Análisis de Fuel Overdose (PS3)

Velocidad y acción postapocalíptica con sabor clásico para la distribución digital.
Fuel Overdose
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PS3.

Es 2017 y la humanidad está pasando por sus momentos más duros. Una epidemia asoló a toda la población, y aunque los científicos consiguieron desarrollar una vacuna para ella, su efecto secundario ha sido casi peor: crea adicción. Por si fuera poco, una nueva amenaza en forma de meteorito arrasa con las ciudades y eso provoca el caos en la sociedad, que se divide en varias facciones con sus propios líderes. Con este panorama, el grupo mayoritario se hace con las reservas de vacunas e impone el típico y mortal torneo de conducción como única forma legal de conseguir la medicina. Varios corredores se apuntarán al torneo, cada uno con sus propios motivos, vehículos y habilidades. Esto es Fuel Overdose.

Detrás de esta presentación, tan tópica como extensa para el tipo de juego que nos ofrece el nuevo estudio I-Friqiya, tenemos un batiburrillo de ideas en forma de juego descargable de conducción, combate y estrategia con jugabilidad retro, siguiendo la estela del mítico Micro Machines, o más exactamente, de Death Rally, Rock N' Roll Racing y RC Pro-Am. Para las generaciones que desconozcan a los abuelos del género, podríamos decir que es un cruce entre Motorstorm RC y Twisted Metal, un Mario Kart de vista cenital en plan post apocalíptico.

Lo primero es empezar por el tutorial, en el que comprobaremos que estamos ante un juego de velocidad con cámara isométrica y el peculiar control de este tipo de juegos, que exige una adaptación a él si provienes de la simulación más cerrada. Que no te extrañe acostumbrarte al tacto de cada vehículo tras un buen número de carreras o de probar las diferentes alternativas existentes, pues hay rápidos coches con tendencia a patinar en exceso y otros más lentos pero de control más preciso que a la hora de la verdad es un mundo de diferencia.

PUBLICIDAD

Todos los vehículos cuentan con un armamento estándar de metralletas, minas y misiles ideados para destrozar a la competencia, y, esto es más curioso, un gancho. Siempre que nos encontremos a una distancia cercana, podremos lanzar el garfio a un rival y colgarnos de ellos, entendemos que para potenciar la competitividad y dar más oportunidades a los jugadores de posiciones retrasadas. Una vez soltamos el gancho, obtenemos un útil impulso hacia delante, aunque también se puede utilizar el cable para enviar una descarga al oponente que, si no contraataca, le hará daño.

Pero el garfio también sirve para tomar mejor algunas curvas que cuentan con unos bolardos estratégicamente colocados para tal efecto. La existencia de este garfio ya nos da a entender que la gracia de Fuel Overdose no recae tanto en jugar limpiamente, más bien al contrario. El contacto es constante –si bien, como imaginas, la munición no es ilimitada- y no te vas a librar de algo más que un rasguño en la pintura de la carrocería. Esto hace que las posiciones en carrera varíen constantemente, nunca puedes bajar los brazos ni relajarte, es uno de los mejores logros del título, te mantiene en tensión hasta que cruzas la meta.

Hemos hablado de personajes, y eso es porque las caras que conducen los vehículos tienen un papel clave, cuentan con unas habilidades propias, mágicas, que desatan ataques como avalanchas de rocas o aparición de carámbanos de hielo; para estas habilidades ventajosas debemos consumir energía del indicador Berserk –que aumenta según el daño recibido-. Hay de varios tipos, unas son de zona –oponentes cercanos- y otras, el ataque Ultra, que afecta a todos, independientemente de su lugar –es el más costoso-. La elección del personaje no debe hacerse al libre albedrío, estudia bien a quién puedes sacar más partido y memoriza los movimientos devastadores que se realizan con el stick derecho, una de estas habilidades bien usada marca la diferencia en carrera.

 1

Esta es la parte táctica del juego, a la que se suma la decisión de qué elementos mejorar de los vehículos –aceleración, escudo, velocidad o agarre/derrape-. Existen también una serie de bombas en el recorrido que podemos activar al paso de competidores, un poco al estilo de Split/Second –aunque no activan ninguna megasecuencia, sólo explosionan-. Además hay un desastre climático llamado Rage Danger que sólo puede usar uno de los competidores, y que se decide antes de la carrera en una subasta.

Hay cinco ciudades rediseñadas para la ocasión, cada una con cuatro circuitos: Nueva York, El Cairo, Praga, Kioto y Las Vegas. Teniendo en cuenta los desastres que ha sufrido el planeta, veremos la Estatua de la Libertad medio hundida o volcanes chorreando lava entre calles. Dependiendo de la ambientación, algunos tienen más peligro que otros en forma de lagos en las orillas del asfalto –una muerte instantánea-. Normalmente las calles son estrechas, y como no tengas cuidado pasarás más tiempo golpeando los límites o cayendo al peligro que en competición. Desgraciadamente, la cámara elegida no ayuda mucho por su proximidad a la carrera, y es complicado anticipar cada curva a menos que te sepas el recorrido de memoria. Añade que la vista gira en las curvas cerradas –afectando a las direcciones del control- en lugar de utilizar una fija como en otros juegos y tendrás que estos pequeños deslices pasan factura a la jugabilidad.

 2

El modo historia está más cuidado de lo que cabría esperar en un juego de conducción, con las siluetas de los personajes dialogando sobre un fondo estático como en muchos juegos de rol de producción barata. Hay una buena colección de pilotos, cada uno con sus propias motivaciones en el torneo, y el diseño manga nos recuerda casi a personajes de un juego de lucha –naturalmente las chicas enseñan más piel que el mostrador de una carnicería y algunos chicos van descamisados-. Únicamente le quita interés que si la historia ya es bastante insípida de por sí, las aventurillas que sufre cada piloto nos van a interesar poco o nada, y los diálogos parecen extraídos del RPG más tontorrón e intrascendente que puedas echar a la cara. En cualquier caso, no debe considerarse una crítica importante, el mero hecho de decorar este modo ya sería un punto a su favor, y cuenta con traducción al español para todos los textos.

No se puede decir que en cuanto a modos para un jugador ande corto. A la historia se suman las carreras libres, un campeonato compuesto por cinco pruebas y una buena ración de desafíos que consisten en cumplir un objetivo concreto con unas normas específicas: acabar primero sin utilizar armas, contrarreloj, alcanzar una puntuación determinada y similares. Hay bastante contenido bloqueado, como circuitos o coches, así que llevará unas horas dar un repaso a los aspectos más importantes, especialmente si pretendes terminar el argumento con todos los pilotos. Cansados de tantos juegos con todo el contenido disponible desde el primer minuto, es una alegría ver que Fuel Overdose te exija poner algo de tu parte para sacar todo el potencial del título.

 3

Lo que está claro es que teniendo vehículos y acción, el modo principal será el multijugador, porque nada puede igualar la competitividad y los piques contra oponentes que se enfadan de verdad y son más agresivos. Podemos crear las partidas con diversas configuraciones, ya sean con todas las características o centradas únicamente en la carrera –desactivando armas-, así como opciones intermedias. La competición soporta hasta ocho jugadores, pero lamentablemente no hay multijugador local, que este tipo de juegos lo pide a gritos.

Los gráficos de Fuel Overdose no dan la talla para los sistemas en los que se lanza, PlayStation 3 y PC. Son entornos casi vacíos, con poca variedad durante el recorrido y lo peor es que no corre con la fluidez deseable. En su lugar, al menos en consola, los tirones en la tasa de imágenes por segundo son habituales y no únicamente cuando tenemos a un puñado de vehículos en pantalla. Esta es una de las ocasiones en las que no se trata de ser puristas ni muy selectos con el apartado técnico: los gráficos entorpecen a la diversión. Y lo hacen porque no se siente comodidad, es más difícil localizar los obstáculos del camino o reaccionar ante imprevistos.

Aunque no existen muchos países para ambientar, se ha buscado climas diferentes para ofrecer ciudades, desiertos, nieve, tormentas y carreras nocturnas. Esa es la parte positiva, la negativa es su cuestionable estilo artístico, que a ratos busca ser colorido –además superpone las ilustraciones de los pilotos cuando realizan ataques especiales- mientras recarga las texturas en exceso, como queriendo ser realista. Se trata de un concepto muy subjetivo, pero no nos parece demasiado coherente en la parte artística. Igualmente hay mucho contraste según los circuitos elegidos a todos los niveles: tanto en dificultad por su diseño como por el trabajo invertido en ellos.

La música rock ameniza las partidas y da el tono que esperamos a un torneo agresivo. Sin embargo, si quieres disfrutar de ella deberás bajar la categoría de sonidos porque el rechinar de los neumáticos, explosiones y ambiente se superpone con facilidad. No hay voces.

 4

Conclusiones

Si eres aficionado a este tipo de híbridos entre acción y velocidad, lo nuevo de I-Friqiya es una buena opción. Fuel Overdose es un sincero homenaje a todo un subgénero de la conducción armada realizado por un equipo pequeño y modesto. Tiene virtudes muy claras: es entretenido, frenético, caótico y engancha cuanto más lo juegas, incluso en solitario le sacarás partido. Pero tiene limitaciones claras en valores de producción, principalmente los técnicos, y otros de estudio que paga la novatada. Son buenas ideas con una ejecución irregular.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Dragon Quest Treasures - Análisis
Dragon Quest Treasures - Análisis
Análisis
2022-12-08 16:02:48
El nuevo spin-off de Dragon Quest nos trae un RPG orientado a la exploración que destaca por su originalidad y el reclutamiento de criaturas.
Crisis Core -Final Fantasy VII- Reunion - Análisis
Crisis Core -Final Fantasy VII- Reunion - Análisis
Análisis
2022-12-07 12:39:32
La emotiva precuela de Final Fantasy VII regresa con una nueva y cuidadísima versión para plataformas actuales que mejora en todo este clásico tan querido de PSP.
Front Mission 1st: Remake - Análisis
Front Mission 1st: Remake - Análisis
Análisis
2022-12-05 11:54:00
El primer Front Mission llega por primera vez a España con remake que aporta una buena renovación gráfica pero escasas novedades jugables.
Need for Speed Unbound - Análisis
Need for Speed Unbound - Análisis
Análisis
2022-12-02 18:18:00
La longeva saga de arcades de conducción vuelve con una entrega next-gen que satisface a los mandos, pero con una estructura original que cae en la repetitividad.
The Callisto Protocol - Análisis
The Callisto Protocol - Análisis
Análisis
2022-12-02 06:00:00
Uno de los padres de Dead Space vuelve con una aventura de terror muy entretenida y cuidada, que nos transporta a una época en la que menos era más.
New Joe & Mac - Caveman Ninja - Análisis
New Joe & Mac - Caveman Ninja - Análisis
Análisis
2022-12-01 19:09:00
Joe y Mac vuelven con una actualización, principalmente gráfica, de la recreativa original que se estrenó hace más de 30 años.
PEGI +12
Plataformas:
PS3
Cancelado en PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 21/12/2012
  • Desarrollo: I-Friqiya
  • Producción: I-Friqiya
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 11,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 8 jugadores
COMUNIDAD
7.46

PUNTÚA
Fuel Overdose para PlayStation 3

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir