Análisis de DiscStorm (PC)

Un curioso y entretenido juego de acción de lanzar frisbees, que se inspira en el clásico Windjammers de Neo Geo.
DiscStorm
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
6.5
NOTA
6.3
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión PC.

Hay un par de tendencias que son bastante comunes entre los desarrolladores de videojuegos. Tal vez más a nivel teórico, en plan barra de bar, que a nivel práctico, porque si no aparecerían más videojuegos como el que hoy nos ocupa, y ya os puedo decir que no es así.

La primera "tendencia", entiéndase como la inclinación natural a hacer esto más que por la acepción de moda, es la de retomar un juego clásico, que por las razones que sea, no está siendo aprovechado por los creadores de la marca original. En este caso hablamos de Windjammers, y la razón más evidente es que la empresa creadora, Data East para la consola y recreativa Neo Geo, hace unos cuantos años que ya no existe. Desde hace poco sabemos que una empresa china ha comprado SNK, la responsable de la consola de 16 bits más poderosa, pero aún nadie ha hecho lo propio con Date East.

La segunda "tendencia" es intentar hacer las cosas de manera diferente para buscar nuevos resultados, en situaciones similares a las vistas anteriormente, ya sea cambiando la manera de controlar a un personaje, moviendo la cámara, o añadiendo opciones a una fórmula ya vista. Esto cada día se hace menos, sobre todo si hablamos de resultados profesionales, ya que se suele hacer caso a la famosa frase "si algo funciona, no lo toques".

PUBLICIDAD

Discstorm es un juego creado por un pequeño estudio inglés llamado XMPT, que anteriormente lanzó un par de juegos para el desaparecido sistema PlayStation Mobile, como Monster Hotel, un curioso simulador de gestor de hotel con unos invitados muy especiales, y Penguin Party, un juego que recuerda al clásico ChuChu Rocket!, pero de nuevo con un toque especial.

Un estudio pequeño, y debo añadir humilde, porque nada más arrancarlo vemos que no están usando la licencia de pago de Unity, aunque sí que han viajado a lo largo y ancho de su país, Inglaterra, asistiendo a diferentes eventos, entre los cuales recuerdo personalmente la Rezzed de marzo de este año. Una decisión sabia porque su juego es perfecto para este tipo de reuniones de jugadores, de donde además de sacar mucha información por su parte, pueden poner a prueba su título para sacar fallos y situaciones que no habían planeado originalmente.

Porque Discstorm, ahora ya entramos en materia, es un juego que bebe de las fuentes de Windjammers, pero por un lado le añade un modo single player que intenta tener historia, y por otro lado apuesta sobre todo por un multijugador local con más jugadores que el título original.

Como os podéis imaginar por la introducción, a pesar de tener un referente claro a la hora de poder compararlo con otro videojuego, Discstorm tiene algunas diferencias bastante notables respecto al juego original. La primera que notaremos nada más empezar es el control, un hecho lógico pues veremos que otras diferencias notables lo empujan a ello. Así, el control de nuestro personaje es libre en todo momento, de manera que podemos movernos por la pantalla, con una vista cenital donde vemos el cuerpo entero de nuestro personaje (podemos elegir entre varios, pero aparte de detalles estéticos no vemos diferencia entre ellos), y como si de un matamarcianos de doble stick se tratase, con un stick nos movemos, y con el otro apuntamos hacia donde queremos disparar el frisbee.

 1

Nuestro disco volador puede salir del personaje de esa manera, o también si lanzamos sin apuntar se disparará en la dirección que esté mirando en ese momento. Podemos acumular tres frisbees a la vez, y si nos quedamos sin ninguno, lógicamente no podremos disparar. Cuando un frisbee es lanzado rebota, podemos darle algo de efecto, o incluso influir en la velocidad a la que se mueve. Una vez la ley de la gravedad lo acaba llevando a tierra, podemos recogerlo pasando por encima, pero además podemos recuperar tanto nuestro frisbee como los que nos tiren los rivales apretando un botón en el momento en que pasen muy cerca de nosotros.

Por si fuera poco, otra opción que tenemos para protegernos, o incluso atacar, es la de hacer un giro defensivo con un frisbee si nos queda alguno en la bolsa (si no tenemos ninguno se realiza un movimiento de desplazamiento rápido con invulnerabilidad temporal incluida). Os sorprenderán las palabras defenderse o atacar en un juego que hemos dicho que es parecido a Windjammers, pero es que esa es la segunda diferencia notable. Discstorm no consiste en un juego de marcar goles, sino de atizar con el frisbee a los rivales, de nuevo, como si de un matamarcianos o incluso un juego de lucha se tratase.

 2

Así, en el modo historia nos enfrentamos a diferentes oleadas de enemigos de dificultad variable, desde los sencillos zombis hasta una especie de ninjas que pueden usar el movimiento de carga, pasando por otros lanzadores de frisbees que no sólo pueden lanzar los suyos, sino que incluso pueden acabar cogiendo los nuestros. Para acabar enfrentándonos a jefes finales que necesitan muchos golpes para ser derrotados, y como si hablásemos de un clásico juego arcade, estos tienen sus patrones, sus armas especiales, sus trucos y sus sistemas diferentes.

Pero además tenemos el modo multijugador, que realmente es la gracia de este tipo de juegos, donde hasta cuatro usuarios se pueden poner manos a la obra y liarse a tirar discos. Posiblemente sea donde más disfrutemos de este juego, pero igualmente lo veo más para consola o para eventos que para ordenador en casa, porque yo al menos no suelo tener la costumbre de poner a tres amigos en casa frente al ordenador como si hago con las consolas, o como si hago fuera de casa. Un modo online tal vez hubiera venido bien, pero a lo mejor estaríamos hablando de algo que necesita demasiada precisión para funcionar bien en la red.

 3

Si no siempre tenemos disponibles los complicados bots, que le quitan bastante gracia al asunto, pero nos permiten entrenar los diferentes modos (rey de la colina, puntos, vidas, etcétera) a los que nos sometemos cada vez que empieza una partida, ganando puntos el que más queda campeón, y al final el que llega a tres puntos gana. Hay que añadir que tanto en el juego normal como en este modo multijugador disponemos de diferentes escenarios donde las condiciones cambian el desarrollo de la partida, algunos con gravedad más alta, otros con más baja, otros con obstáculos en el escenario, etcétera, lo que le da cierta variedad a la partida.

A nivel visual se puede decir que es simpático, pero que tampoco es nada que sorprenda. Ciertamente, con un desarrollo tan loco como el que tiene vienen bien estos gráficos pequeños para que pasen cosas en pantalla de la manera más fluida posible, incluso tal vez acercándose al minimalismo de otro juego inglés como es Sensible Soccer, pero esto le quita espectacularidad, quedándose bastante por debajo del clásico Windjammers.

A nivel sonoro también tira de músicas retro, con sonidos chiptune y otros efectos que cumplen a la perfección, y cuyas melodías lo cierto es que son pegadizas y tienen que ver con lo que pasa en pantalla. De nuevo, nada rompedor, pero todo funciona perfectamente.

 4

Como podréis ver, este Discstorm es un juego recomendable, pero no memorable. Si lo jugamos disfrutaremos de momentos de sorpresa acompañados con otros de frustración, algo que es muy llevadero si compartimos esos sentimientos con otras personas, a ser posibles amigos, pero que sin duda alguna en soledad es más difícil. Se recomienda encarecidamente uno (o varios) mandos, y si no tenéis uno por casa es muy difícil jugarlo a gusto. Si os gustaba el clásico de Data East o queréis ampliar vuestra lista de juegos multijugador local, es interesante, si no intuyo que hay mejores maneras de gastarse el escaso dinero que cuesta.

Ramón Nafria
Colaborador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Análisis
2021-10-28 00:00:00
El juego de terror de Wii U regresa con gráficos remasterizados y, de manera inesperada, a múltiples plataformas.
Happy Game - Análisis
Happy Game - Análisis
Análisis
2021-10-27 16:16:00
El diseñador de Chuchel vuelve con Happy Game, un perturbador videojuego que no tiene nada de feliz y nos lleva a explorar tres pesadillas en escenarios surrealistas plagados de personajes grotescos.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
Género/s: Acción
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6.3
  • Fecha de lanzamiento: 20/8/2015
  • Desarrollo: XMPT Games
  • Producción: Mastertronic
  • Distribución: Steam
  • Precio: 10,99 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
DiscStorm para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir