Vandal

Análisis de Donkey Kong Country (Game Boy Advance)

Vuelve el mono más famoso de Nintendo, que se convirtió en estrella de nuevo con Rare, en un remake de su primera aventura en Super Nintendo.
David Pérez Martínez ·
Actualizado: 15:07 5/12/2018
GRÁFICOS
7
SONIDO
9
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9.2
JUGABILIDAD
9.2
Análisis de versión Game Boy Advance.
Un poco de historia...
Corría el año 1981, los videojuegos estaban prácticamente en su más tierna infancia y los adolescentes abarrotaban los salones recreativos en búsqueda de nuevos juegos que años después serían clásicos. Ese mismo año dos protagonistas compartían gloria y fama de una de las más laureadas recreativas. Donkey Kong se presentaba en sociedad y con él a Mario y Donkey. Los años pasaron lentamente y con ellos el salto al estrellato de Mario, mientras que Donkey se tenía que conformar con papeles secundarios en secuelas de su juego... Pero el destino nos guarda sorpresas, y exactamente 13 años después del primer Donkey Kong, éste regresaría en un juego propio llamado a convulsionar el mundo de las videoconsolas y alzar el listón de calidad a límites desconocidos hasta ese momento.

La elegida para acoger en sus tibios circuitos a la nueva aventura del gorila sería la mítica SNES y la encargada de darle vida ni más ni menos que la gloriosa Rare, conocida en sus inicios como Ultimate y capitaneada por los hermanos Stamper, dos visionarios del entretenimiento lúdico curtidos en el mundo del Spectrum. Esta vez el juego sería un plataformas y su título Donkey Kong Country, DCK para abreviar. Las primeras imágenes del juego comenzaron a llegar y los ojos de los aficionados de medio mundo no daban crédito. Aquello era mucho más grande que cualquier otra cosa vista hasta la fecha. Rare utilizó los más modernos medios disponibles y construyó la base gráfica del juego sobre un sistema de gráficos prerenderizados en estaciones de trabajo SGI y una técnica de modelado denominada ACM. El resultado era devastador, parecía imposible que una consola con solo 256 colores en pantalla fuera capaz de mover semejantes gráficos.

Unos sprites perfectamente animados y con una sensación de volumen increíble se movían como la seda sobre fondos con colores y matices nunca vistos antes, cielos con perfectos degrados que cambiaban su tonalidad conforme anochecía, tormentas con relámpagos que iluminaban en destellos las gotas de lluvia que cruzaban nuestros atónitos ojos. Cientos de detalles que ahora me sería imposible describir. Y como es inevitable el curso de los años siguió de nuevo, y esta vez han pasado nueve hasta el día en que nos encontramos. Con GBA en el mercado y su política de lanzar remakes de los más afamados títulos de SNES no era disparatado pensar que tarde o temprano DKC volvería a la vida en nuestras portátiles, y así ha sido.

El desarrollo
Donkey en esta ocasión no está solo, en su compañía se encuentra un pequeño y simpático mono llamado Diddy. Por cuestiones del destino la reserva de plátanos de nuestros dos amigos primates ha sido vilmente usurpada por una infame banda de reptiles capitaneada por King Rool, y esto no puede quedar así...

A lo largo de seis mundos tan diferentes y tan variados como una húmeda jungla, minas abandonadas, oscuras cavernas, helados glaciares o industrias químicas, y divididas en 101 fases, DKC pone a nuestra disposición un largo viaje en pos de recuperar nuestro ansiado tesoro. Saltar de árbol en árbol, balancearnos en una liana mientras esquivamos peligrosas abejas o eliminar enemigos no nos supondrá ningún problema de control. Con solo dos botones tendremos prácticamente controladas la totalidad de acción de los protagonistas. Saltar será la acción más utilizada durante todo el juego, tanto para esquivar las múltiples trampas y precipicios que pueblan los escenarios como para acabar con los pesados e insistentes enemigos que en ningún momento se cansan de acosarnos; el botón B se reserva para realizar un movimiento de rodar por el suelo útil para acabar con algunos enemigos y si lo mantenemos pulsado correr. Como podéis ver, un control simplista y útil que además funciona a la perfección.

PUBLICIDAD

Por ultimo, con el botón L realizaremos la acción de cambiar el personaje que controlamos. La diferencia entre controlar a uno y otro son realmente mínimas: Donkey se muestra más fuerte contra los enemigos mientras que Diddy es ligeramente más ágil, si bien es cierto que realmente es más una cuestión psicológica que práctica, ya que aunque controlar a Kong nos da más seguridad al eliminar a grandes cocodrilos bípedos de igual manera puede hacerlo su compañero sin mayor problema. Y hablando de enemigos cabe destacar la gran cantidad de éstos que encontraremos en nuestro camino, y que nunca cesan en su trabajo de amargarnos la vida. Reptiles de todo tipo, desde simples serpientes a grandes cocodrilos, molestas avispas que con solo rozar nos harán perder una vida, buitres, topos, armadillos y cualquier bicho imaginable no dudará en atacarnos.

Fases en antiguos templos abandonados, viajes a las profundidades del mar montados en un pez espada, recorrer las intricadas plataformas de una zona industrial esquivando las llamas o vertiginosas fases montados en una vagoneta mientras a toda velocidad nos deslizamos por decrépitos raíles, contrastan con paseos por la cumbre de un glaciar haciendo de nuestra aventura un bagaje de situaciones distintas que nunca cae en la monotonía.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Monkey Barrels - Análisis
Análisis
2019-12-12 10:08:00
Good Feel se libera con este simpático run & gun para Nintendo Switch.
Shovel Knight Showdown - Análisis
Análisis
2019-12-11 18:29:00
Los carismáticos personajes de Shovel Knight se disponen a darse de palos en una curiosa y completa expansión cargada de problemas.
Neverwinter Nights: Enhanced Edition - Análisis
Análisis
2019-12-11 09:51:00
Regresamos a los Reinos Olvidados con esta nueva remasterización de Beamdog basada en el apasionante y enorme mundo de Dungeons & Dragons y que nos ofrece todo el contenido lanzado hasta la fecha en forma de expansiones y ampliaciones.
Shovel Knight: King of Cards - Análisis
Análisis
2019-12-09 16:08:00
Yacht Club Games se despide de su juego estrella con su mejor y más ambiciosa expansión.
SaGa Scarlet Grace Ambitions - Análisis
Análisis
2019-12-09 12:36:00
La versión mejorada de SaGa Scarlet Grace llega a Occidente con un sistema de lucha original y muy entretenido para fans de la estrategia.
Life is Strange 2 - Análisis
Análisis
2019-12-08 16:08:00
Dontnod arriesga, alejándose del primer juego y dando un paso más al lanzar un mensaje social, en un título que emociona pero que tiene aspectos mejorables.
Plataformas:
Game Boy Advance
También en: WII WiiU 3DS
Ficha técnica de la versión Game Boy Advance
ANÁLISIS
8.5
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 39 €
Jugadores: 1-4 Multicartucho
Formato: Cartucho
COMUNIDAD
8.22

PUNTÚA
Donkey Kong Country para Game Boy Advance

91 votos
Flecha subir