Vandal

Análisis de Baten Kaitos (GameCube, NDS)

En un mundo donde el mar y la tierra son sólo viejas leyendas del pasado, tiene lugar una aventura épica que mostrará a sus protagonistas quiénes son en realidad.
·
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.7
NOTA
9.3
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones GameCube. La versión o versiones NDS todavía no salen.

La esencia magna
El juego gira en torno a unas cartas llamadas Magnus. Estas cartas capturan la esencia de las cosas, y sirven para todo. Pueden ser armas, escudos, alimento e incluso agua o fuego, por poner tan sólo algunos ejemplos. Y es que en este título no llevaremos objetos de ningún tipo, salvo Magnus. De este modo, los combates contra las criaturas salvajes y enemigos se realizan con un sistema de cartas, algo que no suele traspasar las fronteras niponas. Esta variante de los juegos de rol con combates por turno está bastante extendida en Japón, pero a Europa (e incluso Estados Unidos) los títulos que se basan en este sistema de juego son una grandísima excepción, lo que les ha ido creando cierta fama de sosos, lentos y difíciles.

Sin entrar a discutir si esta reputación es merecida, debemos señalar que los combates de Baten Kaitos son de un dinamismo sorprendente. En el turno de ataque debemos seleccionar cartas de nuestra mano (tendremos más variedad cuanto más hayamos evolucionado a nuestros personajes) que sean de ataque, o bien optar por recuperar energía usando algún objeto o alimento, por ejemplo. Podremos seleccionar varias cartas, y causaremos daño extra si hacemos parejas o tríos o bien escaleras (ascendentes o descendentes) con la valencia de las cartas. Puede parecer algo complicado, pero la sensación de estar perdido y no saber muy bien qué hacer se supera tras dos o tres combates, ya que por suerte los primeros enemigos son muy asequibles. En el turno de defensa tendremos que ser muy rápidos y seleccionar las cartas apropiadas antes de ser atacados para reducir el daño; al igual que en el ataque, las parejas o tríos y escaleras ayudan a inclinar la balanza a nuestro favor.

PUBLICIDAD

A esto debemos añadir otro componente estratégico esencial: los elementos. Algunas cartas Magnus están asociadas a los elementos, y estos funcionan por opuestos, de manera que el fuego neutraliza (en defensa) o causa mayor daño (en ataque) al agua; la luz a la oscuridad; y el viento al tiempo (llamado cronos en el juego)... y, por descontado, sucede lo mismo al contrario en cada uno de los casos. Poco a poco iremos dominando estas variables y percibiremos cómo la tabla que tras cada turno nos muestra el daño, el nivel de defensa, y toda la información imaginable ralentiza un poco el ritmo de los combates, pero basta pulsar el botón A para que no esté ni un segundo en pantalla; en definitiva, nada importante.

Con estas variantes más o menos bien asimiladas, nuestras posibilidades de victoria se incrementarán exponencialmente, ya que la productividad de nuestras cartas será superior a la normal y quizá nos ahorremos exponernos ante el enemigo sin posibilidad de responder al apurar nuestras posibilidades y no tener que barajar el mazo de cartas al agotarlas todas. Claro está, los combates también se van haciendo más complejos, y habrá que ser capaz de estar atento y prever las cartas que necesitaremos. Estas cartas se integran totalmente en el desarrollo de la historia, pero de manera pausada, ya que el juego nos sitúa después de que Kalas haya tenido un pequeño incidente y no recuerde ciertas cosas.

De hecho, las Magnus son tan importantes que tan sólo con cinco cartas especiales se consiguió derrotar y confinar, hace mucho tiempo, al dios del caos Malpercio. Pero parece que ahora se acercan tiempos oscuros y con ellos incluso los cinco continentes, que representan a su vez a cinco cetáceos mitológicos, corren peligro de desaparecer, pues ya en la ancestral batalla contra el dios maligno tanto la tierra firme como el océano fueron destruidos, y los habitantes del mundo debieron vivir en los cielos, en los continentes flotantes.

Los tipos básicos de Magnus son de combate, de campo (a diferencia de las anteriores, se gastan), de equipamiento (exclusivos para cada personaje, y sólo se puede llevar una al mismo tiempo), y las multiusos, que son cartas en blanco sobre las que capturamos la esencia magna de las cosas; al usarlas, quedan en blanco de nuevo. Como ya hemos indicado, en combate es esencial la valencia de las Magnus, un número que va del 1 al 9 y que sirve para conseguir bonificaciones y potenciar nuestro ataque o nuestra defensa. Además, avanzado el juego, podremos conseguir cartas con varias valencias, por lo que la combinatoria aumentará. Tenemos también las Magnus que cambian cuando están en el mazo o la reserva, como pueden ser las plantas, o el alimento (en ocasiones, a peor) e incluso el hielo se puede derretir y convertirse en agua mientras lo tenemos en una Magnus.

Más sorprendente puede ser el ejemplo de la leche, que puede convertirse en queso si pasa el tiempo necesario. Lo que abre todo un mundo de posibilidades es el probar combinaciones entre cartas, para modificarlas y obtener nuevos objetos o mejorarlos (por ejemplo, combinando un pez y fuego). Es también importante insistir en que las cartas que cambian pueden ver modificada su utilidad: unos plátanos verdes son un arma; maduros recuperan puntos de vida; el bambú tierno es alimento, pero maduro es un arma. Y estos son sólo unos pequeños ejemplos: hay muchas posibilidades para investigar en cada mazo. Hay que señalar que la cantidad de Magnus multiusos que obtengamos será bastante limitada, así que habrá que pensar bastante bien qué esencia de qué cosa capturamos, ya que su uso es esencial para avanzar en el juego y resolver multitud de misiones y puzzles.

Daniel Escandell
Escribiendo en Vandal desde 2003. En el mundo de los videojuegos desde que pudo trastear con BASIC, rebobinar con un boli casetes para Spectrum y soplar en cartuchos de una Game Boy. Cree que el auténtico poder de la nube es la lluvia.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-10-17 14:20:00
Nintendo vuelve al exergaming apostando por un videojuego que se controla a base de fuerza muscular y de correr, y que convierte al jugador en un mando.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-15 09:46:00
Un tercer episodio de la genial saga de rol de Falcom que nos acerca al final de la aventura, con un sistema de combate más pulido que nunca.
Análisis
2019-10-14 17:00:00
Una de las obras cumbres de la generación se estrena en Nintendo Switch con una inesperada y milagrosa conversión.
Análisis
2019-10-14 13:04:00
Un juego de puzles distinto y bastante ameno que resulta tan curioso como disfrutable.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +12
Plataformas:
GameCube NDS
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
9.3
Desarrollo: Namco
Producción: Namco
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 2 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD
8.84

PUNTÚA
Baten Kaitos para GameCube

247 votos
Ficha técnica de la versión NDS
Desarrollo: Namco
Producción: Namco
COMUNIDAD
8.61

PUNTÚA
Baten Kaitos para Nintendo DS

23 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.
Flecha subir