Análisis de Beat Down: Fists of Vengeance (PS2, Xbox)

Este a priori prometedor arcade de Capcom acaba resultando una mediocridad que no logra revitalizar el sufrido género del ‘yo contra el barrio’.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
6
NOTA
5.1
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
5
Análisis de versiones PS2 y Xbox.

El género del "yo contra el barrio" fue uno de los más prolíficos de principios de los 90, especialmente en las recreativas, pero sin duda alguna el más dañado por el nacimiento de las tres dimensiones. Juegos como Final Fight o Streets of Rage son recordados con cariño por los jugones, sin que hayan podido encontrar títulos de calidad similar en la era tridimensional. Intentos ha habido, y muchos, empezando por los fallidos Fighting Force de Eidos. Solamente los Spike Out de Sega se han acercado, aunque de lejos, a alcanzar el nivel de calidad esperado por los nostálgicos. Ahora parece que las compañías tienen interés por resucitar el género, y Capcom, una de sus creadoras y sin duda la que mayor maestría alcanzó en su día, prepara el retorno de Final Fight y acaba de lanzar en Europa este Beatdown: Fists of Vengeance.

Beatdown es un yo contra el barrio clásico en su planteamiento. Nosotros controlaremos a uno de los cinco sicarios de una temible banda criminal que han sido declarados traidores por su cúpula, y tendremos que vengarnos de ella además de limpiar nuestro nombre y evitar que los numerosos sicarios menores ansiosos por ascender acaben con nosotros. La aventura tiene lugar en una extensa ciudad donde tendremos que llevar a cabo una serie de tareas de forma lineal, que como es de esperar incluyen atizar numerosas somantas de palos a todos los bajos fondos habidos y por haber.

PUBLICIDAD

En este sentido el juego no se diferencia de la temática clásica, y de hecho no es necesariamente malo que cuente con una historia. El problema se da al intentar darle importancia a ésta en detrimento de la acción en sí, llenando el juego de cinemáticas, que no llegan a interesar demasiado al jugador ni cuentan con una gran calidad. Para que todos los personajes puedan seguir la misma historia, incluso el lenguaje corporal de todos ellos (sean mujeres u hombres, machotes o metrosexuales). El resultado es que la historia no llega a enganchar al jugador, es decir, los desarrolladores (el grupo Cavia) intentan que sea uno de los puntos fuertes del juego, un motivo para seguir adelante, y la extraña ejecución (exceso de cinemáticas, diálogos absurdos) provoca que para la gran mayoría de los jugadores se convierta en un estorbo.

Beatdown no tiene malas ideas en principio. El juego nos sumerge en la peligrosa ciudad de Las Sombras, ofreciéndonos la posibilidad de circular por ella libremente, cumplir misiones paralelas, o bien acometer las que hacen avanzar la historia. En este sentido toma elementos de Grand Theft Auto, como harán los juegos del estilo a partir de ahora –especialmente The Warriors de la propia Rockstar-, permitiéndonos deambular por la ciudad –aunque las partes se cargan individualmente, cosa que es molesta-, e incluso reclutar miembros para nuestra recién creada banda. El "lobby" donde podremos rellenar nuestra vida, cambiarnos de ropa, mejorar nuestras habilidades y recibir misiones es un bar donde nada más llegar se dan cuenta de que estamos huyendo, y nos cubren las espaldas.

Beatdown no solo se reduce a deambular por Las Sombras pegando a todo aquel que ose hacernos frente. El juego cuenta con un sistema de "sicarios" bastante interesante, y con otro de camuflaje que hará que evitemos meternos en algún que otro lío. Evidentemente tanto la policía como las bandas nos buscan, y si nos ven y nos reconocen tendremos que pelear contra ellos.

Para intentar evitarlo, el juego integra un sistema de camuflaje, de "pasar desapercibido", que cuenta con bastante complejidad y que se basa en maquillar nuestro aspecto físico. De este modo a lo largo del juego iremos comprando nuevas prendas de ropa, e incluso haciéndonos cirugías plásticas, para intentar que la policía y los matones no nos reconozcan. Algunos encuentros con ellos son inevitables, ya que forman parte de la historia, pero por lo general el sistema funciona bien siempre y cuando lo "mantengamos" comprando más disfraces y cambios para nuestro personaje, ya que con el tiempo seremos más y más reconocibles. Esto comienza siendo una buena idea pero con el tiempo acaba convirtiéndose en algo engorroso, ya que nos veremos gastando cada vez más tiempo y dinero en camuflarnos.

A mejor puerto llega la idea de los sicarios, aunque la forma de reclutarlos es un tanto extraña. Cuando nos encontremos con personajes no jugables, podremos iniciar una negociación (pedirle dinero, información o que se una a nosotros), y en caso de que ésta fracase nos batiremos con él, hasta que llegue un momento en el que su nivel de orgullo esté bajo mínimos y podamos reiniciar la negociación con garantías de que haga lo que nosotros decimos. Además de poder quitarle dinero, obtener información o rematarle, podremos pedirle que se una a nosotros; a partir de ese momento, ese personaje no jugable carecerá de más voluntad que la de servir a nuestros propósitos.

Los sicarios son de hecho bastante útiles, ya que en las peleas contra varios enemigos pelearán a nuestro favor, no tanto venciendo a los rivales, pero sí atrayéndolos, librándonos de situaciones en las que estemos rodeados. En las luchas uno contra uno contra jefes finales, permanecerán alrededor de la pelea, y podremos controlarlos directamente en caso de que nos hayan vencido. Esta idea es interesante, aunque hay que mencionar que cuando están alrededor de la pelea nuestros sicarios suelen estorbar, y en el combate no son todo lo efectivos que deberían.

El sistema de combate de Beatdown ofrece una considerable profundidad, con dos botones básicos y el clásico botón de llave, además de la posibilidad de cubrirse. Este sistema funciona del mismo modo tanto en las luchas uno contra uno como en las luchas de grupo, con la diferencia de un mayor número de oponentes en las segundas. Aunque el número de combos y movimientos es considerable –e iremos obteniendo más y más a lo largo del juego-, el sistema no está lo suficientemente bien equilibrado, algo que puede verse en el modo versus, donde ganará siempre el que aporree más rápido los botones.

A nivel gráfico Beatdown es mediocre, sin ofrecer una gran calidad salvo en el modelado y la animación de los personajes principales. El repertorio de malvados es limitado, y los escenarios resultan tremendamente vacíos y faltos de detalle, habiendo además unos considerables tiempos de carga entre ellos, lo que acaba resultando muy molesto y cansino. El sonido por su parte cuenta con melodías ambientales muy "callejeras" que cumplen bien su función, sin grandes aspavientos. Los FX son decentes, mientras que las voces, dobladas en inglés, son poco numerosas y el guión es francamente malo, abusando de las palabrotas y resultando un tanto forzado.

Beatdown: Fists of Vengeance es un juego mediocre, que pese a contar con buenas ideas, no cuenta con una ejecución a la altura de sus pretensiones. Sus innovaciones en diseño resultan limitadas dado que el juego, pese a las submisiones, sigue siendo muy lineal, mientras que detalles como el porcentaje de ocultación o el uso de sicarios son detalles interesantes sobre el papel pero que en el juego no llegan a marcar la diferencia. El sistema de combate es divertido al principio, pero pronto resulta muy desequilibrado y no premia la habilidad, sino la premura a la hora de pulsar botones sin parar. Una oportunidad desaprovechada para revitalizar un género, que sigue en estado comatoso hasta la llegada de títulos mejores.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Vampire: The Masquerade - Swansong - Análisis
Vampire: The Masquerade - Swansong - Análisis
Análisis
2022-05-21 16:36:00
Vampire the Masquerade se adapta a un RPG con mucha narrativa repleto de misterio e intrigas en el 'Mundo de Tinieblas'.
They Always Run - Análisis
They Always Run - Análisis
Análisis
2022-05-20 12:46:00
Aidan es un cazarrecompensas de tres brazos y el protagonista de They Always Run, una aventura de acción en dos dimensiones que pone todo el foco en su trama de ciencia ficción.
Dolmen - Análisis
Dolmen - Análisis
Análisis
2022-05-19 17:35:00
Rol de acción con la fórmula clásica de los Souls que recibe algunas novedades por su temática de ciencia ficción.
Evil Dead: The Game - Análisis
Evil Dead: The Game - Análisis
Análisis
2022-05-17 17:19:00
Saber Interactive ha firmado una obra de multijugador asimétrico que respira amor por Evil Dead. Con mil y una referencias por bandera, analizamos el nuevo juego de terror de la temporada.
We Were Here Forever - Análisis
We Were Here Forever - Análisis
Análisis
2022-05-17 13:34:00
Jugamos a We Were Here Forever, la última entrega de una saga que nos desafía a escapar de un castillo colaborando con otro explorador a través de un walkie-talkie.
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
Análisis
2022-05-13 13:37:00
Asesinatos, misterio y una historia con sabor nipón contada mediante vídeo de imagen real.
Género/s: Acción / Beat'em up
PEGI +16
Plataformas:
PS2 Xbox

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
5.1
  • Fecha de lanzamiento: 28/9/2005
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
6.71

PUNTÚA
Beat Down: Fists of Vengeance para PlayStation 2

14 votos

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
5.1
  • Fecha de lanzamiento: 28/9/2005
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
4

PUNTÚA
Beat Down: Fists of Vengeance para Xbox

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir