Análisis de Romance of the Three Kingdoms XIII (PS4, PC)

La veterana saga de estrategia vuelve por el 30 aniversario renovando su elaborada y completa maquinaria de gobierno en el período de la China de los Tres Reinos.
Romance of the Three Kingdoms XIII
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
9
NOTA
8.2
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS4 y PC.

Puede que hasta para fans de la estrategia este nombre suene a chino, pero en el este de Asia –y Norte America, en menor medida– el caso es distinto. Y es que esta franquicia de Koei es una de las más longevas en dicho género, solo que al viejo continente apenas nos han llegado tres ediciones: Romance of the Three Kingdoms VIII para PS2, Romance of the Three Kingdoms XI en PC y la decimotercera entrega, que sale en tiendas ahora.

Koei ha sido siempre una compañía muy ligada a la estrategia oriental, en su extenso currículum podemos encontrar ejemplares dedicados a Oda Nobunaga y Genghis Khan, siendo de hecho Nobunaga’s Ambition el más antiguo en funcionamiento, una serie que recibimos por primera vez por estos lares con Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence de PS4 el pasado año. En cambio, lo que más se ha dado a conocer han sido los musou de Omega Force, pero es importante saber que la saga Dynasty Warriors, basada también en los relatos sobre los Tres Reinos, nació como spin-off de la serie que ocupa el análisis.

Manejamos a poderosos líderes históricos como Liu Bei y Cao Cao en los reinos Wei, Shu y Wu de la antigua China. La rebelión de los Turbantes Amarillos es uno de los sucesos conocidos que aparecen en el juego.
Manejamos a poderosos líderes históricos como Liu Bei y Cao Cao en los reinos Wei, Shu y Wu de la antigua China. La rebelión de los Turbantes Amarillos es uno de los sucesos conocidos que aparecen en el juego.

Ahora bien, hayan llegado hasta nuestros oídos o no, siguen siendo juegos de guerra en la línea de otros que se producen en occidente –los de Sid Meier se acercan bastante– aunque con algunas peculiaridades. La más llamativa es que han arraigado en consolas, casi todos tienen su versión para jugar con mando y su edición lanzada para ordenadores. Otra, aparte del idioma, es que su temida curva de aprendizaje puede llegar a asustar, pero si conseguimos pasar esa barrera inicial nos dará un completo ejercicio estratégico.

PUBLICIDAD

Un reino para gobernarlos a todos

Al iniciar el juego nos encontraremos con los modos de juego típicos, una división bien sencilla. "Hero Mode"es el primero en aparecer y también el que nos recomienda jugar primero dado que sus primeros capítulos hacen de guiado tutorial para introducirnos poco a poco en la extensa lista de comandos y mecánicas de juego que nos aguardan. Pero no debemos preocuparnos, está muy bien integrado y a pesar de que nos puede llevar unas cuantas horas superar esa iniciación, se desarrolla como un modo campaña centrado en los principales héroes, por lo que se hace llevadero poner en práctica lo que nos enseñan. Una vez pasada esa fase tendremos más capítulos disponibles con su parte de historia.

En los primeros compases andaremos perdidos con tantas opciones, pero se asimila todo fácilmente. Tras unos cuantos capítulos nos habremos familiarizado con el mapa, las órdenes, las tablas y las clases de personajes.
En los primeros compases andaremos perdidos con tantas opciones, pero se asimila todo fácilmente. Tras unos cuantos capítulos nos habremos familiarizado con el mapa, las órdenes, las tablas y las clases de personajes.

"Main" es el otro modo de juego disponible, el verdadero juego principal. En él podremos configurar la partida a nuestro gusto, desde seleccionar la época en la que comenzamos hasta formar una nueva fuerza, elegir nuestros aliados base, utilizar personajes creados por nosotros mismos o seleccionar el que queramos de la lista de 700 disponibles, entre los que podemos representar distintos cargos (Soberano, Virrey, Ministro, Oficial…). El objetivo es unificar China antes de que llegue el año 350 d.C o quedemos sin heredero.

Este modo se desarrolla también siguiendo la historia, solo que aquí tenemos la campaña al completo en lugar de centrada en los principales líderes. Los acontecimientos se nos van contando tanto a través de escenas cinemáticas como mediante conversaciones de texto con las ilustraciones de cada personaje, algo que ayuda a meternos en la historia.

El estilo artístico es una de las grandes bazas de Romance of the Three Kingdoms. Aparte de los fondos hay ilustraciones para todos los personajes y nos dejan apariencias extra para poder editar o crear otros nuevos.
El estilo artístico es una de las grandes bazas de Romance of the Three Kingdoms. Aparte de los fondos hay ilustraciones para todos los personajes y nos dejan apariencias extra para poder editar o crear otros nuevos.

En la parte jugable, por otro lado, alterna la vista de la interfaz y los menús con cámaras móviles que nos dejan viajar por el mapa tanto en su enfoque bidimensional como en la nueva vista tridimensional para los planos cercanos. En los elementos 3D del mapa se nota cierta pobreza gráfica, pero siempre podemos buscar la distancia óptima de dibujado.

El elemento más importante del juego es el tiempo, que influirá en todas las decisiones que tomemos en la partida, por ello lo podremos avanzar y pausar en cualquier momento. La partida integra dos secciones bien unidas pero diferenciadas, que son la parte política y la parte militar. Ambas conforman el núcleo de las distintas labores en la estrategia.

Conoce al enemigo y conócete a ti mismo

Dependiendo del cargo de personaje que hayamos elegido, viviremos las jugadas desde una perspectiva distinta del tablero. A pesar de todo las órdenes son las mismas, pero de nuestro papel dependerá si las damos, recibimos o si podemos sugerir a los superiores. En este caso entrará en juego no solo el cargo sino el Rango (desde Rango 9 hacia abajo).

La primera función es la del Concilio, una sesión en la que se decide el objetivo y lo que se va a llevar a cabo durante las siguientes cuatro estaciones. Aquí el gobernante deja que los distintos oficiales den su visión del asunto, luego puede proponer y elegir qué es lo que se aprueba y lo que no, además de ver quiénes serán los encargados de cumplirlo. En anteriores entregas esta fase era incluso más elaborada, ahora se realiza enseguida.

En las ciudades tiene lugar la fase de preparación, nos podremos mover por todas las que hay en el mapa. Las acciones que tendremos disponibles con nuestros ministros dependerán del número de casillas de orden libres.
En las ciudades tiene lugar la fase de preparación, nos podremos mover por todas las que hay en el mapa. Las acciones que tendremos disponibles con nuestros ministros dependerán del número de casillas de orden libres.

Una vez cerrada esta cuestión debemos atender todas las demás, pudiendo mejorar los asuntos domésticos de la ciudad (Cultivo, Comercio y Cultura), que nos hacen ganar oro y víveres, aumentar la población, la prosperidad o adquirir mejoras tecnológicas. En el plano militar podremos Entrenar (da acceso a nuevas y mejoradas clases de tropas, tales como Infantería del Este o Caballería del Tigre), Patrullar (aumenta la seguridad para recibir más visitas) o Desplegar tropas. El resto de opciones van desde acuerdos (Alianzas, Deudas, Intercambio de recursos, Alto el fuego…) y medidas estrategas (Espionaje, Investigación) hasta las relaciones personales (Asignar cargos, visitar a conocidos y estrechar lazos, hacer obsequios, contratar oficiales, engatusar, pedir lecciones, cartas de presentación …). En la ciudad también podremos comprar y vender o llegar a organizar banquetes, y se nos facilita en todo momento un esquema del sistema de vínculos con cada personaje.

De todas estas variables depende el florecimiento de la ciudad y la construcción de las distintas instalaciones (Cuarteles, Templos, Granjas, Observatorios…) así como nuestra posición en el tablero de ajedrez. Claro que para tratar con otras fuerzas y oficiales entra en la ecuación un componente adicional a modo de minijuego, que son los Debates. En los debates libraremos una contienda a base de argumentos que se resolverá en 5 turnos. Para ello elegiremos entre una serie de acciones (Afirmar, Insistir, Provocar, Replicar y Concentrar) que nos gastarán el medidor de sabiduría y dependerán de nuestro nivel en el atributo (INT)eligencia. Si tenemos la habilidad Orador bien mejorada también beneficiará.

Para formar una alianza será crucial conseguir cartas de recomendación de los oficiales cercanos al futuro aliado, así como derrotarle en un debate que le haga entrar en razón y valorar los puntos positivos del acuerdo.
Para formar una alianza será crucial conseguir cartas de recomendación de los oficiales cercanos al futuro aliado, así como derrotarle en un debate que le haga entrar en razón y valorar los puntos positivos del acuerdo.

El arte de la guerra

Una vez tengamos los asuntos civiles listos –que también podremos desarrollar utilizando la opción Aplacar para que las pequeñas ciudades nos den mejoras (Ej: +500 de Cultivo)– llegará el momento de formar nuestro ejército y marchar a la guerra, que es donde entra la fase militar del juego, la estrategia en tiempo real empleada para ocupar nuevos territorios.

Para desplegar las tropas necesitaremos al menos un oficial al mando en cada una –por lo que si no contratamos suficientes no tendremos poder en ese territorio– con la opción de añadir dos suboficiales que les acompañen. El número de efectivos que nos dejarán llevar dependerá de la población, los suministros que tengamos para los días que dure la expedición y el oro, en caso de llevar tropas mejoradas y objetos especiales como las escaleras de asedio. Una vez formadas podremos enviarlas a cualquier parte del mapa, y cuando entren en contacto con el enemigo tendremos la opción de participar en la batalla o simularla desde fuera, lo cual viene bien a veces para poder ir haciendo otras cosas mientras, como enviar refuerzos desde otras ciudades o pedir apoyo a los aliados. Si formamos una Coalición, las tropas amigas colaborarán con nosotros por un bien común.

Los rangos por méritos y la promoción de los personajes forman parte de un ligero componente rolero presente en el juego. Además, cada uno tiene sus propios atributos (LEA, WAR, INT, GOV) y niveles de habilidades.
Los rangos por méritos y la promoción de los personajes forman parte de un ligero componente rolero presente en el juego. Además, cada uno tiene sus propios atributos (LEA, WAR, INT, GOV) y niveles de habilidades.

En los enfrentamientos es posible tener Duelos, que son muy parecidos a los debates –se resuelven como si de una justa medieval se tratase– pero cambiando las acciones (Atacar, Noquear, Desequilibrar, Defender y Concentrar) , teniendo en cuenta el atributo WAR y el nivel que tengamos en la habilidad especial de Duelo, que será crucial para ganar ventaja. Al igual que los debates este minijuego utiliza modelados tridimensionales de los Dynasty Warriors y puede tener lugar tanto en las batallas como al encontrarnos con bandidos.

Si elegimos participar en la guerra, el escenario se convertirá en un campo de batalla. Los escenarios pueden ser en terreno abierto, en batalla naval o en asedio. Venceremos solo cuando hayamos derrotado a todas las tropas enemigas o tomado su base. Para capturar su base nos podremos valer de campamentos, pero siempre que haya una muralla habrá que atravesar una de las puertas o utilizar las escaleras de asedio. Cada tropa tiene su propio ataque especial que puede tener efectos beneficiosos para nosotros o negativos para las tropas enemigas cercanas (subir / bajar la moral, aumentar ataque o defensa, ralentizar a los caballos, hacer arder la zona…). Además es necesario tener en cuenta los flancos y las debilidades de cada formación (Caballería>Arqueros>Lanceros>Caballería).

Las batallas navales son uno de los principales añadidos respecto a Romance of the Three Kingdoms XII. En el agua resolveremos la contienda como en campo abierto, pero sin tomar bases  y con formación en cadena.
Las batallas navales son uno de los principales añadidos respecto a Romance of the Three Kingdoms XII. En el agua resolveremos la contienda como en campo abierto, pero sin tomar bases y con formación en cadena.

Tras terminar la batalla se recompensarán a los oficiales que mejores resultados hayan obtenido y se dará la posibilidad de tomar prisioneros del enemigo. Estos prisioneros se podrán llegar a pasar a nuestro bando si conseguimos una buena afinidad o a alguien de nuestro ejército que les convenza, pero lo más seguro es que escapen o pidan su libertad. Si hemos tomado un paso o una muralla, pasará de inmediato a nuestro color, y si hemos sometido una ciudad nos darán la opción de enviar nuevos oficiales para que la ocupen.

Romance of the Three Kingdoms XIII se completa con un modo de Creación de oficiales, un editor en el que podemos guardar personajes tanto masculinos como femeninos para crear vínculos entre ellos, establecer sus atributos, habilidades o ataques especiales y ponerles voz, personalidad y apariencia. También incluye la sección Colección en la que nos ofrece desde un listado con las fichas de todos los personajes hasta un modo vídeo.

Tal como acostumbran los juegos de Koei Tecmo, hay un Editor BGM para seleccionar la música que queremos que suene en cada momento. La banda sonora es un excelente trabajo orquestal con algunas piezas clásicas de la saga y otras nuevas compuestas por veteranos compositores de la compañía que sin duda consiguen dar vida a las partidas.

En los ajustes podemos configurar una amplia selección de opciones relativas al juego, las cámaras o la velocidad del texto, siendo la más importante el doblaje, que viene tanto en japonés como en chino, sin duda el más recomendable. El texto lamentablemente está solo en inglés y no es uno especialmente básico, pero al menos podemos decir que nos ha llegado. Aunque parezca mentira el control con mando está bien adaptado –como ya acostumbraba la saga– debido a que casi todo se resuelve con tablas y comandos. El rendimiento en general es bueno quitando algunas caídas en las batallas multitudinarias.

Conclusiones

Los aficionados a los wargames están de enhorabuena, porque Romance of the Three Kingdoms XIII es un sólido título que llega a PS4 y PC saciando la sed del género en consolas. Introduce algunos cambios respecto a anteriores entregas, pero en esencia sigue siendo el mismo juego, por lo que gustará a los seguidores. De cara a nuevos jugadores se ha hecho más accesible, así que si toleráis su estilo y reunís las ganas suficientes para sortear la barrera del idioma y la dura curva de aprendizaje, es probable que os llevéis una grata sorpresa con este enredado ajedrez de Koei.

Hemos realizado este artículo con una copia digital de la versión de PS4 que nos ha proporcionado Koch Media.

Edgar S. Fuentes
Colaborador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4 y PC

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PC

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.2
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Romance of the Three Kingdoms XIII para PlayStation 4

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.2
  • Fecha de lanzamiento: 27/1/2016
  • Desarrollo: Koei Tecmo
  • Producción: Koei Tecmo
  • Distribución: Steam
  • Precio: 59,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Japonés
  • Voces: Japonés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6

PUNTÚA
Romance of the Three Kingdoms XIII para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir