Análisis de GRIP: Combat Racing (PS4, PC, Switch, Xbox One)

Velocidad, caos y giros imposibles en un juego de carreras inspirado en el clásico Rollcage.
GRIP: Combat Racing
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
Análisis de versiones PS4, PC, Switch y Xbox One.

En los 90 se vivió, en especial por la explosión de las 3D, una época dorada para el género de las carreras. Juegos arcade, simuladores, y muchos experimentos que se alejaban de la simple velocidad pura gracias a la introducción de armas. Al margen de Wipeout, Psygnosys desarrolló en los 32 bits de PlayStation otra saga de carreras futuristas mucho menos conocida: Rollcage de 1999. Un año más tarde recibió una secuela, pero el interés del público –y la plena transición de consolas- enterró los juegos definitivamente.

Ahora nos llega Grip: Combat Racing, una secuela espiritual desarrollada por el estudio Caged Element Inc., y como otros proyectos independientes que se inspiran en juegos clásicos, busca mantener un equilibrio entre la jugabilidad original, añadir sus propias mejoras y actualizar el apartado clásico. Grip tiene buenas intenciones y acierta en varios aspectos, pero es algo más irregular de lo que nos gustaría.

¿Qué diferencia a Rollcage y por tanto a Grip de otros títulos que nos prometen ir a velocidades absurdas? Pues que esta vez controlamos vehículos de cuatro grandes ruedas, no naves que flotan, y por tanto su control es más convencional. Tampoco es un juego de coches al uso, pues disponemos de una gran adherencia para frenar con precisión, y no se trata de derrapar como si se tratase de un Ridge Racer. Grip imita bastante bien las físicas peculiares de Rollcage, quizás con algo más de peso en los vehículos, así que sensación al correr es muy satisfactoria.

PUBLICIDAD

Sin embargo, estos juegos destacaban por otra curiosidad: su habilidad para correr por las paredes y techos, siempre que cuenten con la suficiente velocidad. La mayoría de circuitos disponen de largos túneles o pronunciados peraltes que nos pondrán incluso del revés, y gracias a los voluminosos neumáticos, no importa caer bocarriba. Daremos más de una vuelta de campana y lo peor que nos puede suceder es caer en dirección contraria.

En muchos momentos, 'arriba y abajo' no tiene sentido.
En muchos momentos, 'arriba y abajo' no tiene sentido.

Grip logra mantener el ambiente de carreras sucias y caóticas de Rollcage, un aspecto mucho más acusado que en Wipeout o F-Zero, algo que tiene sus pros y contras. A esto se suman los paneles de velocidad y potenciadores, una serie de objetos ofensivos, defensivos y de ayuda: misiles de varios tipos, escudos protectores o turbo. Podemos acumular varios y quizás decanten una carrera que dábamos por perdida –o en su lugar, perder justo en el último minuto-. La inteligencia artificial es bastante agresiva así que conviene cometer pocos errores casi desde un principio.

También disponemos de la habitual selección de vehículos a elegir, cada uno con unos parámetros diferentes en velocidad, control o aceleración. La mayoría están bloqueados de inicio y será necesario subir de nivel –conseguir experiencia en carreras- para acceder a ellos. Hay un editor bastante básico para configurar colores, vinilos predefinidos o neumáticos, que al menos nos hará algo diferentes al resto de jugadores durante las partidas online.

Se puede jugar sucio en la mayoría de modos. Hay armas para entorpecer a nuestros enemigos, turbos y escudos.
Se puede jugar sucio en la mayoría de modos. Hay armas para entorpecer a nuestros enemigos, turbos y escudos.

Hablando de modos, Grip incluye una campaña consistente en los típicos torneos de dificultad creciente, un modo para un jugador –selecciona pista, tipo de carrera, número de competidores y demás parámetros- para practicar y memorizar el trazado. Hay multijugador local para cuatro usuarios y online. En cuanto a los reglas de carrera encontramos tres categorías: carrera, arena y carkour. La primera categoría incluye modos orientados a la velocidad, como carrera clásica -con armas-, carrera definitiva -con puntos por destruir enemigos-, carrera de eliminación -cada 30 segundos pierde el último-, velocidad infernal -sin armas- y contrarreloj.

Arena consiste en modos más centrados en la acción y las armas, y no siempre gana el más rápido: partida a muerte –choques-, roba el alijo –similar a roba la bandera-, y bomba de relojería –las ondas expansivas convierten los vehículos en bombas móviles-. Carkour son unas pistas especiales para poner en práctica nuestra precisión al volante.

Hay pistas muy espectaculares, pero no todas dan la talla, y el trazado de muchas deja algo que desear.
Hay pistas muy espectaculares, pero no todas dan la talla, y el trazado de muchas deja algo que desear.

Podríamos decir que Grip cumple con todos los puntos que se podrían esperar de una moderna revisión de Rollcage: jugabilidad muy similar, multijugador y una campaña que asegura muchas horas de carreras. Estos ingredientes dependen de otro aspecto más a tener en cuenta, y es el que nos ha parecido que empaña un poco la experiencia: los circuitos.

Disponemos de más de 20 pistas ambientadas en cuatro planetas temáticos, y su calidad varía mucho, tanto en diseño como en aspectos puramente gráficos. En la parte positiva vemos que la mayoría cuenta con bifurcaciones o atajos, hay rampas para saltos espectaculares y suelen favorecer la competición escalando paredes –por la colocación de potenciadores, por ejemplo-. Los circuitos más lineales son buenos en general, pero en lo negativo, hay pistas con muchas caídas letales, como los que transcurren en escenarios urbanos, donde los límites del escenario no se señalizan bien.

En un juego a grandes velocidades donde los rebotes y escaladas por paredes son habituales –y muchas veces directamente perdemos el control-, es incómodo ver tantas zonas desprotegidas cerca de lugares en los que se pierde fácil el control o el impulso de las carreras verticales. Corta el ritmo, y si bien obliga a ser más cuidadosos -en definitiva, mejores jugadores- no casa bien con una filosofía que invita al caos.

Abundan los túneles, ya que así se destaca el aspecto más original de 'Grip'.
Abundan los túneles, ya que así se destaca el aspecto más original de 'Grip'.

Otros circuitos suelen contar con grandes áreas abiertas, por ejemplo los de temática postapocalíptica en desiertos. Hay tramos confusos, donde se hace difícil saber la dirección correcta o incluso entras en zonas prohibidas con la consecuente destrucción de tu vehículo. No son tramos muy divertidos para la competición de velocidad, mucho menos para el combate –los jugadores quedan más dispersos en su anchura-.

En definitiva, diríamos que las pistas de Grip son el aspecto más débil del juego y donde más se nota la inexperiencia del equipo desarrollador. Esto es un problema importante cuando hablamos de un juego de este tipo, y pese a que cuando se dan las mejores condiciones sí es un juego muy divertido, rápido y espectacular, también es capaz de caer en la competición aburrida, demasiado impredecible y con pausas que entorpecen la carrera –existen muchos obstáculos en la decoración como para no chocar con ellos, o salir rebotado fuera de los límites-.

Los espacios naturales son excelentes, pero las pistas urbanas bajan el nivel.
Los espacios naturales son excelentes, pero las pistas urbanas bajan el nivel.

Esta calidad irregular también tiene su reflejo en el aspecto artístico. Los escenarios naturales con vegetación son los más llamativos, pero cae en la monotonía en los ambientes más sucio, futuristas y oxidado de otros. Y en estos últimos se echa en falta una inspiración en la arquitectura, juegos de luces o colores que den más encanto al juego. La música se apunta también a esta calidad con altibajos: hay Drum n Bass completamente genérico, pero algún tema electrónico sube el nivel. Al menos en PC existe la opción de utilizar nuestra propia lista de música.

Conclusiones

Grip: Combat Racing funciona a medias. Como homenaje, es un buen recordatorio de lo que era Rollcage, y la verdad es que sigue siendo bastante fresco. Si no abundan los arcades de velocidad, mucho menos los títulos de este tipo que nos permiten correr a toda velocidad por el techo de los túneles y eliminar a los adversarios. Eso sí, requiere algo de tiempo acostumbrarse al comportamiento de unos vehículos, con tendencia a dar vueltas –y en ocasiones caer en dirección contraria-.

Pero al margen de este tributo que le impide tener su propia personalidad, el diseño de muchos circuitos es un poco torpe y no siempre favorece los puntos fuertes del juego. Hemos visto mejores homenajes a los juegos de Psygnosys –caso de Redout-, y aunque Grip llega a ser frenético y divertido, también sufre algunos problemas visibles en su jugabilidad.

Hemos realizado este análisis en su versión de PC con un código que nos ha proporcionado Little Big PR.

NOTA

7.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Frenético y alocado.
Un Rollcage modernizado que sigue siendo fresco.
Buen número de modos para uno o varios jugadores.

Puntos negativos

El diseño de algunas pistas no es el acertado.
Calidad gráfica irregular.
Hay temas musicales un poco repetitivos.

En resumen

Aunque no consigue tener una personalidad propia y hay aspectos mejorables, este homenaje a Rollcage todavía es capaz de dar mucha diversión en solitario o multijugador.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, PC, Switch y Xbox One

Deadly Premonition 2: A Blessing in Disguise - Análisis
Deadly Premonition 2: A Blessing in Disguise - Análisis
Análisis
2020-07-08 18:17:18
Una de las aventuras más especiales de la última década vuelve con una inesperada secuela que brilla con su historia y personajes, pero que naufraga en un mal uso de la acción y el mundo abierto.
Story of Seasons: Friends of Mineral Town - Análisis
Story of Seasons: Friends of Mineral Town - Análisis
Análisis
2020-07-08 15:44:00
Una de las entregas más queridas de los juegos de granjas de Harvest Moon llega a Nintendo Switch y PC con un remake que introduce nuevas posibilidades.
CrossCode - Análisis
CrossCode - Análisis
Análisis
2020-07-07 16:46:00
Un juego de rol con combates en tiempo real de la vieja escuela aterriza en las consolas actuales.
Death Come True - Análisis
Death Come True - Análisis
Análisis
2020-07-07 11:20:00
Lo último del escritor de Danganronpa es una interesante película interactiva.
Falcon Age - Análisis
Falcon Age - Análisis
Análisis
2020-07-06 18:36:18
Sumérgete en una bonita aventura y crea un inolvidable vínculo con tu mascota, sobre todo en realidad virtual.
PEGI +7
Plataformas:
PS4 PC Switch Xbox One

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
GRIP: Combat Racing para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.52

PUNTÚA
GRIP: Combat Racing para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
GRIP: Combat Racing para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
GRIP: Combat Racing para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir