Vandal

Análisis de IL-2 Sturmovik: Birds of Prey (PS3, NDS, PSP, Xbox 360)

Excelencia, buen hacer y cuidado extremo, derribar a un enemigo alemán vuelve a ser un placer.
Omar Álvarez ·
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8
NOTA
8.4
DIVERSIÓN
8.4
JUGABILIDAD
8.6
Análisis de versiones PS3, NDS, PSP y Xbox 360.

Surcar los cielos, uno de los mayores sueños a lo largo de la historia, parece ser siempre un atractivo recurrente, la manifestación más significativa de la libertad. Durante los primeros años del videojuego, múltiples experimentos nos ofrecieron desde representaciones primitivas (casi psicotrópicos, por sus limitados recursos técnicos) de lo que podría significar volar. Aunque tan sólo sea una amasijo de píxeles o o unos cuantos polígonos sobre una textura (ya sea un mapa en baja resolución o la torpe recreación de una ciudad conformada por legos), nos encanta y encantará volar en un videojuego.

Como de costumbre (y obviando honrosas excepciones como Flight Simulators y derivados o Pilotwings) la guerra siempre es el escenario idóneo para poner en práctica nuestra platónica obsesión: para todos los gustos, desde universos muy muy lejanos (Rogue Squadron), mundos alternativos (Panzer Dragoon), futuros desoladores (Tom Clancy's HAWX) o la cruda y cercana guerra mundial, cualquier pretexto es bien recibido con tal de sentirnos libres cual aves de presa.

Il-2 Sturmovik es una rareza absoluta, un juego de culto para minorías que sufrió el estancamiento de una mecánica elemental, un desarrollo tecnológico que no avanzaba parejo al resto de géneros y un desdén en los estudios y compañías que parecía que no sabían avanzar más allá del canon por excelencia de las últimas décadas: Ace Combat.

PUBLICIDAD

Existían muchos riesgos con esta nueva entrega. Primero, por alejarse tanto de su mercado principal (PC), donde recibió las entregas pretéritas y que tanto prestigio le habían generado a la franquicia por su escrupuloso realismo y complejo sistema de combate (donde el representar aviones tan vetustos, había que hacerse mucho más a sus particularidades en el aire como a su sistema de ataque a la hora de derribar a un enemigo). Esta nueva entrega, exclusiva para consolas, no podía perder todos sus pilares (aunque sigue pareciendo incomprensible que no se vaya a publicar para PC) aunque todos imaginábamos que perdería cierta dureza, habitual dentro de los jugadores hardcore que consumen simuladores duros de roer exclusivos para compatibles, el temor de estropear la experiencia principal seguía persistiendo.

El mayor acierto de Gaijin Entertainment, por encima del espectacular apartado técnico de conseguir una entrega en consola a la altura de las expectativas con la saga en PC o su cuidadísima ambientación (un milagro conseguir a estas alturas que la Segunda Guerra Mundial no nos parezca un pretexto plomizo), se encuentra en el excelso control.

En menos de 30 minutos con el pad en las manos surcar los cielos no será sólo pan comido, sino un adictivo placer oculto que nos tendrá horas realizando vuelos rasantes, giros arriesgados y peleas de perros por el simple hecho de pilotar, algo que se había perdido hace años, por muy sofisticados que sean los nuevos joystics de control.

El oscuro capítulo mundial del siglo XX, una guerra de sufrimiento y potencia estética

El apartado gráfico es sensacional por recrearse en pequeños detalles, casi inadvertidos (como los daños en la chapa de nuestro caza con cada proyectil) antes de hipertrofiar el motor técnico (permitiendo en pantalla decenas de aviones, generando unas marabuntas de combate inexplicables).

Las misiones se presentan en algunos de los puntos clave de la 2ª guerra mundial, como la batalla de Árdenas, Stalingrado o el asalto a la capital germana. Aunque los escenarios no se diferencian con mucho detalle unos de otros (salvo los cuatro habituales elementos característicos de las ciudades) sí que existe un cariño especial con cada avión, recreando su interior de cabina y controles con todo lujo de detalle, con el mismo respeto con el que se respetan los salpicaderos de los turismos en las super-producciones.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-10-19 10:38:00
High Voltage Software desarrolla un juego que conecta las películas de Zombieland, con buenas intenciones pero bastante mejorable.
Análisis
2019-10-18 09:25:00
La saga Doraemon regresa en formato videojuego con un registro bastante curioso: el farming.
Análisis
2019-10-17 14:20:00
Nintendo vuelve al exergaming apostando por un videojuego que se controla a base de fuerza muscular y de correr, y que convierte al jugador en un mando.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-15 09:46:00
Un tercer episodio de la genial saga de rol de Falcom que nos acerca al final de la aventura, con un sistema de combate más pulido que nunca.
Plataformas:
PS3 Xbox 360 NDS PSP
Ficha técnica de la versión PS3
ANÁLISIS
8.4
COMUNIDAD
8.09

PUNTÚA
IL-2 Sturmovik: Birds of Prey para PlayStation 3

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox 360
ANÁLISIS
8.4
Producción: 1C Label
Distribución: 505 Games
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.26

PUNTÚA
IL-2 Sturmovik: Birds of Prey para Xbox 360

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión NDS
Desarrollo: DiP
Producción: 1C Label
Distribución: 505 Games
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
IL-2 Sturmovik: Birds of Prey para Nintendo DS

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PSP
Desarrollo: Dynamic Systems
Producción: 1C Label
Distribución: 505 Games
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
IL-2 Sturmovik: Birds of Prey para PSP

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir