Análisis de Puzzle Quest: Challenge of Warlords (PS2, PC, Wii)

Una combinación única de puzle y rol que llega ahora a Wii y PlayStation 2.
Puzzle Quest: Challenge of Warlords
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
6
NOTA
8
DIVERSIÓN
9.8
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versiones PS2, PC y Wii.

Puzzle Quest llega finalmente a las domésticas PlayStation 2 y Wii después de aparecer en portátiles y, también, para el sistema de descargas de Xbox 360, sistemas en los que consiguió una base de usuarios no muy grande, pero sí apasionada gracias a su peculiar combinación de puzle tradicional con rol.

De esta manera, se parte de la base de juegos como Zoo Keeper o Bejeweled (que, al fin y al cabo, son el mismo concepto jugable) para construir el componente de puzle, sustentado por completo en el tipo de juego de fichas de tres en raya moviendo una. Es decir, movemos una ficha intercambiando su posición con una adyacente para juntar una línea horizontal o vertical de al menos tres fichas iguales; si son cuatro o cinco habrá recompensas, claro.

Sabiendo eso (y lo más seguro es que hayamos probado algún juego similar en cualquiera de sus muchas encarnaciones) tendremos una base más que buena para afrontar lo que este juego nos va a proponer. Para empezar, partamos de un supuesto: si esas fichas (con forma de joyas, animales o lo que sea) en este juego se convierten en unidades de Mana mágico (de diferentes clases), dinero, experiencia y ataque, ya tenemos la base esencial para darnos de leches en un juego de rol.



Así, a los elementos de puzle les vamos a añadir la personalización de personajes con diferentes clases, como caballero o mago, que van a ir sumando puntos de experiencia tras cada misión superada y tras cada combate, hasta subir de nivel. Una vez hayamos subido de nivel, podremos asignar una serie de puntos a las características de nuestro personaje (afinidad con elementos, fuerza en batalla, moral...), lo que facilita el aprendizaje de hechizos y ataques especiales que requieren el uso de Mana ganado en el combate. Y cuanto más usemos esos conjuros, más mejorarán. Si le añadimos, para rematar, la posibilidad de ganar dinero y conseguir objetos (escudos, cascos, armas...) lo que modifica nuestras estadísticas de ataque, defensa y demás, nos encontramos con que el componente de creación y evolución del personaje está bien llevado.

Lo cierto es que no es un sistema complejo como se puede encontrar en títulos centrados por completo en el rol de la envergadura de Oblivion, pero está sorprendentemente por delante de lo que nos encontramos en muchos títulos del género, y su influencia en el juego es realmente palpable. Por ejemplo, al potenciar nuestra vinculación con elementos, como el Fuego, hacemos que puedan aparecer más fichas para conseguir ese tipo de Mana, y potenciar, asimismo, los efectos de los ataques mágicos que empleen ese elemento. Es decir, influimos en los dos campos que este título abarca: rol y puzle.

Parte de la gracia está en que, como todo puzle de fichas, hay un factor suerte. Todos hemos estado deseando que en Tetris nos salgan un par de fichas largas (que se llaman tetris, todo sea dicho) después de dejárnoslo bien preparado... y en ocasiones sucede, en otras no. Aquí, cada vez que desaparecen fichas podemos tener una estrategia bien planteada para producir un combo en el que empiecen a desaparecer fichas y seamos ostentosamente premiados por ello... pero también pueden salir fichas en la zona superior que se vuelvan en nuestra contra.

Y es que vamos a jugar por turnos, sin límite de tiempo. Una vez nosotros, y una vez el rival, moveremos una ficha, con atención de no meter la pata y perder el turno en vano. Si enlazamos cuatro fichas, ganamos un turno adicional, y si el combo es de consideración, también. Según jugamos tenemos que juntar fichas de colores para sumar puntos de Mana (amarillo, azul, rojo, verde), puntos de experiencia (estrellas doradas), dinero (monedas) y puntos de ataque (calaveras). Todo eso sumado a modificadores, como fichas especiales de tipo comodín que pueden valer por varias fichas, e incluso calaveras que no quitarán un punto de energía, sino cinco. Y sobra decir que un combo en el que entren en acción varias calaveras de cinco puntos, exploten y destruyas fichas de Mana resultará en daño brutal al enemigo, y puntos adicionales e Mana para nosotros.

Habrá que aprender a usar también las magias, para atacar dentro de nuestro turno sin perder el movimiento, reventar una ficha y facilitarnos uno combo, o cualquiera de los múltiples efectos que los ataques mágicos pueden tener. No es bueno abusar de ellos, pero hay que estar atentos a otro importante elemento: si en la versión puzle puro de este juego al no haber movimientos, perdíamos, aquí esto no sucede. El tablero se regenera y continúa el combate, pero con un elemento, como decíamos, a tener en cuenta, y es que perdemos todo el Mana acumulado.



El juego tiene en el modo aventura su principal atractivo, al movernos por el mapa, buscar misiones (que pueden ser desde buscar a un enemigo, hasta patrullar por una zona, o recoger un objeto), y descubrir la amenaza que se cierne sobre el reino de Etheria. Y es que, por lo que parece, una secta está dando fin a la época de paz y prosperidad con técnicas oscuras que están haciendo que los mismísimos muertos resuciten. Toda la historia se va hilando a través de los diálogos entre los personajes, de manera quizás un poco tosca o más bien arcaica, pero la cuestión es que la combinación funciona. Tendremos interés por mejorar a nuestro héroe o heroína, superar los retos, y conocer el destino de los diferentes personajes que iremos encontrando.

Puede parecer que hay muchos elementos a tener en cuenta: los puntos de magia, debilidades del enemigo, características de nuestro personaje, movimientos con las fichas, y la suerte... y es cierto. La experiencia de juego nos hace estar atentos a múltiples factores, en concreto a algunos menos de los que habría que considerar en un juego de rol duro, y algunos más de los que habría que considerar en un puzle complejo. La verdad es que la fórmula funciona, y tiene un factor que va a prevenir que la experiencia de juego sea frustrante: si perdemos, los puntos experiencia acumulada en la lucha no se pierden, por lo que podemos seguir mejorando y aumentar nuestras opciones de victoria en la próxima ocasión. Quizás no sea muy consistente con lo que se esperaría en el rol, pero la cuestión es que en Puzzle Quest funciona, y eso es lo que cuenta.

Evidentemente, no será nuestra única posibilidad de mejorar, ya que como hemos dicho antes podremos llevar objetos de equipamiento. Estos objetos los podremos ganar después de los combates, de cumplir ciertos objetivos, o en las tiendas del juego. En nuestros viajes por Etheria visitaremos múltiples localizaciones y será bueno echar un vistazo a las tiendas (bueno, lo de echar un vistazo es un poco exagerado, pues todo el sistema de elementos de rol se sustenta en menús... algo un poco retro, desde luego). Los objetos tienen un coste en monedas, pero también pueden exigirnos que hayamos llegado a un nivel de experiencia determinada antes de poder usarlos. Esos objetos nos darán más fuerza en los ataques, más defensa al ser atacados, o potenciarán el rendimiento de la obtención de Mana.



Además, según exploremos la zona podremos expandir la ciudadela, con importantes consecuencias que añadirán todavía más elementos jugables. Podrá haber torreones, establos, mazmorras... y cada una de esas expansiones añade más posibilidades de juego. En la mazmorra será posible encerrar a nuestros enemigos, en los establos conseguir domar a las criaturas capturadas y montarlas, y con las torres, por ejemplo, aprender los hechizos que realizan los enemigos. Y si la política expansionista de los grandes imperios nos parece acertada, será cuestión de someter a asedio otros castillos. El asedio se realiza en esencia como cualquier combate, pero como es de esperar sus estadísticas son tan exagaradamente elevadas que se convertirán en auténticos retos a nuestra habilidad. Eso sí, si ganamos seremos los dueños y empezaremos a recibir diezmos, mejorando así nuestra economía.

Por otro lado, igual que podemos llevar cuatro objetos encima a modo de equipamiento, las magias están también restringidas a un máximo de seis. Esto no signfiica que no aprendamos más magias, sino que tendremos que ir configurando a nuestro personaje seleccionando seis de entre las docenas de hechizos que podemos llegar a dominar. Esto será importante a la hora de buscar los conjuros más efectivos contra tipos concretos de enemigos, mejorando en mucho nuestro rendimiento. Como con los objetos, la verdad es que podemos avanzar en el juego sin hacerles muchísimo caso, pero la experiencia de juego es más profunda y gratificante si le dedicamos a estos elementos la atención que merecen.



El juego es esencialmente el mismo en PlayStation 2 y en Wii (tampoco es que hubiese diferencias remarcables entre PSP, Nintendo DS e incluso la versión para Xbox Live Arcade, más allá de las impuestas por los sistemas de control de cada sistema). En PlayStation 2 usamos el DualShock 2, y puesto que todo va explicado en pantalla es muy simple y sencillo, pudiendo jugarse con unos poquitos botones. En Wii, por el contrario, hay más opciones, derivadas de las funciones del mando remoto, y puesto que son configuraciones bien diferentes vamos a centrarnos en ella.

Si lo queremos, podemos usar la combinación de mando remoto y nunchuk utilizando la función de puntero como pilar central de la jugabilidad. Basta con apuntar tanto en puzles como en el mapa y menús, haciendo que el control sea sencillo para la mayoría de la gente, pero si vamos demasiado rápido la verdad es que podemos tener torpezas ocasionales y pulsar donde no toca. Es posible tener fallos también con un control tradicional, como en PS2, pero la verdad es que el intento de copiar la interfaz táctil de Nintendo DS mediante el puntero de Wii funciona pero sin llegar a la calidad y precisión de la portátil. En este caso basta con usar el mando remoto por separado.

Si usamos el nunchuk en combinación con el mando remoto, el juego nos pide que utilicemos más botones en los menús, lo que es un poco extraño e innecesario en realidad, aunque el stick analógico nos proporciona un control mucho más tradicional. Lo extraño, evidentemente, es no poder haber disfrutado del juego con el mando remoto en horizontal, sin nunchuk, usando la cruceta y los botones de manera normal (tiene más que suficientes botones para controlarlo por completo), o bien el mando clásico de la consola. Y es que, efecticamente, si no queremos usar el puntero, tenemos que usar el nunchuk. No es un gran problema, pero es un poco extraño. Lo que sí que no nos convence es que al optar por el multijugador (hasta 2, tanto en Wii como en PS2) los dos jugadores tendrán que usar obligatoriamente el mismo sistema de control, cuando cada uno puede sentirse más cómodo con una configuración diferente.



A nivel gráfico, es evidente que el juego es muy sencillo. Es un puzle, con ilustraciones (agradables, pero de nula animación), un mapa del reino sencillo, y muchos menús. Realmente no sorprende, ni pretende hacerlo en ningún momento, y por tanto no puede ser juzgado con la vara de medir que empleamos para un juego de acción. Pero lo que no se puede justificar es que a estas alturas sigan llegando videojuegos que no nos permitan disfrutar de la imagen en formato panorámico, ni con imagen progresiva; más aun en Wii.

La música, por su parte, es sencilla, reuniendo una colección de temas que se ajustan bien al estilo de juego, ambientación y ritmo de las partidas, aunque por alguna razón no acaban de transmitir una sensación de cohesión, de banda sonora, al jugador. Y es que de repente vamos a sentir que algo ha pasado y no sabremos muy bien qué es, tan sólo que algo de repente no ha encajado. Pues bien, lo que estará sucediendo es que cuando una canción acaba empieza otra, sin transición ni nada: un simple corte, y siguiente tema. No es grave ni nada, pero muestra que se ha puesto poca atención a estos detalles.

Conclusiones

Estamos ante un juego que destaca por su combinación de géneros, con elementos de rol y puzle sabiamente mezclados. Quizás no guste a los fanáticos del puzle ni a los del rol si están enfrascados en la búsqueda de una experiencia nueva en su género favorito porque Puzzle Quest no trata de eso, sino de buscar algo nuevo, un producto diferente. No es rompedor en los dos elementos que reúne, sino en el resultado propuesto. Un puzle adictivo como pocos, y una forma de rol diferente, es lo que nos ofrece el juego, disponible ya en múltiples plataformas.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Género/s: Puzle / Rol
PEGI +3
Plataformas:
PS2 PC Wii

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 8/2/2008
  • Desarrollo: Vicious Cycle
  • Producción: D3 Publisher
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 29.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Opción 60Hz: No
  • Online: No
COMUNIDAD
7.04

PUNTÚA
Puzzle Quest: Challenge of Warlords para PlayStation 2

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

  • Fecha de lanzamiento: 8/2/2007
  • Desarrollo: Infinite Interactive
  • Producción: D3 Publisher
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Puzzle Quest: Challenge of Warlords para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 8/2/2008
  • Desarrollo: Vicious Cycle
  • Producción: D3 Publisher
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 29.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Opción 60Hz: No
  • Online: No
COMUNIDAD
7.57

PUNTÚA
Puzzle Quest: Challenge of Warlords para Wii

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir