Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Explican científicamente por qué nuestro perro nos pone 'cara de pena'

Explican científicamente por qué nuestro perro nos pone 'cara de pena'

Esa adorable mirada ha conseguido que los humanos demos nuestro brazo a torcer... en más de una ocasión.
·

Síguenos

Sí, los perros son unos maestros manipuladores cuando quieren algo de nosotros. Ya sea jugar, comida - en la mayoría de los casos - o que salgamos a la calle con ellos. Como dueña de un perro, siempre me he preguntado cómo es capaz de conmoverme tanto con una sola mirada - sí, esa mirada que todos estáis imaginando ahora mismo -. Ahora, la ciencia me puede explicar el por qué.

Según la psicóloga Juliane Kaminski de la Universidad de Portsmouth, nuestros amigos de cuatro patas fueron capaces de desarrollar unas capacidades expresivas faciales que no están presentes en los lobos. Es decir, los perros cuentan con una serie de músculos faciales pensados expresamente para comunicarse con nosotros.

PUBLICIDAD

"Los hallazgos sugieren que las cejas expresivas en perros pueden ser el resultado de preferencias inconscientes humanas que influyeron en la selección durante la domesticación", explica Kaminski. "Cuando los perros hacen el movimiento, parece provocar un fuerte deseo en los humanos de cuidarlos. Esto les daría a los perros que mueven más las cejas, una ventaja de selección sobre otros y reforzará el rasgo de ojos de cachorro para las generaciones futuras".

"Cuando los perros hacen el movimiento, parece provocar un fuerte deseo en los humanos de cuidarlos"

El estudio, publicado en PNAS, se ocupa de investigar la aparición de este músculo facial - denominado levator anguli oculi medialis (LAOM) -, responsable de que los perros sean capaces de enternecernos. Lo más interesante es que dicho músculo se ha ido perfeccionando con el paso de los años:

"El movimiento provoca que los ojos parezcan más grandes. Por tanto, parecen más infantiles y potencialmente más atractivos para los humanos. Esta elevación de la ceja interna también se asemeja a un movimiento facial que los humanos producen cuando están tristes, lo que potencialmente provoca una respuesta de nutrición de los humanos".

"Este movimiento se asemeja a un movimiento facial que los humanos producen cuando están tristes"

Por otro lado, el vínculo entre humanos y perros es aún mayor cuando se miran a los ojos. En ese momento, se produce un intercambio de oxitocina - la hormona relacionada con el placer - "similar al de madres y niños recién nacidos, que no ocurre con los lobos".

Y parece ser que los perros se han esforzado en forjar un vínculo con los humanos sólido. Este músculo facial parece que ha necesitado sólo 10.000 años - una cifra "pequeña" en comparación con la que requieren los cambios evolutivos - para aparecer en el rostro de los perros. El estudio sostiene que la razón de este cambio se debe a los efectos positivos que conllevan estas expresiones faciales caninas.

Fuente.

Cristina M. Pérez
Colaboradora
animales
biología
mascotas
perros
PUBLICIDAD

Más Noticias

Más sobre Viral

Comentarios: 2
RANDOM
Flecha subir