Análisis de Europa Universalis III: Rome (PC)

“Si quieres la paz, prepara la guerra” decía el clásico. Paradox Interactive lleva esa máxima a este título que ofrece una realista simulación del mundo romano.
Europa Universalis III: Rome
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
7.5
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.
Viaje al pasado
Paradox se ha labrado un prestigio innegable en el género de la estrategia en PC. Desde su pionero Europa Universalis hasta Hearts of Iron, pasando por el imprescindible Victoria, la compañía sueca es ya un referente para todos los aficionados a la estrategia avanzada. Ahora bien, centrándose casi siempre en periodos más recientes, parece haberse olvidado un poco del mundo clásico, tan en boga con las recientes producciones de Hollywood. Quizá la respuesta sea este Europa Universalis: Roma, que mantiene la mayoría de características de los productos de la compañía sueca con algunas novedades notables.

Primeramente, Rome no es tan complejo como anteriores producciones de Paradox, pero sí es más accesible. Esto es, aquellos que esperen el verdadero marasmo de opciones de Victoria quizá se sientan decepcionados con Roma. Sin embargo, éstas quedan compensadas por una inteligencia artificial mucho más responsable y un sistema de juego aparentemente sencillo, pero con bastantes posibilidades.

Hay que destruir Cartago
El título nos pone a los manos de Roma y el resto de potencias mediterráneas desde la firma del efímero Tratado de Filinos entre la República y Cartago (de fecha incierta, aunque los desarrolladores lo han datado en el 278 a.C.) hasta el 25 a.C, dentro de las primeras medidas que llevarían a César Augusto a disputar el poder con el Senado.

Es, efectivamente, el periodo de esplendor de la Roma republicana, y el juego está diseñado de manera precisa para recrear los conflictos con otras potencias (Cartago…), y sobre todo las continuas guerras civiles entre las facciones senatoriales. En este sentido, el juego cuenta con genealogías aleatorias que representan las clásicas dinastías –Gens en el caso romano- de cada territorio controlable. Cada personaje obtendrá tratos, préstamo de Crusader Kings, por los cuales podrá ser amigo de nuestro personaje o rival furioso. Este sistema, claro, es el que condiciona en gran parte los sucesos de guerras civiles. Aunque, todavía queda la pregunta ¿Cómo se controla un territorio en Europa Universalis: Roma?

Estados civilizados, tribus y bárbaros
El juego distingue entre tres tipos de estados en este periodo: civilizados, tribus y provincias bárbaras. Las primeras son aquellas sujetas a un sistema estatal, con jerarquización y una incipiente burocracia. Pueden ser tanto Monarquías de tipo helenístico como repúblicas aristocráticas. Son estados que cuentan con una administración, un nivel de civilización superior y disputas políticas entre facciones. Las tribus, comandadas por un cacique carismático, ofrecen un menor grado de sofisticación estatal –menor tecnología- , a cambio de recursos muy especializados y una notable belicosidad.

Por último, las provincias bárbaras son todas aquellas provincias que no tengan color alguno, y que estén sin colonizar, siendo dominadas por tribus que no han llegado a los mínimos fundamentos de civilización. Las provincias bárbaras podrían representar el equivalente a aquellas dominadas por los indígenas en Europa Universalis 3, pero tienen ciertos elementos que las convierten en peligrosas y necesarias de controlar. Así, de vez en cuando desatarán una horda que puede acabar con una de tus provincias hecha añicos. Este sistema, tomado de manera clara de Civilization, obliga a mantener ejércitos para proteger las ciudades.

PUBLICIDAD

Los estados civilizados pueden llegar a colonizar con mucho esfuerzo estos territorios, aunque por su dificultad se recomienda hacerlo sólo con las provincias con recursos importantes. Cada una de éstas, civilizadas o no, tiene una estratificación social entre ciudadanos, libertos y esclavos que nos debe servir como referencia para evitar –de nuevo- las revueltas, especialmente si contamos con pocos ciudadanos de iure. Por último, cada provincia debe estar mantenida por un gobernador, el cual deberemos vigilar continuamente de cara a que no realice una defección.

Administración y conservación
La política interna de Roma no varía especialmente de los estados civilizados a las tribus, aunque con estas últimas tienen menos posibilidades de construcción y religiones tribales. Quizá la gran diferencia sea la limitación a una idea nacional de los territorios tribales en comparación con las tres de los civilizados. Las ideas nacionales, traídas de Europa Universalis 3, permiten una fácil personalización del tipo de juego que queremos con el estado que elijamos. Así, podemos ser una tribu belicosa o incluso una república emancipadora y expansiva.

En cuanto a la economía, ésta se basa en el establecimiento de rutas comerciales entre las distintas provincias y en el mantenimiento de las unidades. No es un sistema especialmente avanzado, pero se adapta bien a un periodo poco dado a la sofisticación económica. Por otro lado, los sistemas de construcción de mejoras, reclutamiento de ejércitos –incluyendo mercenarios- e investigación no representan novedades importantes respecto a otros juegos y ofrecen un desarrollo notable.

La rareza de Roma respecto a otros títulos es la incorporación de religiones, que están representadas por augures y ritos nos permiten consolidar la confianza de nuestros ciudadanos o súbditos a través de sacrificios. No aportan demasiado a la jugabilidad -no hablamos de Civilization IV- pero sí un cierto exotismo y un mayor riesgo de rebelión en el caso de no coincidir la religión del estado con la propia de la provincia.

A la guerra
Aquellos aficionados al ya clásico sistema bélico de Paradox –batalla, asedio, asalto y negociación diplomática posterior-, no van a sentirse defraudados ya que este Europa Universalis Roma mimetiza este modelo, incorporando sólo la posibilidad de asignar generales de la dinastía a la tropa. Hay alguna mejora curiosa, como la deserción de los mercenarios en tiempos de paz, pero por lo general no hay apenas innovaciones.

Más mejoras, adaptaciones más bien, existen en el modelo diplomático del título, que conserva las opciones de otros juegos de Paradox con ciertos toques inteligentes. Por ejemplo, puesto que no existe el modelo feudo-vasallático –clave en el sistema de vasallos de Europa Universalis- en la época clásica de manera precisa, se pasa de esta opción a otra más adecuada, y es el concepto de estado tributario. Al ofrecer un tributo a otro estado, éste acaba siendo semi-dependiente, y con eso se adecúa a los tiempos antiguos y de manera muy fidedigna a la expansión romana por el mediterráneo.

Apartado audiovisual
El motor de Diplomacy ya es la base contrastada de los nuevos juegos de Paradox, y aunque algunos todavía añoran esos motores bidimensionales tan apañados, se debe decir a favor de éste que cumple excelentemente su papel. Con posibilidades notables de ampliación, un competente trabajo en texturas (muy superior a Europa Universalis 3) y unas unidades bastante bien animadas, este título es con total diferencia el mejor apartado visual pergeñado por los suecos y sin duda uno de los mejores apartados gráficos vistos en un juego de estrategia puro. En cuanto al sonido, el título cuenta con una banda sonora un tanto rimbombante, tan de gusto del Péplum clásico, pero que se adapta bien al periodo romano. Los efectos sonoros son variados, y ofrecen una perspectiva amplia de las distintas acciones a realizar.
Limitaciones
La falta de complejidad de Roma en relación a otros títulos tiene dos caras diferenciadas. De manera positiva, cualquier jugador con apenas ver los tutoriales y consultar de vez en cuando el manual podrá engancharse al título. Ahora bien, esto trae como contrapartida ausencias que hacen un poco limitada la jugabilidad respecto a otros títulos de Paradox. Quizá lo más discutible es que el sistema de linaje sea automático, lo cual deja a la mitad lo que podría haber sido una adaptación del inolvidable sistema de dinastías del infravalorado Crusader Kings. Es una pena que el juego no permita consolidar una dinastía eligiendo esposas, trabando alianzas con otros territorios o desheredando a un posible sucesor. Sólo queda una opción, menor, y es la de asesinar a los rivales, lo cual es peligroso y creará malestar respecto al jefe del estado. Por lo demás, la simpleza del sistema económico o las escasas posibilidades de transformación interna del territorio –algo excelentemente representado en el olvidado Pax Romana- no reducen tanto las posibilidades jugables, y se adaptan bien al sistema de juego.

Conclusión
Excelentemente diseñado, con vista en el jugador aprendiz y contando con una gran optimización, Europa Universalis Roma es un magnífico título de cara a entrar en el mundo de los juegos de estrategia más serios. Tomando elementos de las distintas producciones de Paradox, ofrece un curioso pandemonio jugable que representa con precisión la época áurea de la República romana. Eso sí, esta facilidad va en contrapartida de unas opciones un poco limitadas, más conociendo otros títulos de Paradox prácticamente inacabables a la hora de administrar nuestro Imperio.

Quizá como queja para otro tipo de usuarios, es una pena que Paradox no complemente este excelente sistema estratégico –muy superior al de Rome Total War- con un simulador de batallas al uso, algo que le haría ganarse a un sector de público que busca también en la estrategia un cierto espectáculo. Por lo demás, Europa Universalis Roma es otro acierto en la larga cadena de triunfos de Paradox.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
PEGI +12
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.57

PUNTÚA
Europa Universalis III: Rome para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir