Vandal

Análisis de Disgaea 2 (PS2)

¿Lograrán Adell y sus amigos hacer desaparecer la maldición que pesa sobre su familia y su mundo antes de que sea demasiado tarde?.
Martín Verdes Rodríguez ·
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
8
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS2.

La esperada secuela de Disgaea llega por fin a nuestras consolas tras una larga espera. Las dudas que asaltarán a cualquier fan de Nippon Ichi Software (NIS) son muchas: ¿será tan bueno como el primer juego? ¿Continuará la historia de Laharl y Etna? ¿Mantendrá ese peculiar humor tan característico de N1S? Vayamos por partes y poco a poco.



Disgaea 2 no es una continuación pura y dura de su antecesor, sino más bien una historia nueva, que transcurre tres años después del final del primer juego. En esta ocasión el protagonista es Adell, un joven humano que vive en un mundo que ha sido maldecido por Lord Zenon. Esta maldición convierte a todos sus habitantes, incluida a la familia del protagonista, en demonios, que poco a poco van perdiendo su conciencia hasta quedar totalmente a merced del malvado Overlord. Pero curiosamente Adell no se ha visto afectado por el hechizo y lo que más quiere es luchar contra Zenon para derrotarle y que todo vuelva a ser como antes. Junto a su familia, le invocan pero algo sale mal y quien aparece no es el tirano sino su hija, Rozalin, una chica engreída y bastante snob. Adell se compromete a llevarla de vuelta a casa, pero con la intención de, una vez allí, luchar contra su padre, algo que ella no está dispuesta a permitir, evidentemente. Durante el viaje conocerán a otros personajes que se unirán a su grupo; personajes tan alocados y pintorescos como un actor venido a menos o una rana obsesionada con el sexo.

El humor vuelve a ser una parte esencial de Disgaea 2, como suele ser en todos los juegos de NIS, aunque esta vez, el protagonista es algo más serio y no nos causa una impresión tan agradable como la que Laharl supuso en su momento, ya que no piensa en otra cosa que no sea salvar a su familia como sea (algo lógico pero a veces puede caer hasta pesado). Pese a ello, los personajes que rodean a Adell son lo bastante cómicos como para estar siempre con una sonrisa en la boca en cada secuencia que vamos viendo. Uno siempre espera de N1S buenas dosis de humor, y aquí están garantizadas, pero quizás Adell no fuese el personaje más adecuado para ello. Rozalin ya pone el toque serio, y con el protagonista recordándonos siempre su objetivo la cosa decae un poco, aunque en ningún momento el nivel de seriedad es alarmante.

¿Novedades necesarias?

El sistema de juego se mantiene fiel al anterior juego. Es un calco perfecto pero se han añadido algunas novedades que justifiquen la existencia de la secuela. Peleamos en combates por turnos, sobre unos escenarios divididos en casillas, al más puro estilo Final Fantasy Tactics (el ejemplo más conocido, quizás), y lo que tenemos que hacer es acabar con los enemigos que haya moviéndonos por las celdas y usando con habilidad e inteligencia a nuestros personajes. El factor táctico es muy importante, y en esta saga más aún, ya que las celdas del suelo no se limitan a tener diferentes alturas según donde nos pongamos sino que se ven afectadas por los Geo Panels, unas casillas con efectos de lo más variados, que van desde aumentar la defensa o el ataque, a la invencibilidad o a la duplicación del personaje que esté en ella (con todo lo bueno y lo malo que ello suponga dependiendo de si somos nosotros o el enemigo el que se sitúe en casillas así). De este modo las batallas se hacen muy variadas y divertidas y lo mejor es que nunca se repiten las mismas condiciones de batalla porque la vida del juego gana muchos enteros con tanta variedad.



Entre las novedades se encuentran la inclusión de un nuevo comando, Atrapar, que nos permitirá recoger ítems del suelo o hacer ataques en torre con nuestros aliados sin que después perdamos la posibilidad de atacar con el personaje que ejecutó ese comando. Hay algunos oficios nuevos que amplían el abanico de posibilidades del juego y nos darán más libertad para crear personajes más anuestro gusto. Uno de los detalles más sorprendentes y que más nos ha gustado es que, por una vez, el protagonista no es el típico guerrero que maneja una espada, sino que esta vez es un monje karateka y lucha a puño limpio. Sus amigos, pese a tener oficios muy comunes, también se salen un poco de lo normalmente establacido en las convenciones del género, ya que empiezan manejando arcos, pistolas y otras armas diferentes a las habituales: espada, bastón, hacha...

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS2
También en: PC
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Producción: Koei
Distribución: Virgin Play
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Inglés
Voces: Inglés y japonés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Disgaea 2 para PlayStation 2

Flecha subir