Análisis de Cities: Skylines (PC, PS4, Xbox One, Switch)

Edificamos y gestionamos la ciudad de nuestros sueños en este completo y divertido simulador urbano.
Cities: Skylines
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
NOTA
8.2
DIVERSIÓN
8.2
JUGABILIDAD
8.2
Análisis de versiones PC, PS4, Xbox One y Switch.

Si hay un género que parece tener el monopolio en PC -pese a algunos intentos un tanto desesperados e infructuosos en consola-, es el de la gestión urbanística. Títulos como SimCity y sucedáneos -como Cities XXL-, intentan, año tras año, y saga tras saga, reinar en un nicho de mercado muy específico, con entregas que parecen -desgraciadamente- evolucionar bien poco más allá del aspecto gráfico. No es que exista una variedad abrumadora, pero sí titanes del género que mantienen dentro de lo que cabe, una suerte de monopolio mediático y comercial bastante difícil de derrocar o cambiar. Bajo este particular panorama, nos llega Cities: Skylines. Cities: Skylines nace a raíz de un conocido juego de gestión de tráfico, llamado Cities in Motion, también de Colossal Order y que sorprendió gratamente a los aficionados hace unos años.

Pese a que no derroca cánones del género, ni es proclive a la reformulación en casi ningún aspecto, Cities: Skylines nos promete frescura en la construcción y gestión de ciudades y es algo que se consigue casi desde el primer contacto que tenemos con el juego.

Una ciudad conectada

Por si hay algún despistado Cities: Skylines nos permite planificar, construir y gestionar la ciudad de nuestras ensoñaciones más urbanitas. El juego de Colossal Order, nos invita a que seleccionemos una enorme extensión de terreno al comienzo de nuestra partida, con características físicas y geográficas únicas, y con una serie de parámetros de recursos completamente diferentes los unos de los otros. Más allá del aspecto visual de los terrenos -que van desde planicies y llanuras de interior, a parajes montañosos, costeros o fluviales-, los niveles de recursos de cada terreno tienen una influencia directa en nuestra partida -esto es, agua, madera, combustible-, otorgándole un aspecto distinto a nuestra gestión y comienzos.

PUBLICIDAD

¿Qué encontraremos una vez nos decidamos por una porción de tierra en concreto -que es por defecto de 1 kilómetro cuadrado, pudiendo ampliarlas poco a poco-? Pues una serie de carreteras y autopistas muy básicas, que servirán de inicio y futuro nexo de unión vertebral para nuestra ciudad. Cities: Skylines facilita enormemente las cosas de cara al jugador, fomentando la comunicación y el tráfico entre distritos y núcleos urbanos. Una vez asfaltemos y creemos una red de calles y carreteras que comuniquen nuestra potencial ciudad con otras, y comencemos a crear circuitos y carriles en mitad de la nada -esto parecerá algo ridículo al principio, lo reconocemos-, estaremos listos para la edificación de barrios, puntos industriales y centros comerciales. Es vital que nuestra red de carreteras sea amplia, y que llegue a muchos lugares del mapa pues son necesarias para poder levantar edificios y casas -y en un futuro, eventuales rascacielos-. Visto de otra forma: si no hay una carretera o calle cerca, no tendremos posibilidad alguna de comenzar la construcción de ningún edificio.

La construcción de una red de carreteras sólida e interconectada entre espacios y zonas, deberá ser nuestra primera prioridad como gestores.
La construcción de una red de carreteras sólida e interconectada entre espacios y zonas, deberá ser nuestra primera prioridad como gestores.

Este requisito evita que el jugador arranque de forma anárquica, y lo posiciona de forma clara a una futura planificación urbanística más sostenible e inteligente. Si nuestras vías de comunicación están claras, los edificios podrán florecer a un lado y a otro, sobre todo si hablemos de un tejido de calles y carreteras complejo y fluido, que favorezca el tráfico y el desplazamiento entre barrios o distritos -algo fundamental y muy novedoso en Cities: Skylines, de hecho-. Una vez tengamos claro este concepto, habrá que ir comenzando a pensar en la dedicación de cada barrio -residencial, industrial o comercial-, pensando también en la canalización de aguas y la alimentación energética de cada zona.

Distritos, tráfico y residuos

Al igual que en SimCity o Cities XXL, los servicios de gestión de residuos, distribución de energía y abastecimiento, son fundamentales en Cities: Skylines. Nuestra ciudad irá creciendo poco a poco, y con ella, los requisitos, necesidades y problemas relacionados con el mantener ciertos suministros y recursos de cara a la población. El título de Colossal Order hace especial hincapié en la contaminación a los más diversos niveles, y la obtención de energía limpia y renovable -algo que los ciudadanos nos reclamarán constantemente-, recomendándonos incluso a emplazar los núcleos industriales y vertederos en las afueras de nuestra ciudad, para evitar quejas por el ruido y la contaminación atmosférica.

Una ciudad modelo. Un núcleo comercial lleno de rascacielos, zonas residenciales y de ocio a las afueras, numerosas carreteras… Al fondo, si os fijáis bien, veréis un parque eólico del que obtener energías renovables.
Una ciudad modelo. Un núcleo comercial lleno de rascacielos, zonas residenciales y de ocio a las afueras, numerosas carreteras… Al fondo, si os fijáis bien, veréis un parque eólico del que obtener energías renovables.

Llegados a este punto, Colossal Order ha querido impregnar a su simulador urbano de un fuerte componente de gestión de tráfico -recordemos que tienen mucha experiencia en este ámbito-, teniendo que poner el jugador en funcionamiento diversos y variados mecanismos para eliminar cuellos de botella, las eventuales retenciones kilométricas o los atascos a las horas de la salida y entrada del trabajo. ¿Cómo? Apoyando el transporte público, creando vías ferroviarias, etc. ¿Entendéis ahora mejor la importancia de las comunicaciones y carreteras en este juego?

Pero quizás la mayor novedad de Cities: Skylines sea aquella que versa sobre los distritos, y nuestra libertad para gestionarlos. Como jugadores, podemos dividir nuestra urbe en distritos y zonas, para así dirigir y equilibrar los recursos de una forma más pormenorizada. Por ejemplo, y tal y como os comentábamos algunas líneas más arriba, podemos focalizar los distintos complejos industriales en una zona alejada, dedicar las zonas más atractivas comercialmente y tranquilas a barrios para familias y decretar distritos centrados en la economía en aquellos centros urbanos plagados de rascacielos y empresas.

Esta característica -la de la gestión individualizada de los distritos- permite que cada ciudad sea única, distinta, y sobre todo, muy realista. Pasaremos horas -sin exagerar ni un ápice- encontrando el equilibrio correcto para nuestra ciudad, viendo como tenemos que gestionar con sumo cuidado nuestros recursos, ajustando nuestros impuestos y alimentando las arcas de nuestro ayuntamiento. Y hay más: podemos legislar barrio por barrio, promulgando distintos incentivos económicos diversos a según qué distritos o accediendo a ciertas prohibiciones que beneficien a los habitantes y ciudadanos -como la del control de la contaminación acústica, dar luz verde a la residencia y tenencia de mascotas o el de espacio libre de humos-.

Los distritos y zonas industriales en ‘Cities: Skylines’, producen toneladas de residuos ambientales. Tendremos que aprender a alejarlas, evitando que sus desechos empañen nuestra atmósfera, lleguen a los ríos que circunvalan y cruzan nuestra ciudad o mol
Los distritos y zonas industriales en ‘Cities: Skylines’, producen toneladas de residuos ambientales. Tendremos que aprender a alejarlas, evitando que sus desechos empañen nuestra atmósfera, lleguen a los ríos que circunvalan y cruzan nuestra ciudad o mol

Cities: Skylines ofrece al jugador una progresión notable que produce un efecto de éxito temprano, pero también la aparición de una enorme ambición a las primeras de cambio. Esto nos motivará a que deseemos una ciudad más grande, más completa y más variada. Una vez hayamos conseguido establecer las necesidades básicas, y tengamos cubiertas cosas como la seguridad -con comisarías, parques de bomberos-, la sanidad -hospitales, gestión de residuos- y la educación -colegios o institutos-, nos veremos rellenando los huecos del ocio y del lujo, con viviendas y parques comerciales destinados a tales fines.

Para acceder a muchos de estos edificios y complejos, tendremos que ir desbloqueando nuevas versiones que permitirán que construyamos en mucho menos espacio, haciendo de nuestra ciudad un lugar más eficiente. Es aquí, cuando nuestro pequeño barrio comienza a parecer una enorme ciudad propia de la costa este estadounidense -por poner un ejemplo-, cuando como jugadores, comenzamos a asimilar la particular grandeza de este simulador. Grandeza, que a tenor del apoyo de la comunidad modder de Steam, parece no tener límites.

Este es el ejemplo perfecto de una barriada residencial en ‘Cities: Skyline’. Es un lugar cómodo, bien comunicado y libre de ruidos y contaminación.
Este es el ejemplo perfecto de una barriada residencial en ‘Cities: Skyline’. Es un lugar cómodo, bien comunicado y libre de ruidos y contaminación.

Un ‘skyline’ que entra por los ojos

A nivel visual, Cities: Skylines se nos presenta como un videojuego minimalista, práctico y en cierta manera, atractivo técnicamente. Decimos que es minimalista porque, al contrario que otros simuladores más ortodoxos, nos encontramos con una interfaz clara, cómoda e intuitiva. No se obsesiona por ofertar decenas de menús desplegables. No. Cities: Skylines intenta aglutinar todo el flujo de trabajo y de opciones de juego en apenas una docena de iconos diferentes -y reconocibles-, evitándonos continuos y agotadores devaneos por la interfaz durante nuestras partidas. Además, como os comentábamos, artísticamente luce bastante bien.

El motor gráfico tridimensional se comporta de forma excelente incluso en las distancias cortas, mostrándonos con gran detalle y capas de texturizado edificios, coches y numerosos vehículos -y sus numerosos ruidos-, así como decenas de personas que pasean y disfrutan de su vida en la ciudad. Y es esa, precisamente, la mejor definición que se le puede dar a Cities: Skylines: destila vida.

‘Cities: Skyline’ hace gala de un motor gráfico bastante notable. La distancia de dibujado es enorme, con efectos climatológicos muy lustrosos.
‘Cities: Skyline’ hace gala de un motor gráfico bastante notable. La distancia de dibujado es enorme, con efectos climatológicos muy lustrosos.

Cities: Skylines así mismo, trae consigo numerosos efectos gráficos -su motor de simulación climatológica es muy notable- y usos de diversos filtros que consiguen transmitir sensaciones parecidas a las de una maqueta, con esa especial muestra de desenfoque y miniaturización de elementos -que está muy de moda en determinados círculos fotográficos profesionales-. Cities: Skylines para nuestro placer, cuenta con una traducción bastante decente al castellano.

Para el análisis, hemos usado un equipo ataviado con un i7 de a 2,3 GHz, 8 GB de RAM DDR3 y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 840, con todos los requisitos al máximo y en resoluciones altas -entre 1080 y 1440p- sin problemas de rendimiento, salvo en contadas ocasiones. Así mismo, hicimos varias pruebas con la tarjeta gráfica integrada de nuestro portátil, una Intel HD 4000 de 1GB de RAM, que demostró ser solvente, pero que nos obligó a recortar varias características gráficas en la configuración del juego. En cualquier caso, lo repetimos: hablamos de un juego versátil y muy escalable, que no debería dar problemas en la mayoría de ordenadores actuales.

En la imagen, podéis apreciar el llamado ‘filtro de maqueta’, que aporta una miniaturización extra, añadiendo desenfoque y ciertos trucos visuales para conseguir el efecto.
En la imagen, podéis apreciar el llamado ‘filtro de maqueta’, que aporta una miniaturización extra, añadiendo desenfoque y ciertos trucos visuales para conseguir el efecto.

Conclusiones finales

Cities: Skylines de Colossal Order, ha llegado pisando fuerte. Estamos ante un título muy divertido, accesible y sobre todo muy original y fresco, algo que consigue darle cohesión a su propuesta a través de unas mecánicas fáciles de entender y poner en práctica. En pocos segundos estaremos asfaltando carreteras, edificando bloques y viviendas y poniendo en marcha una fuerte industria. Y el éxito, si lo hacemos bien y sabemos gestionar nuestros recursos, vendrá solo.

El nivel de detalle de nuestras ciudades es alto, pese a que quizás la variedad de edificios no sea abrumadora.
El nivel de detalle de nuestras ciudades es alto, pese a que quizás la variedad de edificios no sea abrumadora.

Quizás no sea el mejor simulador urbano -a fin de cuentas, hay varios titanes y versiones en el género, algunas con varios años a sus espaldas y bastante más completas-, y /b>puede que se quede falto en opciones, pero creemos que son características que bien podrían suplirse gracias al apoyo de la comunidad de jugadores y mods a través de plataformas digitales como Steam. En cualquier caso, Cities: Skylines es un juego de construcción y simulación urbana notable, dotado de una gran capacidad de abstracción, capaz de encandilar a cualquier aficionado al género.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC, PS4, Xbox One y Switch

Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Análisis
2021-11-24 15:47:00
Final Fantasy V regresa con una cuidada remasterización que se convierte automáticamente en la opción ideal para descubrir o revivir este clásico de la veterana saga de Square Enix.
Lamentum - Análisis
Lamentum - Análisis
Análisis
2021-11-23 11:42:00
Si echáis de menos el survival horror clásico y os gusta la estética pixel art, no os perdáis este interesante juego español.
Ruined King: A League of Legends Story - Análisis
Ruined King: A League of Legends Story - Análisis
Análisis
2021-11-22 09:28:00
Los creadores de Battle Chasers: Nightwar adaptan personajes e historias de League of Legends a un divertido juego de RPG que busca expandir la licencia.
Pokémon Diamante Brillante / Perla Reluciente - Análisis
Pokémon Diamante Brillante / Perla Reluciente - Análisis
Análisis
2021-11-17 15:00:00
Los remakes de las entregas de cuarta generación que llegan a Switch replican los juegos de Nintendo DS ofreciendo un JRPG accesible y cargado de contenido.
Plataformas:
PC Xbox One PS4 Switch

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.2
  • Fecha de lanzamiento: 10/3/2015
  • Desarrollo: Colossal Order
  • Producción: Paradox Interactive
  • Distribución: Steam
  • Precio: 27,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.43

PUNTÚA
Cities: Skylines para Ordenador

34 votos
#90 en el ranking de Ordenador.
#109 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Cities: Skylines para Xbox One

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
COMUNIDAD
9.02

PUNTÚA
Cities: Skylines para PlayStation 4

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 14/9/2018
  • Desarrollo: Colossal Order
  • Producción: Paradox Interactive
  • Distribución: eShop
  • Precio: 39,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Cities: Skylines para Nintendo Switch

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir