Análisis de Glory Days 2 (NDS)

Recordando gloriosas épocas pasadas, Ghostlight nos ofrece un título bélico de aviación para nuestra portátil con un indudable sabor añejo.
Glory Days 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
9
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión NDS.

Hará ya un par de años salió a la venta para la veterana Game Boy Advance un título de aviación que respiraba aires de recreativas de tiempos pretéritos. Juegos como Defender o el mítico Choplifter eran referencias muy claras a la hora de analizar y juzgar a Glory Days, y precisamente este hecho era uno de sus encantos, a la vez que uno de sus principales defectos, ya que, a pesar de ser un juego de bastante calidad, pecaba de una falta de originalidad en todos los aspectos que eclipsaba sus múltiples cualidades. Esta vez, Ghostlight nos ofrece un título que, de nuevo, rezuma nostalgia por todos lados. Pero eso sí: con los alicientes suficientes para que, esta vez, Glory Days 2 se convierta un título que brille por sí solo en el amplio catálogo de Nintendo DS.

Tres pilotos, tres épocas... Tres guerras.
En Glory Days 2 nos meteremos en tres conflictos bélicos diferentes, siguiendo una línea cronológica que nos llevará desde la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad, tomando parte en ellos dentro de la piel de tres pilotos norteamericanos. El argumento del juego es bastante nimio, todo hay que decirlo, pero lo seguiremos de una manera bastante original: a través de la supuesta correspondencia entre los susodichos pilotos y sus respectivas familias. En esa correspondencia se nos relatará el día a día del campo de batalla y las vivencias y los sentimientos de los soldados, todo aderezado con un patetismo bastante pronunciado, muy propio de títulos bélicos, como es el caso. Sin poner en tela de juicio las implicaciones sociales y políticas que dejan traslucir algunos de estos textos, las cartas en sí no dejan de ser una mera excusa para establecer un patrón argumental bastante simplón, y poco más.

PUBLICIDAD

Una vez dentro del campo de batalla, veremos que éste está claramente dividido en dos zonas. En el extremo izquierdo del campo está situada la base operacional enemiga, y en el extremo opuesto encontraremos nuestra propia base. Nosotros controlaremos una de las naves con las que cuenta el juego, dependiendo de la que se nos encomiende para cada misión. En ocasiones, controlaremos helicópteros, mientras que en otras controlaremos aviones de diferentes tipos. Con los helicópteros tendremos mayor maniobrabilidad, a la vez que podremos recoger civiles en el campo de batalla y llevarlos a nuestra base, o recoger soldados de nuestro ejército y situarlos en diferentes puntos del terreno, sea aterrizando sobre algún punto del escenario, sea por medio del lanzamiento de los soldados desde el aire mediante paracaídas. Por otra parte, los aviones serán mucho más rápidos, y podrán situar señuelos para los bombarderos y los aviones de transporte de paracaidistas, pero serán más complicados de manejar, y no podremos virar tan rápido con ellos como al pilotar los helicópteros, ya que contarán con una inercia mucho mayor que, en más de una ocasión, nos jugará malas pasadas.

Dentro del campo de batalla, los ejércitos de uno y otro bando avanzarán sin descanso hacia el bando opuesto. Dispondremos de soldados y tanques manejados por la máquina que avanzarán posiciones en el mapa y combatirán contra toda unidad enemiga con la que se encuentren a su paso. También contaremos con unidades especiales en algunas misiones, como todo-terrenos equipados con lanza-misiles dirigidos, bombarderos y aviones de carga, ambulancias para recoger rehenes, o los preciados camiones de suministro, que permitirán recargar nuestra vida y nuestras armas simplemente sobrevolando el terreno por encima de ellos. Los misiles y bombas con los que contaremos serán muy limitados, y, a no ser que dispongamos de vehículos de suministros, deberemos de volver cada dos por tres a nuestra base para recargar munición, así como la vida que podamos haber perdido durante la batalla.

Nuestros soldados de a pie, así como los del ejército enemigo, podrán tomar posesión de los diferentes búnkeres que hay dispersos por todo el mapa, para así establecer bases provisionales desde las que retener mejor el avance de nuestros enemigos. En caso de tratarse de búnkeres enemigos, nuestro objetivo será bombardearlos con precisión para detener el avance enemigo, ya que los búnkeres no sólo dan una posición estratégica dentro del campo, sino también un aporte económico al ejército poseedor importante, y poder, así, tomarlos bajo nuestro mando, beneficiándonos de todas sus ventajas.

Para aumentar nuestras posibilidades económicas, y así poder mejorar nuestro ejército, aumentando el número de unidades del mismo, podremos también recoger los civiles que circulan por el terreno de combate. Esto puede resultar francamente complicado en algunos casos, ya que al posarnos en el suelo para recoger civiles quedamos en una posición totalmente indefensa, y nuestros enemigos tienen una puntería excelente. Además, si nuestro ejército mata a algún civil en combate se nos impondrá una sanción monetaria, con lo que será muy recomendable recoger primero todos los civiles del campo antes de mandar a nuestro ejército a combatir.

Para observar el avance de nuestras tropas y de las del ejército adversario, contaremos con un esquema del mapa en el que se nos marcarán las posiciones de los búnkeres propios y del enemigo, así como de las naves de ambos ejércitos. También podremos ver el avance de las tropas de cada facción, gracias a dos líneas de colores que avanzarán y retrocederán según lo hagan las unidades de los ejércitos enfrentados. Estas líneas serán de color rojo, para el ejército enemigo, y azul, para el que controlaremos nosotros.

Podremos controlar el juego tanto mediante la cruceta y los botones, a la manera tradicional, como mediante la pantalla táctil, manejando el avance de nuestra nave con el stylus, pulsando en nuestra pantalla táctil en la dirección que deseemos que se mueva, y disparando mediante las direcciones de la cruceta, en caso de manejar el stylus con la mano derecha, o con los botones frontales de la consola, si lo cogemos con la izquierda. Mediante el botón R desplegaremos el menú de selección de unidades, una de las funciones puramente estratégicas del título. Mediante este menú podremos seleccionar qué unidades mandar al campo de batalla, eso sí, siempre teniendo en cuenta nuestras posibilidades económicas, primero, y que no podemos lanzar sin más equipos de soldados o unidades de forma masiva, ya que de esta manera estamos haciendo de todos ellos un blanco fácil para los misiles o bombas de tanques y helicópteros enemigos.

Las opciones de juego no son muchas: podremos combatir contra nuestros adversarios en el Modo Campaña, o en misiones individuales personalizadas, en el Modo Batalla. El Modo Campaña de Glory Days 2 no es excesivamente largo: las dieciséis misiones de las que consta el juego apenas nos durarán unas pocas horas. Por otro lado, en el Modo Batalla podremos elegir un terreno entre los ocho escenarios con lo que cuenta el juego, y disponer la batalla como deseemos, pudiendo elegir, entre otras opciones, la nave que utilizaremos, las condiciones climáticas durante el combate o la disponibilidad monetaria de ambos ejércitos, así como el número de naves aliadas o enemigas con las que lidiaremos en el terreno. Desde luego, esta modalidad de juego paliará la corta duración del Modo Campaña, ya que cuenta con un amplio abanico de opciones de juego y de posibilidades diferentes de combate en diferentes entornos bajo circunstancias diversas.

El Modo Multijugador del título es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. Contaremos con dos posibilidades de juego multijugador: por una parte, podremos enfrentarnos contra otro jugador en duelos de uno contra uno, controlando cada uno a una de las facciones enfrentadas; por otro lado, podremos combatir en un mismo terreno hasta ocho jugadores a la vez, cuatro en cada bando, pilotando cada uno una de las naves del juego. Este modo de juego es, sin duda, el que más opciones de diversión ofrece, pero es una lástima que todos los jugadores deban tener una tarjeta del juego para poder disfrutar de él, cosa que limita mucho las posibilidades del título en este aspecto.

Apartado técnico.
Los gráficos de Glory Days 2 beben directamente de su antecesor de Game Boy Advance, así como, como ya hemos indicado, de algunos grandes títulos bélicos para recreativa, como el genial Choplifter. Personajes y vehículos de pequeño tamaño y un nivel de detalle bastante bajo se desplazan por un escenario totalmente desarrollado en dos dimensiones. En ocasiones, el pequeño tamaño de los personajes y el diseño de los mismos, siendo éstos demasiado parecidos en algunos casos, harán que nos sintamos confundidos respecto a la acción del juego a nuestro alrededor. Eso sí, los fondos y el entorno están magníficamente desarrollados, así como algunos efectos del mismo, como las condiciones meteorológicas o los efectos de luz para las diferentes horas del día.

Por otra parte, la banda sonora y los efectos de sonido son excepcionales. En algunos casos, nos parecerá mentira que se trate de un juego para la portátil de Nintendo. La banda sonora está llena de temas épicos perfectamente adecuados al ambiente bélico del que hace gala el título, con una excelente orquestación de los temas y una perfecta implantación de los mismos en cada uno de los momentos del juego, sea dentro de los menús de inicio y opciones del mismo, como dentro de la batalla propiamente dicha. Por otro lado, los efectos de sonido muestran un amplio repertorio de explosiones, ruidos y voces que meterán al jugador de lleno en la acción, sin darle opción a evadirse de ella ni por un sólo momento.

El juego tiene una jugabilidad fantástica, aunque al principio nos será un poco complicado hacernos al manejo de las diferentes naves del juego. Pronto veremos la superioridad del manejo a través de la pantalla táctil sobre el control tradicional, debido, fundamentalmente, al hecho de que, según vayamos avanzando en el juego, deberemos ir poniendo en juego unidades de tierra mientras vamos manejando nuestra nave, cosa para la que, sin duda, el control táctil es mucho más rápido y práctico. La pantalla superior de la consola la utilizaremos para seguir el avance de nuestra nave en el terreno de batalla, centrando la cámara sobre la misma, y acercándola o alejándola según nos acerquemos o alejemos del suelo. Así, si nos elevamos, veremos una porción mayor del terreno, aunque nos será más difícil apuntar con precisión. Por otra parte, en la pantalla táctil podremos elegir qué porción del terreno visualizar, para poder ir siguiendo el combate en tierra a tiempo real, mientras, por otro lado, vamos utilizando el menú de tropas para sacar a soldados y vehículos al combate.

Conclusión.
Glory Days 2 es un juego que combina acción y estrategia en justa medida. Es cierto que, sobretodo a partir de la segunda mitad del juego, la dificultad crece de manera desmesurada, cosa que nos llevará a repetir las últimas misiones varias veces antes de descubrir la estrategia que nos llevará a la victoria en las mismas. Por otro lado, la corta duración del Modo Campaña resta muchos puntos al título. Pero, por otra parte, su más que notable apartado técnico y un impresionante Modo Multijugador hacen de él un título muy a tener en cuenta. Quizás se basara, en principio, en glorias pasadas de tiempos pretéritos, pero sin duda, Glory Days 2 es un título que, a día de hoy, brilla con luz propia dentro del catálogo de nuestra portátil.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Género/s: Shoot'em up / Shooter
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: Octubre 2007
  • Desarrollo: Ghostlight
  • Producción: Ghostlight
  • Distribución: Planeta DeAgostini Interactive
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Online: +12
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Glory Days 2 para Nintendo DS

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir