Vandal

Verano de Pokémon: Pokémon Pinball

Uno de los spin-off más adictivos y divertidos que jamás han protagonizado las carismáticas criaturas de Game Freak.
·
Verano de Pokémon

La saga Pokémon se estrenará con una nueva entrega este mes de noviembre con Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Let's Go, Eevee! para Switch, y para ir calentando motores hemos decidido repasar este verano todos los juegos de la saga, desde las entregas principales a los spin-off, uno cada día, los meses de julio y agosto.

Son más de 20 años de historia, con multitud de títulos, desde los más conocidos hasta curiosos y extraños spin-off, que también repasaremos. Acompáñanos en nuestro Verano de Pokémon.

Pokémon Pinball (2000)

Con Pokémon Edición Roja y Azul arrasando en todo el mundo, Nintendo dio el siguiente paso lógico para seguir alimentando el fenómeno: diversificar la saga con diferentes spin-offs que nos permitieran disfrutar de nuevas formas de jugar con estas carismáticas criaturas.

Dicho y hecho, en 1999 se estrenó Pokémon Pinball en Japón y América para Game Boy, mientras que en Europa tuvimos que esperar hasta el año 2000. El resultado fue un auténtico juegazo que podríamos catalogar fácilmente entre los títulos más adictivos de la consola.

La idea no se alejaba demasiado de lo que la serie principal nos proponía: capturar a las 151 criaturas originales para completar nuestra Pokédex, solo que con la "sutil" diferencia de que aquí conseguiríamos esto a bolazo limpio en mesas de pinball.

Para ello teníamos dos tableros distintos, uno representando a la Edición Azul y otro a la Edición Roja, cada uno con sus propios Pokémon exclusivos para capturar y mecánicas únicas. Para capturar a estos esquivos monstruos de bolsillo, teníamos que seguir un proceso consistente en mandar la bola (la cual, evidentemente, era una Poké Ball que podíamos ir mejorando hasta convertirla en Master Ball) al carril de la derecha para que lo recorriera dos veces.

Verano de Pokémon: Pokémon Pinball Imagen 2

Tras esto, teníamos que conseguir que la esfera entrara dentro del Cloyster del tablero azul o del Bellsprout del rojo, lo que provocaría que en el centro de la pantalla apareciera la silueta de un Pokémon. Para desvelar a la criatura de la imagen simplemente tendríamos que golpear unas seis veces los Shellder de la mesa azul o los Voltorb de la roja. Una vez hecho todo esto, por fin aparecería el Pokémon sobre la mesa, a quien podríamos capturar golpeándolo cuatro veces. Eso sí, todo esto iba a contrarreloj, por lo que teníamos que ser muy precisos.

Para hacer las cosas más interesantes, el título contaba con un sistema que nos permitía viajar por diferentes lugares de Kanto golpeando tres veces al Poliwag/Psyduck del tablero azul o al Diglett del rojo, por lo que los Pokémon que podían aparecer dependían de la zona en la que nos encontrásemos en cada momento, transmitiéndonos una curiosa sensación de estar viajando por este peculiar mundo capturando a nuestras criaturas favoritas.

Por supuesto, los Pokémon que capturábamos podían evolucionar activando un modo especial al introducir la bola en la parte superior izquierda de la pantalla. Cuando lo conseguíamos, el juego nos indicaba varios lugares del tablero que tenían que ser golpeados para que pudiésemos recoger la experiencia necesaria antes de enviar la esfera hasta un agujero que se abría en el centro de la mesa. Si lo hacíamos todo a tiempo, nuestro monstruo evolucionaría.

Verano de Pokémon: Pokémon Pinball Imagen 3

Evidentemente, tampoco faltaban las fases de bonus, las cuales, a excepción de la de Mewtwo, variaban de una mesa a otra, ofreciéndonos unos retos especiales muy divertidos e intensos que nos obligaban a afinar nuestros reflejos para completarlos.

Otro detalle muy interesante de este juego es que su cartucho disponía de una función de vibración, algo único en un título de la veterana plataforma de Nintendo y que nos permitía sentir en nuestras manos cada uno de nuestros golpes. Fue algo que se usó mucho en su campaña de promoción, aunque sinceramente, con lo divertidísimo y adictivo que era ya de por sí, tampoco es que lo necesitara demasiado.

Verano de Pokémon: Pokémon Pinball Imagen 4

Resumiendo, un genial juego de pinball que conseguía hacernos perder la noción del tiempo con suma facilidad y que adaptaba a la perfección la querida obra de Game Freak a un nuevo formato. ¿Llegasteis a jugarlo? ¿Conseguisteis completar la Pokédex? ¿Fuisteis capaces de encontrar a Mew por vosotros mismos?

Carlos Leiva
Colaborador
Salvando Hyrule incontables veces desde 1986, Carlos se licenció en periodismo con el único fin de poder dedicarse a los videojuegos y escribir sobre ellos, una afición que ha marcado gran parte de su vida y que siempre ha sentido como algo que va mucho más allá de ser un simple hobby.
PUBLICIDAD
Imagen 1

Otras noticias sobre:

verano de pokémon

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

Antenaitor · 04/07/2018 17:44
[respuesta:12]Las he cambiado  :jaja:[/respuesta]

Kerto92 · 04/07/2018 17:39
[respuesta:10]Todavía te funcionaban las pilas? :jaja:[/respuesta]

megoliat · 03/07/2018 20:24
Era una pasada y puro vicio, lástima que solo fueran dos tableros, por suerte había variedad de situaciones. La vibración ya era una locura xd

Antenaitor · 03/07/2018 19:46
Soy una vergüenza como gamer. Mi primera consola de Nintendo (Game Boy color) y sólo tuve éste juego hasta hoy día :( Vaya forma de desaprovechar un consolon.

Lo increíble es que aún la tengo y funciona perfectamente junto a éste juego. Sólo pude hacerme con 76 pokemon (sí, los acabo de contar ahora mismo  :jaja: ).

mcsteamy · 03/07/2018 17:40
Juegazo, no entiendo que esta saga no continuara en DS teniéndolo tan a huevo con la doble pantalla.

Eso sí, me quedo con su segunda parte, que era mucho más completa.

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir