Análisis de Dark Age of Camelot (PC)

El clásico juego masivo online al fin nos llega completamente traducido al castellano, toda una oportunidad para que los más legos puedan introducirse en el género.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.4
NOTA
8.4
DIVERSIÓN
8.6
JUGABILIDAD
8.2
Análisis de versión PC.
Clásico del género
Muchos recordarán cuando a principios del 2000 se inició la beta pública de Dark Age of Camelot. Era en principio gratuita y suponía una absoluta revolución comparado con su coetáneo Everquest, aparte de ser uno de los primeros intentos tridimensionales en el género de los juego de rol online masivos. Aunque no ofrecía las posibilidades de Ultima Online (juego no igualado todavía en este aspecto), era una revolución al cambiar el típico concepto de jugador contra jugador por uno en el cual cada jugador se englobaba en facciones diversas.

Esto permitía, por primera vez, integrar al jugador en un mundo bélico inspirado en la mitología artúrica, pudiendo elegir entre diversos reinos. Estos eran Albión, Midgar e Hibernia. Albión representaba la antigua Bretaña romana, y ofrecía hombres caballerescos engarzados en la lid bélica. Midgar era una tierra inhóspita, recubierta de hielo y poblada por bárbaros de diverso pelaje. Por último Hibernia era simplemente la Irlanda céltica, y ofrecía inmensos bosques poblados por duendes, elfos y émulos de Robin Hood.

Lo que hizo realmente innovador a Camelot es un sistema de facciones enfrentadas. La mayoría de los MMORPG tenían sólo una especie de territorio unido cuyos únicos problemas eran las hordas de seres malvados descontrolados. El título de Mythic cambió esto, ya que ubicó a los jugadores en una guerra entre los tres reinos con batallas masivas de más de 100 jugadores en pantalla. Esto es un avance total respecto a la tiranía del Jugador vs Jugador típico, que en juegos como Ultima Online se resumía en bandas gigantescas de "Player Killers" a la salida de las ciudades. Es por ello que Camelot consolidó una buena reputación en el competitivo género y hasta la fecha ha recibido más de tres expansiones. La última, Catacombs, ofrece como novedad un lavado gráfico de muchos elementos del juego.

PUBLICIDAD

Las anteriores nos ofrecían la posibilidad de formar poblados o nuevos continentes como la Atlántida o Islas próximas al mundo de Camelot. Con todas estas expansiones más las mazmorras nuevas de Catacombs, Camelot es ya un juego de un alcance jugable meramente épico, ya que es prácticamente imposible aburrirse con la cantidad de misiones a realizar. A ello se une un tutorial y el sistema de misiones, ultra-copiado por juegos posteriores, que aunque reduce un poco la libertad de juego, es una buena guía para los jugadores novatos. Esta versión española que llega finalmente incluye todas las expansiones lanzadas, al precio de 29.99 euros.

Novedades en Catacombs
Habiendo realizado esta introducción, se han de comentar los cambios incluidos en la última expansión Catacombs. La mayoría se centran en la incorporación de Mazmorras o ciudades del inframundo, las cuales aportan un mayor interés y nuevas razas y misiones. Pero lo más llamativo es el cambio visual que le lleva a aumentar los polígonos y a comenzar a usar sombreado píxel muy tímidamente (el agua). Todo ello da un aspecto más actual al juego, aunque muchos elementos del mundo siguen resultando demasiado enmarcados en épocas pretéritas en lo referente al apartado técnico.

Dragones y mazmorras
Camelot es un juego enfocado prácticamente al jugador aventurero, contando con múltiples rangos como Paladín, Asesino, Mercenario, etc. La elección de la raza y reino inicial influyen sobremanera en el posterior devenir del juego, ya que es más propio de un habitante de Albión ser Paladín que un Bárbaro en la tradición de Midgar. Por lo tanto la elección debe ser hecha con sumo cuidado, para elegir lo que más se ajuste a nuestro estilo de juego. Si eres de los que rehuyes la aventura, puedes realizar profesiones villanas en las ciudades, lo que te supondrá obtención de usufructo fácil y a la vez una mayor seguridad (nadie te atacará mientras realizas unas calzas de cuero, pero conseguir éste material será complicado). Como es habitual en los últimos MMORPG, la artesanía es algo meramente secundario y no existe un sistema de economía virtual al estilo de Ultima Online. Esto convierte al juego en un Everquest "desarrollado", aunque siempre es de agradecer que se pueda progresar sin matar bichos.

Con todo, Camelot ofrece más artesanía que los recientes World of Warcraft o Guild Wars, MMORPGS ya casi totalmente basados en la acción pura y dura. En la actualidad jugar a este tipo de juego, más que recordar al Rol real, recuerda a Diablo II para bien y para mal.

Apartado visual
Los personajes ahora están modelados mucho más correctamente, y podemos olvidarnos de los picos del juego original. El problema subyace en que la mayoría de construcciones son las mismas, y resultan demasiado antiguas visualmente como para resultar atractivas. Como contrapartida, la resolución de las texturas ha mejorado de manera notable y ahora podremos leer incluso algunos carteles. Luego hay un problema quizás más personal, y es el diseño de producción. Aunque nos gusta el sobrio mundo de Camelot, con el actual barroquismo de los MMORPGS fantásticos el juego resulta un tanto desangelado al ofrecer modelados más realistas que atractivos. No vamos a bajarle puntos por eso, pero quizás en futuras expansiones puedan arreglar esta falta de espectacularidad. En otro orden de cosas, la velocidad de refresco está muy optimizada, y aunque haya latencia a veces, es completamente normal ir andando de un lugar a otro sin que el juego llegue a dar tirones. Es en definitiva un apartado competente, aunque un poco desangelado comparado juegos como Star Wars: Galaxies o Guild Wars en el mismo género.

Apartado sonoro
Como es habitual en el género, el juego usa música interactiva para acompañar las distintas situaciones del personaje a lo largo de su devenir por Camelot. La entrada a las ciudades viene acompañada por temas reconocibles, mientras que una vez entres en batalla el sonido se tornará estridente. En cuantos a los efectos de sonido, estos están especialmente bien realizados, y algunas misiones (una de encontrar un Hada) se basan en su uso, demostrando el potencial del juego en ese aspecto. Como contrapartida, se ha de decir que se echa de menos una mayor variedad, sobre todo en las batallas, pero no resulta tampoco específicamente fallido en este aspecto.

Grandes posibilidades a costa de poca accesibilidad
A pesar de que los tutoriales están magníficamente integrados, el juego resulta un tanto difícil por su complicada interfaz. Mientras los juegos de este estilo están avanzando a una mayor facilidad que excluye los comandos del teclado (caso es de Warcraft o Galaxies), Camelot todavía necesita teclear algunas acciones que nos llevan a los tiempos de las primeras betas de Ultima Online (Talk, Buy, etc.). Esto resulta sumamente engorroso, ya que rompe un tanto la acción del juego que se desarrolla eminentemente con el ratón al ser un juego de rol. Esperemos que las próximas actualizaciones mejoren esta interfaz, ya que fuera del uso del teclado, la gestión de objetos o el mismo combate es muy engorrosa a pesar de las posibilidades.

Éstas son muy amplias, ya que al ser un juego con una trayectoria pronunciada en el tiempo, la mayoría de mejoras que algunos juegos están implementando en la actualidad ya están incluidas en Dark Age of Camelot. Muchos os sorprenderéis por el genial sistema de casas y poblados o por las misiones en la Atlántida y, sobre todo, por la cantidad de posibilidades y acciones a realizar. A ello se une el clásico sistema de lucha entre los distintos reinos, muy comentado por todos aquellos que lo han jugado, y que nos ofrece la posibilidad de asistir a una especie de luchas masivas entre los distintos reinos. Por último mencionar que Catacombs ofrece diversas mazmorras que se generan aleatoriamente dependiendo del nivel del jugador, siendo una buena solución de cara a subir niveles para todos aquellos que no tengan mucho tiempo para emplearlo en este tipo de juego.

Conclusión
Dark Age of Camelot es un competente MMORPG al cual le pesan un poco los años tanto en la interfaz como en el apartado visual. Ello no es óbice para que en posibilidades esté a años luz de muchos juegos del estilo, ya que cuenta con un sistema de artesanía desarrollado y ofrece mundos de gran tamaño. La única pega habitual es la cuota que se debe pagar por mes, y el raquítico manual que acompaña al juego (rémora habitual en el género). De todos modos la traducción al castellano del juego es toda una noticia en el género, acostumbrados a que las compañías no localicen ni creen servidores específicos para los hispanohablantes. Esto lo hace un tanto recomendado para los novatos, ya que a pesar de la liosa interfaz, podrán seguir mucho mejor el desarrollo de juego en su idioma.
PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Género/s: MMORPG
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.4
  • Fecha de lanzamiento: Abril 2005
  • Desarrollo: Mythic Entertainment
  • Producción: GOA
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 29.95 € (12 € al mes)
  • Jugadores: Multijugador Masivo
  • Formato: 1 CD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: MMORPG
COMUNIDAD
9.04

PUNTÚA
Dark Age of Camelot para Ordenador

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir