Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. La música de Mozart es capaz de ayudar al cerebro de los pacientes epilépticos

La música de Mozart es capaz de ayudar al cerebro de los pacientes epilépticos

Según un estudio, parece que escuchar la Sonata de Mozart para dos pianos en Re Mayor K448 ayuda a relajar la actividad en la zona frontal del cerebro y ayudar en trastornos como la epilepsia.
La música de Mozart es capaz de ayudar al cerebro de los pacientes epilépticos
·

Síguenos

Si os gusta la música clásica o habéis indagado alguna vez en ella, probablemente hayáis escuchado el término "efecto Mozart". Este concepto hace alusión al hecho de que escuchar la música compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart ofrece una serie de beneficios al oyente. La comunidad científica no ha ofrecido todavía pruebas concluyentes al respecto, haciendo que nazca el debate entre si es un mito o una realidad. Sin embargo esta semana se han realizado nuevos hallazgos sobre la materia: parece que la Sonata para dos pianos en Re Mayor K448 sí que es capaz de calmar trastornos como el de la epilepsia.

El Efecto Mozart con la Sonata K448

PUBLICIDAD

Dos investigadores del Colegio de Dartmouth han querido poner a prueba la Sonata K448 del austriaco. Todo ello después de que en el año 1993, la psicóloga Frances Raucher publicara un artículo en Nature donde señalaba los supuestos efectos de esta sonata en las capacidades cognitivas de 36 alumnos. La científica sostenía que escuchar la K448 mejoró los resultados en las pruebas de razonamiento espacio-temporal, con este "efecto Mozart" durando al menos 10 minutos.

Ahora, nuestros dos investigadores se han puesto manos a la obra para poner a prueba la K448: para ello han monitorizado el cerebro de 16 pacientes, hospitalizados con epilepsia resistente a los fármacos normales, mientras escuchaban la canción. Tras 30 segundos de melodía, los dos científicos pudieron anotar que se había producido un descenso de las descargas intracraneales epileptiformes.

La música de Mozart parece que podría ser medicinal, después de todo

De esta manera, los mayores cambios se producían entre las transiciones dentro de la pieza musical, que duran aproximadamente 10 segundos. Así, concluyeron que la exposición a esta K448 ha servido para regular la actividad del lóbulo frontal, responsable de las emociones o el comportamiento.

Por supuesto, este estudio no sirve para dar por sentado que el "efecto Mozart" existe... pero sí para determinar que esta sonata puede ayudar a producir cambios específicos en ciertas zonas del cerebro. Los propios investigadores sostienen que será necesario realizar futuros estudios para determinar hasta qué punto esta alteración del cerebro deja de ser un mito para ser una realidad.

Cristina M. Pérez
Colaboradora
ciencia
epilepsia
mozar
música clásica
PUBLICIDAD

Más sobre Tecnología

Comentarios: 1
RANDOM
Flecha subir