Vandal

Probamos xCloud, el futuro juego en streaming de Microsoft

Rompe las barreras del hardware para disfrutar de tus juegos en cualquier parte. Probamos el juego en la nube de Microsoft.
Probamos xCloud, el futuro juego en streaming de Microsoft
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

Han pasado unos cuantos años desde que eso de la nube se convirtiese en un término en nuestro vocabulario. La tecnología avanza a pasos agigantados, y está claro que la computación remota y el streaming ganan peso cada día. Google, con Stadia, está totalmente volcada en este nuevo formato; Microsoft y Sony, por su parte, parecen verlo como un pilar importante de su estrategia, pero –al menos por ahora– como algo más complementario a su hardware. En este E3 hemos podido probar xCloud, y os traemos nuestras primeras impresiones.

Una realidad tangible

En el Microsoft Theatre, el lugar donde la compañía de Seattle realiza su conferencia del E3, encontrábamos un mostrador repletos de mandos de Xbox One con teléfonos móviles unidos a ellos, en los que se ejecutaban los juegos de manera remota a través de xCloud. Según nos contaron, los centros de datos desde los que se emitía la señal estaban a «cientos de kilómetros», por lo que sería una situación bastante realista, similar a la que podríamos experimentar en nuestra casa.

Jugar a títulos como ‘Gears 4’ en móvil es fantástico, aunque cosas como los subtítulos no están pensadas para una pantalla pequeña.
Jugar a títulos como ‘Gears 4’ en móvil es fantástico, aunque cosas como los subtítulos no están pensadas para una pantalla pequeña.

Aquí pudimos probar varios juegos, como Hellblade: Senua's Sacrifice, Gears of War 4, Resident Evil 7, Forza Horizon 4 y Halo: The Master Chief Collection, juegos bastante dispares que nos pueden servir para hacernos una idea de cómo puede funcionar este servicio. La respuesta, de manera clara y resumida, es que todos son perfectamente jugables.

PUBLICIDAD

Microsoft nos ha dejado claro, en una presentación a puerta cerrada a la que hemos asistido, que quieren que la gente pueda jugar a lo que quiera, cuando quiera y como quiera, y xCloud forma parte de esa ambición. Pero Microsoft sabe que las consolas y los ordenadores jugarán un papel clave en la industria, y no pretende sustituirlos con su juego en la nube.

De hecho, a veces parece un poco de magia ver un juego como Forza Horizon 4 en un móvil, pero la experiencia no es comparable a jugar en nuestra Xbox One X a 4K y HDR y con un input lag menor. Porque, sí, es posible notar un pequeño retraso desde que pulsamos el botón hasta que reacciona el juego; el tiempo que tarda en mandarse la orden, ejecutarse de manera remota, comprimirse el vídeo, enviarse y descomprimirse. Podéis verlo en el vídeo a continuación.

El servicio está pensado no sólo para móviles, sino para cualquier dispositivo.
El servicio está pensado no sólo para móviles, sino para cualquier dispositivo.

Hemos podido jugar a todos estos títulos sin problemas, shooters incluidos, ya que tras unos minutos nuestro cerebro se adapta y responde sin problema, pero puede que no sea suficiente para los juegos –o jugadores– más exigentes. También es imposible hacer una comparación directa. Un televisor puede tener más o menos tiempo de retraso a la hora de procesar la imagen, y es incluso posible que si cierta pantalla tiene bastante input lag, la respuesta de xCloud sea bastante similar al juego local. Lo normal, eso sí, es que el retraso de un televisor o monitor en modo juego sea sensiblemente menor al de xCloud.

Eso no quita que xCloud nos parezca el complemento perfecto. Poder, en cualquier parte, acceder a nuestros juegos y disfrutarlos de manera remota nos parece genial. Echarnos una partida rápida durante un descanso en la oficina, o poder acceder a nuestra ludoteca mientras estamos de viaje es una adición fantástica, que además será gratuita para los poseedores de una Xbox One.

El futuro empieza en octubre

Los poseedores de una Xbox One podrán convertir el próximo mes de octubre su consola en un servidor personal de xCloud, y acceder sin ningún coste adicional a su catálogo de juegos –Game Pass incluido– en cualquier parte. El coste que pueda tener el servicio sin una consola todavía no se ha confirmado.

A partir de octubre podremos acceder a nuestra consola Xbox One en nuestro móvil o tableta.
A partir de octubre podremos acceder a nuestra consola Xbox One en nuestro móvil o tableta.

Como os podéis imaginar, si recurrís a vuestra propia consola, la calidad de la imagen y la latencia dependerá de vuestra conexión y, en cierta medida, de lo lejos que estéis de ella. Nuestra experiencia, en el nivel más puramente visual, ha sido bastante positiva. Los móviles estaban conectados –obviamente– por wifi a internet, y el resultado nos ha gustado.

Para que os hagáis una idea, ha sido casi en todo momento parecido al de ver un vídeo en YouTube a muy buena calidad, aunque con algún tirón muy puntual. En las zonas más oscuras y en los momentos de más acción fue posible ver algunos bloques en la imagen, algo habitual en los vídeos comprimidos, pero en general la calidad es totalmente aceptable.

Un problema que quizás no muchos tienen en cuenta es que son juegos diseñados para jugarse en una pantalla de tamaño considerable, y hay cosas que no están adaptadas para la pantalla de un móvil. Los subtítulos pueden ser casi ilegibles, y algunos menús un tanto complicados de navegar.

Más adelante, sólo nos hará falta un mando y un dispositivo compatible con xCloud para jugar a títulos de Xbox.
Más adelante, sólo nos hará falta un mando y un dispositivo compatible con xCloud para jugar a títulos de Xbox.

La lucha por la nube

xCloud es real, tangible y perfectamente jugable. No creemos que pueda sustituir a las consolas para los jugadores más exigentes como nosotros, pero puede ser una alternativa perfectamente válida para un público más casual y, además, un complemento fantástico para todo el mundo. Obviamente, mucha gente querrá disfrutar de Gears of War 5 a 4K y HDR en una pedazo de pantalla, pero también es posible que se te apetezca echar una partida rápida de vez en cuando estando fuera de casa. O quizás quieres jugar a Hollow Knight, y tu pantalla del móvil es más que suficiente para disfrutarlo.

PUBLICIDAD

Microsoft ya ha dicho que sigue comprometida con el ordenador y las consolas, y xCloud es sólo un paso más para hacer que todo el mundo pueda jugar cuando quiera, como quiera y donde quiera, y no parece que vaya a llevarse el modelo tradicional a ninguna parte. En octubre podremos convertir nuestra Xbox One en un servidor personal de xCould y empezar a descubrir nuestra ludoteca –y todo el catálogo de Game Pass– en cualquier parte.

Hemos realizado estas impresiones tras probar varios juegos siendo ejecutados con xCloud en el Showcase de Microsoft en el E3 2019.

Juan Rubio
Colaborador
Juan empezó en Vandal hablando de juegos perdidos en su columna Lo que pudo ser. Quién le iba a decir que la cancelación de Silent Hills lo traumatizaría de por vida. Cada mañana se levanta rezando porque alguien con talento recupere la saga, pero se conforma con un Skate 4 o hasta un Klonoa nuevo.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir