Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Nobuo Uematsu, el mago negro

Hablamos del compositor principal de Final Fantasy, aquel que no necesita presentación.
Nobuo Uematsu, el mago negro
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

De todos los compositores de videojuegos, casi con total seguridad el que menos presentación necesita es el que hoy nos ocupa, pero por ello mismo sería un error avanzar en la columna sin dedicarle una entrada y dar por sentado que no la necesita. Porque sí, la necesita como el que más para poner todo el contenido en orden, de hecho en apenas cuatro artículos ya ha salido mencionado dos veces, así que ya tocaba.

Y es que nadie se ha ganado el reconocimiento del público como Nobuo Uematsu, tanto por experiencia y trayectoria como por haber encabezado una de las franquicias más queridas y que mayor importancia musical atesora. Hoy cogemos el barco volador y nos sumergimos en los deslumbrantes continentes de fantasía de la vieja Squaresoft.

Aquel joven fan de Elton John

Uematsu nació en la ciudad de Kochi, capital de la prefectura del mismo nombre en la isla de Shikoku. Comenzó a tocar el piano por su cuenta en la adolescencia y continuó como autodidacta impulsado por las ganas de dominar el instrumento de su ídolo Elton John. Tras graduarse en la Universidad de Kanagawa estuvo tocando en algunas bandas locales y compuso para unos anuncios. Empezó a trabajar en una tienda de música en Tokyo, donde un empleado de Square le encontró y le preguntó si estaría interesado en poner música a unos juegos. Nobuo aceptó, pero en principio se lo tomó como algo eventual.

Sus andadas en Square se iniciaron en 1985, componiendo para varios juegos que no tuvieron mucho éxito, siendo el primero Cruise Chaser Blassty, un RPG de mechas para PC-88. Otros juegos suyos de esta etapa son King’s Knight, Rad Racer o Square’s Tom Sawyer.

Más adelante nos dejaría algunos trabajos aislados dentro de la compañía asistiendo a sus compañeros. Es el caso de los diez temas que compuso en Chrono Trigger para terminar la obra de Yasunori Mitsuda, que había enfermado, o los que hizo junto a Kenji Ito para Romancing SaGa y el portable Sa·Ga 2, aquí conocido como Final Fantasy Legends II. Pero en el que quizás más se implicó fue en Gun Hazard, spin-off de la saga Front Mission, en el que se nota un estilo similar al que emplearía en las aventuras de Cloud Strife. Aquí colaboró con Mitsuda y otros conocidos de Square: Masashi Hamauzu y Junya Nakano.

La llegada del ángel unialado

El mayor hit de su carrera llegaría en 1987 cuando Hironobu Sakaguchi le reclutó para hacer su "fantasía final", el que en teoría iba a ser el último videojuego de la compañía. Así Final Fantasy se convirtió no solo en el juego que rescató a Square de la bancarrota, sino que acabaría siendo su saga más rentable y algo mucho mayor, la franquicia de RPG más popular de Japón, aunque para ello todavía hiciesen falta unas cuantas secuelas.

 1

Las dos primeras entregas sentaron las bases del organigrama musical de la serie, con piezas tan inolvidables como las escalas arpegiadas del "Prelude", ahora interpretadas con arpa, el leitmotiv del "Chocobo Theme" o el "Victory/Fanfare" del fin de una batalla. Sin embargo sería a partir de Final Fantasy III y sobre todo Final Fantasy IV cuando empezaría a ser un referente, a diferenciarse de otros RPG similares con esa fuerte presencia de la música clásica y el rock progresivo, que siempre han caracterizado a Nobuo Uematsu.

En Final Fantasy VI llegaría la que probablemente sea su obra más completa y madura, que serviría como guía a las tres siguientes, también de gran calidad. Resulta difícil resumir tanta riqueza musical, pero encontramos mayormente piezas sinfónicas, sonatas y baladas de piano con una gran carga emocional. En los combates es cuando suele intervenir su esencia más rockera y desenfadada, siendo los jefes finales uno de los puntos en los que pone toda la carne en el asador. "Dancing Mad" -larga como pocas- o "One-Winged Angel" son auténticas cantatas con reminiscencias del "Carmina Burana" de Carl Orff -igual que "Liberi Fatali" en Final Fantasy VIII - y ponen el broche a las que para muchos están entre las mejores bandas sonoras de la historia de los videojuegos.

Otro elemento que se ha estilado en la música de la saga son los temas cantados, como la nostálgica "Melodies of Life" que hace de motivo principal en Final Fantasy IX o el "Eyes on Me", que hizo vender 500.000 copias del single a la cantante china de pop Faye Wong.

Uematsu también colaboró en la banda sonora de la película Final Fantasy VII Advent Children, que de hecho no es la única de anime en la que ha trabajado.

Por supuesto se han editado muchas colecciones en CD y se han realizado conciertos exclusivos, ya que deben ser con diferencia los juegos sobre los que más se interpretan. El proyecto Distant Worlds: Music from Final Fantasy, conducido por Arnie Roth, dejó tres álbumes y es de las giras más destacables junto con el directo de Final Symphony. Otros discos muy buenos sobre la serie son los Piano Collection, hay uno de casi cada juego principal.

Cabe decir que a partir de la décima entrega, que ya no la hizo en solitario sino junto a Hamauzu y Nakano, lamentablemente Uematsu se empezó a distanciar, ya no volvería a prestar sus partituras más que en las dos entregas MMO de la franquicia, siendo el caso reciente de Final Fantasy XIV ya llevando mucho tiempo fuera de Square Enix.

El nigromante camina sobre la niebla

 2

En 2004 se marcha de la compañía y funda Smile Please, desde donde trabajará para Sakaguchi y su recién formada Mistwalker. Ahora vivirá una nueva etapa mediante esta unión y además haciendo encargos por su cuenta, momento en el que llegan Blue Dragon, Lost Odyssey, The Last Story, Fantasy Life, Lord of Arcana o Fairy Fencer F entre otros.

Durante estos años también se embarca en el proyecto The Black Mages junto a Kenichiro Fukui y Tsuyoshi Sekito como ya mencioné en otro artículo de VGM, una banda en la que tocan en clave de rock algunos de los temas de Final Fantasy. Terminan grabando tres discos antes de separarse en 2010, pero al año forma un nuevo grupo llamado Earthbound Papas, que todavía sigue activo y realiza una tarea similar con otros músicos compañeros.

Aparte de su compañía lleva el sello discográfico Dog Ear Records, que montó en 2006. Publica discos suyos y de otros amigos, como con la BSO de Xenoblade Chronicles.

Para terminar decir que me resulta muy complicado recomendar una sola cosa sobre el señor Uematsu, así que mejor os dejo una pequeña entrevista sobre Final Symphony.

¡Pasad buena semana y feliz año nuevo!

Edgar S. Fuentes
Colaborador
ANTERIORES
Vandal Game Music Konami Kukeiha Club
Vandal Game Music
14:31 16/12/2015
Nos adentramos en la historia del mítico departamento de sonido de Konami.
Vandal Game Music YM2XXX. Auténtico sonido Yamaha
Vandal Game Music
16:31 23/12/2015
Hablamos sobre chips y algunos juegos que han destacado por su sonido.
SIGUIENTE
Vandal Game Music SEGA Sound Team
Vandal Game Music
16:36 6/1/2016
Un repaso al legendario departamento de sonido de SEGA y su grupo S.S.T. Band.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir