Análisis de FaceBreaker (PS3, Xbox 360)

Este juego de boxeo orientado a todos los públicos acaba resultando demasiado simple y repetitivo pese a sus buenas intenciones.
FaceBreaker
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7
NOTA
5
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
4
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

Electronic Arts continúa creando y diversificando, y dentro de su estrategia de cara a los próximos años ha creado una nueva marca, hermana menor de sus dos grandes sellos, Electronic Arts (antes EA Games) y EA Sports. EA Freestyle será el emblema bajo el cual se lanzará una nueva serie de juegos entre accesibles y casuales, menos complejos de lo habitual, orientados a todos los públicos. Aparte de la previsible gran cantidad de juegos para Wii que se lanzarán, uno de los primeros títulos que estrenan este sello es este Facebreaker, un juego que no se ha promocionado mucho durante los últimos meses, y que llega con la idea de ofrecer una experiencia de boxeo desenfadada, alejada de la simulación vista en otros juegos de púgiles, como el Fight Night de la propia EA Sports.

Facebreaker se presenta por lo tanto como un juego de boxeo en el que no hay que complicarse demasiado la vida, y la sencillez a la hora de dar los más espectaculares golpes, y al mismo tiempo un gran sentido del humor, son los protagonistas de la experiencia. A nuestra disposición tenemos un plantel de boxeadores un tanto estrafalarios, mezclando estereotipos tanto del boxeo como sociales, por así decirlo, logrando bastante variedad y, sobre todo, un acentuado toque de humor. Sin embargo, sin duda lo que más llamará nuestra atención en un primer momento será la posibilidad de crear nuestro propio luchador para combatir con él, y el juego cuenta con un sistema que reconoce nuestro rostro y lo modela sobre un boxeador, una novedad muy interesante.

PUBLICIDAD

Podemos subir una foto nuestra de frente y otra de perfil, ya esté en el disco duro de nuestra consola, en un dispositivo USB conectado, o incluso sacándola directamente con la cámara (PlayStation Eye o Xbox Vision). Una vez hecho esto, tendremos que fijar unos puntos en diferentes partes de nuestro rostro para que el juego pueda identificarlo y modelarlo. Los resultados dependen en gran medida de la calidad de las fotos que subamos, resultando mucho mejores los primeros planos y las fotos cercanas, y por supuesto tendremos que indicar bien cuáles son los puntos. Tras un sorprendentemente largo tiempo de procesamiento, tendremos un boxeador a nuestra imagen y semejanza. Las pruebas que hicimos nos dieron modelos parecidos, aunque no gemelos, aunque el juego incluye algunos de prueba muy conseguidos, destacando el de Peter Moore, famoso ejecutivo de Electronic Arts que anteriormente trabajo en Microsoft y Sega of America.

Lo interesante de esta opción es que no solo estaremos limitados a fotos sacadas con la cámara, sino que usando la misma tecnología podemos hacer reconocimiento de cualquier foto que tengamos en USB, como decíamos antes, lo que nos permitirá crear a conocidos o famosos, e incluso compartirlos en la red. Hay ya colgados numerosos boxeadores creados a base de fotografías de famosos y se demuestra la potencia de la tecnología del juego, si bien el tiempo que tarda en hacerlo sigue siendo muy alto.

A la hora de jugar, como indicábamos al comienzo del artículo Facebreaker es un juego medio de broma, que no intenta simular el boxeo profesional sino que con su pretexto nos presenta un juego de lucha sencillo, donde contamos con dos tipos de golpes, uno alto y uno bajo, más un golpe especial que podremos enlazar con las combinaciones de los dos primeros, contando cada luchador con un notable repertorio de golpes y otras "galletas", aparte de una notable caracterización, que no solo incluye su apariencia y vestuario, sino también su estilo de lucha, su forma de moverse por el ring y sus movimientos de provocación al contrario, algunos verdaderamente hilarantes.

El sistema de juego usa principalmente los dos mencionados botones de ataque alto y bajo, ya que se usarán para dar la mayoría de los golpes (intentar enchufar un supergolpe de buenas a primeras es un suicidio), y también para evitar los diferentes ataques que nos lleguen del rival. Si el rival nos ataca por arriba, tendremos que esquivar pulsando al mismo tiempo el botón de ataque superior, y lo mismo por debajo. Contamos también con la opción de contraatacar (parry), que realizaremos de la misma forma, pero manteniendo pulsado el botón de bloqueo (uno de los gatillos). De este modo, nos encontramos con tres tipos de defensa en el juego, una (esquive o "dodge") que exige la sincronización pero que tiene menos contrapartidas positivas –y negativas-, otra que podemos mantener (el bloqueo), y otra (el contraataque o "parry") que es la que ofrece las mayores ventajas en caso de hacerla bien (un golpe fuerte al rival) pero también desventajas si la hacemos a destiempo.

Este sistema de control, interesante al principio, enseguida puede llegar a hacerse confuso debido al alto ritmo de los combates. Esto no es boxeo real, y no hay barra de cansancio, sino que el ritmo de juego se parece más al de un juego de lucha convencional, por lo que es posible que, especialmente en nuestros primeros combates, nos resulte confuso que se usen los mismos botones para parar golpes que para darlos. El repertorio de movimientos también se hace corto en poco tiempo, contando con estos dos tipos de ataques y diferentes variantes, pero que se hacen demasiado poco diversos una vez avanzado por el juego.

 1

Pero más allá de eso, el principal problema de Facebreaker es que es tan arcade, con un ritmo tan endiabladamente veloz, que algunas buenas ideas como los numerosos sistemas de bloqueo quedan solapadas, porque prácticamente ganará el que machaque los botones más rápido. Las situaciones rara vez se resuelven por conocimiento de los movimientos o algún tipo de estrategia, sino por la velocidad y el ritmo al que pulsemos los botones. Esto convierte a Facebreaker en un juego muy plano, donde la curva de aprendizaje consiste en aprender poco a poco cuáles son las rutinas de los rivales, pues su inteligencia artificial también deja bastante que desear. A veces son máquinas de matar y es imposible hacerles frente, y otras veces intentarán repetir el mismo movimiento, una y otra vez, al ver que funciona. Puede llegar a resultar tremendamente odiosa.

Aparte de la IA, el juego tiene ciertos detalles un tanto llamativos, como la exagerada desventaja en la que quedamos cuando estamos acorralados en la esquina del ring. Esta situación clásica y dramática del boxeo, que ha engendrado expresiones como "contra las cuerdas", en Facebreaker resulta mucho más desesperada, y prácticamente estaremos abocados a recibir una paliza si no tenemos un golpe de suerte. Finalmente, si vamos llenando una barra haciendo varios movimientos especiales, podremos hacer un golpe "Facebreaker" (textual y verdaderamente, "rompecaras"). Este golpe es devastador y, en efecto, como su nombre indica, rompe la cara del boxeador rival, aprovechando de paso el buen sistema de modelado que comentábamos antes.

En el caso de que el encuentro no termine abruptamente, los combates están organizados en tres asaltos, y llegaremos a la victoria si tiramos tres veces a nuestro rival; si nadie ha caído tres veces cuando suene la última campana, entraremos en un modo de "muerte súbita" donde perderá el primero que caiga; esto puede resultar injusto, pero de algún modo puede resultar es positivo por su simplicidad y carácter arbitrario. Da igual que hayamos tirado dos veces antes a nuestro rival y él no lo haya hecho ninguna vez, el primero que caiga pierde, y punto.

En modos de juego, Facebreaker no anda muy sobrado, con el clásico encuentro rápido, un torneo rápido, y un modo carrera donde vamos ganando torneos y cinturones pero que rápidamente se hace repetitivo, con una curva de dificultad que puede volverse insoportable debido al carácter de la inteligencia artificial. El modo online es interesante y puede resultar entretenido, e incluso incluye la posibilidad de organizar una liga entre varios jugadores, además de poder compartir personajes con otros usuarios.

 2

El apartado gráfico de Facebreaker es sin duda lo mejor del título. Aparte de la buena tecnología para reconocer caras y representarlas, y las numerosas opciones de configuración, el juego cuenta con un buen modelado y animación de los personajes, además de una buena ambientación para los diferentes cuadriláteros. El sonido incluye voces y comentarios en inglés, y una banda sonora variada como nos tiene acostumbrados Electronic Arts.

En conclusión, nos encontramos ante un título con buenas intenciones y algunas buenas ideas como la posibilidad de crear boxeadores en base a fotos, pero que a nivel jugable falla estrepitosamente al implementar un sistema de control arriesgado, pero que se hace confuso, y sobre todo un ritmo de juego que no recompensa la habilidad sino la rapidez, o simplemente el azar. En combinación con una inteligencia artificial más que peculiar, y muchas veces frustrante, Facebreaker se queda lejos de lo que podría haber sido, y no nos hace olvidar, sino añorar, aquellos Ready 2 Rumble de Midway.

Pablo Grandío
Director y fundador

Últimos análisis

Lysfanga: The Time Shift Warrior - Análisis
Lysfanga: The Time Shift Warrior - Análisis
Análisis
2024-02-26 16:26:00
Un ‘hack and slash’ innovador, desbordante de ideas y que, con los poderes de copia de su protagonista, convierte cada combate en un puzle.
My Time at Sandrock - Análisis
My Time at Sandrock - Análisis
Análisis
2024-02-25 10:32:00
Después de triunfar con My Time at Portia, Pathea Games da el salto al desierto para ofrecer una nueva y simpática aventura con mucho corazón pero también ciertas flaquezas.
Ultros - Análisis
Ultros - Análisis
Análisis
2024-02-23 16:53:00
Dos de los géneros favoritos de los estudios independientes se dan la mano en este juego que no sólo derrocha personalidad en lo visual, sino que también sabe introducir ideas muy interesantes.
Skull and Bones - Análisis
Skull and Bones - Análisis
Análisis
2024-02-23 10:25:00
El MMO de piratería sale a la venta tras un desarrollo complicado. ¿Cumple las expectativas el proyecto de Ubisoft?
Final Fantasy VII Rebirth - Análisis
Final Fantasy VII Rebirth - Análisis
Análisis
2024-02-22 15:00:00
Final Fantasy VII vuelve a renacer con la segunda entrega de su remake, una aventura descomunal, ambiciosa, muy bien diseñada y emotiva que hace justicia al clásico y devuelve a la saga a sus días de gloria.
Anomaly Agent - Análisis
Anomaly Agent - Análisis
Análisis
2024-02-20 10:30:00
Phew Phew Games presentan al Agente 70 y la peculiar historia de cómo el mundo casi se va al traste justo antes de consumar su más que merecido ascenso.
Género/s: Boxeo
PEGI +12
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
5
  • Fecha de lanzamiento: 4/9/2008
  • Desarrollo: EA Canadá
  • Producción: EA Sports
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-2 / Online
  • Formato: Blu-ray
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
-

FaceBreaker para PlayStation 3

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
5
  • Fecha de lanzamiento: 4/9/2008
  • Desarrollo: EA Canadá
  • Producción: EA Sports
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-2 / Online
  • Formato: 1 DVD
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

FaceBreaker para Xbox 360

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir