Análisis de Dr. Mario y Bactericida (Wii)

¿Qué tengo, doctor? Básicamente, un juego de puzles que sigue tan divertido hoy como hace casi veinte años.
Dr. Mario y Bactericida
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
5
NOTA
8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Wii.

El mundo de los puzles tiene un amplio catálogo de veteranos que han marcado hitos a lo largo de la historia de los videojuegos, tanto por sus ideas como por la popularización de éstas. Dr. Mario es uno de los clásicos que en su momento visitaron la veterana NES, la portátil Game Boy, y luego, un poco más tarde en Super Nintendo, Nintendo 64 y a Game Boy Advance. Vamos, que sólo faltaban los sistemas actuales. Tampoco es extraño que el juego vaya acompañado, pues la versión occidental de la entrega de Super Nintendo llegó junto a Tetris, y la de GBA con Puzzle League.



Ahora, WiiWare, el sistema de descarga de juegos creados específicamente para Wii nos ofrece Dr. Mario y Bactericida, un compañero que suena un poco extraño pero que nace de los Brain Training y que representa una interesante adición al paquete de contenidos al juego que, con el juego en línea, hace de ésta la versión más interesante hasta la fecha del clásico puzle de Nintendo. Pero podría haber sido mejor si no se hubiesen descuidado algunos pequeños aspectos.

En un primer momento puede parecer que el plato fuerte del dueto es Dr. Mario, y en realidad así es, aunque es posible que mucha gente acabe aficionándose mucho más a Bactericida. En esencia, Dr. Mario es un juego de puzles por gravedad (vamos, como Tetris, Columns, Puzzle League, Lumines...) en el que las fichas entran por la zona superior de la pantalla y se dirigen hacia el fondo de manera inexorable a mayor velocidad cuanto mayor es la dificultad. El objetivo es fácil: las fichas son pastillas encapsuladas de colores (un máximo de dos) que debemos apilar sobre los virus que flotan en pantalla para eliminarlos.

Su fórmula jugable, como vemos, es bien clásica y se ha caracterizado siempre por una doble progresión: cada vez hay más virus en pantalla y las pastillas bajan a más velocidad. Simple y directo, el juego alcanzó estupendas cotas en su versión con multijugador a cuatro bandas para Nintendo 64, pero es algo que no se ha conservado en su llegada a Wii, ni a nivel local ni en el multijugador en línea. Es una pena, ya que aunque tenemos multijugador a dobles, la cosa podría haberse visto muy mejorada si hubiésemos disfrutado otra vez de ese estupendo multijugador para cuatro participantes.

Sin embargo, si eliminamos ese factor nostalgia y nos centramos sólo en lo que nos ofrece el juego, la verdad es que el hecho de que el multijugador en línea haga acto de presencia le dota de una nueva vida, siendo un importante revulsivo para este título al igual que sucedió con Tetris DS para la portátil y que a buen seguro sucederá también en el venidero Tetris, también para WiiWare. El sistema es muy simple, y es por tanto su mayor defecto y su principal virtud.

No hay mucho que escoger en cuanto a parámetros... bueno, no hay prácticamente nada que escoger. Tampoco es que haya muchas variables en el juego, así que se mantiene muy accesible para todo el mundo y sin ningún tipo de complicaciones, lo que es bueno y, la verdad, al final funciona. Encontrar un rival nos ha resultado sencillo, y no hemos sufrido problemas durante las partidas, pero una vez más nos encontramos con que este multijugador es sólo para dos personas y podría haberse expandido para crear partidas frenéticas a cuatro (o más) bandas. Se presentan dos modos de juego: el tradicional y el Flash, donde gana el que antes elimine todos los virus que parpadean, aportando una curiosa modificación al desarrollo de las partidas.



Nuestras partidas se van contando en cuanto a balance de ganadas y perdidas, pudiendo acceder a una tabla de clasificaciones, por lo que funciona como un buen incentivo para ir mejorando nuestras estadísticas en el juego, con un sistema de puntuación que nos da o quita más o menos puntos en función de la puntuación de nuestro rival y el resultado de la partida.



En cualquier caso, todo el terreno de juego en línea es simple pero suficiente, y esconde otra interesante opción: podemos enviar una demo a cualquiera de la personas que tengamos en nuestra lista de contactos de la agenda de amigos de la consola. Esa demo se centra en el multijugador y es algo que, definitivamente, nos gustaría ver más en WiiWare. Bueno, en realidad nos gustaría ver demos de acceso normal para saber qué compramos antes de dar el salto, como sucede en muchísmos sistemas de distribución digital (incluído Xbox Live Arcade), pero esto es un primer paso. Esperamos que no sea también el último.



Por su parte, Bactericida es una variante del concepto de Dr. Mario en el que el puntero del mando remoto de Wii cobra total y absoluto protagonismo y, aquí sí, el multijugador permite llegar hasta los cuatro participantes simultáneos. En este caso, veremos cómo aparecen de manera simultánea múltiples píldoras y tendremos que cogerlas y rotarlas empleando la función de puntero, teniendo en cuenta que también podemos moverlas mientras bajan hacia los lados para colocarlas donde deseamos. Pero claro, esto se complica cuando hay tres rivales a batir cada uno jugando en el mismo espacio de juego, compartido, lo que aviva una competición muy intensa. Si a eso le añadimos que cuando realizamos un combo (eliminamos múltiples bloques de un solo movimiento) por encima de cuatro fichas, las piezas que se desplacen lo harán con cierta lentitud, por lo que podemos coger las que se desprenden y moverlas para usarlas a nuestra voluntad.

El acabado el juego es un poco básico: el puzle no da para mucho lucimiento, y la verdad es que no se han esforzado en dotarlo de ningún tipo de alarde espectacular, manteniéndose casi por completo en unas veteranas dos dimensiones. La ventaja de esto es que su sencillez se traduce en que ocupa muy poco sitio en la escasa memoria de Wii, y la música también pone su granito de arena, al recuperar las clásicas composiciones midi de la saga. No destaca lo más mínimo en su aspecto técnico, pero como es habitual en el campo de los puzles sí cumple con todo lo necesario para desarrollar su jugabilidad. De hecho, si tenemos en cuenta que uno de sus mayores alardes gráficos está en la integración de los Miis ya nos podemos dar cuenta de que es un juego muy austero, pero, insistimos, es más que suficiente para desarrollar todo el concepto jugable sobradamente.

Conclusiones

Todos los servicios de distribución digital de juegos están aportando una nueva juventud a los puzles, con apuestas originales o bien con el regreso de los grandes clásicos, que no encuentran fácilmente su hueco en el mercado de la distribución tradicional. Y es que, a poco que sea, no es lo mismo pagar lo que costaría este juego en una tienda física con todos los costes derivados de su distribución física, que los 10 euros que nos cuesta gracias a la distribución digital. Del mismo modo, la verdad es que Dr. Mario y Bactericida se mantiene en un nivel de contenidos básico, con los modos de juego imprescindibles, para mantenerse centrado en el núcleo jugable básico, y quizás por otras vías tendríamos más contenidos, pero claro, ¿sería éste relevante dentro del contexto de un puzle como para justificar el gasto adicional? En ese sentido, nunca se logrará satisfacer a todo el mundo.



Sea como fuere, Dr. Mario mantiene todo el espíritu clásico, y aunque el multijugador podría ser más potente con más jugadores simultáneos, se desvela como una fórmula tan divertida como siempre. Y, por su parte, Bactericida es una variación interesantísima de su fórmula que aprovecha las funciones del puntero del mando de Wii, alejándose de la jugabilidad clásica de Dr. Mario. Por tanto, este clásico se presenta no sólo como un puzle tan interesante y divertido como en los años 90, sino como una apuesta muy interesante que los aficionados deben considerar si están buscando una apuesta que sepa recuperar ese sabor añejo del género.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Mario Party Superstars - Análisis
Mario Party Superstars - Análisis
Análisis
2021-10-28 16:35:29
Mario vuelve a organizar una nueva y divertida fiesta para homenajear los más de 20 años de historia de la saga.
Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Análisis
2021-10-28 00:00:00
El juego de terror de Wii U regresa con gráficos remasterizados y, de manera inesperada, a múltiples plataformas.
Happy Game - Análisis
Happy Game - Análisis
Análisis
2021-10-27 16:16:00
El diseñador de Chuchel vuelve con Happy Game, un perturbador videojuego que no tiene nada de feliz y nos lleva a explorar tres pesadillas en escenarios surrealistas plagados de personajes grotescos.
Iron Harvest - Análisis
Iron Harvest - Análisis
Análisis
2021-10-27 10:59:00
El interesante juego de estrategia en tiempo real se adapta a pad y lleva el mundo de 1920+ con sus expansiones a consolas.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Género/s: Puzle
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 20/5/2008
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Wii Software
  • Precio: 1.000 puntos
  • Formato: Wii Software
COMUNIDAD
8.08

PUNTÚA
Dr. Mario y Bactericida para Wii

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir