Análisis de Ryse: Son of Rome (PC)

Marius Titus se estrena en PC con una conversión ejemplar, aunque manteniendo sus mismos defectos jugables de siempre.
Ryse: Son of Rome
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8
NOTA
6.2
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PC.
Otros análisis: Xbox One

Probablemente Ryse sea un juego del que ya se ha dicho todo lo que se tenía que decir. Uno de los títulos más importantes del lanzamiento de Xbox One con el que Crytek hizo una buena demostración de la potencia que puede llegar a alcanzar la nueva máquina de Microsoft. Eso sí, su despliegue gráfico quedó eclipsado por su poca duración y un apartado jugable demasiado simple, monótono y sin sustancia que no terminó de convencernos demasiado.

Ahora, esta aventura de romanos llega por fin a PC, uniéndose al club de los juegos exclusivos de Xbox One que dejan atrás la exclusividad para dar el salto a compatibles, como ya pudimos ver recientemente con Dead Rising 3. Pero a diferencia de lo ocurrido con el título de Capcom, lo que Crytek ha hecho en esta ocasión es una conversión ejemplar y tremendamente bien optimizada que sabe sacarle partido a los equipos de hoy. Así pues, veamos qué es lo que tiene que ofrecernos Marius Titus en nuestros PC.

La Roma más espectacular

Lo primero que queremos señalar es que aquí nos vamos a centrar principalmente en los cambios que hay entre la versión de Xbox One y esta de PC, por lo que si queréis profundizar en los diferentes aspectos jugables del título, os recomendamos que consultéis el análisis que publicamos en su momento para la consola de Microsoft.

PUBLICIDAD
El sistema de combate es demasiado simple y carece de profundidad.
El sistema de combate es demasiado simple y carece de profundidad.

Centrándonos ya en lo que es el juego en sí, decir que estamos ante una aventura de acción ambientada en la antigua Roma en la que tendremos que abrirnos camino por ocho niveles a base de espadazos y escudazos. Y básicamente con eso os hemos resumido el 80% de la historia principal, ya que los escenarios son totalmente lineales (hay coleccionables, pero dejan tan poco margen a la exploración que resulta realmente difícil saltárselos) y no hay más armas con las que poner en práctica diferentes habilidades de combate.

Para batallar tendremos un botón para golpear con la espada y otro para el escudo que nos servirá para romper la defensa de los rivales. No busquéis combos ni técnicas especiales porque no existen como tales. A esto hay que sumarle la posibilidad de defendernos con un botón adicional que funciona de una forma similar a los contraataques de juegos como Batman: Arkham Asylum (no golpean al rival, pero sí que los deja totalmente vendidos) y el siempre recurrente movimiento de esquiva para los ataques imparables, los cuales también podremos bloquear si pulsamos el contraataque en el momento justo.

Cuando dejamos a un enemigo con poca vida aparecerá una calavera sobre ellos, lo que nos indicará que son vulnerables a ejecuciones. Para realizar una, bastará con que pulsemos el botón correspondiente para que dé comienzo una pequeña escena cinemática en la que veremos cómo Marius acaba con la vida de su rival (o rivales, que se pueden hacer dos ejecuciones a la vez).

El problema es que estas escenas se acaban repitiéndose muchísimo y cortan bastante el ritmo. Además, acertar los QTE que aparecen durante ellas solo nos servirá para conseguir más puntos, por lo que tampoco se penalizan demasiado. Resulta muy fácil acabar aborreciendo estas ejecuciones, aunque es el método más efectivo para rematar a nuestros enemigos. Y tranquilos, cuando las hagáis el resto de rivales se os quedarán mirando tranquila y pacientemente a que las terminéis.

Para terminar con nuestro repertorio de habilidades, mencionar que podremos lanzar un pilum para matar a distancia (arqueros, principalmente) y usar el Foco cuando rellenemos la barra de rigor, lo que nos permitirá entrar en un estado de concentración extrema y machacar sin piedad a todo aquel que se nos ponga por delante.

A todo esto hay que sumarle una serie de habilidades pasivas que podremos seleccionar al vuelo y que nos permitirán obtener más puntos de experiencia, daño, foco o recuperar vida. Esto último, sumado a que los enemigos no son especialmente duros, hace que morir sea algo bastante difícil incluso en dificultades altas, ya que rematando nos curaremos mucho más del daño que nos hacen (y eso si es que consiguen tocarnos).

Para poder golpear a algunos enemigos primero tendremos que desprotegerles.
Para poder golpear a algunos enemigos primero tendremos que desprotegerles.

Como veis, el sistema de combate está muy limitado y no tarda demasiado en hacerse bastante monótono. A esto tampoco ayuda la poca variedad de enemigos que hay. Sí, cada uno de ellos nos pide poner en práctica estrategias distintas, pero no hay demasiados de ellos y los modelos siempre son los mismos para cada tipo de rival, lo que transmite una sensación bastante extraña cuando estás enfrentándote solo a cinco enemigos y tres de ellos son exactamente iguales. Ni siquiera los jefes finales llegan a ofrecer batallas dignas, ya que no tienen mucho más de tres o cuatro ataques y al final todo se reduce a utilizar una y otra vez los mismos movimientos hasta que caigan.

Entre medias de tanto combate, cada nivel nos ofrece momentos que rompen un poco con la tónica general del juego de avanzar por "pasillos" repartiendo tortas, obligándonos a avanzar junto a nuestro grupo de soldados para protegernos de las flechas enemigas, utilizando "el Escorpión" (una ballesta gigante) a modo de torreta para contener oleadas y varias secuencias en las que nos tocará evitar que acaben con nuestro ejército. No son nada del otro mundo, y al igual que ocurre con los combates, a la larga acaban haciéndose un poco pesadas ya que son siempre lo mismo pero en escenarios distintos.

La historia tampoco es ninguna maravilla, con un guion algo pobre (aunque con ciertos tintes épicos que le sientan genial) y a pesar de que es un juego muy corto, las cuatro o cinco horas que os durará quizá se os hagan algo largas. No os confundáis, no es que el juego sea un desastre a nivel jugable, ya que consigue hacerse mínimamente entretenido y cumple sin más, pero no consigue destacar y sus defectos acaban pasándole demasiada factura.

La historia es algo floja, aunque nos ofrece algunos momentos muy épicos.
La historia es algo floja, aunque nos ofrece algunos momentos muy épicos.

Donde sí que no podemos poner prácticamente pegas es en su apartado visual y sonoro. Este siempre ha sido el punto fuerte de Ryse y es algo que Crytek nunca ha pretendido esconder. La aventura de Marius Titus puede que no sea ninguna maravilla jugable, pero sí que sabe ofrecer un buen espectáculo para la vista en todo momento. Los modelados de los personajes están detalladísimos, las expresiones faciales son realmente buenas, los efectos visuales tienen una calidad altísima, los escenarios impresionan solo con verlos, la iluminación es una maravilla y las texturas pueden llegar hasta los 4K de resolución si nuestro equipo lo permite.

El juego se ve realmente bien y si ya era todo un espectáculo en Xbox One, ahora que lo tenemos en compatibles y que no se encuentra limitado por los defectos que trae consigo un sistema cerrado, os podéis hacer una idea de lo bien que luce (aunque solo sea por poder jugar a 1080p de resolución nativa y no a 900p, ya es algo que hace que se note).

Ryse es un juego que entra directamente por los ojos.
Ryse es un juego que entra directamente por los ojos.

Crytek es una desarrolladora habitual de PC y la verdad es que no nos ha sorprendido ver lo tremendamente bien que se ha optimizado el juego. Tenemos un buen rango de opciones para configurarlo a nuestro gusto, e incluso en las más bajas se ve genial y es capaz de dejarnos con la boca abierta. Para que podáis haceros una idea más concreta, hemos jugado con un PC con un procesador i7 2700k, con una tarjeta gráfica GeForce GTX 570 y con 16 GB de RAM. Con todo al máximo, sin multimuestreo y a 1080p de resolución nativa, nos hemos mantenido en una tasa de 30 imágenes por segundo sólida como una roca, por lo que bajando a partir de ahí ciertas opciones hemos conseguido alcanzar las 60 imágenes por segundo sin demasiados problemas. Y repetimos, se ve espectacular hasta con todo al mínimo.

Ya que estamos con la adaptación al PC, decir que el título se deja jugar bastante bien con teclado y ratón (a fin de cuentas, su jugabilidad no tiene demasiada ciencia), aunque puestos a escoger, nos quedamos con el mando como la opción de control más recomendable. También hay que destacar que aunque los contenidos son los mismos (la misma historia, el mismo modo Gladiador para jugar solos o en cooperativo, las mismas mejoras y habilidades para el personaje), esta versión ya trae de serie todos sus contenidos descargables (mapas y modos para su multijugador, básicamente) y elimina los micropagos, por lo que realmente estamos hablando de su edición completa.

El sonido sigue igual de bien que siempre, con una banda sonora muy épica y que se adapta genial a cada situación, un buen doblaje al castellano y unos efectos de sonido que a pesar de ser poco variados, suenan con mucha contundencia.

Los modelados de los personajes y las expresiones faciales están realmente conseguidos.
Los modelados de los personajes y las expresiones faciales están realmente conseguidos.

Conclusiones

Ryse: Son of Rome conserva las mismas virtudes y defectos en PC que pudimos ver en Xbox One hace ya casi un año. Mucho poderío técnico para un título demasiado corto y con muy poca sustancia en su jugabilidad, de esos que saben tenernos entretenidos mientras duran aunque solo sea por el espectáculo que nos ofrecen. A su favor tenemos que decir que la adaptación a PC ha sido ejemplar, ya que funciona muy bien, se ve y mueve mejor que nunca, nos da un buen rango de opciones para configurarlo a nuestro gusto y los controles con teclado y ratón están más que bien implementados. Quizá por su duración queráis esperar a una buena oferta para haceros con él, pero aunque solo sea por ver de lo que es capaz vuestro PC y disfrutar de un buen espectáculo, Ryse podría mereceros una oportunidad.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Género/s: Acción / Hack and Slash
PEGI +18
Plataformas:
PC Xbox One

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6.2
  • Fecha de lanzamiento: 10/10/2014
  • Desarrollo: Crytek
  • Producción: Crytek
  • Distribución: Steam
  • Precio: 39,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.62

PUNTÚA
Ryse: Son of Rome para Ordenador

45 votos
#279 en el ranking de Ordenador.
#315 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
6.2
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.32

PUNTÚA
Ryse: Son of Rome para Xbox One

173 votos
#180 en el ranking de Xbox One.
#297 en el ranking global.
Flecha subir