Xbox One: Cuenta atrás

En solo una semana, el 22 de noviembre, Xbox One dará sus primeros pasos. Te contamos todo mientras se acerca el 'Day One'.
Xbox One: Cuenta atrás
·

El mes de noviembre de 2013 marcará un antes y un después en el mundo del videojuego. La tan esperada next-gen da sus primeros pasos hoy con la aparición en América de PlayStation 4 y en España el día 29, aunque el tema que nos ocupa hoy es Xbox One y su salida global al mercado programada para el día 22. El Day One, como los de Redmond rezan en el mando especial diseñado para el primer día de la consola, representará para Europa ese gran paso que nos lleva a dejar atrás Xbox 360 para fijarnos en un salto cualitativo a tener muy en cuenta y en unas prestaciones que darán mucho que hablar en los próximos años.

Xbox One: Cuenta atrás

Arranque con polémica

Podemos afirmar que Xbox One nace en una familia consolidada en el mundo del videojuego. Desde su salida al mercado en 2005, Xbox 360 supo crear un grupo de seguidores muy fiel que la han defendido a capa y espada frente a la todopoderosa PS3. Pese a su diferencia de un año la versatilidad de la 360 la ha llevado a conseguir cotas de calidad muy altas y a mantenerse ocho años en el mercado. La sensación general es la de una máquina que nos ha hecho gozar de grandes exclusivas mostrando siempre un rendimiento más que excepcional. Pues bien, este camino de rosas de su antecesora cambió desde el anuncio de Xbox One en mayo de este mismo año. Desde este día Microsoft empezó a recibir críticas primero por el diseño, un poco retro y demasiado grande para el gusto de muchos, y luego por hablar demasiado de televisión y muy poco de juegos, comenzando un alud de montajes y mofas en todos y cada uno de los foros de Internet.

Xbox One: Cuenta atrás 1

Pero el episodio más sonado estaba aún por llegar. El escenario, el E3 de Los Ángeles. Un auditorio lleno a rebosar de periodistas y los diferentes streaming de medio mundo estaban pendientes de lo que Microsoft podía anunciar, y ahí se desencadenó la debacle. El precio de 499 euros/dólares no gustó a nadie, y hablar de la política de segunda mano y sus restricciones hizo bajar la popularidad de la nueva consola a índices inimaginables algunos días antes. El caso es que Microsoft había decidido bloquear del todo la segunda mano además de obligar al usuario a estar conectado a Internet todos los días.

Xbox One en números

Pese a todo ello Microsoft ha seguido una estrategia que ha ido variando a lo largo de estos últimos meses y según llega el día de lanzamiento son más las voces que se muestran próximas a la máquina de Microsoft. Estas polémicas se han ido apagando con rectificaciones en respuesta a las grandes críticas recibidas, y poco a poco la consola se ha podido defender de la mejor forma, poniéndola en las manos de los futuros compradores. Las reacciones del público frente a la nueva Xbox One han ido variando sobre todo al conocer el interior de la máquina.

La creación de los de Redmond cuenta con un procesador AMD de 8 núcleos realizado expresamente para la consola con una velocidad de 1.6GHz por núcleo. La parte de memoria RAM contará con 8GB DDR3 y el disco duro alcanzará las 500 GB. En cuanto a los sistemas de reconocimiento de movimiento Xbox One llega al mercado con Kinect 2.0 de forma inseparable. Este fue otro de los caballos de batalla de los críticos, ya que en principio Kinect debía estar conectado siempre que jugásemos. En todo caso este tema cambió y pese a la cancelación de esta obligatoriedad, la consola vendrá con el periférico en un mismo pack. De ahí que Xbox One llegue 100 euros más cara al mercado que su principal competidora, PlayStation 4.

Xbox One: Cuenta atrás 2

En cuanto al nuevo modo de juego, el de la segunda pantalla, Xbox seguirá contando con el SmartGlass, que presumiblemente tendrá mucha más incidencia en esta generación que en el final de la pasada, en la que este sistema fue más bien testimonial. Por último, el juego online seguirá dependiendo del archiconocido Xbox Live, del que repasamos hace poco en Vandal las nuevas características y que recuperaremos un poco más tarde en este mismo reportaje.

Navegando por Xbox One

Una vez vista la consola en números y también físicamente tocaba el turno a su presencia visual en los menús. El modo de movernos a través de los menús es bastante continuista y no da la sensación de haber cambiado de máquina. Se produce una reestilización de estos y Kinect 2.0 empieza a entrar en juego detectando nuestra presencia de forma automática y reconociendo la voz y las acciones requeridas por esta. Por lo que parece el sistema va muy fluido y la espera se reduce a muy poquitos segundos intercambiando entre aplicaciones sin espera, incluso entrando a juegos que están pausados.

La experiencia en la interfaz también incluye navegación entre los menús referentes a nuestros amigos en la comunidad y sus logros. Un tema que potencia lo social, que como veremos más adelante tendrá muchísima presencia en esta generación que justo ahora empieza. También es cierto que algunas partes de la interfaz serán mucho más "all-in-one" en otros países que en el nuestro, ya que algunas de las aplicaciones destinadas al ocio televisivo y el cine no estarán disponibles en nuestro territorio. Canales como HBO o Netflix no estarían disponibles, aunque sí que dispondremos de otros como Eurosport, Gol TV, Machinima, Wuaki.tv o Zatoo… algo que deja a la consola a medio camino en lo referente a ser el dispositivo definitivo de ocio. Estas aplicaciones vendrán acompañadas de otras como Xbox Video, Internet Explorer, Skype o Upload.

PUBLICIDAD

Controlando a la bestia

El rediseño de la consola de Microsoft también tuvo en cuenta el periférico estrella, el mando. En este punto cabe destacar que el mando de Xbox 360 está considerado uno de los mejores de todos los tiempos, pese a detalles mejorable como la cruceta, por lo que con el nuevo mando en Xbox One han decidido ser conservadores. Según sus desarrolladores el mando cuenta con casi cincuenta cambios respecto al anterior, aunque vemos una línea muy continuista viéndolo a simple vista.

El mando de Xbox One se adapta ahora a más manos con un rediseño que desplaza las zonas de agarre y los gatillos además del espacio destinado a las pilas –sí, las pilas, porqué Microsoft ha vuelto a prescindir de una batería de litio–, lo que nos obligará a optar por el carga y juega o al cambio de estas una vez agotadas. En cuanto a la parte frontal del mando nos encontramos con un rediseño esta vez más visible. El se desplaza a la parte superior central dejando espacio en el centro para los dos botones destinados a los menús. A su derecha los ABXY se encuentran más próximos entre si y también en una posición más baja.

Algo que también cambia y permite un agarre mucho más cómodo son los sticks analógicos que también tienen una tensión más ligera. Finalmente entran en juego los gatillos que ahora incorporan vibración independiente de la del mando, lo que asegura una experiencia de juego diferente. Pegados a estos, LB y RB se desplazan para juntarse y realizar el movimiento de cambio de botones de forma mucho más orgánica, sin ninguna zona muerta entre ellos. Los invitados de esta edición serán una serie de leds que se comunicarán con Kinect para iniciar la consola y seleccionar el jugador para iniciar el juego con sus preferencias jugables.

Xbox One: Cuenta atrás 3

En general se trata de un controlador que ha gustado, que mejora en muchos sentidos aunque seguramente muchos jugadores, acostumbrados a echar horas en el mando de Xbox 360, lo encuentren un poco diferente. Después de haber jugado algunas horas podemos decir que eliminar el espacio destinado a las pilas es un gran acierto. La justificación de ese espacio entre gatillos y RB y LB parece en principio algo incomoda ya que no vemos donde empiezan unos y terminan otros y la posición necesita adaptación. En general el mando ha mejorado un controlador de Xbox 360 que era considerado perfecto por muchos jugadores.

Xbox en la nube

Otra de las armas con las que Microsoft quiere jugar fuerte en esta generación es en el tratamiento de nuestros datos. Según Redmond todos nuestro perfiles, datos, juegos y demás información estará permanentemente en la nube, lo que nos permitirá acceder a ellos desde cualquier Xbox conectada a la red. Este sistema permitirá asimismo compartir vídeos y grabaciones con nuestros amigos además de afectar directamente sobre los juegos y sus características.

Este nuevo sistema no solo actuaría sobre partidas guardadas sino que también lo haría sobre la mejor inteligencia artificial de los juegos creando "avatares" más cercanos a un comportamiento humano haciendo que los personajes con los que competimos cuenten con una comportamiento más real. De esta manera entendemos que la nube sabrá capturar e interpretar nuestros comportamientos para convertirlos en perfiles con los que enfrentarnos y mejorar los juegos. Esto no solo servirá de cara a otros jugadores, sino también para los equipos de desarrollo. En el vídeo anterior el propio Dan Greenawalt, de Forza, explica la experiencia y lo que todo ello puede suponer en la nueva consola.

En busca de la exclusiva

Aunque si hay algo que se convierte en un importante dato a tener en cuenta para los aficionados son los juegos en exclusiva. En este sentido la consola de Microsoft lleva algo de ventaja a su competidora con una mayor cantidad, y aparente calidad, de títulos exclusivos. Entre ellos destacan propuestas como Titanfall (que también saldrá en Xbox 360 y PC), Killer Instinct, Quantum Break, Ryse: Son of Rome, Sunset Overdrive o Project Spark entre otros. Entre estos también se encuentra Forza Motorsport 5, la nueva edición del simulador de carreras por excelencia de Microsoft, o también Dead Rising 3.

Aparte del caballo de batalla que representan estos exclusivos en el mundo de Xbox One, la consola también contará con contenidos exclusivos en algunos juegos como FIFA 14. En cuanto al catálogo multiplataforma no podían faltar el propio FIFA y juegos que van desde NBA 2K14 o su competencia este año, NBA Live, Call of Duty: Ghosts, Battlefield 4, Assassin’s Creed IV Black Flag o Need for Speed Rivals entre otros. Según muchos jugadores este catálogo está aún muy vacío y la diferencia entre una u otra generación puede trabajarse aún más. Pese a ello los que hemos probado ambas consolas os aseguramos que el espectáculo visual está asegurado ya no solo a nivel de gráficos sino también a nivel jugable.

Xbox One: Cuenta atrás 4

Aunque si algo no ha gustado a los seguidores de Xbox es el tema de la retrocompatibilidad. En septiembre recibimos la noticia de que la nube podría entrar en juego para permitirnos jugar a nuestros juegos de Xbox 360, aunque hace pocos días se explicó que los experimentos realizados no obedecían a una experiencia como la compañía esperaba. Albert Penello, de Microsoft, explicaba que si bien "la experiencia es muy interesante, es muy problemática a la vez ya que Microsoft no puede controlar la calidad del servicio ya que ello depende de la conexión a Internet". Después de probar con Halo 4 en esta modalidad, Penello dijo estar muy satisfecho de la experiencia aunque por el momento esto no será posible en Xbox One.

¿Y la segunda mano?

Volviendo sobre nuestros pasos en el reportaje abordamos, dentro del catálogo, la situación de la segunda mano en Xbox One y también la reacción de la marca a las críticas recibidas por la política propuesta durante su presentación. Lo que en un principio parecía prohibir por completo la segunda mano y necesitar una conexión permanente para jugar en la consola ha ido rebajándose hasta hacer desaparecer una y otra totalmente.

Xbox One: Cuenta atrás 5

Con ello se elimina el requerimiento por parte de la máquina de conectarse cada 24 horas para comprobar la posesión de los títulos originales además de eliminar el control en copias de segunda mano. El rechazo tanto por parte de mayoristas como estudios y jugadores hizo que la compañía de Redmond redefiniese todo ello por completo. Las palabras de Don Mattrick, ex presidente del área de entretenimiento de Microsoft fueron claras al respecto:

"Como resultado de la respuesta de la comunidad Xbox, hemos cambiado ciertas políticas de Xbox One"

La consola seguirá requiriendo conexión a Internet tan solo el primer día, para el que ya está previsto una actualización que según Penello "será obligatoria, y hasta que no se instale la consola no será operativa". El juego online, por su parte, dependerá como siempre de Xbox Live, remozado también para la ocasión.

Lo online será más social

Si hay algo que ha evolucionado a lo largo de estos últimos años y que gracias a Xbox 360 se ha popularizado, es el juego online. Esta modalidad ha pasado a ser casi una obligación para todos los juegos, y la evolución de su inseparable Xbox Live ha llevado a Microsoft a crear una comunidad en la que millones de personas se aglutinan para buscar la partida perfecta. En la salida de la consola, y en un panorama en el que lo social toma una importancia cabal, el sistema online de la consola se ha remodelado insertando diferentes utilidades que fomentan no solo el juego compartido sino también las buenas formas dentro de esta gran comunidad.

Once años después de su aparición en Xbox 360 Live es ya un componente más de nuestra consola. En él descargamos demos, gestionamos nuestras partidas en línea, vemos películas y nos comunicamos con nuestros amigos en la red. Pues bien, los siguientes avances pretenden llevar esto al siguiente nivel.

Cazando jerks

La primera de las novedades es intentar limpiar la comunidad de tramposos y malas prácticas. Para ello los responsables de Xbox Live han revisado profundamente un sistema de reputación que ahora también influirá en los emparejamientos en las diferentes partidas. Con este nuevo sistema Michael Dunn, program manager de Microsoft, afirma que:

"Alborotar y molestar en la comunidad a los buenos jugadores tiene consecuencias"

Xbox One: Cuenta atrás 6

Lo tajante de la afirmación demuestra que finalmente la empresa ha tomado cartas en el asunto sobre un tema en el que muchos habían puesto el ojo después de la multitud de críticas generadas. El etiquetado del jugador según su comportamiento mediante diferentes colores permitirá que sepamos enseguida contra que tipo de jugador estamos enfrentándonos. Sobre las dudas generadas por los malos informes más por venganza que con fundamento el propio Dunn asegura que se tendrán en cuenta muchas variables a la hora de determinar esta reputación.

"Desutopizando" la partida perfecta

El segundo movimiento por parte de la compañía relacionado con el juego social es lo que denominan Smart Match, es decir, la partida perfecta con el rival perfecto. De ahí que este nuevo sistema de reputación y el Smart Match estén íntimamente unidos. Este sistema trabajará en segundo plano para buscarnos el enfrentamiento que mejor se adapte a nuestras habilidades y preferencias, teniendo en cuenta nuestro comportamiento y etiqueta dentro del sistema… parece que esta vez tocará ser buenos a la hora de aceptar la derrota.

Xbox One: Cuenta atrás 7

PUBLICIDAD

El poder de la comunidad: Enforcement United

¿Qué necesita Microsoft para llevar a cabo todo este trabajo? Una respuesta clara y rotunda, la colaboración de la comunidad. Ellos mismos afirman tener un grupo de jugadores leal a la marca y también al juego legal. Por todo ello les animan a actuar como "policías" para mantener el orden y la buena praxis en todos los sentidos.

Este Enforcement United no busca sino ser un equipo de moderadores que evalúen si los contenidos y las formas de los diferentes jugadores violan o no las normas de comportamiento. Todo ello quedará recompensado mediante mejoras para los participantes y también de forma numérica en el Xbox Community Level que más tarde puede llevar a estos "ayudantes" a colaborar más estrechamente con los responsables de la marca.

Xbox One: Cuenta atrás 8

Xbox Game Store

Xbox Live actúa como un gran gestor de juego online, pero también lo hace como distribuidor de juegos y contenidos online. En este sentido la consola vive un cambio que nos lleva desde los Xbox Points al dinero contante y sonante. De esta forma Microsoft abandona también el sistema de puntos para gestionarlo todo mediante la moneda en curso de cada país. Asimismo las gestiones dentro de Microsoft, que hasta ahora se traducían en puntos, también tendrán un equivalente en dinero real dependiendo de la categoría del jugador en acciones como renovar la subscripción al servicio o comprar juegos y jugarlos durante un tiempo determinado.

Xbox One: Cuenta atrás 9

Comentábamos en el análisis a fondo realizado sobre Xbox Live y sus novedades que este salto generacional no viene solo, sino que llega con un buen remozado respecto al juego online reforzándolo con una componente social cada vez más presente en nuestras vidas. La revisión de los sistemas de colaboración, participación y un sonido ahora de mejor calidad aumentará seguro las comunicaciones permitiendo un contacto mucho más directo y fluido entre los participantes de esta gran comunidad.

¡Que empiece el espectáculo!

Xbox One será la primera en "pisar" territorio Europeo. Con la salida de PlayStation 4 en América el día 15 de noviembre, el 22 es el día en el que la "next-gen" llegará a nuestro mercado, posteriormente Sony lo hará en Europa el próximo 29 para finalizar esta operación arranque. Un mes cargado de motivos para estar totalmente pendientes del impacto que estas tendrán en el mercado. Pese a todo lo comentado al inicio, la idea de Xbox One ha ido cambiando respecto a un E3 muy flojo en cuanto a marketing. El hecho de ver in-situ la consola ha hecho que muchos recapaciten, aunque en ello ha influido también el trabajo realizado por la propia marca en cuanto al hecho de rehacer sus propios pasos. Rectificar tanto en la segunda mano como en la conexión obligatoria ha sido un gran paso al frente respecto a la postura anterior.

En todo caso nos encontramos ante una de las protagonistas de esta generación que ya ha empezado. Las últimas palabras las tendrán los miles de aficionados que aguardan a su salida en todo el mundo para lanzarse a por ella. ¡Que empiece el juego!

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir