de occidental de Yakuza 3 SEGA realizó otro spin-off, pero esta vez para la portátil de entonces. PSP recibía un juego con el complejo nombre de Kurohyō: Ryū ga Gotoku Shinshō (Black Panther), enfocado a un público algo más joven, pues el protagonista es un estudiante de instituto, recordándonos más a la saga Crows o Kenka Bancho que al propio Yakuza, pero teniendo los mismos temas del honor y problemas con el crimen organizado que la saga principal. Desarrollado por Syn Sophia, un estudio experto en juegos de lucha libre, tuvo una secuela en 2012, y ninguna de las dos versiones ha aparecido fuera de Oriente, aunque llegaron a tener un drama en la televisión nipona, con actores que han aparecido en conocidas películas como Ace Attorney, Robo Geisha o, cómo no, la saga Crows.

La portátil de Sony tuvo sus propios Yakuza en 2010 y 2012.
La portátil de Sony tuvo sus propios Yakuza en 2010 y 2012.

Yakuza 4 (2010)

Antes de este segundo spin-off de PlayStation Portable se realiza la cuarta entrega de las aventuras de Kazuma Kiryu, Yakuza 4, pero en esta ocasión el juego pasa de ser una historia de un sólo protagonista a tener que manejar a cuatro personalidades bien distintas. El más destacado, sin duda, es Shun Akiyama, el primer personaje que manejamos, una persona que obtuvo una cantidad indecente de dinero gracias a unos acontecimientos derivados de lo que pasa al final del primer capítulo, pero también es muy interesante, aunque más callado, Taiga Saejima, un enorme ex yakuza que acabó con la vida de 18 personas en un bar y que ahora da con sus huesos en la cárcel, de la que tenemos que escapar.

Yakuza 4 (2010).
Yakuza 4 (2010).

Quien no tiene que escapar es Masayoshi Tanimura, el tercer y más aburrido de los nuevos protagonistas, un policía experto en agarres y con un don de lenguas asiáticas notable, a los que finalmente se une Kazuma Kiryu para formar el cuarteto de personajes de este juego. A pesar de que la variedad de personajes hace que el juego tenga más posibilidades, ninguna de las cuatro historias consigue tener el mismo efecto en el jugador que la acontecida en la tercera entrega, y el tour de force final no alcanza a aumentar este impacto. Como dato curioso, a partir de Yakuza 4 incluido SEGA realiza castings para crear los personajes femeninos secundarios, y por allí han pasado desde actrices de películas no seguras para ver en el trabajo, hasta algunas que posteriormente se han convertido en actrices muy famosas en la industria nipona del cine.

Yakuza 4 apareció con poco retraso respecto a la versión japonesa, "tan sólo" el esperado año, y sin demasiados gastos en localización, siendo prácticamente el mismo juego en Occidente que el que se pudo ver en Oriente un año antes. Esto quiere decir no sólo que la cantidad de minijuegos es obscena, sino que además se mantiene el "simulador de casa de citas", el cual es todo un juego dentro del modo principal.

Yakuza: Dead Souls (2011)

No debió ir del todo mal esta cuarta entrega, porque SEGA, en plena fiebre de los zombis, acabó de descerebrar la saga metiéndole muertos vivientes a un spin-off que, hasta la fecha, es el último juego de la saga que hemos podido jugar en Occidente. Yakuza: Dead Souls apareció incluso pronto, con menos de un año de diferencia, ya que tuvo que verse retrasado en Japón dado que nos mete en un Tokio devastado por los efectos de un terremoto… como el que sucedió en Japón ese mismo año, y que dio lugar a los problemas de la central nuclear de Fukushima.

Con Yakuza: Dead Souls (2011) se sumaron a la moda de los zombis sin demasiada fortuna.
Con Yakuza: Dead Souls (2011) se sumaron a la moda de los zombis sin demasiada fortuna.

En Yakuza: Dead Souls manejamos, de nuevo, a cuatro protagonistas. Además de Kazuma es la primera vez que podemos dirigir al loco de Goro Majima, un enemigo-amigo que aparece en todos los títulos, al carismático Shun Akiyama, y al dragón de Kansai. Está considerado el peor juego de la serie, y el que menos ha vendido en Japón, pero curiosamente no hizo malas cifras del todo en Occidente.

PUBLICIDAD

10 años de Yakuza

Con todo, estas "no malas cifras" no sirvieron para convencer a una desanimada SEGA a traducir Yakuza 5 al inglés y traerla a Occidente, lanzada en Japón en diciembre de 2012. De hecho fue en el evento PlayStation Experience del año pasado cuando Sony desveló que el juego que habían elegido sus usuarios para traer a Occidente era la quinta parte de Yakuza. Mientras en Occidente llevamos esperando tres años a que llegue este Yakuza, en Japón han visto ya varios juegos relacionados con esta saga. El estreno en PlayStation 4 en 2014 (apareciendo a la vez en la tercera de las PlayStation) fue Yakuza Ishin, de nuevo un retorno a la época medieval, en esta ocasión al periodo Bakumatsu, en el que Kazuma resulta ser uno de los famosos Shinsengumi.

Tras tres años de espera por fin mañana Yakuza 5 se pondrá a la venta mañana en Europa y Estados Unidos.
Tras tres años de espera por fin mañana Yakuza 5 se pondrá a la venta mañana en Europa y Estados Unidos.

Este mismo año aparece la precuela del primer Yakuza, Yakuza Zero, ambientada en los años 80, y confirmada para aparecer en Occidente en 2016 (aunque sólo la versión de PlayStation 4). Al comienzo del año que viene Japón le dará la bienvenida a un remake del primer Yakuza para PS3 y PS4 (no un remaster, como apareció para PS3 y Wii U de las dos primeras entregas), mientras SEGA ya está trabajando desde hace tiempo en la sexta entrega, la primera exclusiva para "la nueva generación" (PS4), y con el famoso Takeshi Kitano encabezando el elenco de actores.

Desde sus inicios se ha comparado mucho a la saga Yakuza con Shenmue, en parte por su parecido a la hora de representar un mundo abierto oriental, en parte por el sentido del ritmo y los combates, y en parte por compartir parte del equipo de desarrollo, pero lo cierto es que se parece más a Sleeping Dogs, un título occidental ambientado en Hong Kong que coge bastantes elementos de la saga de Kazuma Kiryu, y que como ella tampoco ha conseguido establecer una regularidad en el mercado (de hecho, la "secuela" es realmente un MMO).

La saga Yakuza sin duda alguna no ha conseguido hacerse un hueco entre el gran público de Occidente, pero es una de las series más maduras y sorprendentes que podemos encontrar en los videojuegos actuales. Está claro que requiere del usuario un gusto, o al menos, un interés por la cultura japonesa, porque usa cada elemento posible de ésta, ya sea la actual o la de tiempos pretéritos, para dar forma a una historia, unos personajes y unos elementos jugables alrededor de los que se va tejiendo algo realmente grande. No en vano, al inicio del primer Yakuza, en la versión occidental, SEGA nos coló este vídeo donde deja bien claro lo que representa este juego para ellos.

10 años de Yakuza

No es fácil encontrar un espacio dentro de nuestros enormes backlog o apretadas agendas para poder dedicarle un tiempo y un dinero a esta saga, pero si a pesar de todos los impedimentos consigue hacerse un hueco en los corazones de una fiel audiencia occidental es demostrativo de que, a pesar de las dificultades, es interesante prestarle algo de atención, aún a riesgo de estar varios años sin poder seguir en un idioma entendible las aventuras de Kazuma y compañía. Al menos tenemos dos entregas más confirmadas en Occidente, y la sexta entrega promete ser algo realmente grande que esperaremos a ir viendo conforme avance el tiempo. Dentro de unos días podréis leer aquí en Vandal nuestro análisis de Yakuza 5.

Ramón Nafria
Colaborador
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir