Vandal

Análisis de Mario & Luigi: Superstar Saga (Game Boy Advance)

Daniel Escandell ·
Tras la leyenda de las siete estrellas y una aventura de papel, Mario regresa a un género que le ha sido tan afortunado como el de las plataformas, y se hace acompañar de su hermano Luigi para rescatar, por enésima vez, a Peach. Pero esta vez, las cosas serán diferentes.
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
NOTA
9.8
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
10
Análisis de versión Game Boy Advance.

Desde que conocimos la faceta más aventurera de Mario en la dorada época de los 16bits de mano de Square (por desgracia, el título, debido a -digamos- discrepancias entre las compañías, no fue distribuido en Europa) en Super Mario RPG, el fontanero no se ha prodigado mucho en el mundo de los combates por turnos. De hecho, Paper Mario, creado por el estudio interno de Nintendo Intelligent Systems fue el regreso al género sobre los circuitos de Nintendo 64, siendo considerado de manera tácita como la continuación no-oficial de ese clásico que sólo pudimos disfrutar de importación. Paper Mario fue un gran juego que llegó en los últimas días la ya veterana consola de Nintendo, y que tenía un carácter propio: diseño jugable y estético le hacían especial y muy diferente a lo que ya conocíamos. Mario & Luigi: Superstar Saga no iba a ser menos.

Nueva entrega, nuevas aventuras

Y ahora, en las puertas de las navidades de 2003, nos llega de la mano de Alphadream (los creadores de Tomato Adventure) en lanzamiento cuasi-mundial, la tercera entrega de estas aventuras, esta vez para la consola portátil de Nintendo: Game Boy Advance. Si levantamos un poco la mano, y admitimos que estos títulos conforman una trilogía, veremos que las diferencias entre las anteriores entregas eran notabilísimas, y ésta no iba a ser la excepción. Nos encontramos con un videojuego que nos va a permitir controlar a dos personajes simultáneos (como habréis imaginado, Luigi y mario) a través de una larguísima aventura, y en un mundo original y extraño hasta las últimas consecuencias... naturalmente, esto influye (¡y cómo!) en la sorprendente jugabilidad que salta ante nosotros nada más empezar a jugar.

PUBLICIDAD

El jugador controlará a Mario y a Luigi simultánea e indistintamente en un mundo lleno de plataformas que se nos ofrece desde una perspectiva superior. ¿Plataformas? ¿Pero esto no era un RPG? Pues sí, pero esta vez también deberemos controlar de manera magistral el arte del plataformeo mientras nos desplazamos por el mundo de Mario & Luigi, empezando desde el básico y simple salto, para acabar en movimientos combinados que requerirán coordinación y destreza al jugador. De este modo, combinando las habilidades de los dos hermanos, lograremos saltar más alto, o desplazarnos a más distancia y, si nos hacemos con objetos determinados, como el martillo, podremos abrir lugares antes inaccesibles o enfrentarnos a nuestros enemigos con nuevos recursos que ampliarán nuestras posibilidades de victoria. Cabe señalar, además, que las características de ambos personajes están muy bien definidas, es decir, no sólo nos encontraremos con do!s personajes diferentes en cuanto a su actitud, sino en lo referente a sus posibilidades dentro del juego; y no, no estamos hablando de las típicas estadísticas (que también las hay y, todo sea dicho, nos permiten cierto grado de personalización cada vez que aumentamos el nivel de experiencia), sino de que las habilidades de Mario no serán las mismas que las de Luigi, por lo que tendremos que combinar astutamente el uso de los personajes para lograr avanzar en el juego.

El esquema de control básico es de una sencillez pasmosa y, al mismo tiempo, nos permite muchísimas posibilidades. Controlaremos a uno de los dos personajes, y el otro seguirá sus pasos; el principal saltará con el botón A y el secundario con B. Ya está. Durante nuestros primeros pasos en la aventura no necesitaremos mucho más... de hecho, nada más. Cuando consigamos más objetos y habilidades, bastará pulsar L o R para alternar entre ellas, abriéndose así todo el abanico de posibilidades de manera muy directa, sin complicaciones. ¿Limitado? En absoluto. ¿Sencillo? Mucho, y muy accesible. De hecho, dada la combinación de plataformas y RPG, el esquema de control no podría haber sido más acertado, y a la hora de entrar en combate, se adapta perfectamente.

La verdad es que los combates son, efectivamente, tan sencillos de afrontar como los movimientos plataformeros. Las luchas son una combinación de los clásicos combates por turnos y con menús de los RPG tradicionales, junto con la dosis exacta de coordinación y habilidad requerida en un action-RPG, pues parte de nuestro éxito en el ataque (básicamente, saltar sobre el enemigo) consistirá en apretar el botón en el momento oportuno. Pero hay más. Podremos usar ataques combinados, en los que habrá que pulsar una serie de botones en el momento preciso, con lo que lograremos que Mario y Luigi combinen sus fuerzas para lanzar un ataque mucho más poderoso; y si esto nos parece poco, todavía nos quedarán todos los objetos posibles, como el citado martillo, de gran utilidad en combate; amén del intercambio de ayudas entre ambos. Por si todo esto fuera poco, no bastará con pulsar repetidamente el botón A hasta ganar el combate habiendo su!frido daños mínimos: podemos y debemos esquivar los ataques de nuestros rivales, en lo que es otra situación perfecta para demostrar nuestra habilidad. La combinación de plataformas, action-RPG y RPG tradicional en los combates hace que estos nunca aburran al jugador experimentado y, al mismo tiempo, sean accesibles a los neófitos en la materia.

Tal vez el desarrollo pueda parecer confuso en un primer momento dada la profunda heterogeneidad que lo caracteriza, o un tributo demasiado evidente a Paper Mario, pero los programadores se han preocupado tanto de crear algo fresco, como de dotarle de una curva de dificultad ajustadísima y enseñar al jugador cómo se hacen todas las acciones según las vaya necesitando.

Bowser secuestra a Peach, y entonces...

Nada. Nada, porque alguien ha convertido las palabras de la princesa Peach en explosivos (en el sentido más literal imaginable), por lo que el malvado que todos conocemos y adoramos no puede llevarse a la princesa sin riesgo de que su propio castillo sea destruido por la voz de la inocente dama en peligro. Visto lo visto, Bowser, Luigi y Mario (algunos con más voluntad que otros) se ven embarcados en la aventura que les llevará a restituir la voz de Peach... pero esto es apenas el principio de las -aproximadamente- 30 horas de juego estimadas, pues pronto nos encontraremos que en el estrambótico mundo en que estamos, la historia no podía quedarse atrás.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-05-27 09:46:00
Guilty Gear se estrena en Nintendo Switch con dos juegos imprescindibles para los amantes de la lucha.
Análisis
2019-05-26 17:02:00
Una de las grandes obras maestras de los videojuegos se hace portátil con una conversión mejorable y un tanto descuidada.
Análisis
2019-05-24 15:00:00
El miedo vuelve a explorar el arte en un título con bastantes altibajos.
Análisis
2019-05-24 10:22:00
La precuela de Resident Evil llega a Nintendo Switch con una buena remasterización.
Análisis
2019-05-23 10:21:00
Uno de los mejores remakes y survival horror de la historia se hace portátil con una buena conversión para Nintendo Switch.
Análisis
2019-05-22 16:17:00
Los creadores de Stories Untold nos regalan una sólida aventura de rompecabezas con un estilo jugable único capaz de atraparnos en su historia de ciencia ficción desde el primer momento.
Género/s: Rol
PEGI +3
Plataformas:
Game Boy Advance
También en: WiiU
Ficha técnica de la versión Game Boy Advance
ANÁLISIS
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 39.95 €
Jugadores: 1
Formato: Cartucho
Textos: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA
Mario & Luigi: Superstar Saga para Game Boy Advance

Flecha subir