Análisis de Grand Theft Auto IV: The Ballad of Gay Tony (PS3)

Los episodios extra de GTA IV llegan por fin a PlayStation 3, algo tarde pero con la misma extraordinaria calidad y duración.
Grand Theft Auto IV: The Ballad of Gay Tony
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PS3.

Nota: este análisis es sobre los dos juegos de Episodes of Liberty City: GTA IV: The Lost and the Damned y The Ballad of Gay Tony

Tras la exclusividad en Xbox 360 durante algunos meses, los episodios extra de Grand Theft Auto IV llegan a PC y PlayStation 3. Si en la pasada generación cada GTA fue exclusivo de PlayStation 2 durante meses, y eso benefició mucho a la consola de Sony, Microsoft se apuntó el tanto de la exclusividad del contenido descargable de GTA IV. Así, mientras que la aventura de Niko Bellic salió al mismo tiempo para PS3 y Xbox 360 en abril de 2008, los episodios descargables (que de aquella no se sabía cómo serían) han sido exclusivos para Xbox 360 durante un período considerable de tiempo. Este contenido extra supuso, además, una de las mayores apuestas por el contenido descargable hasta la fecha. Rockstar apostó por crear dos expansiones completas, contando una nueva historia en Liberty City desde otro punto de vista, que como la compañía ha defendido pueden considerarse juegos independientes. De hecho, a PlayStation 3 y PC llegan simultáneamente como contenido descargable, requiriendo la copia original del juego, pero también como juego "de tienda", sin exigir el original, e incluyendo los dos capítulos extra en un solo pack "Episodes of Liberty City". Tal y como ocurrió en Xbox 360 el pasado mes de octubre.

En cualquiera de los dos casos, comprándolo todo junto y en disco, o por separado y de forma descargable, el contenido es el mismo. Las versiones de PlayStation 3 son idénticas a las de Xbox 360, mientras que la de PC, tal y como había ocurrido con la adaptación de GTA IV, incluye algunos extras: podemos hacer vídeos, editarlos y compartirlos, como ya había ocurrido en el original, y también cuenta con un modo multijugador ampliado, para hasta 32 jugadores. En ambos episodios.

PUBLICIDAD

Cada episodio puede descargarse individualmente, o jugarse independientemente del otro en la versión de disco, pues no están relacionados entre sí, ni tampoco con GTA IV. Ambos suceden en la misma ciudad, Liberty City, ese híbrido entre réplica y homenaje a Nueva York, que adapta la mayoría de sus barrios y construcciones emblemáticas bautizándolas de forma diferente y otorgándoles un "toque GTA" característico. La "Estatua de la Felicidad" será testigo de nuestras hazañas, tanto en The Lost and the Damned como en The Ballad of Gay Tony. En el primer episodio, encarnamos a Johnny Klebitz, miembro de la banda de motoristas The Lost, en un viaje al lado más sórdido de Liberty City. Tras este primer episodio más oscuro y serio, The Ballad of Gay Tony representa una vuelta al carácter humorístico y salvaje de Grand Theft Auto, con misiones más directas y orientadas a la acción desenfrenada, y una historia llena de homenajes al mundo nocturno en el que controlaremos a un hispano, Luís, con la misión de defender el físico y el imperio de su hilarante jefe, el empresario de hostelería nocturna conocido y reconocido por el nombre de Gay Tony.

The Lost and the Damned

The Lost and the Damned tiene lugar al mismo tiempo que GTA IV, y no nos referimos a la época sino a los acontecimientos que desencadena Niko Bellic en el juego original. A lo largo de esta expansión nos cruzaremos con él en algunas ocasiones, sabiendo algo más de la historia del juego original, y de un modo recíproco podemos intuir algunas cosas de la historia de esta expansión por haber jugado a la historia principal. Esto no significa que la historia de esta expansión esté previamente "destripada" o "spoilerada", sino que ambas encajan bien, como un puzle. Pero Johnny tiene poco que ver con Bellic en realidad. Este americano de pura cepa forma parte de una banda de motoristas llamada The Lost, que ha liderado durante los últimos años mientras el verdadero jefe e íntimo amigo suyo estaba en la cárcel. Con la salida de prisión, como en todo GTA, los acontecimientos empiezan a sucederse, y nosotros siendo Johnny Klebitz jugaremos un papel protagonista y crucial en su desenlace.

A nivel jugable esta expansión no cambia demasiado lo visto en el juego original, pero cuenta con algunos cambios y añadidos. La ciudad es la misma, no se ha añadido ninguna zona nueva como se llegó a rumorear en su día, pero tenemos acceso a toda la ciudad desde el principio. El gran cambio, aparte de algunas armas nuevas muy interesantes, es la orientación "motocéntrica" tanto de la historia como del repertorio de vehículos. Con esta nueva palabra inventada queremos reflejar la gran cantidad de motos nuevas que se han añadido, la mejora del control en las motos que se ha aplicado, la posibilidad y necesidad de formar parte de un "escuadrón" de moteros, rodando en formación (lo que da una sensación considerable de estar sembrando el terror); el añadido de las guerras contra otras bandas de moteros de semejante pelaje (25 escenarios en total) y el nuevo minijuego de carreras en moto, en el que contamos con un bate de béisbol para derribar a nuestros rivales.

 1

Aparte de este cambio de estilo, que también se refleja en las misiones y las armas nuevas, formar parte de una banda no solo implica rodar con ellos por la carretera sino también un espíritu "de tribu" en las secuencias cinemáticas y en la historia del juego, y la posibilidad de contar con secuaces y ayudantes que colaboren con nosotros en las misiones. Éstos están controlados por la inteligencia artificial del juego, pero cuentan con un sistema de evolución que hará que vayan mejorando sus habilidades, como fuerza y puntería. Del mismo modo que los éxitos producen mejoras, cuando un personaje muera lo hará de verdad, y será sustituido por un nuevo recluta que no estará tan enseñado como el difunto. Aparte de esto, el mundo del juego tiene nuevos tipos de personajes, más curiosidades, y cincuenta canciones nuevas en las emisoras de radio con un toque mucho más rockero y metalero.

La historia del juego vuelve a ser tan interesante como la de Niko Bellic, pero progresa mucho más rápido para estar a tono con las 10 horas de duración de la historia principal del juego. En cuanto comenzamos, y tras un par de cinemáticas y de conversaciones mientras conducimos la moto, ya estamos dentro, ya conocemos bien a Johnny y su forma de ser, y el trasfondo de la banda, así como su mentalidad. Volviendo a mezclar cinemáticas, conversaciones por móvil y conversaciones estándar en vehículo, como se innovó en GTA IV, Rockstar Games logra trazar una historia que envuelve al jugador rápidamente y lo familiariza fácilmente con los personajes, de nuevo bastante estereotipados pero no por ello menos efectivos y carismáticos. Aparte, vuelven viejos conocidos, que no vamos a desvelar, continuando esa tradición de la saga de enlazar vagamente personajes de unas historias y otras a lo largo de varias épocas y lugares. Una de las marcas de la casa más apreciadas por los fans. Gráficamente sigue al mismo altísimo nivel del original, pero se ha aplicado una especie de filtro gráfico para darle un toque más oscuro al juego, que quizás a veces sea excesivo, pero realmente consigue su objetivo de diferenciarlo.

 2

Finalmente, el modo multijugador incluye novedades: en primer lugar, ahora tenemos la opción de acceder rápidamente a una partida sin pasar por pantallas de transición, y se incluyen nuevos modos de juego más relacionados con las motos y el mundo de los motoristas; aparte de carreras de motos (con bates) y duelos uno contra uno, contamos con algunos modos modificados respecto a GTA IV. En Club Business tenemos que hacer una serie de misiones distribuidas por la ciudad, de un modo parecido al modo Mafiya en el juego original.Own the City es una ligera modificación de TurfWar, mientras que Witness Protection nos reta a eliminar a un testigo, asaltando la furgoneta donde viaja con nuestra banda de motoristas (otros jugadores).

Los dos modos completamente nuevos son Chopper vs Chopper y Lone Wolf Biker. Este último es una especie de modo supervivencia, donde un jugador es el "lobo solitario". y el resto de jugadores lo persiguen por la ciudad intentando darle caza, convirtiéndose el que lo mate en el nuevo "lobo solitario", y así sucesivamente. El Chopper vs Chopper es muy original, aparte de por el gancho del título. En él una moto se enfrenta a un helicóptero (ambas cosas pueden llamarse "chopper" coloquialmente en inglés americano); el helicóptero la persigue por toda la ciudad intentando abatirla, mientras que la moto, como en una carrera, va pasando por puntos de control para intentar llegar sana y salva a la meta. Ambos modos son muy interesantes pero el segundo lo es especialmente, al resultar muy original. El modo multijugador de The Lost and the Damned, aunque continuista, es tremendamente divertido y le da todavía más valor a la expansión.

 3

The Ballad of Gay Tony

Gay Tony, por su parte, supone un retorno al estilo salvaje de GTA San Andreas y anteriores, y recuerda un poco a Vice City por su ambientación. Un cambio respecto a las historias turbias del GTA IV original y The Lost and the Damned. Este cambio comienza por los personajes protagonistas y por la propia historia. Luis, el protagonista que controlaremos, y Tony Prince, el que da nombre al juego -o episodio-, forman una curiosa y bien compenetrada pareja. El primero, un joven americano de orígenes hispanos, a medio camino entre matón y hombre de negocios. El otro, una leyenda viviente de Liberty City, homosexual hasta la médula y con el estilo y fina ironía que se espera de su estereotipo. Nuestra misión es salvar los negocios de Tony, asediado y agobiado por las deudas y favores que debe a media ciudad, que se disputa el control de sus negocios, su clientela, o al menos el dinero del seguro si son consumidos por las llamas. A partir de una situación inicial en la que se nos presentan a grandes rasgos los personajes y su entorno, comienzan los problemas y comenzamos a resolverlos de la manera más directa posible.

Al contrario que GTA IV y su primer episodio, Gay Tony empieza a lo bestia. Es tan alta la promesa del retorno a la acción salvaje, que los primeros minutos tranquilos, de conducción y escenas cinemáticas, se nos harán tremendamente largos. Pero pronto empieza lo bueno, en forma de tiroteos, explosiones, y misiones en barco o en helicóptero, todo muy orientado a la acción, diferenciándose de misiones más sesudas vistos en anteriores episodios. Aquí las misiones son mucho más directas: obviamente hay trayectos en coche, y partes algo más tranquilas, pero casi todas tienen una parte de acción que podríamos llamar extrema, léase tiroteos a gran escala, enfrentamientos con fuerzas muy numerosas e incluso vehículos, explosiones, situaciones in extremis, etc... GTA en estado puro, aprovechándose de un mayor repertorio de armas, casi todas con el mismo elemento en común: la contundencia.

Algunas de estas armas son simplemente más potentes y más rápidas que sus versiones anteriores, como la escopeta automática, o la recortada, o el lanzagranadas. Otras las aprovecha el juego para darle un uso más variado, como las bombas lapa, un divertido añadido, consistente en bombas adhesivas que podemos detonar por control remoto. Aparte de ofrecer nuevas posibilidades en el multijugador, se usarán como arma arrojadiza desde los vehículos, y en algunas misiones es el eje central. También contamos con el añadido del Magnum calibre 44 o el subfusil dorado, la primera conocida por ser el "pistolón" de Harry el sucio. La adición estrella, sin embargo, es un tanque de la policía (que se puede ver en uno de los tráilers) con el que seremos prácticamente imparables.

Mientras que las misiones son de acción extrema, como ya hemos comentado, la historia parece simple al principio pero va poniéndose cada vez más interesante, introduciendo algunos personajes ya conocidos, otros relacionados con algunos de GTA IV, e incluso cameos de los anteriores protagonistas, Niko y Johnny (de hecho, salen en la primera cinemática, como diciéndonos "recuerda que esto es Liberty City"). La historia de salvación de los negocios de Tony se entremezcla con la propia vida personal de Luis López, un hispano que ha abandonado su barrio tradicional y lo ha cambiado por los exclusivos ambientes de la jet set de Liberty City, y en el porqué de su relación con Gay Tony. La historia es tan buena como la de los dos "episodios" anteriores, pero con un toque diferente, más familiar y más hilarante al mismo tiempo, un cambio de tono acertado complementado, volvemos a repetir, con divertidas y brutales misiones.

Es inevitable hablar de las posibilidades "sociales" nuevas que tenemos, como las peleas callejeras, las guerras de bandas, el golf o la vida nocturna en general, pudiendo visitar los garitos de Gay Tony, hablar con las chicas, tomar chupitos y controlar un poco la situación como todo "insider" de un local nocturno. Pero sin duda hay que señalar el salto base como uno de los añadidos más divertidos del juego, incluyendo su vertiente multijugador. Podremos saltar en paracaídas sobre Liberty City, haciendo "surf por el aire" desde varios lugares distintos, y en el modo multijugador podremos jugar por equipos e intentar fastidiar a los demás. Todo el mundo sabe lo seguro que es un paracaídas, pero también que es frágil como las alas de una mariposa, poniéndonos poéticos. Y cualquier disparo, y sobre todo uno de un lanzacohetes, puede fastidiar a los otros jugadores.

El multijugador de Gay Tony se ha limitado a algunos modos seleccionados del restos de GTAs: solamente Deathmatch, Deathmatch por equipos, Race, GTA Race y el modo libre, aunque "enriquecidos" por las nuevas armas que tendremos disponibles. Rockstar al parecer se ha querido centrar en el modo para un solo jugador, que repetimos ahora está mucho más orientado a la acción, hasta el punto de de que recibiremos una puntuación tras cada misión, dependiendo del tiempo, nuestra vida y los objetivos secundarios, para fomentar la rejugabilidad.

En conclusión

Obviamos decir que el juego vuelve a ser muy vistoso gráficamente, demostrando lo bien que envejece el motor gráfico de GTA IV, y que aparte de a nivel técnico vuelve a llamar la atención la enorme cantidad de detalles que Rockstar se ha esforzado por reflejar en los diferentes lugares de la ciudad. Liberty City es la misma, pero cada rincón tiene un "sabor" diferente en los tres juegos, y eso se nota y se agradece. La banda sonora de ambos episodios vuelve a contar con un espectacular repertorio de temas, cada cuál muy adecuado con el estilo de juego. Oiremos todo tipo de canciones de rock y heavy metal en The Lost and the Damned, con temas de AC/DC, Bon Jovi, Aerosmith o Deep Purple, mientras que en The Ballad of Gay Tony hay más música latina y disco. En ambos casos contamos con la banda sonora original de GTA IV, mayúscula.

La cuestión es que esta expansión, o añadido, incluye decenas de horas de diversión y grandes alicientes en el modo multijugador para justificar su compra, o descarga, para los fans de Grand Theft Auto. Los que hayan disfrutado de la cuarta entrega durante muchas horas sin duda tienen en Episodes una compra obligada, pues ofrece más diversión con una inmejorable relación calidad / precio. Si no eres tan fan de la saga, o eres el típico que se queda al 50% de los GTA, quizás te quieras pensar un par de veces la adquisición, o probar a descargar uno, ver qué tal, y luego probar con el otro. En este caso, sin duda el más ligero, directo y "casual" puede ser Gay Tony, al ofrecer una historia más fácilmente "digerible" y una acción más directa. En cualquier caso, Rockstar paga su "deuda" con los jugadores de PC y, especialmente, PlayStation 3, que por fin pueden echarle el guante a estas expansiones que colmarán sus ansias de un GTA V del que todavía no se sabe nada.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Mundo abierto / Tipo GTA
Plataformas:
PS3
También en: X360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
8.65

PUNTÚA
Grand Theft Auto IV: The Ballad of Gay Tony para PlayStation 3

95 votos
Flecha subir