Vandal
Los mejores juegos con dinosaurios

Los mejores juegos con dinosaurios

Repasa con nosotros algunos de los mejores videojuegos con dinosaurios de la historia del medio. ¡No hemos reparado en gastos!

¿Qué tienen los dinosaurios? ¿Cómo pueden fascinarnos tanto unas criaturas que se extinguieron hace más de 65 millones de años? Los enormes lagartos prehistóricos han ejercido una mágica y casi inquebrantable influencia sobre generaciones enteras, que han crecido bajo las patas, cuellos e incontables filas de dientes de estos animales. Desde el descubrimiento en el siglo XIX y el acuño por el anatomista y naturalista británico Richard Owen de la palabra dinosaurio -del griego, deinos y saurio, que viene a significar 'lagarto terrible'-, estas criaturas han estado muy presentes en la ciencia, la cultura y el mundo del entretenimiento.

Durante años, los dinosaurios han sido protagonistas de las más variadas discusiones, teorías y debates científicos. Han sido pieza clave en la evolución y la adaptación de las especies, han sido objeto de estudio a la hora de elaborar teorías sobre su propia extinción y han conseguido que comprendamos cómo se desarrolló y proliferó la vida durante el Mesozoico, el periodo de más 186 millones de años en el que reinaron sin discusión en la Tierra. Durante el Triásico, el Jurásico y el Cretácico, los dinosaurios se extendieron por el planeta sin oposición. Desde la aparición de los primeros arcosaurios, estos vertebrados terrestres fueron la especie dominante durante más de 135 millones de años.

Hablamos de un grupo diverso, con más de 500 géneros distintos, más de mil especies identificadas y de las más diferentes formas, tamaños y naturalezas. Existieron dinosaurios bípedos o cuadrúpedos, gigantescos saurópodos como los titanosaurios -cuya máxima longitud se estima entre 30 y 40 metros- o los enormes carnívoros, con terópodos muy conocidos como los tiranosaurios, con el Tyrannosaurus rex en la cabeza como principal exponente. Conforme las técnicas de descubrimientos de fósiles fueron mejorándose, la paleontología profirió perfiles de dinosaurios más realistas, alejados de las imágenes de lagartos tontos que durante buena parte del siglo XX empapó el imaginario colectivo. Estos extintos animales pasaron de ser estúpidos, lentos y de movimientos fríos -como los reptiles-, a ser rápidos, letales y mostrar comportamientos complejos, que los acercaban más a lo que podemos ver hoy con las aves modernas. De hecho, ya es un hecho científico irrebatible que gran parte de ellos estaban cubiertos de plumas.

PUBLICIDAD

La explosión de vida que vivió la Tierra con los dinosaurios ha inspirado a directores de cine y televisión, escritores, artistas y creadores de videojuegos, que nos han ofrecido sus propias recetas a la hora de incluirlos en sus obras y propuestas de entretenimiento, arrojando por el camino interesantes preguntas y cuestiones. ¿Tenían los dinosaurios la sangre caliente? ¿Por qué nos despiertan ese miedo primario? ¿Cuál fue el verdadero motivo de su extinción? ¿Podríamos haber llegado a convivir con ellos?

En cualquier caso, y aunque parece ser que será imposible que un brachiosaurio se nos asome a la ventana de un cuarto piso mientras desayunamos, en Vandal seleccionamos los mejores videojuegos con dinosaurios, aquellos que mejor han conseguido representarlos en píxel y polígono. ¡No hemos reparado en gastos!

Jurassic Park: Operación Génesis

En 2003, Jurassic Park parecía una saga un tanto olvidada. Los éxitos de Jurassic Park (1993) y El mundo perdido (1997) en el cine quedaban muy atrás, y Jurassic Park III parecía más un eco de un telefilm hinchado para ser presentado en formato cinematográfico que otra cosa. Vivendi Universal Games y Blue Tongue -en colaboración con Konami en algunas partes del mundo- decidieron darle la vuelta la tortilla a la mayoría de videojuegos basados en la licencia jurásica.

Si hasta la fecha, los videojuegos de Parque Jurásico habían estado enfocados en la acción, los plataformas o incluso los puzles, sus desarrolladores vieron que el concepto básico de la novela original de Michael Crichton, el construir un parque temático con dinosaurios, era la clave para ser fieles y entretener al mismo tiempo. Jurassic Park: Operación Génesis se estrenó en Xbox, PlayStation 2 y PC con gran éxito, ofreciéndonos la posibilidad de revivir el sueño de John Hammond. Teníamos en nuestra manos la opción de levantar un parque de la nada, construyendo cercas, centros de visitantes, restaurantes o tiendas de regalos, y recogiendo ADN y ámbar desde todas las partes del mundo para mostrar los dinosaurios más atractivos para los turistas. Mezclando gestión con grandes gráficos y posibilidades -incluso podríamos recrear la famosa Zona B en Sorna-, el juego se convirtió en un éxito memorable.

Dino Crisis

Capcom consiguió sorprender a propios y extraños con Resident Evil, un videojuego que revivió el género survival horror, asentando las bases jugables para una serie de títulos que a posteriori cogerían y reformularían los ingredientes de su aventura con zombis, mutantes y toques gore y de terror. En el seno de la empresa japonesa, tras mucho pensarlo, decidieron ir un poco más allá: ¿por qué no usar la misma estructura con dinosaurios en lugar de no muertos? Dino Crisis en 1999 fue apadrinado y desarrollado por gran parte del equipo original de Resident Evil, incluyendo a Shinji Mikami entre ellos.

Su historia nos invitaba a encarnar a Regina, una agente de operaciones especiales que debía infiltrarse en un complejo de investigación en una remota isla. Pronto la cosa se iba de madre y nuestro equipo se veía emboscado por feroces dinosaurios, que nos irían haciendo la vida imposible a lo largo de la aventura. La estructura jugable era muy parecida a la de su saga predilecta de zombis, pero la inclusión de gráficos completamente generados en 3D y la rapidez de los Velociraptores, modificaron mucho las mecánicas, algo que llevó a la propia Capcom a usar el término ‘panic horror’ para definir al título. Uno de los mejores títulos con dinosaurios disponibles para Dreamcast, PlayStation y PC.

Turok: Dinosaur Hunter

Los orígenes de Turok se remontan mucho antes al célebre juego de Nintendo 64. El guerrero indio cazador de dinosaurios lleva abatiendo presas prehistóricas y enfrentándose a los más variados enemigos de su pueblo desde mediados de los años cincuenta, protagonizando cientos de cómics que han ido pasando de editorial a editorial. Los juegos publicados y editados por Acclaim Entertainment desde 1997, con Turok: Dinosaur Hunter a la cabeza, consiguieron popularizar al héroe, que se convirtió en todo un símbolo del ocio electrónico.

El primer videojuego lanzado, a cargo de Iguana Entertainment, consiguió exprimir al máximo las capacidades de la consola de 64 bits de Nintendo, presentando un remoto mundo prehistórico lleno de dinosaurios, mutantes, bestias de todo tipo y ciborgs. Diseño como un título de acción en primera persona, el juego mezclaba con atino exploración, puzles sencillos y combates, ofreciéndonos una historia con viajes en el tiempo y artefactos arcanos. El éxito proporcionó la posibilidad a Acclaim Entertainment de estrenar varias secuelas, llevar su título a otras plataformas e incluso probar suerte con un reinicio en 2008 que no llegó a cuajar. Ahora ha contado unos interesantes remastered.

Lost Eden

1995. Las aventuras gráficas era toda una tendencia y una moda dentro del ocio electrónico, y los videojuegos comenzaban a usar -casi de forma indiscriminada-, la potencia de las consolas y los PC que incorporaban formatos ópticos como el CD para incluir secuencias de vídeo y audio o mejores gráficos. Lost Eden, de Interplay, nos proponía viajar un mundo de fantasía plagado de dinosaurios, algunos con capacidad de hablar y de inusitada inteligencia, mientras nos invitaban a desvelar el misterio y la enorme amenaza que atenazaba a un enorme continente en el que saurios y humanos convivían en paz antes de nuestra llegada. Los años pueden haberlo tratado mal, pero su estilo artístico y su cuidada banda sonora, siguen siendo más que notables.

Cadillacs y Dinosaurios (Recreativa)

El dibujante y escritor de cómics Mark Schultz cuajó en 1986 una idea que a la postre se convertiría en un punto de partida ideal para uno de los mejores videojuegos jamás lanzados en recreativa alguna. Bajo el nombre de Xenozoic Tales, Schultz nos trasladaba a un mundo postapocalíptico en el que la Tierra acababa destrozada por completo tras una serie de desastres ecológicos y climáticos provocados por el ser humano. Tras cientos de años, los seres humanos volvían a la superficie tras haberse ocultado del caos, y encontraban que los dinosaurios habían vuelto a la vida como especie dominante.

El cómic gozó de gran éxito -tres premios Eisner así lo avalan-, y acabó convirtiéndose en una serie de dibujos animados llamada Cadillacs y Dinosaurios, que dio origen a varios juegos como el de la recreativa de Capcom, lanzado en 1992. Usando un planteamiento similar al de otros beat’em up de scroll lateral como Final Fight y Street of Rage, el título de recreativas nos trasladaba a este escenario futurista, en el que las ruinas de la civilización se mezclan con un mundo lleno de mutantes, mercaderes y mercenarios de todo tipo, y en el que Jack Tenrec, Hannah Dundee, O’Bradovich Mess y Mustapha Cairo, luchaban a puños y armas contra todos aquellos que se cruzaban por delante. Un prodigio técnico en 2D que, desgraciadamente, jamás contó con versión para consola.

ARK: Survival Evolved

Hace unos años, antes del boom de los battle royale, los videojuegos de supervivencia toparon la actualidad del mundo del ocio electrónico. Por doquier salían juegos que nos invitaban a sobrevivir en entornos peligrosos, selváticos o desérticos, mientras buscábamos las fórmulas necesarias para recoger materiales y recursos para construir refugios, hacer mejores armas o curarnos de las inclemencias del tiempo.

ARK: Survival Evolved recogía todos esos elementos, y a través de un primer mapa con más de 48 kilómetros cuadrados de extensión, los mezclaba con la aparición de dinosaurios y animales del pasado de diversa índole y condición. Con una vista en tercera o primera persona, y ofreciendo una clara vertiente multijugador en sus características jugables, ARK potencia la doma y el uso de estos dinosaurios como mascotas y monturas, consiguiendo que el sueño húmedo de los fans de Dino Raiders se hiciera realidad al brindarnos la oportunidad de cabalgar y desatar el caos con un tiranosaurio armado hasta los dientes.

Primal Carnage

Primal Carnage, en 2012, decidió ofrecer una vertiente diferente en los videojuegos de acción multijugador. Desarrollado por Lukewarm Media, Primal Carnage se trataba de un título multijugador asimétrico, en el que los usuarios podrían ser marines y mercenarios armados con los ingenios más modernos imaginables o peligrosas bestias prehistóricas de malas pulgas. A través de una perspectiva en primera persona para los hombres y una de tercera persona para los dinosaurios, el juego nos trasladaba a una isla remota en la que una corporación militar había comenzado a experimentar con los saurios.

Lógicamente, la cosa se desmadra, y pronto un grupo de élite tiene que ir allí a limpiar el desaguisado. El videojuego incorporaba distintos niveles, dinosaurios como el Tyrannosaurus, el Spinosaurus, el Carnotaurus, el reptil volador Pteranodon o incluso el Dilophosaurus, cada uno con sus propias habilidades y debilidades, que unidas a las contrapartidas humanas, ofrecían una jugabilidad bastante diferente a lo habitual en el género. Pasó sin pena ni gloria para muchos, pero su acción frenética y sus gráficos, basados en Unreal Engine, ofrecieron una presentación sin igual en su día.

Peter Jackson’s King Kong

El director neozelandés Peter Jackson conquistó las taquillas y los corazones de medio planeta con su adaptación cinematográfica de El señor de los anillos. En 2005, y tras recibir un buen puñado de premios de la Academia, decidió embarcarse en lo que se considera el capricho más caro del séptimo arte: su adaptación de King Kong. Universal Pictures le permitió dar rienda suelta a su imaginación, con una cinta de aventuras pluscuamperfecta que nos devolvió a la famosa Isla de la Calavera y que contó en su reparto con caras conocidas como Naomi Watts, Jack Black y Adrien Brody, así como un espectacular Andy Serkis como Kong. Y junto a la habitual plétora de productos y muñecos, llegó el videojuego, que estuvo a cargo de Ubisoft y que fue apadrinado, ni más ni menos, que por el creativo Michael Ancel.

El juego, una aventura en primera y tercera persona, se alejaba de la película en muchos aspectos, pero nos ofrecía una historia de supervivencia, acción y puzles en una isla con un ecosistema lleno de formas de vida prehistóricas. Podíamos encarnar a Kong y luchar contra los Vastatosaurus rex o ser uno de los miembros de la expedición y buscarnos la vida para combatir contra insectos gigantes, depredadores de piel escamosa o enormes murciélagos. Con mecánicas originales -como el uso del fuego o de cebos-, en Peter Jackson’s King Kong ofrecía una curiosa mezcla jugable y un número de especies de dinosaurios única en su tenebrosa ambientación.

Bermuda Syndrome

En 1995, la dinomanía estaba todavía causando estragos. El estreno de Parque jurásico en 1993 y el auge del interés por parte del público en la paleontología propició que los más variados desarrolladores quisieran su parte del pastel. Century Interactive y BMG Interactive decidieron probar suerte con Bermuda Syndrome, un videojuego de acción y aventura de rompecabezas en tercera persona con fuertes reminiscencias al emblemático Flashblack.

Trasladándonos a la Segunda Guerra Mundial, Bermuda Syndrome jugaba con la idea de la hipótesis del mundo perdido, invitándonos a encarnar a un piloto de un bombardero de los aliados que se veía envuelto en un misterioso portal que lo trasladaba a una isla llena de dinosaurios y civilizaciones perdidas. Técnicamente era -y es- una auténtica pieza de arte, con fondos y escenarios detallados hasta la extenuación, un increíble plantel de monstruos y dinosaurios y una jugabilidad a prueba de bombas, pese a la gran dificultad de alguno de sus puzles.

Dino Crisis 2

El éxito de Dino Crisis (1999) fue casi instantáneo, ofreciéndole a Capcom la posibilidad de lanzar una segunda parte más grande, con más dinosaurios y más ruido mediático, que decidió apostar por un estilo mucho más enfocado hacia la acción y los disparos que su primera entrega. Dino Crisis 2 (2000) seguía con la historia del descubrimiento de fuentes de energía alternativas, trasladando en esta ocasión a Regina y Dylan -protagonistas- y a toda una ciudad, a un pasado remoto lleno de dinosaurios de todo tipo.

Apostando por fondos pre-renderizados en lugar de escenarios completamente tridimensionales, Dino Crisis 2 presentaba un sistema en el que el jugador debía hacer frente a una jugabilidad muy arcade, que recompensaba a los usuarios por abatir bestias prehistóricas. El juego incluía una variedad ingente de dinosaurios, desde los habituales raptores a un enorme Giganotosaurus -villano principal de la función-, pasando por reptiles marinos, pterosaurios y enormes herbívoros. Con unos modelados para los dinosaurios exquisitos para la época, y un catálogo de criaturas que haría envidiar al mismísimo Steven Spielberg, Dino Crisis 2 quizás no sea un juego tan redondo como su primera parte, pero merece un puesto de honor.

LEGO Jurassic World

Desde Vandal siempre hemos defendido una máxima: las mejores adaptaciones de películas al mundo de los videojuegos, casi siempre suelen tener los bloques y personajes LEGO como protagonistas. Si con Star Wars o Piratas del Caribe ya consiguieron establecer loables hitos para sus respectivos mundos y universos, con Jurassic Park y Jurassic World la historia se volvió a repetir. LEGO Jurassic World coincidió con el lanzamiento del film Jurassic World en 2015, devolviendo la saga de los dinosaurios creados con ingeniería genética de Spielberg al gran público.

El título, a través de 20 niveles basados en las películas de la serie, nos ofrecía puzles, acción y aventura en solitario y cooperativo, permitiéndonos recrear algunas de las secuencias más emblemáticas de sus homólogas cinematográficas. Personajes como Alan Grant, Ian Malcolm y Owen Grady eran protagonistas absolutos, compartiendo pantalla con más de 20 especies de dinosaurios extraídas de la lista de animales creados por InGen. Colorido y con una estética fiel y respetuosa, LEGO Jurassic World es una forma divertida y especial de acercarse a Isla Nubla, Sorna y el legado de John Hammond.

E.V.O: Search for Eden

La irrupción de las consolas de 16 bits aumentó las posibilidades de los desarrolladores a la hora de mostrar mejores historias y mundos en pantalla, ofreciéndoles mejoras herramientas y sistemas. En 1992, Almanic Corporation y Enix presentaron en Super Nintendo el cartucho E.V.O: Search for Eden, un juego de plataformas con ciertos toques de rol que nos ofrecía la posibilidad de crear y diseñar una criatura desde cero, haciéndola evolucionar por entornos prehistóricos de diversa índole.

Al igual que el posterior Spore, en E.V.O luchábamos por la supervivencia desde el periodo Cámbrico y Ordovícico, pasando por el Carbonífero, el Mesozoico, el Neógeno y el Cuaternario. Cada uno, con su propio mapa de niveles y escenarios temáticos, nos presentaba una serie de retos en el que desarrollar a nuestra criatura, enfrentándonos a animales prehistóricos de todo tipo, tanto reales en forma de dinosaurios a otros un poco más estrafalarios, contándonos por el camino una historia de dioses, cristales mágicos y una búsqueda incesante del Edén de cara a ser la especie elegida.

The Isle

¿Se puede hacer un videojuego divertido protagonizado por dinosaurios y que a la vez sea lo suficientemente realista como para ser considerado un referente? Sí, The Isle. No es un título muy conocido, y sigue en una fase de beta y desarrollo en acceso anticipado casi permanente, pero la propuesta de Afterthought es muy interesante. The Isle nos invita a encarnar a un dinosaurio, el que queramos de una lista de más de treinta especies distintas, y nos lanza a sobrevivir en una enorme extensión de terreno natural conocida como ‘La isla’.

Allí, y a lo largo y ancho de bosques, llanuras, montañas, ríos y selvas, tendremos que intentar sobrevivir esquivando a las más variadas amenazas, relacionándonos con otros animales de nuestra especie y evitando que otros dinosaurios o humanos nos intenten abatir. El videojuego está principalmente orientado al multijugador, con soporte para hasta 100 usuarios por servidor. The Isle incluye mecánicas muy interesantes, como la de la alimentación, la sed o incluso la madurez, presentando gráficos en tres dimensiones muy cuidados y unos diseños anatómicos para los dinosaurios casi perfectos.

theHunter: Primal

theHunter: Primal es un videojuego de supervivencia y acción, parte de la emblemática y asentada saga theHunter, que nos invita a salir adelante en un remoto planeta conocido como Primal Eden. Allí, la vida se ha quedado estancada en el Cretácico, y los dinosaurios reinan y ejercen su supremacía biológica en un mapa enorme, de más de 24 kilómetros cuadrados de extensión.

En theHunter: Primal tendremos que cazar, explorar por entornos de todo tipo -desde bosques y selvas a llanuras de hierba alta o playas- y sobrevivir a los continuados achaques de las cinco grandes especies que habitan este satélite alejado de la mano de Dios. Si bien es un poco limitado en términos jugables, y puede hacerse algo repetitivo -una vez emprendamos varias partidas de caza nos daremos cuenta de que poco o nada más se puede hacer-, el videojuego de Avalanche Studios y Expansive Worlds tiene una gran comunidad de jugadores, un buen apartado técnico, varios modos de juego -PvE y PvP- y unos dinosaurios realmente temibles.

Joe & Mac: Caveman Ninja

Joe & Mac: Caveman Ninja es uno de los videojuegos arcade más míticos de Data East. Lanzado en 1991, las aventuras de estos dos cavernícolas pronto dio el salto a las más variadas consolas. Este divertido videojuego de plataformas y acción nos cuenta la historia de Joe y Mac, dos trogloditas cuya tribu es un día asaltada por un grupo de peligrosos neardentales. Luego de raptar a todas a las mujeres y niños, ambos cavernícolas deciden ir en su búsqueda para hacerles pagar tamaña afrenta. El videojuego, colorido y muy entretenido, nos presentaba un mundo prehistórico, lleno de criaturas y dinosaurios de todo tipo, a los cuales teníamos que hacer frente con una serie de herramientas paleolíticas. Un videojuego que se ha grabado a fuego en la memoria de miles de jugadores de todo el mundo.

ParaWorld

Los título de estrategia también han tenido su ración especial de dinosaurios. En 2006, ParaWorld nos presentó un universo prehistórico único, lleno de dinosaurios y criaturas del pasado más remoto, explorando una jugabilidad muy parecida a la de Age of Empires, y en el que el ser humano existe bajo los designios de monstruos antediluvianos más grandes que él. ParaWorld nos permitía escoger tribus diversas, y además de garantizar su futuro en base a la recolección de recursos, combatíamos por la supremacía contra otras facciones o cazábamos y domesticábamos animales más grandes. Y todo ello en 3D.

Saurian

¿Hablamos del videojuego con dinosaurios más realista de cuántos hay disponibles en el mercado? Posiblemente. Saurian es un videojuego independiente, de bajo presupuesto, pero que tiene una ambición increíble. Sus desarrolladores quieren recrear, con todo lujo de detalles, el ecosistema de vida que encontrábamos en Hell Creek, una formación geológica situada en la actual Norteamérica que se estudia con especial interés por los paleontólogos debido a su gran cantidad de fósiles del Cretácico.

Y al parecer, lo están consiguiendo. Se trata de un juego de simulación y supervivencia en tercera persona, que nos permite tomar el control de un buen número de especies y dinosaurios de la zona. Se trata de una recreación muy exacta y con absoluta veracidad científica, algo que se aplica desde al comportamiento y el aspecto de los dinosaurios, tanto carnívoros como herbívoros, a la flora y fauna del lugar. Disponible en el Acceso anticipado de Steam, cualquiera que ame los dinosaurios debería probarlo.

Dinotopia: The Sunstone Odyssey y The Timestone Pirates

En 1992, el ilustrado y escritor James Gurney publicó el primer libro de Dinotopia, una utopía de ficción que nos trasladaba a un mundo en el que dinosaurios y seres humanos conviven en armonía, encontrándose especies de saurios con diferentes niveles de inteligencia. Con toques ‘steampunk’, los libros de se volvieron todo un éxito, vendiendo millones de copias e inspirando una serie de televisión, novelas, juegos de mesa e incluso videojuegos.

Si bien la calidad de The Sunstone Odyssey y The Timestone Pirates -las más recientes encarnaciones para consolas de sobremesa y la portátil Game Boy Adavanced- no era muy allá, la traslación de su particular universo onírico, en el que grandes saurópodos pasean por las calles de un mundo casi victoriano, fue perfecta pese a las limitaciones de la época. Podíamos enfrentarnos a distintos carnívoros y pasear montados en un hadrosaurio por escenarios de fantasía, y eso siempre nos ha parecido más que suficiente.

Carnivores: Dinosaur Hunter Reborn

Digital Dreams decidió renovar en 2015 una de sus sagas más longevas -y con mayor número de de entregas-, Carnivores. Con un nuevo videojuego titulado Carnivores: Dinosaur Hunter Reborn, se nos ofrecía la posibilidad de cazar a algunas de las especies más peligrosas y gigantescas que jamás hayan pisado la faz de la Tierra. El título incluye varios ambientes, escenarios y parajes, por los que debemos desplazarnos de forma libre gracias a una estructura de mundo abierto.

Siguiendo la pista de distintas presas, nuestra misión es la de abatir las más diversas especies de dinosaurios, usando rastreo de GPS, armas de todo calibre y rifles de tranquilizantes. Carnivores: Dinosaur Hunter Reborn mejoraba los gráficos, incorporaba una inteligencia muy cuidada -los dinosaurios pueden olernos o sentirnos a cierta distancia- y añadía una curiosa sala de trofeos interactivos con todos nuestros premios.

The Lost World (Recreativa)

The Lost World: Jurassic Park no gustó a todos por igual. La secuela de Jurassic Park en su ámbito cinematográfico se desviaba de la novela de Michael Crichton, presentando una historia que guardaba puntos comunes pero que ahondaba más en el traslado de los dinosaurios de Isla Sorna, la zona B en la que se criaban los animales de forma industrial para su posterior traslado al parque temático de Hammond, que en otra cosa. En cualquier caso, la cinta fue un éxito tremendo, desatando -una vez más- la fiebre por los dinosaurios en los años noventa. Además de muñecos y productos de todo tipo, se lanzaron varios videojuegos para varias plataformas, siendo The Lost World, en su vertiente recreativa, la encarnación más loable.

PUBLICIDAD

Usando una cabina con dos pistolas y unos gráficos 3D increíbles para la época -gracias a la placa AM3-, SEGA, que ya desarrolló la primera recreativa de la saga, nos llevaba a Sorna en una desesperada búsqueda por Ian Malcolm y Sarah Harding. A través de cuatro niveles y con batallas finales protagonizadas por dinosaurios de la talla del Deinosuchus, el Tyrannosaurus y el Carnotaurus, así como con incesantes ataques de los Velociraptores, la recreativa era un juego frenético, muy cinematográfico, que incluía secuencias que luego fueron descartadas en el guion final del film.

En forosComentar en nuestros foros

REHome · 18/06/2018 16:03
¿Harán Dino Crisis si o no?
Capcom de las narices.

Tomoko · 15/06/2018 08:50
Me encanto el reportaje,me encantan los juegos con dinos me los compro todos xd,mucho cariño al genesis y al The lost world.

Cl1ntEastw00d · 09/06/2018 13:09
Me he acordado de Chuck Rock de Master System. Uno de los juegos más feos que he visto en mi vida. Pero salían dinosaurios.

Enlil · 08/06/2018 19:30
[respuesta:46]Mira en la psstore de playstation 3 o el de la psvita o si quieres real hardware, ebay o amazon si tienes suerte.[/respuesta]

SrTareC · 08/06/2018 18:56
Mira en Wallapop o eBay :)

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir