Análisis de Microsoft Flight (PC)

Flight Simulator cambia de nombre en una entrega gratuita y perfecta para iniciarse en el género, pero algo decepcionante para los fans habituales.
Microsoft Flight
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
7.5
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión PC.

El género de los simuladores de vuelo nunca ha sido especialmente popular entre el gran público, debido principalmente a su enorme complejidad y a la necesidad imperante de tener un joystick para poder jugar decentemente. A pesar de ello, siempre ha contado con un sector de fans muy fieles que disfrutan surcando los cielos y aprendiendo todas las complejas mecánicas que sean necesarias para sentirse auténticos pilotos.

Debido a esto, Microsoft ha decidido intentar expandir el género haciendo que llegue a más gente. Para ello, ha cogido su veterana saga de Flight Simulator (una de las más queridas por los habituales del género), le ha cambiado el nombre, la ha simplificado y ha lanzado una nueva entrega que se rige por el modelo de negocio gratuito que tan de moda está últimamente. Por desgracia, el título no está a la altura del sobresaliente nivel que siempre ha mantenido la serie.

Pilotaje para todos

Lo primero que hay que decir de Microsoft Flight, es que a diferencia de otros juegos de simulación pura, se deja jugar bastante bien con el combo de teclado y ratón, por lo que si no disponemos de un mando o un joystick, no tendremos mayores problemas para jugar, aunque careceremos de la fiabilidad y precisión que sí aportan estos periféricos. Como muchos ya habrán adivinado, esto se debe principalmente a una simplificación bastante importante en los controles.

PUBLICIDAD

Una vez entremos al juego y tras ver un vídeo introductorio, tendremos que superar una misión de tutorial donde nos irán enseñando a pilotar, a controlar los gases para ganar velocidad y altura, la información de la interfaz y finalmente a aterrizar. Lo más probable es que lo superemos a la primera, ya que no hay que usar mucho más de dos teclas, y el control del avión es bastante sencillo y no nos dará mayores problemas. No es que ahora tenga controles arcade, pero sí que se ha facilitado mucho todo para que el vehículo se mantenga mucho más estable en el aire.

Tras completar esta misión y hacer un par más, ya habremos aprendido prácticamente todas las mecánicas del juego en apenas 20 o 30 minutos. Aquí la euforia y la satisfacción que se consigue en otros títulos en el momento que hacemos nuestro primer despegue sencillamente no existe. Está todo muy automatizado para que este sea tan simple como coger la velocidad suficiente, inclinar el joystick y a volar. Podemos realizar comprobaciones manuales de todo tipo antes del despegue si queremos, pero también podremos pulsar un botón y que se realicen de manera automática, con el fin de contentar tanto a los más puristas como a los nuevos.

En cuanto a los aterrizajes ocurre algo similar, básicamente tendremos que alinearnos con la pista, tomar la altura adecuada, reducir la velocidad lo suficiente, sacar el tren de aterrizaje, levantar un poco el morro para que las ruedas toquen el suelo al mismo tiempo y frenar una vez que estemos en tierra. Si no nos gusta tanta simplificación, en el menú de opciones podemos desmarcar varias casillas que están destinadas a activar ayudas para el pilotaje, como una mejora de la estabilidad en pleno vuelo o que se regule automáticamente el nivel óptimo de combustible. De hecho, si no las desactivamos, tendremos bastantes problemas para realizar las maniobras más complicadas, ya que el título buscará estabilizarnos, impidiéndonos hacer las piruetas más arriesgadas.

Cuando estemos volando, también hay que tener en cuenta algunos factores que afectan al control de nuestro avión. Uno de ellos será el propio viento, por lo que no estará nunca de más saber en qué dirección sopla y con cuánta fuerza, algo que se nos indicará constantemente. Por supuesto, las condiciones atmosféricas también tendrán su impacto, tanto en el pilotaje como en la propia visibilidad que tendremos (estas podremos escogerlas desde el menú antes de entrar al mapa, así como la estación y la hora del día). Por último, también será importante tener en cuenta el peso que llevemos, ya que si transportamos una carga pesada o a más de un pasajero, nos costará más elevarnos.

 1

En cuanto a las cámaras, volvemos a tener la imprescindible vista subjetiva desde la cabina, una desde atrás del avión, otra libre, una aérea y otra de sobrevuelo. A la hora de pilotar la de la cabina será la más recomendable para quienes quieran tener acceso a todos los controles, mientras que para los que prefieran un pilotaje más suave y menos exigente, la cámara desde atrás será su mejor opción.

Entrando en lo que es el contenido que ofrece Microsoft Flight, nos encontramos con cuatro actividades principales. Por una parte tenemos las misiones, donde tendremos que ir cumpliendo objetivos que generalmente suelen estar bastante guiados. Por otro lado, tendremos los desafíos. En ellos nos plantearán distintos retos, como recoger unos iconos por el mapa, pasar por unos aros o realizar un aterrizaje perfecto en diversas condiciones. Dependiendo de cómo lo hagamos obtendremos un trofeo de bronce, plata u oro y recibiremos una cantidad mayor o menor de experiencia. Además, realizar estos desafíos y sacar sus trofeos nos recompensará con nuevos diseños para nuestros aviones y pruebas más difíciles. Generalmente sacarse el trofeo de plata es una tarea sencilla, aunque el de oro nos hará sudar la gota gorda y nos pedirá bastante pericia con los mandos.

También tenemos los Aerosecretos, que son unas marcas ocultas por todo el mapa que podremos buscar. Para averiguar su ubicación, contaremos con búsquedas en internet, pistas y un detector. Encontrarlos todos puede llevarnos bastante tiempo. Además, no todos estarán siempre disponibles, ya que hay algunos que se activan durante días concretos. Finalmente, tenemos los trabajos. En cada aeropuerto encontraremos una lista de encargos que podemos aceptar. Su desarrollo es muy parecido al de una misión convencional y se irán desbloqueando más a medida que subamos de nivel. En ellos tendremos que transportar diversas cargas, hacer de taxistas (aquí tendremos que tener cuidado de que nuestros clientes estén a salvo, no se mareen, etc) o dar paseos turísticos. Algo que hay que mencionar es que en las misiones y los trabajos podremos hacer viajes rápidos hacia nuestros objetivos, con el fin de evitarnos estar varios minutos mirando sin hacer nada mientras vamos de un lugar a otro.

 2

Aparte de estas cuatro actividades, también podremos disfrutar de un modo de vuelo libre por el simple placer de explorar y ver paisajes. Además, si lo deseamos, podremos disfrutar de todas ellas en compañía de otras personas accediendo a su modo multijugador. El componente social está bastante bien integrado en el juego, con listas de amigos y unas estadísticas muy completas de todos nuestros progresos y fracasos, por lo que podremos compararnos con el resto de jugadores.

A nivel general, si optamos por ser jugadores gratuitos, la sensación que deja Microsoft Flight es la de estar jugando a una demo, ya que su contenido se encuentra muy limitado, tanto en cantidad de tareas para realizar como de terreno a recorrer, antojándose insuficiente a todas luces, por lo que si queremos ampliar la experiencia tocará pasar por caja y comprarse por 19,99 € el pack de expansión Hawái, con el que desbloquearemos una gran cantidad de islas, misiones, aeropuertos, etc. Como era de esperar, también encontraremos aviones de pago por 8 o 15 euros. El sistema de micropagos es bajo el que se sustentan este tipo de juegos, por lo que estamos seguros de que no tardarán en llegar más contenido de esta forma.

 3

Paisajes técnicamente irregulares

Uno de los grandes placeres de jugar a un simulador de vuelo, suele ser el de sobrevolar paisajes de gran belleza mientras demostramos lo buenos pilotos que somos. Sin embargo, Microsoft Flight no llega a ese nivel de detalle que cabría esperar hoy en día, dando como resultado un producto muy discreto a nivel técnico y que a pesar de buscar mostrarnos paisajes bonitos, sus limitaciones gráficas se lo impiden.

Aunque tengamos todas las opciones de configuración al máximo, el nivel de resolución de las texturas deja muchísimo que desear. Si bien cuando estamos cerca de tierra se deja ver más o menos bien, a la que nos elevemos un poco veremos como todo pierde detalle y resolución de forma alarmante, dando la sensación en bastantes ocasiones de estar sobrevolando un tapiz mal dibujado, ya que extrañamente también se pierde relieve. El océano tampoco termina de cumplir, ya que cuando estamos a cierta altura toma un aspecto como de plástico y pierde sus animaciones. Al menos los parajes que visitaremos son variados, con bosques, ciudades, volcanes, zonas montañosas, etc. Los efectos climatológicos tampoco están del todo mal recreados, así como la sensación de atravesar nubes. A destacar especialmente la distancia de visionado, que llega hasta donde se puede ver en el horizonte, aunque como ya decimos, todo tiene una resolución bastante mediocre.

Los aviones por su parte sí que están recreados con todo lujo de detalles y pocas pegas les podemos poner, aunque no sufren ningún desperfecto físico por muy aparatosos que sean los accidentes que suframos. Y es que en este sentido las físicas dejan bastante que desear, ya que sí por ejemplo nos estampamos contra un edificio, veremos cómo rebotamos y caemos al suelo pegando botes de una manera antinatural y completamente artificial, sin que sufran desperfectos ni el edificio ni nuestro vehículo.

Respecto al apartado sonoro del título, nos encontramos con un doblaje al castellano muy conseguido y resultón que se agradece enormemente, ya que nos evita tener que estar mirando subtítulos y nos sumerge mejor en la acción. La banda sonora por su parte tiene pocos temas, pero los que hay se adaptan perfectamente al espíritu del juego y a su ambientación, aunque se acaban repitiendo más de la cuenta. Por último, en cuanto a los efectos de sonido estos son claros y bastante realistas, por lo que los ruidos que oiremos de cada avión serán distintos y estarán muy conseguidos.

 4

Conclusiones

Microsoft Flight se perfila como un buen juego especialmente orientado para aquellos que quieran probar a iniciarse en el género y empezar a aprender a pilotar. Sin embargo, los más habituales y puristas se encontrarán bastante decepcionados al ver como una de sus sagas más queridas ha perdido gran parte de la profundidad jugable que tanto la caracterizaba y que tan buenos ratos les hizo pasar. Su irregular aspecto técnico tampoco ayuda demasiado, quedándole así como principal atractivo el hecho de que sea gratuito, o al menos relativamente, debido a lo limitado de su contenido si decidimos no pagar.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
PEGI +3
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.52

PUNTÚA
Microsoft Flight para Ordenador

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir